Análisis Nintendo Switch OLED, experiencia de uso, impresiones y características de la nueva consola de Nintendo

Análisis Switch OLED

En nuestro análisis de Nintendo Switch OLED, el nuevo modelo con pantalla y dock mejorado, te contamos si merece o no la pena, si el incremento de precio está justificado y para quién está recomendado esta nueva versión, entre otras muchas cosas.

Nintendo Switch ha cumplido 4 años y medio de su llegada al mercado, y el viernes 8 de octubre llega a las tiendas, como vamos a ver en este análisis y opinión de Nintendo Switch OLED, la que será la tercera revisión del hardware, tras Switch Lite y el modelo de 2019 con mejor batería.

Desde antes de su lanzamiento, esta nueva versión de Nintendo Switch con pantalla OLED ha polarizado a los usuarios, entre los que esperaban una revisión más potente con salida de imagen 4K (la rumoreada Switch Pro), los que no comulgan con la subida de precio y aquellos que lo ven como una mejora interesante.

Nosotros llevamos una semana usando Nintendo Switch OLED como nuestra consola Switch principal, comparándola con el primer modelo, y tras todo este tiempo, tenemos ya unas conclusiones más que claras y fundadas. ¿Merece la pena comprar una Nintendo Switch OLED? Vamos a verlo.

VIDEO

Unboxing Switch OLED

En primer lugar, debo decir que mientras probaba esta nueva versión de Switch me ha venido a la cabeza un texto que escribí en 2013, Nintendo 2DS y el ombligo del mundo, que coincidió con el lanzamiento de la revisión más transgresora de Nintendo 3DS, al prescindir del efecto 3D. 

A pesar de los 8 años que han pasado, veo exactamente el mismo tipo de crítica hacia el nuevo modelo OLED, cuando quizá la clave es que no está pensado para ti. 

O, simplemente, no eres el público al que Nintendo apunta en esta ocasión. Es decir, seguimos sin ser el centro del universo.

Hazte con uno de los cristales templados más vendidos para proteger tu Switch OLED

Nintendo Switch OLED es, a todas luces, una versión superior del hardware que se lanzó en 2017. No es más potente, los juegos corren exactamente igual... pero no es exactamente lo mismo.

Desde la propia construcción de Nintendo Switch OLED se nota que la consola es el fruto de estos cuatro años de trabajo en los que Nintendo ha ido corrigiendo errores (como los fallos iniciales de conexión de los primeros JoyCon) e implementando pequeñas mejoras aquí y allá.

Estos cambios, junto con los cambios de diseño que presenta la versión OLED de Nintendo Switch que hoy analizamos, cierran un producto superior. Esto es así, no es algo cuestionable, y es una verdad irrefutable, le pese a quien le pese. Que para ti no sea suficiente, o no sea lo que esperabas (por el modelo Pro), es otra cosa. 

Análisis Nintendo Switch OLED

Llevo 4 años jugando con el modelo de lanzamiento de Switch, comprado el 3 de marzo de 2017, y ya sólo en el primer contacto, en lo físico, se notan las mejoras. 

El cuerpo con los JoyCon conectados forman un todo más compacto, con menos holgura (los mandos se "menean" menos) y transmite la sensación de ser un conjunto más sólido y robusto.

Se nota incluso en el tacto, en los acabados. La parte trasera al tacto, es más rugosa y fría, y aunque parece metal, no lo es (o no lo parece, al menos). 

En el frontal, el plástico que protegía la pantalla ha cedido su hueco al cristal, con un panel que, además, parece laminado y ofrece unos ángulos de visión infinitamente mejores. Es, a todas luces, un acabado más "premium".

Análisis Nintendo Switch OLED opinión de la pantalla

A esto se suman cambios menores en el diseño, tanto de los botones de encendido y volumen o el más prominente "Home" del JoyCon derecho, que ahora es bastante más fácil de localizar con el tacto.

Esto también incluye el nuevo y ancho soporte trasero de una pieza (cuya bisagra también transmite una enorme durabilidad y confianza), para que al jugar en modo sobremesa haya menos posibilidades de que la consola acabe cayendo. 

Esta pieza también permite situar la consola en el ángulo que más cómodo nos resulte, algo que en el primer modelo tampoco era posible. Ahora literalmente, casi podemos ponerla a 30-35 grados.

Análisis Nintendo Switch OLED - soporte trasero

Tampoco transmite la sensación de ser más pesada que el modelo original, si acaso algunos gramos, pero al tenerla entre las manos la experiencia no cambia. Es prácticamente inapreciable. 

Todo está pensado, incluso el dock (del que hablaremos más adelante), para que las sensaciones sean mejores. No una ninguna revolución, ni nada que cambie la experiencia de Nintendo Switch, pero si es una mejora incremental.

