Ir al contenido principal
Análisis NBA 2K21 next gen
Análisis

Análisis NBA 2K21 para PS5 y Xbox Series X-S - Un nuevo y firme paso hacia la simulación definitiva

Versión comentada: Xbox Series X

NBA 2K21 es uno de los primeros juegos que de verdad sacan partido a PS5 y Xbox Series X-S. Algunos de sus elementos ya son de sobra conocidos, pero otros muchos se han hecho desde cero y convierten al simulador baloncestístico de Visual Concepts en uno de los primeros referentes de la nueva generación. Las bases para una nueva dinastía están ya sentadas.

Éste está siendo un año muy raro para la NBA. Debido al coronavirus, la liga tuvo que pararse durante varios meses, y se acabó dilucidando en la llamada ‘Burbuja de Disney World’, sin público, con menos partidos de los habituales y con una final entre Lakers y Heat que no se pudo disputar hasta mediados de octubre. Esos extraños plazos, junto con el confinamiento y la llegada de la nueva generación de consolas, condicionaron sobremanera a Visual Concepts, el estudio responsable de la mejor saga de baloncesto de la historia.

Hace dos meses, ya publicamos el análisis de NBA 2K21 en su versión para PS4, Xbox One, Switch y PC, y no dudamos en calificarlo como el menos innovador de los últimos años. De hecho, teniendo en cuenta que ni siquiera había terminado la temporada 2019-2020, resultaba hasta absurdo sacar un juego del curso 2020-2021. La rutina es la rutina…

Sin embargo, la versión de NBA 2K21 para PS5 y Xbox Series X-S tiene más sentido, habida cuenta de que la nueva temporada de la liga ya tiene fecha de inicio (el 22 de diciembre) y que, realmente, el juego sí tiene mejoras significativas que obligan a considerar el pago de la entrada al pabellón. Estaba claro que el estudio había centrado todos sus esfuerzos en esta versión, a costa de la otra…

2K afirma que es un juego hecho desde cero para las nuevas consolas, y eso es una verdad a medias. Los gráficos se han potenciado de una forma bestial, la jugabilidad se ha retocado y hay muchos contenidos inéditos, pero también hay bastantes cosas heredadas de la entrega para la ‘pasada’ generación.

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

De algún modo, nos recuerda a los Golden State Warriors, que cayeron en desgracia la pasada temporada (con la marcha de Kevin Durant y las lesiones de Stephen Curry y Klay Thompson) y prometen volver a ser aspirantes al anillo en el próximo curso. En nuestra opinión, es una especie de versión 2.0.

Así pues, en este análisis de NBA 2K21 para PS5 y Xbox Series X, vamos a hacer hincapié, especialmente, en las diferencias y las semejanzas que presenta la nueva versión del juego. En ese sentido, cabe recordar que, si adquiristeis la Mamba Forever Edition de PS4 o Xbox One (que costaba 30 euros más que la estándar), tenéis derecho a disfrutar de la versión específica de PS5 y Xbox Series X-S, respectivamente. Si no, toca pasar por la taquilla.

Realismo anatómico y ambiental

Por encima de todo, el aspecto que más llama la atención de la versión de nueva generación de PS5 y Xbox Series X-S es el apartado gráfico. Igual que ya hizo en el anterior cambio generacional, Visual Concepts puede presumir de haber sido uno de los primeros estudios en sacar partido al nuevo hardware.

No hablamos de un juego intergeneracional que simplemente luzca mejoras en la resolución y la tasa de refresco, o que añada ray tracing. No: hablamos de un juego con evidentes mejoras gráficas, especialmente en tres apartados.

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

En primer lugar, destacan los hiperrealistas modelados de los jugadores, algo que se puede apreciar, sobre todo, en las repeticiones y en el modo foto. El trabajo anatómico que se ha hecho es para quitarse el sombrero. Las tatuadas pieles, las frondosas barbas o los variopintos peinados tienen poco que envidiar a sus contrapartes reales. En segundo lugar, hay que alabar la recreación de los pabellones, con hasta 150 individuos diferentes para poblar las gradas o impresionantes reflejos en el parqué.

Y, para amalgamar el realismo de los jugadores y el del entorno, está la llamada cámara de raíl. Si seguisteis los partidos que se disputaron en la ‘Burbuja’, seguro que alucinasteis con la perspectiva de travelling que se introdujo en las retransmisiones televisivas, facilitada por el hecho de que no hubiera espectadores a pie de campo.

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

Pues bien, esa cámara se ha establecido como la estándar y, aunque no es la más cómoda ni la más efectiva, sí que es la más espectacular. Siempre podéis apostar por cualquier otra perspectiva de las que hay disponibles, pero, con ellas, se pierde un poco la sensación de estar ante una nueva generación.

Un repertorio inabarcable

La jugabilidad toma como base la que ya vimos hace dos meses. Eso incluye el famoso sistema de tiro con apuntado, que a nosotros sigue pareciéndonos un auténtico engorro. Lo bueno es que podemos apostar por el sistema de toda la vida, bien con el joystick derecho o con un botón clásico.

