Crash Bandicoot 4: It's About Time
Crash Bandicoot 4: It's About Time aterriza en Nintendo Switch (así como PS5, Xbox Series XS y PC) tras su paso por PS4 y Xbox One. ¿Qué tal se han adaptado los saltos (temporales) en esta versión? Os lo contamos en el análisis.

Tras volver a la vida con Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, el marsupial más querido del ocio virtual apuntaló su regreso el pasado mes de octubre con Crash Bandicoot 4: It's About Time, entrega completamente nueva desarrollada por Toys For Bob (responsables también de Spryro Reignited Trilogy) para PS4 y Xbox One.

Pese a lo mucho que ha llovido desde el lanzamiento de las tres primeras entregas (las mejores y más recordadas, sin ninguna duda), este estudio californiano logró un juego a la altura de la leyenda de Crash, manteniendo intactas las señas de identidad (plataformas, coleccionables y mucho sentido del humor) y mezclándolas con un buen puñado de novedades de lo más interesante. Crash Bandicoot 4: It's About Time fue un regreso por la puerta grande, como se suele decir.

Y ahora, más de cinco meses después (ya era hora), Crash Bandicoot 4: It's About Time llega a PS5, Xbox Series X|S, Nintendo Switch y PC. Como era de esperar, las versiones para consolas next-gen y compatibles presentarán las habituales mejoras: 60 fps, resolución 4K, tiempos de carga reducidos...

VIDEO

Análisis de Crash Bandicoot 4: It's About Time

Pero a la hora de realizar el análisis nos hemos decantado por la versión para la híbrida porque es la que presenta un mayor desafío desde un punto de vista técnico. Más adelante, si conseguimos hacernos con alguna de las otras versiones, intentaremos preparar algo para que también podáis echarles un ojo.

Como siempre, os recordamos que si queréis un análisis en profundidad podéis consultar el que le dedicamos en su momento, pues aquí vamos a pasar muy por encima por los contenidos y vamos a centrarnos en el trabajo de adaptación. Lo podéis encontrar aquí: análisis de Crash Bandicoot 4: It's About Time.

Y ahora sí, sin más dilación, vamos con el análisis de Crash Bandicoot 4: It's About Time para Nintendo Switch.

El multiverso en la palma de tu mano

Tras ver el tráiler en el que se anunciaba su llegada a la consola de Nintendo, los usuarios con mejor ojo se percataron de algo muy interesante: esta versión de Crash Bandicoot 4: It's About Time tiene assets diferentes al resto. Estamos acostumbrados a que los estudios "encajen" los juegos third party en Switch como buenamente pueden (reduciendo la resolución, entre otras cosas), así que saber que Crash Bandicoot 4 iba a contar con una versión realizada específicamente para la híbrida sonaba realmente prometedor.

Sin embargo, la primera impresión que nos llevamos en cuanto iniciamos el juego es... bastante mala, para qué os vamos a engañar. Las secuencias con los logos de Activision y Toys For Bob ya se muestran claramente ralentizadas, y lo peor es que probablemente sean eso: secuencias de vídeo que no están realizadas con el motor del juego.

VIDEO

Crash Bandicoot 4: It's About Time - Gameplay en Nintendo Switch

Estas caídas de frames son constantes y las encontramos también en escenas de vídeo y tiempos de carga... Pero sorprendentemente no a la hora de jugar. No tenemos muy claro cómo es posible, pero mientras que en el "exterior" todo se ralentiza, en los niveles a los que hemos jugado no hemos notado ralentización alguna (manteniendo los 30fps). Es un punto a favor porque es donde más falta hace que el juego mantenga el tipo (y más en uno tan desafiante como Crash 4), pero eso no quita que las ralentizaciones afeen el conjunto.

MicroSD Transcend de 128GB

MicroSD Transcend de 128GB

Esta microSD de 128GB es una de las más baratas de Amazon España. Por capacidad y velocidad es perfecta para Nintendo Switch.

Cómprala al mejor precio

Desgraciadamente no es la única irregularidad que encontramos en la versión para Nintendo Switch de Crash Bandicoot 4: It's About Time. La calidad visual al jugar en modo TV es bastante aceptable; el estilo artístico ayuda a esconder imperfecciones como la menor resolución, logrando que luzca bastante bien. Si no tenéis otra versión al lado (o muy reciente en la memoria) para comparar, podemos decir que el resultado es convincente.

Crash Bandicoot 4: It's About Time

Sin embargo, al pasar al modo portátil la cosa empeora bastante. La resolución se reduce aún más, provocando que haya elementos del escenario que no sean más que un borrón, y en general la calidad de las texturas desciende. Pero lo más preocupante es que, en cierto niveles, se aplica sobre la imagen un filtro que no es nada agradable a la vista. Aquí tenéis un ejemplo (seguro que no hace falta que os digamos cuál pertenece a TV y cuál a portátil):

Crash Bandicoot 4: It's About Time
Crash Bandicoot 4: It's About Time

Como decimos, esto sólo se da en algunos niveles y al jugar en modo portátil, pero cuando sucede se obtiene una calidad de imagen muy pobre. Por suerte, el framerate se mantiene estable sin importar la forma en que juguemos.

Es importante recalcar esto último, porque pese a que en lo visual haya momentos en los que no da la talla, la experiencia jugable en esta versión para Nintendo Switch es exactamente la misma que en PS4 y Xbox One. Los controles responden exactamente de la misma manera (lo que significa que no son todo lo precisos que nos gustaría, pero esa es otra historia) y las sensaciones al viajar entre dimensiones y ponernos en los zapatos de distintos personajes se mantienen intactas.

Crash Bandicoot 4: It's About Time

Al final, salimos de Crash Bandicoot 4: It's About Time un poco decepcionados y con sensaciones encontradas. La decepción se debe a que, pese a estar ante una versión que cuenta con assets específicos, se queda bastante por debajo de las "mayores". Esperábamos que Crash 4 rompiese la "maldición" que pesa sobre tantos ports third party de Switch, pero desgraciadamente no ha sido así.

Y las sensaciones encontradas se deben a que visualmente estamos ante una versión muy pobre, especialmente al jugar en modo portátil (que es, precisamente, la mayor fortaleza de Nintendo Switch frente al resto), pero el hecho de que la experiencia de juego sea exactamente la misma significa que es imposible no quedar atrapados, reintentando los niveles una y otra vez hasta romper todas las cajas.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Como suele ser habitual con los ports para Nintendo Switch, si no conoces el resto de versiones o eres capaz de perdonarle los sacrificios visuales, no vas a tener problemas para disfrutar de Crash Bandicoot 4: It's About Time. Pero si las conoces, puede que esta se te quede coja.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Pese a los cambios, la experienciapermanece inalterada. Un juego largo, variado, con mucho contenido y difícil hasta decir basta.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La calidad visual es irregular, especialmente al jugar en modo portátil. Framerate inconsistente (aunque no afecta a la parte jugable).

Plataformas:

PS4,

Xbox One

Versión comentada: Nintendo Switch

Hobby

78

Bueno

Y además