Los 20 mejores videojuegos de Nintendo Switch

Los 20 mejores videojuegos de Nintendo Switch

 Estos son 20 títulos que deberían estar en la colección de todo aquel que tenga la consola híbrida de Nintendo.

Descúbrelos

En el centro de esta experiencia mejorada está la pantalla OLED que da nombre al modelo y que, sin ningún tipo de duda, es el cambio más importante que ofrece. Y del que hay mucho que contar...

Para empezar, es una pantalla mucho más grande, que pasa de 6,2" a 7 pulgadas. Puede parecer un incremento "nimio", pero una vez ves la consola encendida, con su marcos reducidos, la cosa cambia. 

La pantalla "útil", quitando los reducidos marcos ahora des de 15,5 x 8,65 cm, lo que viene a ser un dedo y medio más larga, y algo menos de un dedo más alta (frente a los 13,7 x 7,65 cm del primer modelo).

Los fríos números, y nuestra referencia en "dedos" (todo sea dicho, de un grosor normal) puede no ser demasiado ilustrativa... pero creednos cuando decimos que el incremento en el tamaño de la pantalla de Nintendo Switch OLED frente al modelo original se nota y bastante.

Análisis Nintendo Switch OLED comparativa pantallas

Es una mejora que se agradece, sobre todo, de cara a juegos con textos pequeños, donde la ganancia puede ayudar a que resulte bastante más fácil leerlos.

Pero que la pantalla sea más grande no es lo más importante: la tecnología OLED proporciona unos colores mucho más vivos, unos negros más profundos y un nivel de brillo superior.

No es una tecnología nueva, ya la vimos en PS Vita, pero los avances en este tipo de paneles en los últimos 8 años deja una imagen muy, muy superior a la vista en la malograda portátil de Sony.

Nintendo Switch OLED impresiones pantalla

¿En qué se nota? Pues en unos colores más puros (los rojos, verdes o azules son más intensos), ofreciendo una imagen más vibrante, pura, nítida y espectacular, siempre y cuando desactives el brillo automático (por defecto viene activado, y eso atenúa lo que la pantalla puede hacer).

De primeras, notarás mejoría... pero no sabrás hasta qué punto hasta que no pongas el mismo juego en los dos modelos de la consola y lo veas a la vez. En el modelo original los colores parecen apagadados, como lavados... como si les faltara vida.

Y los negros, por ejemplo en juegos de terror, sombras o pantallas de carga completamente oscuras son infinitamente más profundos y contundentes. Ojo, no así en el tema "oscuro", que no es negro, sino gris. Quizá Nintendo actualice los temas para aprovechar esta característica. 

Análisis Nintendo Switch OLED y comparación con PS Vita

En este análisis no encontraréis una comparativa directa entre las pantallas de Nintendo Switch OLED y el modelo de 2019 (o el original), por diversos motivos. El primero es que ningún medio podrá hacerlo hasta el lanzamiento. Aquí podréis verlo este viernes.

El segundo es que, aunque lo hagamos, muchas variables pueden afectar a la percepción final que se tiene de la pantalla. Primero, las pruebas deben ser grabadas con una cámara HDR para capturar la viveza del color. Segundo, el espectador debe tener una pantalla HDR.

Y tercero, aunque se cumplan ambas circunstancias. la realidad es que sigue siendo bastante más impactante verlo en "directo". Pero creednos cuando decimos que la pantalla es muy superior. 

Además, a diferencia de nuestras últimas impresiones, donde dijimos que no habíamos podido bucear en los menús, en esta ocasión si hemos podido constatar que hay una opción que sólo aparece en el menú de la OLED, y que no está presente en el resto de modelos.

Intensidad color Nintendo Switch OLED

Está en las opciones de consola, justo debajo de Teclado USB, que permite cambiar la intensidad del color, entre estándar (más parecido al modelo original) y alta, para realzar los colores.

Quitando esto, en salida de TV también es posible activar el protector de pantalla y configurar cuando se activa. Quizá lo mejor sea ponerlo a los 3 minutos y así, a los 2 minutos de inactividad se reduce el nivel de brillo de la pantalla y a los tres se apaga por completo, protegiendo el panel.

Este último ajuste es, en realidad, la principal medida que ofrece Nintendo Switch OLED contra el gran "miedo" que existe con la tecnología OLED: el llamado "quemado de pantalla" o retención de imagen permanente.

Nintendo Switch OLED protector de pantalla

Es un defecto que era especialmente evidente en paneles antiguos y por el cual, si dejábamos una imagen fija durante mucho tiempo, acababa sobreimponiéndose en la pantalla.

Es decir, la imagen se quedaba "grabada" y aparece siempre, aunque mostrara otra imagen. Puede ser una mancha de color, un indicador, una silueta.

