Ir al contenido principal
star wars tales from the galaxys edge vr
Análisis

Análisis Star Wars Tales from the Galaxy’s Edge para Oculus Quest 2: ¿el juego de Star Wars que buscáis?

En nuestro análisis de Star Wars: Tales from the Galaxy’s Edge para Oculus Quest 2, el visor de realidad virtual de Facebook, os contamos si esta segunda propuesta de ILMxLAB (el estudio de Industrial Light & Magic dedicado a las nuevas tecnologías como la RV) es un título a tener en cuenta por los fans de Star Wars y los amantes de la VR o si por el contrario, como diría Obi Wan "este no es el juego de Star Wars que buscáis".

Hace poco más de un mes que Oculus Quest 2 llegó a las tiendas de manera oficial... y literalmente se agotó (de hecho sigue pendiente de reposición hoy día). Un éxito que no ha hecho bajar el ritmo, y prueba de ello es que de manera regular siguen llegando juegos y actualizaciones para aprovechar al máximo las características y potencia extra del nuevo visor.

Así, si hace unas semanas os recomendamos 10 juegos que no debías perderte en Oculus Quest 2, títulos que o bien ya se han actualizado o se han estrenado después del lanzamiento para aprovechar las mejoras gráficas y de pantalla de Quest 2. Pero, como vamos a ver en este análisis de Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge, ¿merece lo nuevo de Star Wars en esa lista? Vamos a verlo.

Hace justo un año estábamos dando carpetazo a la serie Vader Immortal para el primer Oculus Quest y PC con un tercer capítulo que no conseguía remontar las sensaciones generales de las anteriores entregas. Minicampañas de 45-30 minutos que, quitándole el encanto en los encuentros con Darth Vader, el uso de la Fuerza y sentirse "dentro" del universo Star Wars (el duelo con el Rancor era memorable), resultaba un tanto simplón a todas luces. 

Desde el primer minuto que he pasado con esta nueva propuesta, mi opinión de Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge, se ha ido reforzando, dejando al final cierto sabor agridulce. Su propuesta empieza muy, muy bien, y se nota que ILMxLAB ha tomado nota de las críticas y ha dejado atrás las experiencias más guionizadas con retales de jugabilidad para ofrecer algo que se siente "más juego". Pero a medida que avanzaba, las sensaciones han ido cambiando...

Star Wars Tales from the Galaxy's Edge review

La historia nos convierte en un reparador de droides que, durante una travesía rutinaria para entregar unos contenedores de mercancía en el planeta Batuu, sufre el ataque de los Guavianos Letales, a quienes pudimos ver en pantalla, muy brevemente, en Star Wars Episodio VII El Despertar de la Fuerza. Unos piratas que intentan hacerse con la carga, de la que rápidamente nos deshacemos, y que acaba cayendo en la superficie de Batuu.

Tras huir de la nave en una cápsula de salvamento y caer en Batuu, pronto conoceremos a Seezelslak, el dueño de la cantina a las afueras del puesto de avanzada de Torre Negra, un lugar de sobra conocido por quienes hayan tenido la suerte de visitar los parques americanos de Disney, donde está la atracción Galaxy's Edge, una de las mejor valoradas del Disneyland.

Oculus Quest 2

Oculus Quest 2

Visor de realidad virtual con dos mandos táctiles que no requiere el uso de un móvil como pantalla o un potentísimo ordenador de gaming para jugar a videojuegos en realidad virtual o usar aplicaciones compatibles.

Pronto conoceremos al resto de aliados, como el pequeño y azul Mubo, que nos animarán a recuperar la carga adentrándonos en las zonas salvajes de Batuu, así como realizar otras tareas opcionales, como recoger ciertos frutos y objetos, tales como unos pequeños droides (basados en modelos más reconocibles de la saga, como R2D2 o BB8), al tiempo que nos cuentan historias del universo Star Wars, que son en realidad el contenido adicional del juego (el juego de lanzamiento incluye una de estas historias, como veremos más adelante, y avisa de que en 2021 habrá más contenido). 

Así, nos internamos en lugares como el mirador de los tres soles o el refugio de raíz muerta en busca de la carga, al tiempo que vamos realizando pequeños objetivos por el camino. En nuestra mano izquierda contamos con un dispositivo que nos permite aceptar llamadas holográficas entrantes, usar una suerte de escáner y una brújula que nos indica hacia dónde ir por si nos perdemos.

Star Wars Tales from the Galaxy's Edge review

No es el único gadget que tenemos: también contamos con una herramienta triple, que usaremos sobre todo para interactuar con mecanismos de puertas o unos cajones cerrados con armamento y objetos. Esta herramienta cuenta con un destornillador automático, un sistema de carga eléctrico y un soplete, herramientas que usaremos para reparar droides, quitar el sellado de compuertas y más cosas... 

