Sly Spy Arte Apertura Análisis
Análisis

Análisis Johnny Turbo's Arcade Sly Spy para Nintendo Switch

Por Alberto Lloret

Versión comentada: Nintendo Switch

Análisis de Sly Spy, un arcade de acción de Data East que llegó a los salones recreativos en 1989 ofreciendo un variado desarrollo con todo tipo de situaciones (tiroteos en caída libre, bajo el agua...). Ese mismo clásico llega ahora a Nintendo Switch, ofreciendo la recreativa tal cual la disfrutamos hace ya casi 30 años...

La serie Johnny Turbo's Arcade para Nintendo Switch sigue engordando sus filas tras el lanzamiento de Gate of Doom y Bad Dudes vs Dragon Ninja, esta vez con otro inolvidable clásico de Data East: Sly Spy o, como se le conoció en otros territorios (como Japón), Secret Agent.

Para aquellos que no tuvieran la suerte de jugar al título de Data East en su día, se trata de una copia descarada, y sin licencia, de buena parte de la iconografía de James Bond, lo que le ha valido para ser recordado como el mejor juego de James Bond... sin licencia de Bond.

Prueba de ello es que, nada más empezar a jugar, podemos elegir un nombre en clave con tres dígitos... que directamente empiezan por el 0 (vamos, que nos pone a tiro elegir 007). Un gesto que, como veremos más adelante, no hace sino respaldar esa sensación de estar ante un juego de Bond sin licencia.

Guiños aparte, el juego comienza de una forma muy similar al mencionado Bad Dudes vs Dragon Ninja: con el secuestro del presidente americano, honor que en este caso le corresponde a George W. Bush (padre), por parte del grupo terrorista CWD (Council for World Domination).

Sly Spy 02

Así, en el papel de un agente secreto, que es de todo menos discreto, nos tocará pararles los pies a este grupo, a través de 9 niveles que, a su manera, recrean la intensidad y la acción de las mejores escenas de las películas del agente creado por Ian Fleming.

Sly Spy 01

Así, el juego comienza con un tiroteo mientras caemos al vacío desde un avión (para terminar la refriega frente a la estatua de Abraham Lincoln), para luego llevarnos a una persecución en moto, a las profundidades marinas y otros lugares en los que siempre prima una cosa: los disparos.

Sly Spy 05

Cada uno de estos niveles puede durar 1 ó 2 minutos a lo sumo, y como en Rolling Thunder (incluido en el Namco Museum de Switch), contamos con dos botones (uno para saltar y otro para disparar). Contamos con munición limitada, y cuando se nos acaba, pasamos a atacar con nuestras extremidades.

Sly Spy 04

Es un desarrollo muy sencillo (que básicamente se limita a avanzar y disparar a todo lo que se mueva), pero con una considerable dificultad debido a la considerable cantidad de enemigos que el juego nos arroja a cada paso: soldados, perros, tiburones, tigres, jefes finales... Lo raro es no estar rodeado de enemigos.

Sly Spy 06

Aparte de nuestra pistola, puntualmente podemos recoger una pequeña metralleta y una pistola especial que remite directamente a la pistola de oro de Bond. Un arma que sólo podemos conseguir abatiendo a ciertos enemigos y recogiendo todos los fragmentos.

Sly Spy 08

Los jefes finales, por su parte, son sin duda de lo mejorcito del juego y, en algunos casos, fusilan a personajes míticos de las películas de Bond, como el inolvidable "Tiburón". No entrañan mecánicas excesivamente complejas, pero como otros títulos de Data East, están diseñados para que mordamos el polvo unas cuantas veces.

Sly Spy 03

En casi todos los sentidos, Sly Spy en Nintendo Switch sigue funcionando hoy día. El Pixel Art de los gráficos sigue resultando impresionante (y más para un juego de 1989) y la jugabilidad no ha envejecido del todo mal. El único problema es que es muy, muy, muy corto. En apenas 10-12 minutos, habrás completado los nueve niveles (con créditos infinitos, claro).

Sly Spy 01

A eso hay que sumar que, a diferencia de los anteriores juegos de esa serie, Sly Spy no tiene modo cooperativo o para dos jugadores simultáneos, lo que reduce también las posibilidades de diversión. Además, no introduce ningún nuevo elemento en la emulación (están los mismos formatos de pantalla y filtros), sin poder elegir región del juego o toquetear los interruptores de la recreativa.

Sly Spy 09

Todo esto hace que Sly Spy sea un juego entretenido, pero terriblemente corto para los 7,99 euros que cuesta. Pero si en su día amabas la recreativa, o simplemente quieres tenerlo para jugarlo en cualquier momento y lugar, esta es tu versión. Para los que busquen experiencias más duraderas, hay mejores opciones en este rango de precio... juegos retro incluidos.

Valoración

La mítica recreativa Sly Spy debuta en Switch con los mismos pros y contras que anteriores juegos de la serie Johnny Turbo's Arcade: es una experiencia que hoy en día da poco de sí (puedes completarlo en 10 minutos) y la emulación sigue careciendo de opciones como poder jugar a las versiones de otros territorios o tocar los "DIP switches".

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Es el mejor de James Bond, pero sin licencia de Bond. Es corto, pero los nueve niveles son variados. Los cameos de villanos plagiados de Bond.

Lo peor

Los 9 niveles dan para 10 minutos, y es poco rejugable (y sin modo para 2 jugadores simultáneo). Las opciones que ofrece el emulador son limitadas.

Lecturas recomendadas