Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Razer Blade 15 con i7 y RTX 3080, análisis y experiencia de uso del sobresaliente portátil gaming

Análisis Razer Blade 15

En nuestro análisis del Razer Blade 15, el portátil gaming con i7 y RTX 3080, os contamos porque este caro modelo es uno de los mejores que puedes encontrar a día de hoy, tanto en términos de diseño, como de rendimiento para jugar.

Y la cosa no se queda ahí: todos los juegos que hemos probado, desde el más exigente hasta el más casual, Razer Blade 15 lo ha movido con gran soltura, siempre por encima de los 60 fps en modo rendimiento (en algunos casos superando los 300) con Ray Tracing y el nivel de detalle en nivel ultra o alto en la práctica totalidad de las opciones.

Disponibles en EE.UU. y otros mercados desde 2016, la serie de portátiles Razer Blade ha sido una de las líneas de producto que se habían resistido al mercado español... hasta ahora. Tal y como se anunció a principios de marzo, desde hace unas semanas está a la venta el Razer Blade 15 con distintas configuraciones, con un precio de partida para la versión más básica de 1799 euros.

¿Pero qué tienen de especial estos portátiles y por qué su llegada es una buena noticia? Es algo que vamos a ver en este análisis de Razer Blade 15, en el que veremos su desempeño a la hora de realizar distintas funciones (juego, streaming...) y otros aspectos clave, desde el diseño al nivel de ruido de la ventilación y otros muchos aspectos.

Para poder daros nuestra opinión de Razer Blade 15 hemos probado durante tres semanas el tope de gama de la configuración que está disponible en el mercado español, es decir, con gráfica de la serie RTX 30 y procesador Intel Core i7. Es decir, estamos hablando de un portátil que monta una RTX 3080, un i7 10875H, 32 GB de RAM, SSD de 1 TB y pantalla de 15,6" con refresco de 360 Hz, que cuesta 3099 euros. 

Consigue el portátil gaming Razer Blade 15 con RTX 3080 "mobile" al mejor precio

No, no se trata de un portátil barato, e incluso existen configuraciones con un precio más elevado, con pantalla 4K o QHD, por ejemplo (aunque también existen configuraciones más baratas que montan RTX 3070 o RTX 3060 y con 16 GB de RAM). Como siempre, vamos primero con un vistazo a las especificaciones técnicas y características generales de esta nueva bestia de Razer...

Características generales Razer Blade 15 (RTX 3080)

  • Procesador: Procesador Intel® Core™ i7-10875H de 10.ª generación, 8 núcleos/16 hilos, 2,3 GHz/5,1 GHz (base/turbo máx.), 16 MB de caché
  • Sistema operativo: Windows 10 Home
  • 15,6", 360 Hz en Full HD, 1920 x 1080
  • Tarjeta gráfica: GPU NVIDIA® GeForce RTX 3080 para portátiles (8 GB de VRAM GDDR6, con tecnología Optimus™)
  • Almacenamiento: SSD de 1 TB (M.2 NVMe PCIe 3.0 x4) + x4 ranuras M.2 PCIe 3.0 para una ampliación sencilla
  • Memoria: 32 GB de canal dual DDR4-2933 MHz (16GB x2)
  • Chasis: aluminio anodizado de color negro, con logotipo de Razer retroiluminado en verde
  • Comunicaciones: Intel® Wi-Fi 6E AX210, 2X2, Bluetooth® 5.2, IEEE 802.11a/b/g/n/ac/ax
  • Batería: batería integrada recargable de polímero de iones de litio de 80 WHr, hasta 7 horas de autonomía
  • Adaptador de corriente: alimentación de 230 W
  • Cámara web: Cámara web Windows® Hello HD con sensores IR integrada (1 Mpx./720 P)
  • Touchpad: Panel táctil de vidrio de precisión
  • Teclado: con retroiluminación programable, anti-ghosting, RGB de zona única de Razer Chroma
  • Puertos: Thunderbolt 3 (USB-C), puertos USB 3.2 generación 2 (USB-A), Puerto USB-C 3.2 generación 2, lector de tarjetas SD
  • Salida HDMI 2.1 (hasta 8K a 60 HZ o 4K a 120 Hz)
  • Sonido: altavoces estéreo integrados, puerto combinado de 3,5 mm para auriculares/micrófono
  • Micrófono de matriz integrado
  • Conector de seguridad Kensington
  • Dimensiones: 16.99mm x 235mm x  355mm

Razer Blade 15: cuestión de diseño

Como hemos adelantado, Razer Blade nació en 2016, y nació como respuesta a una necesidad que por entonces quizá no estaba tan clara y definida como lo está ahora, y se adelanto a todos los demás fabricantes: tener un portátil potente tanto para gaming como para la creación de contenido (con alta capacidad para renderizado de vídeo, streamings, etc.) en un cuerpo ultrafino y muy compacto.

Estamos hablando de un portátil que, en términos de aspecto exterior, remite directamente a los MacBook Pro de Apple, con un diseño unibody de una pieza fabricado en aluminio. Un diseño compacto, delgado y muy "llevable", que contrasta con los "tochos" que se llevaban hace años cuando se hablaba de portátil gaming.

Análisis Razer Blade 15 2021

La superficie es totalmente negra, mate, y el único detalle de color lo pone el logo iluminado de Razer, en color verde, en la tapa exterior. Además, Razer Blade 15 consigue reducir drásticamente que las huellas se queden marcadas en el cuerpo y superficie del portátil, gracias a un tratamiento de la superficie que no ha detallado... pero lo cierto es que funciona. Se quedan algunas huellas, pero no es nada escandaloso, y se limpian fácilmente.

Análisis Razer Blade 15 lector de huellas

Levantando la tapa (algo que se puede hacer con una mano y prácticamente sin esfuerzo, como en los portátiles de Apple), encontramos un teclado compacto con el "layout" o disposición española (es decir, está la "Ñ"). Decimos compacto porque prescinde de teclado numérico y recoloca teclas como Ins o Supr.

Análisis Razer Blade 15 teclado

Justo debajo del teclado encontramos el enorme touchpad, con superficie de cristal y un tacto y respuesta es muy bueno, al mismo nivel que los portátiles de Apple (que destacan en este aspecto). A ambos lados del teclado encontramos los altavoces, que lanzan el sonido hacia arriba). Además, encima del altavoz derecho está el botón de encendido, que además es un lector de huellas (por ejemplo, para desbloquear el portátil).

Por su parte, en la parte de conectividad, el Razer Blade 15 va bastante sobrado. en el lateral derecho encontramos el puerto HDMI, un puerto Thunderbolt 3 Tipo USB-C (DisplayPort y corriente por USB-C), un USB A 3.0 y el lector de tarjetas SD, mientras que el izquierdo aloja dos puertos USB-A 3.0, otro USB-C, el puerto para conectar el "ladrillo" de carga y la salida de auriculares con conector 3,5mm. Por último, el marco de la pantalla esconde una webcam con resolución 720p. 

Análisis Razer Blade 15 conectores

Cierra el diseño el sistema de ventilación, que cuenta con dos ventiladores en la parte inferior, dos patas de goma que lo levantan ligeramente de la superficie donde lo vayamos a asentar y unas rejillas de ventilación en la parte de las bisagras, que permiten sacar el calor tanto por abajo como hacia la parte trasera del portátil. No hay rejillas laterales como en otros portátiles, pero lo cierto es que es una solución que funciona, aunque de primeras pueda parecer extraña (las rendijas del teclado hacen las veces de toma de aire).

Razer Blade 15: pantalla FHD de 360 Hz

Las bondades del Razer Blade 15 siguen por la pantalla. Se trata de un panel IPS de 15,6" sin apenas marcos, con resolución FullHD (1920x1080), pero que destaca por un detalle muy a tener en cuenta, sobre todo los que quieran usarlo para jugar en competitivo y al más alto nivel: su tasa de refresco es de hasta 360 Hz.

Es un tipo de pantalla que cada vez montan más portátiles gaming, y que destaca por eso, por ofrecer una suavidad de imagen simplemente impresionante. Lo hemos probado con diversos juegos, como Forza Horizon 4, donde hemos superado los 120 fps en modo rendimiento (algo que detallaremos más adelante) con prácticamente todo en Ultra o nivel alto de detalle.

Análisis Razer Blade 15

Es una pantalla que además da el do de pecho al jugar a títulos como Fortnite en modo rendimiento, donde se pueden superar los 300 fps, aunque sea a costa de reducir al máximo nivel de detalle del juego... Pero vamos, que si quieres fluidez, buen color y buenos ángulos de visión, Razer Blade 15 ofrece en un cuerpo compacto y muy "llevable" (es muy ligero) todas estas características.

Razer Blade 15: rendimiento en juegos

Para quien aún no lo sepa, cabe recordar que las tarjetas gráficas de los portátiles, aunque comportan nomenclatura (como aquí RTX 3080), son las versiones mobile, que suelen ofrecen unas características recortadas o inferiores, tanto porque deben entrar en un diseño más compacto, como para no crean el llamado estrangulamiento térmico (que irradien un calor extremo que afecte al resto del equipo) y, además, no se beban la batería en un santiamén.

En el caso de la RTX 3080 del Razer Blade 15, estamos hablando de una gráfica con 8 GB de VRAM frente a los 16 de las tarjetas para equipos de sobremesa, y con  un consumo de hasta 80W sin enchufar a corriente, y de 95 enchufada a la corriente.

Razer Blade 15 modo Rendimiento

Razer Blade 15 cuenta además con una gráfica integrada en placa, UHD Graphics 630, que es la que se puede usar por defecto para tareas que no requieran la gráfica dedicada y así prolongar la autonomía de la batería (por ejemplo, para ver vídeos, trabajar o lo que sea) gracias a la tecnología Nvidia Optimus. Siempre podemos desactivar esta gráfica integrada desde la bios y usar sólo la RTX si así lo deseamos.

Los 10 de juegos de PC con mayores requisitos y sólo para equipos potentes

Dicho esto, también hay que diferenciar entre el rendimiento que obtenemos con el ordenador enchufado a la corriente, y sin estarlo. Desde Razer Synapse podemos controlar estos parámetros, y si bien el modo "Equilibrado" (sin enchufar a la corriente) deja poco margen de maniobra para buscar cierto equilibrio entre rendimiento y mayor duración de la batería, la cosa cambia cuando enchufamos el portátil.

Ahí podemos elegir qué nivel de CPU y GPU queremos usar, así como las revoluciones máximas de los ventiladores. También podemos elegir si queremos que la pantalla alcance los 360 Hz o 60 Hz. Lógicamente el Razer Blade 15 da el do de pecho cuando está conectado a la corriente. ¿Un ejemplo? Pues vamos a empezar con Forza Horizon 4.

,

Hemos estado jugando tanto en modo batería como en modo enchufado a la corriente, y el desempeño es bastante distinto. Funcionando sólo con la batería, hemos alcanzado una tasa constante de 30 fps, con algunas variables de desempeño gráfico en nivel medio... La cosa cambia con el portátil enchufado a la corriente, donde todas las opciones alcanzan nivel Ultra o Alto y hemos fijado la tasa de frames en 120 fps. Con esa configuración, el juego va suave a 1080p (la resolución máxima de la pantalla), aunque gracias al puerto HDMI 2.1 podemos sacar la señal a un monitor 4K.

Razer Blade 15 Rendimiento

Hemos probado con otros juegos incluso más exigentes, como Cyberpunk 2077, donde enchufado es capaz de moverlo por encima de 60 fps, con el DSLL activado y con los efectos de Ray Tracing al máximo. ¿Más ejemplos con juegos? Pues si seguimos en modo Ultra con todo activado, The Witcher 3 corre a más de 90fps, Doom Eternal por encima de los 170, Watch Dogs Legion 70 fps, Assassin's Creed Valhalla 66-69 fps... Vamos, que todo lo que hay actualmente, lo mueve más que de sobra en calidad Ultra y por encima de los 60 fps constantes.

EMBARGO cyberpunk 2077

También hemos realizado el experimento contrario, reduciendo al mínimo las características gráficas de juegos como Fortnite, que en modo rendimiento (una de las novedades que llegaron a principio de este año a PC), ha superado los 300 fps, para quienes juegan en modo competitivo y buscan el máximo rendimiento. ¿Otro juego gratuito? Apex Legends en Ultra se mueve a 120 fps...

Razer Blade 15: rendimiento streaming, edición, grabación...

Visto que el desempeño de Razer Blade 15 está fuera de toda duda y es capaz de mover los juegos más exigentes del momento por encima de 60 fps (recordemos, a resoluciones 1080p), también lo hemos puesto a prueba en otras facetas.

Razer lanzó la serie Blade como portátil para juegos y para crear contenido, y eso es algo que sigue en el ADN de la versión de 2021. Su CPU de 8 núcleos le permite desempeñar múltiples tareas en paralelo con soltura, y sin cuellos de botella que afecten a su rendimiento.

Análisis Razer Blade 15 webcam

Hemos probado a realizar un streaming de un juego, con la webcam activada y grabando en vídeo al mismo tiempo lo que estábamos jugando y ha podido desempeñar todas las tareas a la vez sin petardeos, de manera fluida y como esperábamos.

Como hemos indicado en las características generales del Razer Blade 15, el procesador de este modelo es un Intel Core i7, un detalle que a los más "techies" puede echarles para atrás (en la actual generación de procesadores, AMD ha demostrado estar un peldaño por encima con su línea Ryzen).

SanDisk SSD Plus de 1TB

SanDisk SSD Plus de 1TB

Este SSD de 2,5" es ideal para jugar en PC. Llega fácilmente a los 500 MB por segundo de velocidad y además es de una marca clave en el sector del almacenamiento.

Cómpralo al mejor precio

Pero no es menos cierto que, en términos generales, aunque quede ligeramente por debajo que un equivalente en la gama Ryzen, con el Razer Blade 15 podrás realizar prácticamente todas las tareas que te propongas, y mover hasta los juegos más exigentes del momento (y los que están por venir).

Razer Blade 15: niveles de ruido y calor

En el modo equilibrado, es decir, tirando de la batería, Razer Blade 15 busca un equilibrar la autonomía de la batería con el rendimiento del portátil, pero nunca desplegando toda su capacidad. Es por eso que muy a menudo los ventiladores suelen estar parados, sobre todo con tareas más ligeras, ofimática, reproducción de vídeo y similares. Pero "al forzar la máquina", la cosa cambia.

Lógicamente, si buscamos el desempeño máximo con los juegos más exigentes, la carga de trabajo para la CPU y la GPU se dispara, y es ahí cuando entra el modo enchufado a la corriente, y donde podemos fijar las revoluciones el nivel de uso de la CPU y la GPU y las revoluciones a las que queremos que se muevan los ventiladores.

Razer Blade 15 Configuración ventiladores

No hace falta ser un genio para adivinar lo que supone esto: a mayor trabajo de los componentes, mayor calentamiento. A mayor calentamiento, mayor carga de trabajo para la ventilación, y con ello, mayor nivel de ruido.

Como hemos contado, hemos puesto a prueba el ordenador con algunos de los juegos más exigentes, con el uso de la CPU y GPU al máximo, y hemos alcanzado temperaturas que, según el juego, han oscilado entre los 70 y 90 grados de máxima tras una buena sesión de juego.

Los 10 mejores juegos que llegan en junio

Esto tiene un efecto directo en el portátil: el chasis de aluminio se calienta, especialmente por la zona de las teclas F, donde la temperatura llega a ser considerable. El resto del cuerpo reparte bien el calor, y podemos apoyar las manos sin problemas a ambos lados del touchpad: notaremos el calor, pero en ningún caso "quema" y podemos seguir jugando con normalidad.

Ventiladores Razer Blade 15 2021

Todo esto, por supuesto, con el ventilador al máximo rendimiento, para disipar la mayor cantidad de aire posible. Esto, como os podéis imaginar, hace que los niveles de ruido se disparen, como suele suceder en la mayoría de los portátiles orientados al gaming

Pero no es menos cierto que el portátil cuenta con unos buenos altavoces que alcanzan un alto nivel de volumen (aunque quizá puedan pecar algo suaves en los graves), por lo que si te gusta jugar con el sonido alto, en cierto modo ocultarás parte del sonido de los ventiladores. Y con cascos, más... 

Razer Blade 15: autonomía, Razer Synapse y otras características

Otro de los puntos interesantes es la autonomía, y Razer Blade 15 ha alcanzando hasta 9 horas de autonomía con una carga completa en labores de ofimática (navegación con el Wi-Fi activado) y de reproducción de medios, con un nivel de brillo intermedio. En cuanto a juegos, pues varía dependiendo del juego, de si tenemos o no activado Nvidia Optimus, el refresco de pantalla a 60 o 360 Hz, el nivel de brillo o volumen de los altavoces etc.

Razer Blade 15 Synapse

Pero siguiendo ciertos parámetros, es una batería que puede durar bastante incluso para jugar, y para lo que supone un portátil gaming de estas características. Además, Razer Synapse permite configurar algunos aspectos, desde el nivel de brillo de la luz del logo exterior, a la iluminación de cada tecla, la creación de efectos de iluminación con Chroma o las macros. Es un teclado con Antighosting, por lo que no perderás pulsaciones de teclas.

Y todo en un cuerpo que, sin el ladrillo de corriente, apenas pesa 2 Kilogramos. Un portátil ultracompacto y ultraligero y con algunas opciones de expansión interesantes, como contar con una segundo puerto para un disco NVMe SSD (M.2-2280).

Razer Blade 15: conclusiones finales

Como otros productos del fabricante, Razer Blade 15 no es un portátil gaming para todos los bolsillos. Aquí estás pagando por el diseño (insistimos cuerpo de aluminio de una pieza, muy ligero y compacto) y por los componentes, como la gráfica RTX 3080 (o inferior en otras configuraciones diferentes a la que hemos probado), la pantalla de 360 Hz o los 32 GB de RAM, por mencionar algunos...

Análisis Razer Blade 15 grosor

Se le puede criticar que no monte un procesador Ryzen, pero aun con todo, es un señor pepino, que te permitirá realizar numerosas tareas en paralelo (el ejemplo del stream, captura y juego que hemos puesto antes) sin resentirse en ningún momento, y sobre todo jugar a lo grande en cualquier sitio (enchufado despliega todo su potencial... pero eso no es nada nuevo). 

Opinión Razer Blade 15

El problema, como otros muchos portátiles gaming, radica en las altas temperaturas que puede llegar a alcanzar, y eso que todavía no estamos en los meses más calurosos del año, y el ruido de ventilación que ello conlleva. Pero aún con todo, la experiencia es soberbia.

Su diseño nos ha encantado, y su rendimiento con juegos con Ray Tracing es simplemente espectacular. Por eso,  si buscas un portátil con un diseño espectacular (y que han copiado otros muchos fabricantes), y con el que jugar a todo lo que hay en la actualidad a máxima calidad, Razer Blade 15 es una opción muy a tener en cuenta... siempre que tengas los 3000 euros que cuesta, claro.

Y además

Más artículos