Aunque el desarrollo de Star Wars: Tales From the Galaxy's Edge es lineal, y visitamos estas zonas en orden, y tienen un único camino, podemos volver a ellas siempre que queramos (hay un mapa con todas las zonas y hay viaje rápido entre ellas), tienen pequeñas bifurcaciones, objetos para escanear y descubrir más del lugar y la historia, así como zonas elevadas a las que podemos accedemos con un jetpack (que usamos para volar libremente, sólo para ganar altura, al estilo de la silla de Trover Saves The Universe) y desde las alturas, podemos movernos a otras plataformas o zonas.

Star Wars Tales from the Galaxy's Edge review

Las opciones para desplazarnos en Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge son variadas: podemos jugar de pie o sentado, elegir si queremos controlar el movimiento de manera continua con el stick (no resulta mareante) o bien usando el habitual teletransporte, con el que se minimiza aún más el motion sickness.

Nos ha parecido raro que, eligiendo el primero, el movimiento libre, algunas opciones no las podremos realizar correctamente, y tendremos que cambiar al otro modo. Da la sensación de que el juego está pensado para este último, o que necesita una actualización para incorporar esta posibilidad al otro modo de control.

Análisis de Oculus Quest 2: mejorando el mejor casco de realidad virtual

Aparte de movernos por el entorno, el núcleo de la jugabilidad de Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge son los tiroteos. En cierto modo es una jugabilidad básica, y que se ha visto en multitud de juegos VR. Las armas tienen una batería de duración limitada (vemos el indicador en el propio arma), tenemos que amartillarlas para recargarlas (o dejarlas en la fundas) y básicamente hay armas de tres tipos, pistolas, rifles y escopetas, aparte de detonadores termales arrojadizos. Sobra decir que podemos usar el entorno para evitar los disparos, así como agacharnos si nos venimos muy arriba. Incluso hay objetos para recuperar vida...

Con estos mimbres nos enfrentamos a todo tipo de criaturas, principalmente los Guavianos, pero también droides sonda, criaturas voladoras y de otras especies autóctonas de Batuu. Lo único que marca la diferencia aquí es que, además, podemos llevar hasta tres droides (de aspecto similar a los de entrenamiento) y los hay de diverso tipo, con funciones como localizar la posición de los enemigos, kamikazes que explotan con los enemigos o con escudo y capacidad de disparo.

Star Wars Tales from the Galaxy's Edge review

Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge cuenta con tres niveles de dificultad, y lo cierto es que ya en el medio puede plantear algo de reto en algunas situaciones. Es aquí donde más útil resultan los droides, ya que su ayuda en los tiroteos puede ser determinante... no tanto en el modo fácil. Si reciben mucho daño, en ocasiones podemos repararlos con nuestra herramienta.

Lo cierto es que es un desarrollo sencillo, y tiene algunas ideas que no están del todo bien aprovechadas. Por ejemplo: de los enemigos caídos, y del propio entorno, podemos recoger créditos, la moneda del juego. Sólo podemos gastarla de dos maneras, jugando a los dardos en la cantina, o en una tienda de objetos, donde podemos abastecernos de objetos curativos y droides, así como comprar cuatro tipos de guantes para personalizar nuestras manos virtuales.

Como decimos, es una idea que mola, pero no está bien implementada: el acceso a la tienda se produce en el último tercio del juego, y es realmente útil sólo si juegas en dificultad normal, de cara al combate final. Y, aunque Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge empieza muy bien, con unas sensaciones mucho mejores que Vader Immortal, cuanto más avanzas, más se va desinchando.

La jugabilidad poco o nada evoluciona superada la primera hora de juego. Ahí ya lo has visto prácticamente todo, los tipos de arma, droide... Después delega casi todo el encanto en el encuentro con los personajes clásicos, como C3PO y la búsqueda de R2D2. Cambia ligeramente el escenario, pero se repiten los tiroteos de manera más o menos regular, cambiando las combinaciones de enemigos, pero con objetivos similares como telón de fondo (alcanzar un punto, recoger un objeto...). 

Star Wars Tales from the Galaxy's Edge review

Así, durante las 3-4 horas que dura Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge en el mejor de los casos, que ya es más largo que la historia de los tres capítulos juntos de Vader Immortal, la sensación inicial de estar ante algo más grande, se va empequeñeciendo, dejando al final la sensación de ser más "un trozo" de un juego más grande que un juego completo. Como si fuera la demo de una aventura mayor.

Puedes estirar un poco más la experiencia jugando en los niveles de dificultad Normal o Alto, así morirás más, tendrás que ser más cauteloso y repetirás algunos duelos unas cuantas veces (siempre puedes cambiar el nivel de dificultad en cualquier momento). Pero en cualquier caso, es un juego pequeño,

Star Wars Tales from the Galaxy's Edge review

Como hemos dicho antes, Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge incorpora también el primer "Tale" o cuento al que hace alusión el título del juego, que es como si fuera un contenido adicional. Pero, para poder acceder a él, necesitamos recopilar distintos ingredientes para que en la cantina nos preparen una bebida especial. Es la única manera de acceder a esta historia, que tiene lugar en la Antigua República (la campaña principal transcurre entre el episodio VIII y IX de la saga galáctica).

Aquí el protagonista es un aprendiz de la Fuerza, quien se enfrenta al lado oscuro en un misterioso lugar (como Luke en el Imperio Contraataca). Es decir, aquí, a diferencia de la historia principal, si contamos con un sable de luz, que podemos lanzar al estilo boomerang, y poderes de la fuerza que nos permiten arrojar a los demlins, el enemigo de la zona, y rocas que obstruyen una puerta. El plato fuerte aquí, además, es que interactuamos con Yoda (que como C3PO, cuenta con su voz original, Frank Oz).

¿El problema de esta historia paralela que podemos jugar? Pues que apenas dura 15 minutos. Es realmente breve, y te deja con ganas de más, y de haber interactuado más con Yoda. Y es que, por desgracia, es una constante que resume perfectamente Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge: una colección de ideas que no termina de explotar, y en un formato que peca de ser excesivamente breve.

El resto, como cabe esperar de una producción de Star Wars está cuidada a lo bestia. En esta ocasión Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge sólo está disponible en Oculus Quest de lanzamiento, y en la segunda versión del visor, que es donde hemos jugado, se ve de fábula. Los modelos de los personajes están ultra cuidados (mención especial para el modelo de C3PO) y en general todo el entorno por el que nos movemos tiene buenos detalles (sólo hace falta mirar al suelo).

Star Wars Tales from the Galaxy's Edge review

No podemos decir lo mismo de los fondos que acotan el escenario y se ven a lo lejos, que pecan de planos y empobrecen la profundidad cuando nos acercamos a abismos y acantilados... pero en general, es un juego vistoso, que se acerca más a esa experiencia PC que Oculus Quest 2 busca ofrecer. La música está en sintonía con las obras de John Williams, encaja con la acción a la maravilla y cuenta con tres compositores, para tres zonas muy bien diferenciadas.

Así, la música de la campaña es obra de Bear McCreary​ (ganador de un Emmy​), ​la de la cantina de Danny Piccione mientras que ​Joseph Trapanese​ ha firmado el Templo de la Oscuridad, el mini relato en el que aparece Yoda. Sobra decir que los efectos suenan igual que en las pelis y el doblaje, aunque permanece en inglés, es de calidad y ha contado con actores conocidos, e incluso quienes dan vida a los personajes más icónicos en la gran pantalla.

Star Wars Tales from the Galaxy's Edge review

Desde el punto de vista técnico, Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge no presenta excesivos problemas, más allá de algo de popping puntual o de "minucias" en aspectos como el pequeño bolsillo que llevamos en el pecho, una mochila "emergente" en la que podemos guardar y sacar cosas (que veces responde de manera un poco rara) o a la hora de intentar coger armas del suelo (que desaparecen, o no "vienen a nosotros" cuando deberían hacerlo). Lo mismo pasa con la herramienta del cinturón, que a veces cogemos por error un arma...

Son cosas menores, pero que en combate, en nivel difícil, puede implicar morir alguna vez y no por torpeza nuestra. A pesar de estos detalles, visto como un "todo", Star Wars: Tales from the Galaxy's Edge deja un mejor sabor de boca que Vader Immortal, pero sin ser la panacea. No es perfecto, ni por asomo, pero como decíamos antes, es "más juego" y menos película, pese a su brevedad.

Vuelve a brillar con luz propia la posibilidad de interactuar con personajes icónicos de la saga, recorrer algunas localizaciones es pura magia y los tiroteos, aunque acaban siendo planos, entretienen durante todo el juego. Lástima que dure tan poco y que ILMxLAB no arriesgue y ofrezca un juego "de verdad", porque hasta ahora, sus propuestas se alejan de ser títulos como The Walking Dead Saints and Sinners (que también tenía sus problemas, ojo) y parecen más casi demos de un juego mayor... que nunca llega.

Valoración

Star Wars Tales from the Galaxy’s Edge comienza muy bien, y poco a poco se va deshinchando. La jugabilidad no evoluciona pasada la primera hora, es bastante breve, y desaprovecha algunas oportunidades... aunque a poco que te guste Star Wars, interactuar con C3PO o con Yoda te entusiasmará.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Es más juego que Vader Immortal. Gráficos y ambientación. Los personajes clásicos, con sus voces originales. La banda sonora.

Lo peor

Vuelve a ser una experiencia corta, que se siente desaprovechada. A veces parece una demo de un juego más grande. Textos en castellano, sin doblar.

Y además