Reportaje

Las Neo Geo de bolsillo: Las historias del Tío Bruno

Por Bruno Sol

Hace 15 días nos dimos el gustazo de enchufar la Neo Geo, la consola más deseada de la década de los 90, y su prima, Neo Geo CD. Pero teníamos una deuda pendiente con los mitómanos de SNK y ha llegado el momento de saldarla. En el vídeo de arriba nos podéis ver haciendo el orangután, como siempre, con las pequeñas y encantadoras Neo Geo Pocket y Neo Geo Pocket Color. Dos consolas que no llegaron a disfrutar de la popularidad de Game Boy y Game Gear, dejando para la posteridad un catálogo de juegos notablemente más corto que sus rivales, aunque entre ellos había auténticas joyas.

Tio Bruno NeoGeo Pocket

Neo Geo Pocket debutó en las tiendas japonesas en octubre de 1998, en un valiente intento de SNK de aprovechar el prestigio de la marca Neo Geo para adentrarse en el mercado de las consolas portátiles. Y decimos “valiente”, porque dicho mercado estaba dominado, con puño de hierro, por Nintendo y su Game Boy (por aquel entonces la Game Gear de Sega ya llevaba unos cuantos años fuera de la competición). Por desgracia para SNK, ese mismo octubre Nintendo lanzó en el mercado japonés la Game Boy Color (que llegaría a Occidente un mes más tarde), sentenciando con ello cualquier posibilidad de triunfo para la recién llegada y su pantalla monocromo. De hecho, solo llegaron a comercializarse 10 títulos para una consola que si llegó a ser distribuida en nuestro país, aunque en EE.UU. ni la olieron.

Tio Bruno NeoGeo Pocket

Pero SNK no se rindió, y apenas seis meses más tarde contraatacó (es un decir) con un nuevo modelo, Neo Geo Pocket Color, con la que intentó acortar distancias, al menos en lo referente a la calidad de imagen, con la nueva bestia portátil de Nintendo. Aunque jamás llegó a inquietar el reinado de Game Boy Color (y el de su predecesora, que aún seguía dando mucha guerra), el éxito comercial sí le acompañó a SNK en esta ocasión,hasta cierto punto, como refleja el hecho de que llegara a contar con 82 títulos a lo largo de su vida comercial. Abajo podéis ver la publidad de Neo Geo Pocket Color, tal y como apareció en el Número 99 de Hobby Consolas, en el que aparece el precio y los distintos modelos de carcasa con los que llegó a España.

Tio Bruno NeoGeo Pocket

Entre los puntos fuertes de Neo Geo Pocket Color estaba la adaptación de las licencias de SNK, como por ejemplo sus sagas de lucha 2D (Samurai Shodown, Fatal Fury, KOF) a las que se dotó de una encantadora estética Super Deformed para compensar el lógico abismo gráfico que había entre la portátil y la Neo Geo de cartucho. Otras vacas sagradas de la casa, como Metal Slug (por partida doble), también formaron parte del catálogo de NG Pocket Color, junto a algunos tesoros exclusivos, como Sonic The Hedgehog Pocket Adventure, programado por una división de SNK que acabaría abandonando la compañía para formar parte de un nuevo estudio, Dimps (sí, los mismos que posteriormente crearían las entregas de Sonic para Game Boy Advance).

Tio Bruno NeoGeo Pocket

Hay un dato curioso que se nos olvidó mostrar en el vídeo (la edad, las prisas, que somos muy tontos): los juegos de Neo Geo Pocket y NG Pocket Color eran compatibles entre las dos portátiles de SNK, salvo en el caso de algunos cartuchos como Sonic, The Last Blade o SNK Vs Capcom: Match of the Millenium. Que los juegos de la Pocket Monocromo funcionaran en el modelo a Color era de esperar (al fin y al cabo la GBC también permitía usar el abultado catálogo de su antecesora), pero que la mayoría de los juegos de Neo Geo Pocket Color funcionasen en el modelo anterior, aún a costa de perder su colorido), era un detalle realmente simpático.

Solo nos queda desearos un feliz 2020, y esperamos acompañaros el próximo año con nuevos vídeos en los que demostraremos nuestras enormes lagunas de memoria y lo mala que es la edad.

Y además