Ir al contenido principal
Anthem
Reportaje

Las mayores decepciones de la generación de PS4 y Xbox One

La generación de PS4 y Xbox One nos ha dejado algunos de los mejores títulos de la historia, pero tampoco han faltado las decepciones, juegos que no han estado a la altura de lo prometido o esperado. Y ojo, no son malos juegos en absoluto, pero se esperaba mucho más de ellos, y por un motivo u otro, no cumplieron con las expectativas. Descubre cuáles han sido las 10 mayores decepciones que nos hemos encontrado en la generación de PS4 y Xbox One.

Ocurre más veces de lo que debería, lamentablemente. Pero forma parte de este maravilloso mundo de los videojuegos, y en esta generación de PS4 y Xbox One que está llegando a su fin nos hemos enfrentado a estas decepciones. Ya sea por las altas expectativas o por un motivo concreto, estos 10 videojuegos de PS4 y Xbox One nos llegaron tan alto como se esperaba de ellos. 

Las consolas de Sony y Microsoft de octava generación nos han regalado experiencias increíbles en los últimos siete años y que difícilmente olvidaremos, con un broche de oro final protagonizado por joyas de la talla de The Last of Us 2, Ori and the Will of the Wisps, Gears 5 o Final Fantasy VII Remake.

Seguro que todos vosotros os habéis enfrentado a esa sensación agridulce al probar los 10 juegos que te vamos a presentar. Algunos son grandes títulos, pero por debajo de lo que esperábamos, mientras que otros acabaron sepultados por sus bugs y errores, por su decepcionante puesta en escena, temas polémicos como los micropagos, o por su baja calidad comparados con otras entregas dentro de sus sagas. 

Estos discos duros externos son perfectos para tu Xbox

Así pues, te presentamos las 10 mayores decepciones de esta generación de PS4 y Xbox One, que con este 2020 cierra un ciclo de siete años y poco a poco irá cediendo todo el protagonismo a las nuevas consolas, PS5 y Xbox Series X|S

Fallout 76 - PS4, Xbox One y PC

No pudimos evitar temblar cuando Bethesda anunciaba un Fallout multijugador online, aunque ya teníamos el ejemplo de The Elder Scrolls Online. Su lanzamiento en consolas y PC no pudo ser peor, con multitud de errores, bugs, fallos de optimización y pocas opciones jugables, amén de la polémica en torno a los micropagos y una suscripción elitista, lo que no sentó nada bien a los fans.

Fallout 76

Es cierto que con el tiempo, gracias a actualizaciones gratuitas como The Wastelanders o la reciente expansión Amanecer de Acero, Fallout 76 se ha creado una nutrida comunidad de jugadores y el juego ha mejorado exponencialmente, pero esperábamos más de la incursión de esta legendaria saga en el género MMORPG, con un inicio que fue muy mejorable.

The Order 1886 - PlayStation 4

El gran exclusivo de Ready at Dawn prometía ser uno de los caballos de batalla de PS4, gracias a una narrativa cinematográfica y un espectacular apartado técnico. Sin embargo...se quedó en eso, una gran película interactiva, con muy buenas ideas pero con una ejecución regulera, especialmente con una jugabilidad algo pobre. 

The Order 1886

The Order 1886 nos introduce en una trama que mezcla una Londres del siglo XIX con hombres lobo y armas de gran tecnología, y aunque sus cinemáticas, modelos y entornos eran increíbles para ser un juego de 2014, su jugabilidad era realmente básica y su campaña demasiado corta. Pedía a gritos un modo cooperativo que tampoco tuvo. Lástima. 

Mass Effect Andromeda - PS4, Xbox One y PC

Una de las decepciones que más nos duelen. Después de una maravillosa trilogía de Mass Effect en la generación de PS3 y Xbox 360, nos llegaba este cuarto juego de la mano de BioWare, que prometía una nueva y épica epopeya espacial. Y... bueno, nos quedamos francamente helados. ¿Quien no recuerda los memes de sus animaciones faciales o al caminar? El juego se lanzó roto en lo técnico.

Mass Effect Andromeda

Pero aún con los fallos, Mass Effect Andromeda no es un mal juego en absoluto, y su fórmula RPG-shooter funciona bastante bien, amén de su gran banda sonora y apartado visual. Sin embargo, sus posibilidades roleras estaban muy por debajo de lo visto en anteriores entregas, con bugs y errores, una trama menos interesante y una propuesta que nos dejó algo fríos. Y eso, tratándose de la saga Mass Effect, nos dolió.

Assassin's Creed Unity - PS4, Xbox One y PC

El debut de Assassin's Creed en la generación de PS4 y Xbox One se produjo con Assassin's Creed Unity, una entrega que nos llevaba directamente a la Revolución Francesa, ambientación que llevaba resonando mucho tiempo en las gargantas de los fans. Pero Ubisoft no entró con buen pie...y el principal problema fueron los abundantes bugs y errores que presentaba el juego. 

Assassin's Creed Unity

Si bien nos encantó su ambientación histórica, sus posibilidades o la capacidad de reclutar revolucionarios a nuestra causa, el juego no estaba bien optimizado y nos llegó ''roto''. Las actualizaciones fueron solucionando estos fallos, pero la sensación final fue que al título le faltaba un tiempo en el horno.