El tiempo que hemos pasado con Nintendo Switch OLED para esta review es insuficiente para saber como afectará a largo plazo este problema, pero con un uso normal no debería aparecer el quemado de pantalla. De hecho, a mi OLED Vita le he dado bastante caña, y sigue como el primer día.

Es un problema al que se le da bastante importancia, quizá demasiada, cuando se habla de tecnología OLED, pero que con unos mínimos de cuidados y un uso del panel con sentido común no tiene porqué darse.

Análisis Nintendo Switch OLED pantalla

El problema, principalmente, puede aparecer con juegos que muestran elementos fijos, como marcos de pantalla o indicadores estáticos simple visibles, en juegos que no tienen tiempos de carga, ni escenas de vídeo. Si jugamos 8 horas sin cambiar de juego, podemos facilitar que se de este quemado.

Un ejemplo de ello es Disney Classic Games: Aladdin and The Lion King, que cuenta con marcos con imágenes estáticas y que, a largo plazo, pueden favorecer este defecto. 

Pero si juegas un rato, cambias a otro juego... pues no tiene porqué pasar nada. El quemado se da con largas exposiciones, si las evitas no deberías tener problema.

En cuanto a la visibilidad en exteriores... pues ha mejorado respecto al modelo original, pero depende del nivel de claridad que haya en la calle, o si la expones directamente a un sol muy radiante, quizá persistan los problemas para usar Nintendo Switch en la calle. Podrás jugar, pero su desempeño es mejor en interiores.

Análisis Nintendo Switch OLED altavoces

Otro de los aspectos donde ha mejorado Nintendo Switch OLED frente a la Switch original es en el sonido. Los altavoces se han reubicado ligeramente, y ahora quedan un poco más abajo de la pantalla, con sendas hendiduras más alargadas.

Al igual que con la pantalla, de primeras, si no tienes ninguna referencia, no parece una mejora sustancial... pero si repites una carrera a Mario Kart 8 Deluxe, alguna escena de vídeo o diálogo en Nintendo Switch OLED y luego en el primer modelo, las mejoras empiezan a aflorar.

Los nuevos altavoces transmiten una sensación ligeramente más "espacial", con un campo sonoro ligeramente más grande, en el que los agudos y medios son más nítidos, dejando unas voces más limpias por ejemplo. El volumen es, también ligeramente más contundente.

Mejores accesorios para Nintendo Switch que puedes comprar

Mejores accesorios para Nintendo Switch que puedes comprar

Estos son los accesorios clave para exprimir al máximo tu Nintendo Switch: mandos, fundas, tarjetas de memoria y muchos más.

Ver listado

No es una diferencia abismal, pero como hemos dicho antes, las mejoras aquí son incrementales, sobre una base que ya funcionaba y que ha llevado a Nintendo a vender más de 90 millones de consolas.

Lo mismo es aplicable al nuevo Dock de Nintendo Switch OLED. Cuenta con una serie de novedades que lo hacen mejor. La más importante es que junto al puerto de alimentación y HDMI, ahora hay un puerto ethernet para conectar la consola a Internet por cable.

Era una de las características más demandadas por muchos jugadores, que en muchos casos estaban usando el tercer puerto USB (que en este nuevo dock ya no está) para conectar un adaptador USB RJ45. 

Análisis Nintendo Switch OLED comparativa de Docks

¿Se nota mejoría en la estabilidad y la conexión? Pues lo cierto es que las pruebas que he hecho en mi casa arrojan un comportamiento y velocidad similar, no hay una mejoría evidente... pero claro dependerá de cómo tengas la red inalámbrica y cableada en casa. Pero va como debe. 

Aparte de esta mejora, otras de las novedades el dock de Nintendo Switch OLED es que es actualizable y, aunque Nintendo no ha dicho nada, tanto el cable como el puerto HDMI 2.0 permitirían en un futuro sacar imagen 4K a 60 fps. según los últimos rumores.

Eso sí, tendría que ser con otro modelo de Nintendo Switch, ya que ni OLED, ni el modelo de 2019 cuentan con chip dedicado o capacidad para sacar esas resoluciones. 

Los cambios del nuevo dock no terminan ahí, y también cuenta con un diseño interno que favorece el movimiento del aire y, además, la tapa trasera se puede retirar por completo.

Análisis Nintendo Switch OLED comparativa de Docks

Reconozco que me gustaba más la tapa con bisagra del primer modelo, pero esta añade una hendidura curva que permite sacar los cables por la parte trasera, además de por uno de los laterales como en el dock original.

También la hendidura por donde insertamos la consola es algo más ancha, lo que evitará que la rocemos la consola al meterla y sacarla del dock. Todo, además, con un acabado interior "glossy" (o brillante), esquinas más redondeadas, logo grabado en el plástico... y los dos puertos USB exteriores.

