Ir al contenido principal
Eggman - Robotnik
Reportaje

¿Doctor Eggman o Doctor Robotnik? Cuál es el nombre correcto y su origen en Sonic

Tenemos las zapatillas listas para correr al estreno de Sonic: La película, que llegará el viernes, 14 de febrero. Como era de esperar, una de las estrellas del filme será el Doctor Robotnik de Jim Carrey, pero... ¿No se suponía que ahora se llamaba Doctor Eggman? Al menos, así es como lo llaman en videojuegos recientes del erizo, como Mario & Sonic en Tokio 2020. ¡En realidad, llevamos años llamándolo así! ¿A qué se debió este cambio? ¿Cuál es el nombre correcto, Doctor Robotnik o Doctor Eggman? Vamos a explicarlo, porque la historia es realmente curiosa...

Conoce mejor la historia de los videojuegos con este libro

Tenemos que retroceder hasta 1991, el año en el que se lanzó el primer Sonic para Mega Drive (y se lanzó una revista preciosísima, llamada Hobby Consolas). En el manual de instrucciones español del juego, ya podemos leer que Sónico (¡sí, lo llaman así en ese primer juego) tiene que vencer a los robots del malvado Ivo Robotnik. El nombre de Robotnik siguió usándose oficialmente durante los años siguientes, hasta que llegó Sonic Adventure de Dreamcast. En sus diálogos, vemos cómo Sonic se refiere al villano como Eggman, lo cual sorprendió a los jugadores españoles... Pero no a los japoneses.

Volvamos a 1991, pero esta vez nos quedamos en Japón. Allí, desde el primer Sonic, al villano se lo conocía como Doctor Eggman. De hecho, los desarrolladores del Sonic Team (Yuji Naka, el diseñador de personajes Naoto Ohshima, etc.) crearon el juego en Japón y llamaron al personaje Eggman. Ni siquiera conocían el nombre de Robotnik. Su sorpresa fue mayúscula cuando, al ver la promoción del juego fuera de Japón, el villano era nombrado como Robotnik. ¡Ellos no habían tenido nada que ver!

Doctor Eggman

¿Y cómo puede ser posible? El "choque cultural" se debe a que, en aquella época, SEGA of Japan y SEGA of America eran dos partes de un todo que estaban mucho menos comunicadas de lo que sería ideal. Todas perseguían un objetivo común (vender consolas y juegos SEGA para ganar dinero y robar el pastel a Nintendo), pero cada una llevaba el marketing y la política de lanzamientos por su cuenta, hasta el punto de que los roces eran constantes... Y tremendamente sonados en ocasiones. Os recomendamos leer el maravilloso libro Console Wars de Blake J. Harris, donde se ahonda en estos problemas.

Lee nuestra crítica de Sonic: La película

Por tanto, el cambio debió de venir por parte de alguien del departamento de marketing de SEGA of America, sin que nadie del País del Sol Naciente fuera informado. La versión más extendida dice que fue Dean Stinton (responsable de adaptar muchos nombres de productos SEGA en la época) quién dio con el nombre de Ivo Robotnik. Para cuando Japón se dio cuenta de que en EEUU y Europa (SEGA no tenía división en Europa al principio, así que la mayoría de la estrategia se "heredaba" de EEUU) su villano estrella se llamaba Robotnik, el nombre estaba demasiado establecido como para cambiarlo. El propio Yuji Naka contó esto durante la gala del 20 aniversario del personaje, a la que asistimos.

Robotnik en la película de Sonic

La única solución fue aprovechar la llegada de Sonic Adventure (después del periodo de sequía en SEGA Saturn, que no tuvo ningún Sonic "principal") a Dreamcast para rebautizar al personaje. A fin de cuentas, hasta entonces los juegos de Sonic no habían tenido diálogos, por lo que nunca habíamos visto referencias directas al nombre del villano dentro del propio juego, más allá de menciones en los fondos. A partir de ahí, Sonic comenzó a "insultar" al malo y a llamarlo Eggman (en clara alusión a la forma de huevo de su cuerpo y a que está calvo... eso, como un huevo), para forzar que ese fuera el nombre que las nuevas generaciones de jugones usaran. Aún así, en Sonic Adventure 2 hay alusiones a su familia, que usa el apellido Robotnik...

Con todo, el nombre "oficial" de Eggman se ha mantenido hasta la actualidad (con algunas excepciones, como los relanzamientos del juego de puzzles Doctor Robotnik's Mean Bean Machine y algún homenaje en Sonic Generations), pero la vieja guardia de jugones occidentales siempre siguió llamando Robotnik. Si nos ponemos estrictos, lo correcto siempre ha sido llamarlo Doctor Eggman, pues así es como lo concibieron los creadores del juego...

Ahora, Sonic: La película (cuya producción es occidental, pero cuenta con la participación y supervisión de SEGA) tenía la diatriba del nombre. Como sabéis, oficialmente en la película se lo vuelve a llamar Doctor Robotnik, si bien Sonic lo llama en ocasiones "carahuevo" (Eggman) a modo de insulto. Así, podemos encontrar los dos nombres y todos contentos.

Y además