Watch Dogs - PS4, Xbox One y PC

Caso muy similar al de Assassin's Creed Unity, aunque en este caso con una IP totalmente nueva de Ubisoft. Watch Dogs se presentaba como un juego de mundo abierto con el hackeo y el sigilo como principales bazas. Tras una espectacular demo en el E3, y varios retrasos, nos lleó un juego muy distinto en lo visual, y una vez más, con abundantes errores y fallos técnicos, que lastraron este debut de la franquicia.

Las redes sociales se llenaron de escenas plagadas de bugs, coches con físicas irregulares, personajes que desaparecían... quizás estos problemas se debieron a que el título llegó demasiado pronto, y afortunadamente con Watch Dogs 2 se mejoró mucho esta agridulce primera entrega, algo que ha seguido también con Watch Dogs Legion

Shenmue III - PS4 y PC

La legendaria saga creada por Yu Suzuki nos enamoró con Shenmue y Shenmue 2 en Dreamcast, y por eso esperábamos con verdadera ansia una tercera entrega de las aventuras de Ryo Hazuki. Asumimos que el presupuesto para desarrollarla no era muy alto, aun con una exitosa campaña de Kickstarter y el respaldo de Sony y Deep Silver detrás, pero Shenmue III acabó dejando una sensación agridulce...

Shenmue 3

Si bien el mundo abierto estaba genialmente construido, con personajes interesantes y una preciosa banda sonora, el apartado técnico no estuvo a la altura, y es inevitable la comparación con sus dos predecesores... en otras palabras, Shenmue III es a Shenmue lo que El Padrino III es a El Padrino. Lo cierto es que esperábamos más del genio Yu Suzuki. 

Marvel's Avengers - PS4, Xbox One y PC

La idea de un videojuego basado en Los Vengadores, desarrollado por Crystal Dynamics (Tomb Raider 2013) y orquestado por Square-Enix nos elevó el hype por las nubes, más aún después de ver lo espectacular que lucían sus tráilers. Pero no ha sido oro todo lo que relucía.

Marvel's Avengers es un muy buen juego, y los fans de Marvel lo disfrutarán muchísimo, pero su campaña es corta, la variedad brilla por su ausencia, la trama no está a la altura de lo visto en la saga de películas... quizás nos esperábamos el equivalente a Marvel's Spider-Man con el grupo de superhéroes, y por eso nos ha decepcionado, pero lo cierto es que Square Enix ha sufrido pérdidas millonarias por este notable pero estrellado título.

Metal Gear Solid V: The Phantom Pain - PS4, Xbox One y PC

La incursión de Big Boss en la generación de PS4 y Xbox One prometía convertirse en uno de los mejores juegos de los últimos años... y parece mentira, pero lo es. Sin embargo, en The Phantom Pain hay cosas que nos decepcionaron y por eso está en esta lista, pues el listón estaba muy alto tras Metal Gear Solid 3 y Metal Gear Solid IV.

Hideo Kojima nos entregó una trama hollywoodiense, con numerosas cinemáticas y de larga duración, lo que lastraba mucho la experiencia jugable, y las misiones carecían de originalidad una vez llevábamos horas jugando al título. Otros aspectos decepcionantes fueron la traducción al castellano y la resolución de la trama, por debajo de lo esperado en un Metal Gear Solid. 

Mighty No.9 - PS4, Xbox One y PC

El hype estaba por las nubes cuando Keiji Inafune anunciaba sus intenciones de crear un sucesor espiritual de la legendaria saga Mega Man, y el apoyo de los fans en Kickstarter fue brutal, superando en un 400% la cantidad demandada. A cambio nos llegó Mighty No.9, un nostálgico plataformas que se quedó a medias por su escasez y diseño de niveles, amén de otros problemas. 

La fórmula jugable se sentía agotada, por culpa de un exceso de velocidad que agobiaba al jugador, y además sus 12 escenarios estaban desaprovechados. En otras palabras, un cúmulo de ideas a priori atractivas que fracasaron por el exceso de prisa, tanto en su desarrollo como en la propia jugabilidad del título, entre otras muchas cosas.

Anthem - PS4, Xbox One y PC

El éxito de Destiny llevó a BioWare a plantearse este cambio de género, aparcando sus licencias Dragon Age y Mass Effect para probar suerte con Anthem, un looter-shooter con toques RPG enfocado al multijugador, y cuyo apartado técnico nos dejó sin palabras desde los primeros tráilers. 

Anthem

¿El resultado? Un juego algo vacío, sin personalidad, con buenas ideas pero con una ejecución simplona, y sobre todo careciendo de contenidos y posibilidades jugables. Tal fue el batacazo, que BioWare está preparando un rediseño de Anthem para 2021, con el objetivo de relanzarlo con un gran lavado de cara y añadir PS5 y Xbox Series X|S a la lista de plataformas en las que estará disponible.

¿Estás de acuerdo con esta selección de juegos? ¿Te decepcionaron estos 10 títulos? Recordamos que no se trata de malos juegos en absoluto, pero sus expectativas estaban en lo más alto y terminaron por quedarse por debajo de nuestros deseos. Veremos si PS5 y Xbox Series X|S saben cumplir con nuestro hype sin dejarnos esa sensación agridulce. 

Y además