No obstante, la sincronización con este último es más imprecisa que en temporadas anteriores, quién sabe si para promover el uso del sistema con apuntado… En general, el control resulta muy familiar, pero, gracias a la potencia adicional de las nuevas consolas, se han introducido pequeñas mejoras aquí y allá.

Por ejemplo, hay cambios en las bandejas, los jugadores calculan mejor la posición de los pies a la hora de tirar triples, los impactos son más realistas, se pueden realizar pases picados… También nos ha dado la sensación de que, ahora, se pitan faltas flagrantes con mayor frecuencia.

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

Conviene destacar también el aprovechamiento de los mandos de Xbox Series X-S y PS5. En el caso de la consola de Microsoft, la vibración de los gatillos permite sentir cada bote del balón sobre la pista. En el caso de la consola de Sony, la resistencia de los gatillos adaptativos permite simular sensaciones como el cansancio y los choques en la pintura, según el físico del atacante y el del defensor. No es un aprovechamiento tan efectivo del DualSense como el que hace Astro’s Playroom, pero se agradece.

Y, una vez más, hay que ensalzar la ingente cantidad de equipos disponibles. Además de las 30 franquicias actuales y los equipos del último All Star, hay 67 equipos clásicos, las mejores plantillas históricas de las 30 franquicias, selecciones All Star de cada década (60, 70, 80, 90, 2000 y 2010) y los combinados que Estados Unidos llevó a los Juegos Olímpicos de 2012 y 2016. Además, están las doce franquicias de la WNBA. Es un auténtico festival para los fans acérrimos de la NBA.

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

Asociación entre veteranía y juventud

En los modos de juego, se combinan elementos preexistentes con otros inéditos. Para empezar, Mi Equipo es exactamente igual en PS5 y Xbox Series X que en PS4, Xbox One, Switch y PC, hasta el punto de que el progreso es compartido. Así pues, repiten las temporadas que se van renovando cada cierto tiempo, las cartas de evolución, los dúos dinámicos, los diferentes submodos… Lo mismo se puede decir de modos secundarios como Blacktop (pachangas callejeras), Jugar ya o NBA Hoy (que permitirá recrear los partidos reales una vez que la liga dé comienzo).

Más novedoso es Mi NBA, que condensa en un solo lugar lo que antes eran Mi GM, Mi Liga y Mi Liga Online. Así, podemos crear y disputar nuestras propias ligas, convirtiéndonos en general managers de cuantas franquicias queramos (se pueden elegir, incluso, equipos históricos). Por supuesto, están presentes las miles de opciones de gestión, como las conversaciones con los trabajadores del equipo, el desarrollo de habilidades roleras, la negociación de traspasos…

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

Luego, está Mi Carrera, que es una suerte de revisión del modo que ya vimos en las anteriores consolas. El progreso no se puede traspasar en este caso, ya que se ha modificado la personalización de nuestro álter ego, con mayores opciones para configurar sus habilidades potenciales, sus insignias y sus habilidades de dominio.

En líneas generales, la vertiente cinematográfica del modo, llamada ‘La alargada sombra’, es la misma, pero se ha ampliado con una ramificación que permite optar por ir a la universidad (durante más años que en la generación previa) o, esto es novedad, por ir a la G-League, la liga de desarrollo.

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

No obstante, la historia, que apenas dura unas horas, no es gran cosa, y hasta se nos da la opción de saltárnosla y debutar directamente en la NBA. Lo que sí que nos ha gustado es que la negociación de los patrocinios es más intuitiva ahora, pues podemos ver una estimación del grado de aceptación o rechazo de las marcas ante el tira y afloja, para que no nos manden a tomar viento fresco si nos pasamos de listos.

La ciudad del baloncesto

Paralelamente a Mi Carrera, está La Ciudad, la que seguramente es la novedad más destacada de NBA 2K21. La filosofía es la misma que tenía El Barrio, pero el mundo abierto por el que podemos movernos e interactuar con otros jugadores es muchísimo más amplio y variado. Además, se divide en cuatro grandes distritos, cada uno gobernado por una de las afiliaciones en las que podemos enrolarnos (¡y habrá elecciones de sus alcaldes cada seis semanas!).

Hay hasta transeúntes manejados por la CPU que, como si se tratara de un juego de rol, nos pueden dar misiones en las que enfrentarnos a leyendas de la NBA o donde cumplir algún objetivo determinado para obtener recompensas únicas. Hay docenas de canchas donde jugar (algunas de ellas, muy escondidas) y de tiendas dedicadas a diferentes marcas.

Además, se ha ampliado el gimnasio donde podemos entrenar y se han añadido nuevos peinados y accesorios con los que personalizar a nuestro jugador. El diseño urbano del mundo es genial. Llegar a una punta del mapa a otra puede llevar varios minutos, pero, para amenizar los viajes, se han incluido pequeños minijuegos, como poder botar un balón por la calle o montar en un monopatín.

