Rune Factory 5 art

Rune Factory 5 es lo nuevo de Marvelous y XSEED, los creadores de Story of Seasons. Un juego que mezcla simulación, romances y granjas con RPG de acción explorando mazmorras. Analizamos el nuevo exclusivo de Nintendo Switch que puede convertirse en tu nueva obsesión... si pasas por alto unas cuantas cosas (entre ellas, el idioma).

Rune Factory 5 llega al mercado occidental un año después de su lanzamiento en Japón y una década después de Rune Factory 4. Marvelous sigue fiel a Nintendo: si las anteriores entregas fueron exclusivas de Nintendo DS, Wii o 3DS, en esta ocasión, y como vamos a ver en el análisis de Rune Factory 5, es exclusivo de Switch.

Aunque el nombre de Rune Factory 5 sigue siendo desconocido para muchos, nos encontramos ante una serie derivada de Story of Seasons (anteriormente Harvest Moon), que conserva las mecánicas de simulador de vida, simulador social y “granjeo” y añade toques de acción RPG dungeon crawler.

En el avance de Rune Factory 5, sopesábamos si el juego sería capaz de equilibrar ambos conceptos, filosofías aparentemente antagónicas (la tranquilidad de jugar al ritmo que queramos en una rutina paralela sin objetivos, y la urgencia de completar mazmorras, mejorar nuestra build y completar la historia). 

La respuesta la tenemos en este análisis de Rune Factory 5 para Nintendo Switch, a la venta el viernes 25 de marzo.

VIDEO

Rune Factory 5 - Tráiler en Nintendo Switch

De granjeo y mazmorreo

Podemos abordar el análisis pensando en él como un juego de simulación o pensando en él como un JRPG de acción. Tras ver los pros y los contras de cómo han reflejado cada estilo de juego, la conclusión es que esta mezcla de géneros es uno de los mayores puntos a favor del título… y a la vez, una de sus mayores pegas.

Lo primero que hay que aclarar es que, en su estructura, es un simulador primero y un RPG de acción después. Con esto nos referimos a su dinámica, que es similar a la de su principal precedente, Story of Seasons y a la de otros títulos como Animal Crossing o Stardew Valley

rune factory 5

El juego transcurre en un ciclo infinito de días, divididos en cuatro estaciones: te levantas a las 6 AM, recoges la siembra y la llevas al baúl de vender, a las 8 cobras, a las 9 visitas las tiendas y a las 10 ya estás listo para afrontar tu nuevo día en la aldea de Rigbarth.

Entre las tareas que puedes hacer están cultivar (hay varios tipos de cosechas y puedes mejorar el suelo), cuidar de los monstruos de tu granja, socializar entre los aldeanos, hacerles regalos para aumentar su nivel de amistad, cocinar o probar nuevas recetas, fabricar y mejorar armas y armaduras, comprar muebles y mejoras para la aldea, explorar los alrededores en busca de recursos

No hay ningún orden ni ningún objetivo que cumplir, más allá de una serie de recados que actúan como tutorial. Como todos los ejemplos del género, Rune Factory 5 espera que alguna de estas actividades te enganche para que jugarlo se convierta en una rutina habitual.

Rune Factory 5

Y resulta que una de estas actividades consiste en explorar mazmorras, derrotar monstruos y avanzar en una larga historia sobre el destino del mundo, el origen de los dragones y la corrupción en la organización SEED, encargada de mantener la paz de los monstruos y los conflictos del pasado.

Puedes afrontar las mazmorras cuando quieras, que consisten en dos o tres pisos llenos de enemigos que salen de portales, algunos interruptores para abrir puertas y un jefe final, y para ello cuentas con siete tipos de armas, runas (habilidades mágicas), objetos curativos que puedes fabricar y la posibilidad de atrapar a monstruos y añadirlos a tu equipo

Si lo prefieres, también puedes regalar pasteles a los aldeanos o llevártelos de pesca para que cojan confianza y luego llevártelos al interior de un volcán para usarlos de cebo contra arañas gigantes (mejor que mueran ellos que tú: cuando te derrotan te llevan a la enfermería y te cobran una cantidad absurda de dinero).

Rune Factory 5 es un juego muy rico en posibilidades, que no te lleva de la mano y de primeras resulta confuso, pero en el que casi nunca te quedas sin nada por hacer

Rune Factory 5

Si no sabes a dónde ir, mira el mapa: los iconos rojos indican puntos en los que avanzará la historia principal, y los iconos rosas rodeando a los personajes indican las “Historias de Romances”, o pequeñas subtramas con simpáticas interacciones entre los personajes.

Y si no ves nada de eso, date una vuelta por el campo para farmear, limpia el terreno de tu granja (la leña y el hierro se pagan muy bien y es una fuente casi inagotable de dinero), compra todo lo que puedas y, si te quedas sin dinero, vete a la cama a las 2 de la tarde para cobrar al día siguiente.

