Disintegration campaña
En una nueva presentación por streaming que pudimos ver hace unos días, Marcus Lehto, cocreador de Halo, nos mostró las bondades del modo campaña de su nuevo juego. Se trata de un título que mezcla estrategia en tiempo real con shooter en primera persona y que, como os contamos en estas impresiones de Disintegration, nos ha dejado muy buen sabor de boca.

Si todo va bien, y visto el panorama de lanzamientos de este año, veremos Disintegration en las calles a lo largo de 2020. Aún no tiene fecha de lanzamiento en Xbox One, PS4 y PC, pero lo cierto es que, con cada avance que vemos del nuevo juego de Marcus Lehto, más ganas tenemos de meternos en su universo.

Hace unos días asistimos a una presentación virtual, evidentemente, para conocer más detalles de la campaña de Disintegration. En enero tuvimos otra presentación virtual y la alpha del juego para conocer todos los detalles del modo multijugador competitivo y, como os contamos en nuestras impresiones, la idea del juego no está nada mal, pero teníamos ganas de probar la campaña.

VIDEO

Avance de Disintegration, el nuevo juego del cocreador de Halo

Y es que, Disintegration no es de esos juegos multijugador a los que se le incrusta una campaña casi a la fuerza para cumplir con el departamento de marketing. Desde que comenzó el desarrollo del juego, el pequeño - unas 30 personas - equipo de V1 Interactive tenía claro que la campaña debía ser el eje de la experiencia.

De hecho, están creando un universo alrededor de la idea que mueve el juego, y la expansión del mismo dependerá de lo bien o mal que les vaya las cosas con esta entrega

Estos son los mandos para PS4 más vendidos en Amazon

Estos son los mandos para PS4 más vendidos en Amazon

Estos son los mandos de PlayStation 4 que triunfan en Amazon, entre ellos varias versiones de los DualShock y algunos modelos licenciados.

Ver listado

El juego tiene diferentes armas para llamar nuestra atención. la primera es la figura que está detrás. Marcus Lehto es uno de los padres de Halo. Ha estado presente en todos los Halo de Bungie y, cuando se lanzó Reach y Bungie se fue con Activision para crear Destiny, Lehto sentía que debía ir a por otro tipo de juego.

El segundo motivo es por el género: estrategia y shooter en primera persona. Se trata de dos géneros que parecen antagónicos, pero que Lehto y su equipo han sabido mezclar. Eso sí, no os esperéis un RTS con todas las letras mientras disparamos en primera persona. 

En Disintegration, nosotros controlamos a un piloto que va a lomos de una especie de "speeder", una nave monoplaza que tiene un par de cañones. En el modo multijugador, hay varios modelos que tienen armas diferentes y cumplen distintos roles, aunque no sabemos si eso se mantendrá en la campaña.

Disintegration campaña

Disparamos en tiempo real a nuestros adversarios, pero a la vez debemos controlar a un grupo de tres unidades que van por tierra. Cada una pertenece a una clase y los hay más ligeros o pesados. De nosotros depende decidir dónde van, con qué se cubren y qué ataques especiales realizan en cada momento.

Es como si un XCOM, por poner un ejemplo, nos permitiera pegar tiros en tiempo real mientras las unidades terrestres se mueven (dentro de ciertos límites) sin turnos y con un cierto margen de libre albedrío.

Disintegration campaña

El tercer pilar es la historia, de la que solo tuvimos unas pinceladas en el evento de hace un mes... y de la que ahora conocemos algo más. Y, precisamente, es lo más importante de estas nuevas impresiones de Disintegration.

¿Sueñan las máquinas con motos voladoras?

Y es que... ¿de qué va Disintegration? Básicamente, el juego nos traslada 150 años en el futuro a un panorama en el que las grandes corporaciones controlan el cotarro. La humanidad está al borde del colapso y, para intentar mantenerse en la Tierra, empiezan a "implantarse" en robots.

Es una historia que está bastante al día, ya que ese colapso lo hemos provocado nosotros mismos. El cambio climático, alguna que otra pandemia, superpoblación y el agotar los recursos mundiales es lo que ha acabado con el sustento en la Tierra y lo que animó a las corporaciones para crear los componentes robóticos. Es decir, una nueva etapa evolutiva artificial para la humanidad.

VIDEO

Gameplay de la campaña de Disintegration

¿Cómo se convierte un humano en un robot? Ahí es donde entra en juego la tecnología de las corporaciones, ya que descubrieron cómo implantar la mente humana en un cuerpo robótico. Eso, claro, nos asegura la vida eterna, pero deja abierta la posibilidad de que las malvadas empresas nos controlen como si fuéramos una colmena.

Ese es uno de los puntos fuertes de la historia de Disintegration. Lehto asegura que descubriremos a lo largo de la campaña las consecuencias de este hecho, y algo importante que debéis saber es que no todos se han convertido en robots.

Hay humanos que sí han "sucumbido" a las corporaciones, pero otros mantienen su humanidad intacta. Precisamente, de eso va el juego, de la lucha entre el bien y el mal, algo que se traduce en la lucha entre las corporaciones y la resistencia, de la que formamos parte.

Disintegration campaña

Esa fusión de humano y máquina es el eje de la historia y Lehto asegura que será un buen punto de partida para un universo que ya saben cómo expandir. Eso sí, de momento no ay planeados DLC de historia, ya que todo el contenido adicional será para el multijugador.

Sobre la forma de jugar, como se puede ver en este gameplay, se siguen a pies juntillas los comandos del modo multijugador, aunque con un ligero cambio. Desde arriba disparamos y damos órdenes a las unidades terrestres, eso se mantiene invariable.

Disintegration campaña

El control es muy sencillo y, de hecho, disparamos con los gatillos mientras damos órdenes con los bumpers y los botones A, B, X, Y. Además, en el multijugador todo va muy rápido, por lo que no teníamos tiempo de prestar atención a las unidades terrestres. Eso cambiará en la campaña, ya que el tiempo se ralentiza un poco cuando comandamos las unidades terrestres, profundizando así un poco más en esa faceta estratégica.

Lehto afirma que desarrollaremos un vínculo con estas unidades terrestres, aunque tendremos que esperar al juego final para ver, realmente, cuál es la implicación nuestra, como jugadores, con las vidas de los NPC que nos acompañan.

VIDEO

Gameplay del multijugador de Disintegration

Cuando pusimos las manos sobre el multijugador, os contamos que nos gustaba la idea, nos parecía un universo prometedor y que teníamos más ganas aún de probar la campaña. No hemos podido jugar a la campaña de Disintegration, pero con lo que hemos visto, podemos hacernos una idea de la magnitud del proyecto.

Lo nuevo de Private Division parece muy, muy prometedor, y lo cierto es que me apetece sumergirme en ese mundo para describir en qué acaba esa lucha contra la robotización del cuerpo, y, sobre todo, para ver qué depara la mente tras una de mis sagas favoritas.

Como decíamos al principio de estas impresiones de Disintegration, todo apunta a que tendremos que esperar para ver el juego en el mercado, pero las dudas que nos dejó el multijugador (por el tamaño de los mapas y las refriegas sin sentido que se formaban) no las hemos tenido viendo la presentación de la campaña. Y eso es muy buena señal.

Y además