Por supuesto, también hemos hecho otras muchas pruebas: usar el dock del primer modelo con Switch OLED, el nuevo dock en el modelo antiguo, interconectar los JoyCon de un modelo en el otro... Todo funciona y es compatible entre sí. Bueno... ¿todo, todo, todo?

Diferencias Nintendo Switch OLED y modelo normal

Pues lo cierto es que no. Nintendo Switch OLED es un par de milímetros más larga que el modelo original, y esto puede suponer problemas con según qué accesorios de terceros.

Es el caso de  fundas que vayan realmente justas o, principalmente, aquellos periféricos que encajen en los rieles, como puedan ser asideras que mejoran el agarre en modo portátil.

Algo similar pasa, por ejemplo, con los protectores de pantalla, sean de plástico o de cristal. Proteger la pantalla la van a proteger, pero quizá no queden perfectas por detalles que hemos mencionado, como las hendiduras de los altavoces, que están en otra posición.

No es el caso, por ejemplo de Flip-Grip, el accesorio que permite jugar con la pantalla vertical, y que hemos probado y funciona perfectamente. 

O el Hori Split Pad Pro, que encaja perfectamente. O el ChargePlay Clutch de HyperX, una batería con soporte y asideras, que encaja casi perfectamente.

Diferencias Nintendo Switch OLED y modelo normal

En cuanto al rendimiento de la consola en sí, pues es exactamente el mismo que la Switch original. Los juegos que tiene problemas de rendimiento y petardean lo siguen haciendo igual en la OLED y si había tiempos de carga largos, aquí los vas a seguir encontrando.

También hemos hecho pruebas para comparar su autonomía, tanto con el modelo original (al que supera holgadamente), como con la revisión de 2019, con la que Nintendo equipara los tiempos de juego.

Hemos hecho pruebas con distintos juegos, y por regla general están a la par, con brillo al máximo (y el ajuste automático desactivado) y e intensidad de color alta, para poner a Switch OLED a máximo nivel de consumo.

No sabemos si es porque se trata de una consola nueva, o porque la de 2019 tiene algo más de trote, pero hemos conseguido sacar algo más de jugo en Nintendo Switch OLED. No son cifras que cambien por completo la percepción de la autonomía, pero algo más nos ha durado.

Y así llegamos a nuestras conclusiones finales: ¿merece la pena la nueva Nintendo Switch OLED? Pues depende de tu punto de partida.

Análisis Nintendo Switch OLED

A nosotros no nos cabe la menor duda de que Nintendo Switch OLED es el mejor modelo disponible. No revoluciona la experiencia de jugar en Switch ni mejora el rendimiento de los juegos, pero los cambios y novedades hacen que, en términos globales, la experiencia sea la mejor en todos sus frentes.

Por eso, en primer lugar, si no aún no tienes la consola híbrida de Nintendo, Nintendo Switch OLED es el modelo a por el que ir

Los 50 euros de diferencia de precio están justificados por una pantalla que hace que los juegos se vean mejor, mayor almacenamiento interno, un acabado más premium, mejor sonido o un dock con novedades.

La única excepción a esto es el uso que le vayas a dar: si sólo la quieres para jugar en la tele, entonces la pantalla OLED, que es el principal reclamo, no tiene sentido. Pero si vas a jugar en portátil, créenos: el tamaño y colorido de la pantalla es un plus que merece y mucho la pena.

Ahora, la pregunta del millón, o para más de 90 millones de jugadores que ya tienen una Nintendo Switch, ¿merece la pena el cambio? Aquí la respuesta ya no es tan rotunda, y dependerá mucho de cada caso.

Si te sobra la pasta, de nuevo es un sí rotundo. Si tienes un modelo de los primeros, de 2017-2018, quizá cambiar te merezca la pena siempre que vendas el primer modelo a un precio razonable que te permita saltar a la versión OLED sin pagar el precio completo.

Análisis Nintendo Switch OLED

La cosa cambia si tienes la versión de 2019  Aquí la percepción de la mejoría puede ser menor, y dependerá muy mucho del uso que vayas a darle a OLED (por ejemplo, jugar principalmente en portátil). OLED sigue siendo el mejor modelo, pero quizá el retorno que percibas al cambiar sea menor.

Por eso, como decía al principio Switch OLED no supone la evolución de NIntendo Switch como algunos esperaban con un modelo más potente, pero si refina la experiencia de juego en ella. Para algunos jugadores será más que suficiente, para otros no. 

En mi caso concreto, Swith OLED se ha convertido en mi consola principal, ya que juego el 99% del tiempo en modo portátil y la mejoría de pantalla justifica más que de sobra el cambio. Pero mi situación y forma de usar la consola no tiene porqué ser la tuya...

Y además