Estos son los mejores mandos inalámbricos para Switch

Estos son los mejores mandos inalámbricos para Switch

Hay muchos mandos para Switch a la venta. Estos son los de más calidad que puedes comprar, con precios asequibles en muchos casos y conectividad inalámbrica.

Ver listado

Como veis, Rune Factory 5 tiene muchísimo que ofrecer, nunca te presiona y te deja jugar al ritmo que quieras. ¿Prefieres matar el tiempo en la aldea socializando con los husbandos y las waifus (por supuesto, también hay romances y matrimonios, incluidos del mismo sexo), trabajando la tierra y creando cosas, o prefieres darle caña a la historia y pulir tus armas y habilidades de combate?

Todo suena muy bien… pero el juego está muy emborronado por múltiples decisiones, incluyendo un diseño de mazmorras aburrido y sobre todo un apartado gráfico injustificable.

Rigbarth, espacio liminal

El apartado gráfico impacta desde que comienzas el juego. Rune Factory 5 se ve y se mueve como un juego de varias generaciones pasadas. Los usuarios de Nintendo Switch nos hemos acostumbrado a juegos cada vez más discretos técnicamente, pero el nivel de Rune Factory 5 es alarmantemente bajo.

Aunque los modelos de personajes no se ven mal y resaltan por un bordeado negro ligeramente pronunciado, las animaciones son muy pobres (este elefante parece que flota cuando se mueve) y los entornos, especialmente los exteriores, son muy parcos en detalles y texturas.

Rune Factory 5

La versión que jugamos previa al lanzamiento tenía unas pronunciadísimas caídas de frames. Puede que un parche de lanzamiento lo arregle, pero la impresión general no va a mejorar mucho porque los problemas de Rune Factory 5 van más allá de lo meramente técnico y radican en su dirección artística.

Todos los juegos anteriores de la serie salieron en las portátiles de Nintendo. Rune Factory 5 es el primero en una consola de sobremesa, y como tal han llevado un desarrollo tradicionalmente isométrico a una vista en tercera persona en el que poder mover libremente la cámara (el de Wii también tenía cámara fija).

Da la impresión que la ambición de Hakama, la división de Marvelous encargada de esta serie y de Story of Seasons, no ha podido verse igualada por sus recursos para nutrir un engine 3D de forma convincente. La consecuencia es un mundo que parece ilusorio, irreal, desprovisto de vida, una sensación incrementada por su exagerada magnitud.

rune factory 5

Too esto se puede aplicar a las mazmorras y el pequeño mundo abierto entre mazmorras, pero nada lo ejemplifica mejor que el pueblo Rigbarth, el sitio donde pasaremos la mayor parte del tiempo que no estemos diezmando la fauna de la zona.

Es uno de los mundos virtuales más fríos y desapacibles que hayamos visitado nunca, más muertos. Las distancias entre casa y casa son enormes, pero entre medias no hay nada. Las calles y plazas son anchísimas, pero están tan desiertas como en los primeros días de la pandemia. 

Hay un buen puñado de NPC con los que podemos interactuar, que van de acá para allá en sus rutinas prefijadas, pero el pueblo es tan grande que nunca tienes la sensación de formar parte de una pequeña comunidad.

Ni siquiera en los festivales, cuando todos los personajes se reúnen en la plaza y se quedan ahí de pie en línea, ocupando menos del 10% del espacio. Es una visión muy triste, solo dulcificada por la música, en general pegadiza (pero también machacona día tras día).

Rune Factory 5

Un montón más de NPCs anónimos pululando las calles no lo mejoraría: es un problema de diseño artístico, no de potencia. Las casas se desperdigan en hileras a varias alturas sin ningún tipo de lógica arquitectónica: hay una plaza central y una plaza para los festivales, pero están a las afueras y están desiertas la mayor parte del tiempo. 

Un mejor aprovechamiento del terreno, una ordenación en torno a una plaza central, las casas más apretujadas y un mínimo de atención al detalle para decorar el terreno podría haber ayudado a que el pueblo sea más acogedor y no este espacio liminal sin nada que ver y nada que hacer salvo perder el tiempo corriendo de un lado al otro y sentir algún que otro escalofrío.

Los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Los discos duros externos más vendidos en Amazon España

Estos son los discos duros externos que más éxito tienen en Amazon España en distintas capacidades de almacenamiento.

Ver listado

Para un juego que se supone que es un pequeño oasis lejos del mundo real, que sea tan poco acogedor es una lacra importante. Puede que, de engancharte en su mecánica, esto acabe dándote igual o ni te moleste... pero no puedo decir que haya disfrutado ni con el granjeo ni con el mazmorreo.

Aunque hay una gran satisfacción en aprender a trabajar la tierra y gestionar los cultivos para aumentar mis beneficios, volvemos a lo mismo de antes: el juego es simplemente... muy feo

Mirad esto: cada vez que vayas a trabajar a tu huerto te lo encontrarás plagado de hojarasca, pedruscos y tocones que, incluso aunque limpies el terreno de arriba a abajo (y tardarás lo suyo), volverán a salir a los pocos días.

