Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

El juego de Zhara - El videojuego como lenguaje

el juego de zhara

Cierra la puerta y siéntate, no te has confundido. Sigues en Hobbyconsolas, pero esta vez vamos a hablar de un libro. Seguramente te preguntarás qué tiene de especial; en nuestra página ya hemos comentado un montón de libros sobre videojuegos, tanto recopilaciones de arte como ensayos sobre la historia del medio o sobre una saga en particular. Lo mismo obras internacionales que productos patrios, porque quiero pensar que en España escribimos mucho y -generalmente- bien.

Los mejores libros sobre videojuegos (I)

Pero en este caso, hablaré de la novela que acabo de terminar. El juego de Zhara tiene cabida en nuestra casa por muchos motivos. El primero de ellos es su autor, Ángel Luis Sucasas, que también es diseñador narrativo de dos videojuegos independientes como A Place for the Unwilling (Alpixelgames, 2019) y Scarf (Uprising Studios, 2019) y al que seguramente habéis leído en otros medios especializados o generalistas, como El País. 

el juego de zhara 2

Lo que Ángel ha conseguido es incorporar el videojuego como lenguaje, en muchos niveles. Me explico. La novela nos permite "jugar" durante la lectura: si comenzamos por la portada azul -la partida de Amaro- seremos testigos de la historia desde la perspectiva de un joven desarrollador gallego, introvertido y con momentos de genialidad. Si le damos la vuelta, nos encontramos con una nueva portada, en color rosa -la partida de Judy- que nos presenta los hechos desde el punto de vista de una estrella de las redes sociales (bajo el avatar de Barbie) que también se dedica al desarrollo independiente y se crió en Arkansas. Ambas historias avanzan en paralelo y se pueden leer en cualquier orden. ¿Queréis poneros a prueba? También es posible ir saltando entre ambos lados y comparar las vivencias de ambos protagonistas ante la misma situación, aunque esto es más trabajoso. 

el juego de zhara 3

El segundo nivel del que os hablo es que El juego de Zhara se desarrolla en un entorno "familiar" para muchos aficionados. Sus personajes acuden a diferentes Jams, y se enfrentan a problemas comunes en el desarrollo de juegos independientes. Así, el libro nos deja unas pinceladas, un tanto idealizadas, de cómo trabajan los pequeños estudios, se comentan los motores gráficos que se utilizan y se habla de encuentros reales como la GDC de San Francisco.  Pero ahí no queda la cosa, porque en boca de los protagonistas también nos encontramos los videojuegos como tema de conversación. Zhara, Judy y Amaro juegan a Mario Kart en su Nintendo Switch, hacen bromas sobre Yoshi e incluso defienden textos y autores reales que han escrito sobre el panorama "indie".

Libros de videojuegos editados en 2019

Hay una parte de metalibro en todo esto. En algunas páginas podemos encontrar códigos QR que permiten descargar los minijuegos que los protagonistas han desarrollado, para jugarlos directamente en nuestro teléfono móvil, y que refuerza la credibilidad de todo. 

Pero no es un libro sobre videojuegos

el juego de zhara 4

Si esto es un texto de opinión y no un artículo al uso es porque todo lo relacionado con los videojuegos se utiliza como una herramienta para contar una historia de amor. El juego de Zhara toca temas delicados como el Islam, la identidad de género, las agresiones sexuales e incluso la guerra contra ISIS, y esa es su verdadera columna vertebral. Todo lo hace desde la perspectiva de los sentimientos, y pese a lo duro de las situaciones, siempre con un sentido estético y delicado.

Libros de videojuegos para regalar

¿Os recomiendo leer la novela? Puedo hablaros de mi experiencia más personal (y esto as algo que ya comenté con su autor). Seguramente esté en desacuerdo con casi todo lo que afirma, pero conozco un montón de Judys y Amaros, y el modo en que los videojuegos se filtran en las páginas ha conseguido que me sienta muy cómodo leyendo. Al fin y al cabo es un relato de personas con inquietudes muy parecidas a las nuestras, que viven la historia de amor más intensa de sus vidas. Además de aplaudir el "artificio" que rodea a la novela: las dos historias paralelas, los códigos y los guiños al aficionado, reconozco que me ha tenido enganchado hasta resolver las dos partidas del juego de Zhara.