Ir al contenido principal
Friends
Reportaje

¿Por qué terminó Friends en su momento de mayor éxito?

¿Qué hizo que Friends llegase a su fin en el momento en que gozaba de tan buena salud? ¿Cuáles fueron los motivos? ¿Por qué decidieron concluir la serie cuando estaba en lo más alto? Repasamos los motivos que llevaron a su final, tal vez antes de tiempo, o no.

Friends está considerada como una de las mejores series de televisión de la historia. A lo largo de sus diez temporadas, la serie creada por David Crane y Marta Kauffman sentó las bases para el futuro de las sitcom que llegarían con el paso de los años. Sus situaciones desternillantes y sus personajes inolvidables

Desde 1994, NBC distribuyó la serie, cosechando a su paso toda una legión de fans que todavía siguen teniendo muy presente su amor por la serie que tantas alegrías les brindó. Sin embargo, en 2004, la temporada 10 de Friends se convirtió en el canto de cisne de la serie. Los fans se tuvieron que despedir de Monica y Ross Geller, Chandler Bing, Phoebe Buffay, Joey Tribbiani y Rachel Green.

A día de hoy, todavía hay mucha gente que se pregunta qué llevó al equipo de Friends a poner el punto final en la temporada 10. Los ratios de audiencia eran excelentes en ese punto. Además, el hecho de que los fans sigan devorando sus capítulos es prueba de que seguía generando interés a pesar de ser una serie que tenía ya una década desde su concepción. 

Hoy en Hobby Consolas, trataremos de vislumbrar cuáles fueron los principales motivos de que Friends concluyese en uno de sus mejores momentos.

Una serie insostenible

Para 2004, Friends se había convertido en una serie pionera en muchos aspectos. La forma de contar historias había enamorado a todo el mundo, y sería la principal responsable de influir en series posteriores como The Big Bang Theory o Cómo conocí a vuestra madre. De un modo similar a cómo Seinfeld influyó en la propia Friends, pero a lo grande.

Friends personajes principales

Una de las cosas en que Friends también fue pionera fue en conseguir que su reparto principal negociase sus salarios de forma conjunta. Un ejemplo que otras series han seguido posteriormente. Para la temporada 10, cada uno de los seis protagonistas se llevaba un millón de dólares por episodio de Friends. Courteney Cox, Lisa Kudrow y Jennifer Aniston se alzaron como las actrices mejor pagadas de toda la televisión.

Claro, que esto también suponía que el costo de cada capítulo de Friends por ese momento subiera su coste de producción de forma preocupante. Cada capítulo consumía seis millones de dólares en el salario de los actores principales. A esto había que sumarle el resto del coste de producción, salario del equipo artístico y técnico, etc. Una tendencia que seguramente habría subido con más temporadas de Friends.

Una retirada a tiempo, es una victoria

Después de 10 temporadas, la serie comenzaba a flaquear en algunos puntos a nivel interno. Jennifer Aniston ya tuvo sus reservas para volver de cara a una décima temporada de Friends. La actriz "no sabía cuánto de Rachel Green le quedaba por dar". Sin embargo regreso ante la promesa de que la temporada 10 de Friends sería la última. Y por supuesto, el embolsarse 18 millones en una temporada por los 18 episodios finales tampoco le parecería mal. Era cuestión de tiempo que más miembros del reparto se sintieran igual.

David Crane y Marta Kauffman también declararon que no se habrían sentido capaces de realizar una nueva temporada de Friends. Los creadores de la serie creían que habían dado todo con las diez temporadas. Diseñaron la temporada final de Friends para cerrar todas las tramas principales, con excepción de la de Joey Tribbiani, que recibía su propio spin-off. No tener a los creadores de la serie habría supuesto un enorme problema para la serie, si los ejecutivos se hubieran empeñado en continuar.

Curiosidades muy locas del apartamento de Monica y Rachel en Friends

Por supuesto, también está el hecho de que, cuando se puede, retirarse en un buen momento es la mejor de las estrategias. Muchas series han pecado de ansias de continuar, y han visto como su esencia se iba diluyendo, mutando en algo muy alejado de su concepto original. Community, por ejemplo, vio como su elenco se partía tras cuatro temporadas.

Sus dos últimas temporadas fueron como ver agonizar a la serie. En ese aspecto, no parece tan descabellado el hecho de que Friends lo dejase en un momento donde los fans iban a recordar a la serie y a sus personajes con mucho cariño. En lugar de recordar "cuando la serie era buena".

Cada uno tendrá su opinión sobre si fue acertado o si fue un error el hecho de que Friends concluyese tras diez temporadas. Pero nosotros tenemos claro que preferimos una serie que terminó bien, a una serie que terminó de cualquier manera cuando ya no sabían qué hacer. ¿Qué opináis vosotros?

Y además