Rune Factory 5

La madera y el hierro son materias primas esenciales tanto para fabricar cosas como para ganar dinero rápido, pero llega a ser desesperante tener que volver a limpiar el terreno de toda esa plaga invasora de palos y rocas que salen como por ciencia infusa (y siempre alrededor de nuestro huerto, el resto del pueblo es un terreno baldío). Ni es ni verosímil, ni bonito.

A eso añádele unos controles imprecisos en un proceso claramente pensado para una jugabilidad en 2D con cámara fija y el resultado es que la labranza se convertirá en una tarea engorrosa y tediosa más que en algo que hacer por placer.

Rune Factory 5

Las mazmorras y el combate no son mejores. Aunque hay una buena variedad de armas con estilos de combate diferentes, movimientos especiales a desbloquear y una gran profundidad en el equipamiento de nuestro personaje (imprescindible dedicarle tiempo a nuestra build de cuando en cuando para que no nos acribillen), el combate es excesivamente plano.

Las mazmorras son pasillos largos, a veces con intersecciones y puzles sencillos, y hordas y hordas y hordas de enemigos que son una esponja de golpes. Un dungeon crawler en 2D puede salirse con la suya con esta clase de físicas, pero para un juego de acción en 3D esperamos algo más de "visceralidad".

La única satisfacción que sacarás de la acción es ver que tus nuevas armas hacen más daño y que tu nuevo equipo te protege mejor: este estilo de combate en tiempo real, de hitboxes inmóviles y fintas dolorosamente lentas solo produce desazón.

Rune Factory 5 es café para cafeteros (en inglés)

Rune Factory 5 tiene todos los ingredientes para ser un pozo de horas entretenidísimo si te convence su estilo anime lleno de furros. Y puede serlo, si pasas por alto muchas trabas técnicas y de diseño que demuestran que esta saga, tradicionalmente de consolas portátiles, no ha estado a la altura de una consola como Switch.

Los aspectos técnicos son a todas luces insuficientes, pero sentimos que Marvelous pudo haber sido más sabia para aprovechar las limitaciones del hardware (o de sus propios recursos materiales y humanos) en su favor. 

Rune Factory 5

En nuestra opinión, su predecesor Rune Factory 4 Special (remaster del juego de 3DS que puedes jugar en Switch, PS4, Xbox One y PC), cuenta con una identidad visual mucho más clara: texturas estilo ilustración mucho más limpias y una mayor densidad de detalles, en entornos 2D más pequeños pero más acogedores.

En su lugar, el vastísimo mundo 3D de Rune Factory 5 resulta mucho menos convincente, como un juego de primera hornada de PS3 y que además agudiza lo básico que es en realidad su estilo de combate.

Incluso el simultáneo Story of Seasons Pioneers of Olive Town, de la saga de la que se desligó Rune Factory, tiene una personalidad visual mucho mayor: quizás no te convenza su estilo chibi y quizás no habría cuajado tanto con las partes de acción de RF5, pero es innegable que es mucho más sólido o al menos "agradable" de ver.

Los mejores juegos de granjas - Stardew Valley, Farming Simulator, Harvest Moon...

Los mejores juegos de granjas y agricultura

La ventaja de Rune Factory 5 es esa mezcla de géneros: puedes tomártelo como un JRPG de acción o como un simulador de vida y vas a encontrar profundidad elijas lo que elijas. 

Pero como decíamos, esta virtud también puede resultar su mayor pega cuando ninguna de sus dos facetas es particularmente divertida: estéticamente es demasiado tosco como para cogerle cariño a su mundo, y jugablemente es demasiado simple y repetitivo como para disfrutar de su combate y sus mazmorras.

¡AH! Y está completamente en inglés (a diferencia de Story of Seasons). Ni que decir tiene que hay muchísimo texto (algunos diálogos doblados, pero muy pocos), incluyendo mucho vocabulario técnico del mundo de la agricultura que probablemente te pillen por sorpresa.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Rune Factory 5 puede ser un entretenimiento muy duradero y profundo si pasas por alto su insuficiente apartado gráfico, empeorado por decisiones de diseño artístico muy cuestionables. Su vida campestre quizás no sea tan idílica, y el sistema de combate resulta muy básico en mazmorras anodinas. No está traducido al español.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Juega como quieras: céntrate en las mazmorras y mejorar tus armas y equipo, o relájate labrando y socializando: mucho por hacer elijas lo que elijas.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Gráficos muy pobres: el mundo es estéril y poco acogedor. El combate es muy plano, el farmeo puede ser tedioso. En inglés, con muchísimo texto.

Plataformas:

Nintendo Switch

Versión comentada: Nintendo Switch

Hobby

65

Aceptable

Y además

Rune Factory 5

Rune Factory 5 FICHA

Plataformas:

Nintendo Switch

Lanzamiento: