tressfx amd
Reportaje

Tecnologías exclusivas de tarjetas gráficas AMD Radeon

Por Alejandro Alcolea
-

Comprar una tarjeta gráfica es algo que debe meditarse. ¿Qué modelo conviene? ¿Cuándo quiero cambiar? ¿Qué marca de gráficas es mejor? Son preguntas con respuestas que no siempre están claras. pero vamos a echaros una mano en una de ellas. 

Como sabéis, hay dos fabricantes de GPU, AMD y NVIDIA. Cada una de ellas tiene sus propias tecnologías exclusivas que aplican a sus tarjetas y, tras repasar las tecnologías de las tarjetas NVIDIA, es el momento de hacer lo propio con las de AMD.

VEGA, la nueva generación de AMD en Amazon

A nivel de tecnologías perfectamente reconocibles para el usuario, AMD no está tan avanzada como NVIDIA. No se trata de capacidad, sino de la posición de mercado durante estos últimos años en los que la compañía ''verde'' ha dominado la gama alta y entusiasta y, por tanto, las tecnologías iban destinadas a usuarios con ese tipo de tarjetas.

AMD, por su parte, ha estado cómoda en la gama media durante los últimos años, pero también han desarrollado tecnologías que han hecho avanzar la industria y, aunque no son tan visibles como las de NVIDIA, sí mejoran lo importante: el rendimiento de los videojuegos. A continuación, os dejamos algunas de las tecnologías exclusivas de AMD más útiles para los jugadores.

Radeon ReLive

Al igual que NVIDIA tiene el GeForce Experience como centro neuralgico, AMD tiene su propio sistema. La aplicación de Radeon nos permite realizar algunos ajustes generales para los juegos y otras mejoras a nivel de software de las que hablaremos a continuación, pero puede que lo más interesante sea Radeon ReLive.

Se trata de la réplica a ShadowPlay de NVIDIA. Con ReLive podemos emitir vídeo, capturar gameplay de juegos y sacar capturas para compartirlas de forma sencilla. Cabe destacar que se trata de una aplicación completamente gratuita que se instala, si queremos, al instalar los drivers de nuestra gráfica AMD.

Vulkan

Durante estos últimos años, AMD ha estado volcada en el desarrollo de los chips de las consolas. Curiosamente, mientras la gama entusiasta en PC la ha dejado a un lado (hasta el lanzamiento de VEGA), la compañía ha dado vida a consolas como PS4 y Xbox One (y las versiones mejoradas de las mismas, PS4 Pro y Xbox One X).

Con esto, ha aprendido a optimizar y trabajar a bajo nivel, lo que permite que los juegos saquen mucho más partido de los chips gráficos de lo que lo hacían en el pasado. Mantle fue el primer paso de trabajo a bajo nivel y Vulkan ha sido la evolución. Se trata de una API que mejora enormemente el rendimiento de los juegos que lo utilizan (como DOOM) y, aunque no es algo exclusivo de AMD, ya que NVIDIA también es compatible, sí es bueno señalar que quien hizo la inversión fue la compañía estadounidense.

Y... ¿para qué sirve Vulkan? Por ejemplo, para poner DOOM a 200 frames por segundo en resolución 1080p, una auténtica barbaridad.

FreeSync

FreeSync ya sí es una tecnología exclusiva de AMD, aunque necesitaremos un monitor compatible. Básicamente, se trata de una tecnología que combina la potencia de la gráfica con la capacidad del monitor para crear la sincronización de la imagen y evitar tearing sin consumir demasiados recursos de la tarjeta. Con esto ganaremos estabilidad en los juegos y, a diferencia de los monitores G-SYNC, los paneles compatibles con FreeSync de AMD son más asequibles.

Pantallas compatibles con FreeSync

TressFX

Esta entrada sobre las tecnologías de AMD no la encabeza Lara Croft de manera gratuita. La aventurera protagonizó uno de los avances visuales más impresionantes de los últimos años con el reborn de la saga en 2013. Aunque en PS3 y Xbox 360 esta tecnología no se aplicó (básicamente, era imposible para aquellas máquinas), en PC pudimos disfrutar de la tecnología TressFX.

Se trata de una tecnología de físicias y simulación que permite ver el cabello de los personajes de juegos compatibles de una forma hiper realista. Títulos como Rise of the Tomb Raider o Deus Ex Mankind Divided son dos de los compatibles con esta tecnología.

Super Resolución Virtual

Esta es otra de las mejoras que el usuario es capaz de notar a simple vista. Tanto AMD VEGA como las RX580 están más que capacitadas para ejecutar juegos a muy alta resolución. Sin embargo, los paneles más comunes son los 1080p e, incluso, los 1680x1050 de formato 16:10. Esta resolución se mueve fácilmente por ambas tarjetas y, para no desperdiciar su ''poder'', AMD creó la Virtual Super Resolution.

Esta tecnología consiste en algo muy parecido a lo que hacen PS4 Pro o hará Xbox One X. La tarjeta gráfica crea una imagen a una resolución superior a la que tiene nuestro monitor. Posteriormente, la imagen a esa resolución se adapta al tamaño de nuestro panel. Con esto no sólo se mejora la nitidez general de la imagen, sino que podemos desactivar los filtros anti-aliasing para ganar más definición en los bordes de los elementos sin tener jaggies. 

DirectX12

Vale, DirectX12 no es exclusivo de AMD, pero se nota la mano de la compañía estadounidense al trabajar durante muchos años con Microsoft codo a codo. Esto es algo de lo que la nueva generación de tarjetas AMD, VEGA, se ha aprovechado. AMD ha creado el chip de Xbox One X y, por tanto, han aplicado mucho de lo aprendido en cuestión de optimización y DirectX12 a su nueva generación.

De este modo, se consigue un rendimiento óptimo en juegos compatibles con DirectX12 sin necesidad de gastar muchos recursos. En juegos como Gears of War 4 y Forza 7 es muy sencillo subir la resolución a 4K sin que el rendimiento caiga demasiado.

Lecturas recomendadas