He jugado a Pokémon Escarlata y Púrpura y me ha sorprendido su libertad y que se parece a Arceus menos de lo que pensaba

Pokémon Escarlata Púrpura

Por fin hemos podido jugar a Pokémon Escarlata y Púrpura, las nuevas entregas para Nintendo Switch de la saga de Game Freak. En estas impresiones, os contamos cómo fueron nuestros primeros pasos en Paldea (Españita).

No os vamos a mentir: teníamos muchas ganas de jugar a Pokémon Escarlata y Púrpura. En primer lugar porque Leyendas Pokémon: Arceus pavimentó un nuevo camino muy emocionante para la saga. Y en segundo... ¡Pues porque es en Españita! Ya hemos podido probarlo, y en estas impresiones de Pokémon Escarlata y Púrpura os contamos qué nos ha parecido.

Concretamente, hemos tenido la oportunidad de jugar durante hora y media a un versión todavía en desarrollo de la aventura. La primera parte de la sesión tenía lugar justo al principio de la historia y estaba pensada para que nos perdiésemos por Paldea, mientras que la última media hora la dedicamos a probar las nuevas funciones multijugador.

Pero se trataba de una versión realizada específicamente para esta sesión de prueba, así que no llegamos a ver el inicio de la historia como tal... ni pudimos elegir ni combatir usando a los tres nuevos Pokémon iniciales (esto nos puso muy tristes, para qué engañarnos).

Libertad de acción como nunca antes en Pokémon Escarlata y Púrpura

Y hay una palabra que define muy bien las primeras impresiones que nos ha generado Pokémon Escarlata y Púrpura: sorpresa. Sorpresa por dos motivos. El primero es la enorme libertad que se nos da desde el principio y el segundo que se parece a Leyendas Pokémon: Arceus menos de lo que pensábamos.

Ya sabíamos por los tráileres que Pokémon Escarlata y Pokémon Púrpura nos van a dar más libertad que cualquier otro juego de la saga, permitiendo que vayamos a los gimnasios en el orden que queramos. Lo que no esperábamos era sentirnos absolutamente perdidos y confundidos nada más coger la Nintendo Switch. No, no es una exageración.

Hay que reconocer que aquí jugó un papel importante el hecho de que nos soltasen ahí sin contexto ni explicación alguna, pero no deja de ser muy refrescante tener esa sensación en un juego de Pokémon: no saber qué hacer, adónde ir o incluso no tener claros los controles para capturar y combatir. 

VIDEO

Impresiones de Pokemon Escarlata y Púrpura

Por suerte, teníamos ante nosotros una tablet cargada de información de utilidad sin la que habría sido posible continuar. Tras consultarla, decidimos que nuestro primer paso sería intentar completar uno de los tres caminos en los que se divide la historia de Pokémon Escarlata y Púrpura, a saber: la Travesía de la victoria, la Senda legendaria y la Vía Stardust.

La primera es el clásico recorrido para convertirnos en Campeones que implica obtener todas las medallas de gimnasio y derrotar al Alto Mando. La segunda consiste en investigar a los Pokémon dominantes, cuyo tamaño es gigantesco. Y la tercera nos lleva a chafar los planes del Team Star, los villanos de esta entrega.

Así que abrimos el mapa y seleccionamos el punto de viaje rápido más cercano al primer gimnasio que podíamos visitar. Antes de poder enfrentarnos al líder, tuvimos que completar un examen que consistía en encontrar a los Sunflora que estaban escondidos por toda la ciudad. 

Pokémon Escarlata y Púrpura

Brais, el líder del gimnasio, no nos supuso ningún problema, pues usaba Pokémon de tipo planta y nosotros teníamos en nuestro equipo al ultramolón Armarouge, de tipo fuego/psíquico. 

Nos gustó que se hayan mantenido los aires de espectacularidad de los combates de Espada y Escudo, pues había público contemplando el combate y animando, y cuando a Brais sólo le quedaba un Pokémon, la banda sonora cambió a una versión más épica mientras se preparaba para usar el poder de la teracristalización.

Esta nueva mecánica es muy interesante y promete darle una verdadera vuelta a los combates de alto nivel, pues permite que un Pokémon cambie su tipo por otro distinto una vez por combate. En Paldea, cualquier Pokémon puede tener cualquier teratipo, lo que significa que las combinaciones posibles son enormes. El potencial es gigantesco.

Pokémon Escarlata y Púrpura

Tras obtener la primera medalla, salimos a explorar a lomos del Pokémon Koraidon, que no sólo nos permite ir más rápido, sino que también puede saltar, escalar por cualquier superficie, nadar o planear. Es algo así como tener todas las habilidades de desplazamiento de Leyendas Pokémon: Arceus desde el principio de la partida.

Y hablando de Arceus, como decíamos antes nos ha sorprendido que Escarlata y Púrpura se parecen al juego lanzado a principios de año menos de lo que pensábamos. Porque como ya estáis viendo, la libertad aquí es mucho mayor y desde prácticamente el principio de la aventura. Y es muy llamativo porque precisamente Arceus destacaba por darnos más libertad que otros juegos.

Pero también nos ha sorprendido porque pese a lo que sugieren las imágenes, a la hora de capturar Pokémon y combatir, Escarlata y Púrpura vuelven a las mecánicas de juego tradicionales. 

Pokémon Escarlata y Púrpura

Aquí no es posible apuntar y lanzar Poké Balls para capturar directamente; hay que pelear y reducir su salud. Y los Pokémon salvajes tampoco atacan a nuestro personaje, así que ha desaparecido la maniobra de esquiva. Lo que sí se mantiene es la posibilidad de agacharnos y ocultarnos en la hierba para pillar desprevenidos a los Pokémon salvajes y empezar los combates con cierta ventaja.

En cuanto a los propios combates, vuelven a desarrollarse sin pantallas de transición. La cámara se centra en el Pokémon en lugar de en nuestro entrenador o entrenadora, lo que significa que ya no podemos movernos mientras se libra la batalla. Lo que sí podemos mover es la propia cámara para observar los alrededores.

Esto nos sirvió para descubrir un detalle curioso, y es que mientras peleamos, algunos Pokémon salvajes que anden por la zona se acercarán para comprobar a qué se debe tanto jaleo. Por cierto, la melodía de los encuentros con Pokémon salvajes es una pasada; tiene un toque funky que nos encanta. Y en general la banda sonora parece que va a volver a ser una auténtica gozada.

Pokémon Escarlata y Púrpura

Ya que estábamos explorando, decidimos montar un picnic con nuestro equipo Pokémon. Esto nos permite llevar a cabo acciones como bañarlos, pues se pueden ensuciar pasado un tiempo. 

Pero lo mejor es sin duda lo de los bocadillos: no os podéis imaginar lo mucho que nos reímos al fracasar estrepitosamente intentando montar un bocadillo que llevaba aceite, alioli, jamón york, pepinillos, tomate y... una tortilla de patatas entera. Sí, habéis leído bien.

Tras "degustar" la obra maestra, pusimos rumbo a Ciudad Meseta, una de las localizaciones más grandes que pudimos visitar, llena de tiendas y actividad. Nos dirigimos hasta la peluquería para cambiar nuestro aspecto, y nos sorprendió descubrir el gran número de opciones disponibles en comparación con otros juegos. Y no sólo peinados: también ojos, cejas, pestañas, labios...

Pokémon Escarlata y Púrpura

También aprovechamos para hacer una visita al Centro Pokémon, donde ahora, además de poder curar a nuestro equipo, podemos usar la máquina de MT. Es otra de las novedades de Pokémon Escarlata y Púrpura, pues a lo largo del juego vamos recogiendo materiales que luego podemos utilizar para crear Máquinas Técnicas.

Después de trastear con esto, nos dirigimos hasta el campamento donde daba comienzo la Vía Stardust. 

 

En su interior, no esperaban un montón de reclutas con ganas de gresca, pero en lugar de derrotarlos por la vía tradicional, esta fase consistía en usar únicamente el combate libre... o más bien, automático.

La verdad es que esta fue la parte más floja de la sesión, pues lo único que debíamos hacer era mandar a tres de nuestros Pokémon a pelear contra los de los rivales y esperar a que volviesen. Una vez derrotado cierto número, pudimos dar paso al combate contra su líder, la fogosa Melo.

Pokémon Escarlata y Púrpura

En último lugar, tuvimos un rato para probar las opciones multijugador, empezando por formar un grupo de cuatro con otros periodistas del evento para recorrer juntos Paldea, una opción que parece que va a dar bastante juego. Por último, participamos en las espectaculares teraincursiones en las que nos enfrentamos a poderosos Pokémon bajo los efectos de la teracristalización.

Y hasta aquí nuestras impresiones de Pokémon Escarlata y Púrpura que, como ya veis, nos ha sorprendido muy gratamente y ahora tenemos aún más ganas de seguir recorriendo Esp... Paldea. Nos vemos por allí el 18 de noviembre.

Y además

Pokémon Escarlata

Plataformas:

Nintendo Switch

Lanzamiento: