Ir al contenido principal
Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

Por qué Google y Amazon se encuentran con dificultades en el campo de los videojuegos

New World Amazon
Artículo de opinión sobre los obstáculos que se están encontrando dos de las compañías más poderosas del mundo, Amazon y Google, para entrar en la industria de los videojuegos. ¿Cuáles son los errores que han cometido y por qué se produce el cierre de sus estudios y cancelación de proyectos?

Hace ya 2 años escribí un blog sobre el futuro de la industria de los videojuegos, como un enfrentamiento entre megacorporaciones. En aquel artículo hablaba de la concentración de compañías y estudios en manos de empresas gigantescas como Tencent Holdings (con participaciones en Epic Games, Activision, Ubisoft, Riot o PUBG) y la intención de dos "monstruos" como Google y Amazon de entrar en el campo de los videojuegos. 

La estrategia de ambas era, en cierto modo similar. Tanto Google como Amazon presentaban sendos servicios de juego por streaming. (Google Stadia que se lanzó en 2019 y Amazon Luna, que por el momento sólo está disponible mediante invitación, y que más adelante llegará a early access). 

amazon luna

Y también habían apostado por la creación de estudios de desarrollo propios, Amazon Game Studios y Stadia G&E, fichando a personalidades relevantes de la industria como los veteranos Phil Harrison (Sony Worldwide Studios, Atari, Microsoft) y Jade Raymond (Ubisoft y Electronic Arts). Y sin embargo, ayer se anunciaba el cierre de los estudios de desarrollo de Google

El cierre de estudios y cancelación de proyectos también llegó a Amazon Games, con varios proyectos sin anunciar cancelados en 2019. El pasado mes de octubre Amazon Games anunció el final de Crucible, un "shooter" MOBA que se había lanzado el mes de mayo y que tan sólo un mes más tarde volvió a su estado de beta cerrada. Aquí podéis leer nuestras impresiones de Crucible.

Actualmente, Amazon Game Studios todavía está trabajando en el MMO para PC New World y en un juego basado en El señor de los anillos (también hay una serie en desarrollo para Amazon Prime) con veteranos de juegos online como WOW o Destiny. 

Los motivos del fracaso de Amazon y Google

Parece imposible que dos colosos así (las ventas netas de Amazon desde junio de 2019 a 2020 ascienden a 163.000 millones de dólares y en 2019 Google anunció unos beneficios de 113.260 millones de dólares) se hayan encontrado con estas dificultades en una industria que se encuentra en su mejor momento.

Pero, ¿cuál es el motivo de de su fracaso en el campo de los videojuegos? He tratado de desglosar las diferentes razones de su complicado arranque, y no son pocos. Quizá el primero de ellos sea el desconocimiento de la industria. Tomemos Crucible como ejemplo; un juego de acción "free to play" con elementos de hero shooter, como Overwatch o Valorant

Por mucho talento (y presupuesto) que uno posea en su equipo, resulta complicado competir con los juegos de Blizzard o Riot, que ya tienen una legión de seguidores y que han ido realizando ajustes y mejoras a lo largo del tiempo. Da la sensación de que alguien se reunió alrededor de una mesa y preguntó ¿qué es lo que funciona, los juegos de disparos en primera persona con personajes únicos? Pues hagamos uno.

El problema es que los dos títulos que hemos mencionado tienen detrás un desarrollo más largo, a cargo de un equipo con más experiencia. Un desarrollo así implica encontrar un equilibrio perfecto entre "roles" y un elenco de héroes con personalidad que resulten atractivos para la audiencia, además de un "gunplay" profundo y entretenido. Muchas veces hemos bromeado acerca de cómo parecían personajes diseñados pensando en el cosplay y el fanart. Algo que le faltaba a Crucible.

Impresiones Crucible

Tengo una sensación parecida con New World, ¿será capaz de competir con WOW, que tiene una legión de seguidores incondicionales? 

Otro de los problemas ha sido la agenda de lanzamiento. Stadia arrancó muy bien, con la posibilidad de jugar Gylt, de Tequila Works en exclusiva, y un plan de implantación razonable a partir del lanzamiento inicial de Founders Edition. Sin embargo, poco a poco se fueron poniendo de manifiesto algunos problemas. Aquí podéis leer nuestro análisis de Google Stadia

Análisis Google Stadia

Los problemas alcanzaron diferentes aspectos, como el precio de los juegos, la limitación de dispositivos en que podíamos disfrutar de los juegos, o el hecho de que no alcanzase la máxima resolución si no contábamos con Chromecast. Ya desde el lanzamiento dio la impresión de que era una agenda precipitada, y que quizá hubiera merecido la pena lanzarlo más tarde, pero con todas las funciones disponibles de inicio.

Incluso la tecnología es otro de los factores que jugó en su contra. Dado que se trata de un servicio por streaming, el ancho de banda y la implantación del 5G son factores clave para que funcionen tanto Stadia como Amazon Luna. Hasta que la infraestructura no esté lista, estos servicios serán muy diferentes dependiendo de dónde jugamos. 

Google

Una estrategia conservadora

Para el final me dejo la estrategia. Con todo ese dinero "en el bolsillo", da la impresión de que ninguna de las dos compañías han hecho una apuesta verdaderamente fuerte. No hacía falta una compra de estudios como el caso de Microsoft con Bethesda (que es algo histórico), pero si una compañía quiere entrar a competir con los grandes, tiene que hacer una inversión a su altura. 

Visto con perspectiva, parece que ni Google ni Amazon han querido arriesgar demasiado. No hay mucha promoción, aparte de los Stadia Connect, ni adquisición de nuevos estudios o IPs. La estupenda promoción de Stadia con Cyberpunk 2077 (era uno de los formatos en que se podía jugar con más estabilidad) ha sido una excepción. Si nos alejamos del grupo de jugadores "hardcore" el servicio es todavía desconocido. 

amazon luna

Estoy seguro de que la idea de jugar sin necesidad de comprar una consola podría ser atractiva para una audiencia mucho mayor, pero no se les ha comunicado. Y claro, si planteas tu estrategia de un modo conservador, procurando no perder demasiado, las posibilidades de ganar también se reducen. 

Termino este artículo de opinión con el convencimiento de que -con ese presupuesto- sólo es cuestión de un cambio de rumbo. Si Amazon o Google deciden apostar con mayor fuerza por los videojuegos, y aprenden de sus errores, terminarán triunfando. Es una cuestión de fuerza.  

Y además