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

El problema del modo es el de siempre con la saga: los micropagos y la forma de invitarnos a echar mano de ellos. Para empezar, La Ciudad no está disponible desde el primer momento, sino que hay que acumular cierta experiencia disputando partidos… contra otros jugadores que pueden estar dopados financieramente. Resulta muy frustrante tener un jugador aún en nivel 60 y topar con usuarios que, misteriosamente, ya están en nivel 85 y contra los que es difícil competir. Si no sois muy hábiles, tardaréis varias horas en desbloquear la urbe.

Por otro lado, muchos de los artículos que hay en las tiendas tienen unos precios desorbitados. Es el caso de la ropa y, sobre todo, de los patinetes para moverse a toda velocidad, que cuestan la friolera de 40.000 VC. No obstante, cuando llegamos a La Ciudad, se nos obsequia con un monopatín inicial gratuito con el que ya se puede ir tirando, algo que se agradece.

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

Al margen de eso, en los primeros días, los servidores nos han dado algún que otro quebradero de cabeza, en forma de lag y caídas repentinas (incluida una en un partido en el que a nuestro equipo sólo le faltaba un punto para ganar). Imaginamos que, en los próximos días, a medida que las nuevas consolas se asienten, esto dejará de suceder.

En cualquier caso, el diseño de La Ciudad de NBA 2K21 para PS5 y Xbox Series X es espectacular. Acostumbrados al Barrio, este entorno urbano juega en otra liga. En especial, cabe destacar los muchos homenajes que hay a Kobe Bryant, como un gigantesco mural que refleja una de sus fotos más icónicas.

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

El baloncesto femenino, al poder

Otra novedad destacada de NBA 2K21 en su versión para PS5 y Xbox Series X-S es el salto que se ha dado en la recreación de la WNBA, es decir, la liga femenina profesional de Estados Unidos. Hasta ahora, se había hecho una recreación fiel de los doce equipos y se había diseñado una jugabilidad específica, pero no había grandes modos de juego, más allá de partidos rápidos. Eso ya es historia.

Por un lado, tenemos Mi WNBA, un modo manager muy similar al de las franquicias masculinas, que permite gestionar infinidad de aspectos, como la contratación de personal, los traspasos, el Draft… Por otro lado, tenemos La W, una versión de Mi Carrera en la que podemos crearnos una jugadora y llevarla hasta lo más alto.

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

Lo malo es que no hay una historia cinematográfica que sirva como telón de fondo. A cambio, lo bueno es que es un modo exento de micropagos, pues la progresión no va asociada al gasto de moneda virtual, sino a la experiencia que acumulamos con cada partido y con los eventos en los que participamos.

Más melodías y las mismas voces

Esta nueva versión del juego cuenta con una versión ampliada de la banda sonora, que incluye más de 150 temas nuevas. Ya la original nos pareció excelente, y ésta es todavía más completa. Lo que se mantiene más o menos igual son los comentarios de Sixto Miguel Serrano, Antoni Damiel y Jorge Quiroga, tres de los mejores periodistas especializados en baloncesto de España.

Una vez más, podemos presumir de ser uno de los pocos países que cuentan con voces en un idioma que no sea el inglés, pero es hora de darles un empujón, pues están algo estancadas y no hay color en la comparación con la polifacética versión original, que incluye periodistas a pie de campo y anécdotas para dar y regalar. De hecho, en la WNBA o en los partidos iniciales de Mi Carrera, sigue sin haber voces en castellano…

Análisis de NBA 2K21 para la nueva generación

Con la mentalidad de la Mamba

Visual Concepts puede presumir de ser uno de los estudios que mejor se han preparado para el partido inaugural de la nueva generación. Es verdad que ha reutilizado algunas de las jugadas de la pizarra de PS4, Xbox One, Switch y PC, pero también se ha sacado de la manga nuevas filigranas dignas de Kobe Bryant.

Por ello, terminamos nuestro análisis de NBA 2K21 para PS5 y Xbox Series X con una analogía: es uno de los primeros juegos que de verdad han usado las zapatillas de muelles de PS5 y Xbox Series X-S para saltar más alto y machacar. Las bases para acumular varios anillos durante las próximas temporadas están ya más que sentadas.

Valoración

Visual Concepts ha sacado partido a PS5 y Xbox Series X-S para firmar el simulador deportivo más realista que se haya visto nunca. Reutiliza ciertas jugadas de la anterior generación, pero también se luce con novedades como el apartado gráfico, La Ciudad o los nuevos modos dedicados a la WNBA. Hay una nueva dinastía en ciernes.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

La cámara de raíl y el modelado de los jugadores. La Ciudad. La cantidad de equipos. La importancia de la WNBA. Los modos dan para meses. La BSO.

Lo peor

Mi Carrera y Mi Equipo son muy similares a los de la generación previa. Los micropagos generan desigualdad, y hay artículos con precios desorbitados.

Y además