análisis Valfaris
Análisis

Análisis de Valfaris para PS4, Nintendo Switch, Xbox One y PC - ¡más y mejor run & gun metalero!

Por Alberto Lloret

Versión comentada: Nintendo Switch

Agitad vuestras melenas, hijos del metal, porque en nuestro análisis de Valfaris, el nuevo run & gun de los creadores de Slain! para PS4, Nintendo Switch, Xbox One y PC, os vamos a cantar sus bondades y sus defectos, aunque os lo avisamos desde ya: si has disfrutado con otros run & gun en este 2019, la propuesta de Valfaris tiene muchas papeletas para encandilarte....

2019 no ha sido mal año para los run & gun en Nintendo Switch, empezando por Cuphead y siguiendo por el más reciente Blazing Chrome. Ahora le toca el turno a Valfaris, una pixelada propuesta que se adentra en el género de la forma más clásica posible, pero con su propia identidad e ideas, muchas de las cuales ya vimos en Slain!, o mejor dicho, en su versión mejorada Slain! Back From Hell.

Si bien Slain fue el proyecto de una persona, Andrew Gilmore, para su nuevo proyecto ha formado el estudio Steel Mantis junto con otros desarrolladores, lo que ha disparado los niveles de calidad, como vamos a ver en este análisis de Valfaris para Nintendo Switch, PS4, Xbox One y PC. 

Esta microSD de 128GB es la más barata de Amazon y es perfecta para tu Switch

Vaya por delante que Slain y Valfaris comparten muchas, muchísimas cosas. Ambos son juegos run & gun, en ambos hay gore y sangre a paletadas, mucho "headbangind" melenudo y, por supuesto, música heavy metal, a cargo aquí del antiguo guitarrista de Celtic Frost, Curt Victor Bryant. Eso forma parte del ADN de ambos, pero por supuesto, también hay diferencias.

La primera es que aquí la calidad se ha disparado. El pixel art es uno de los más cuidados que hemos visto en este año, desde el melenudo modelo del protagonista, Therion, a su animaciones o los modelos de los enemigos, jefes finales y, por supuesto, los decorados, que tienden a fusionar elementos orgánicos con máquinas y metal. Detalles que, con la música, recrean y apocalíptico mundo que casa tan bien con el heavy metal.

Análisis Valfaris

La historia nos pone en la piel del hijo de Valfaris, un rey que junto con su reino desapareció misteriosamente para reaparecer tiempo después cerca de un sol moribundo, totalmente decadente, y con un rey consumido por una oscura fuerza. Adivina quien se va a meter dónde...

Acompañados por una IA que nos hará de guía en los primeros compases, nos adentramos en Valfaris para comprobar que todo allí es decadente. Hostilidad por doquier, parajes abandonados... por suerte contamos con una pistola y una espada de plasma, con la que podemos abrirnos paso entre los enemigos, mientras saltamos, trepamos y avanzamos.

Análisis Valfaris

Además contamos con un escudo, que usado en el momento justo nos permite devolver los proyectiles, botón que además podemos usar para bloquear el avance del protagonista para apuntar en las 8 direcciones, algo que también hizo Metroid Samus Returns en Nintendo 3DS.

Por suerte, ya desde el principio iremos ampliando nuestro arsenal con espadas más potentes, armas de fuego con otras habilidades y armas especiales, como un cañón al más puro estilo minigun o un lanzacohetes que requieren de energía para funcionar (y que podemos recopilar de algunos puntos del entorno o destruyendo enemigos con la espada de plasma). Por molar, mola hasta la animación de cuando conseguimos una. Headbang puro, como podéis ver aquí debajo...

Un desarrollo de lo más clásico, si no fuera por algunos detalles. El juego no es precisamente fácil. No diremos que Valfaris sea el Dark Souls de los run & gun 2D pixelados... pero en ocasiones puede parecerlo. Los jefes suelen ser duros, con distintas etapas y suele ser normal repetirlos hasta que les cogemos el punto. Además, hay enemigos menores muy pegajosos, zonas complicadillas, huídas en las que debemos ser veloces y mecánicas "riesgo vs recompensa" que, según como juegues, pueden obligarte a repetir algunos pasajes una y otra vez.

Los 20 mejores juegos de Nintendo Switch

Como hemos dicho, disponemos de multitud de armas que podemos mejorar para que causen más daño y nos ayuden a avanzar más rápido. Para ello necesitamos fragmentos de metal sangriento, un bien escaso que suele estar escondido en los entornos y que acaba siendo clave para que, al llegar a ciertos puntos, como los jefes, sea más sencillo vencerlos (o, al menos, más rápido). El "problema" es que aparte de los escasos fragmentos que hay dispersos por el entorno, podemos conseguir más...

Análisis Valfaris

La forma de hacerlo es recogiendo otro tipo de objeto, los llamados ídolos de resurrección, con los que activamos en puntos muy concretos de los niveles, que son una suerte de checkpoint. Al activarlos, recuperamos la vida y la energía para las armas, y nos permite empezar desde el último punto activado si morimos, así como cambiar las armas que llevamos de entre todas las que tenemos desbloqueadas. Pero claro, podemos optar por no activarlos...

Así, al llegar al final del nivel, podemos cambiar estos ídolos por fragmentos de metal, lo que nos permite jugar o bien de una manera más convencional, sin arriesgar, o todo lo contrario. Esta mecánica en sí no está mal, y el que quiera un reto lo va a encontrar. El problema es que, la primera vez que juegues y no conozcas los niveles, comprobarás que es una opción poco práctica... y no existe la opción de repetir los niveles.

Aun con todo, progresar en Valfaris no es extremadamente complejo y con tesón y repetición lograrás completarlo en unas 3-7 horas la primera vez, dependiendo de lo bien o mal que se te de el género y lo que se te atraganten algunas zonas. En Nintendo Switch no hay trofeos/logros, pero es en el resto de plataformas sí y hay algunos que amplían aún más el desafío del juego, como completarlo en menos de dos horas o muriendo menos de 10 veces, por poner dos ejemplos.

Como hemos dicho, Valfaris cuenta con una parcela audiovisual simplemente soberbia, que se mueve y ve de lujo incluso en modo portátil, y que sorprende por su enorme arsenal y la cantidad de jefes y mid-bosses que incluye. De lanzamiento se queda algo parco en opciones para los 24,99 euros que cuesta, pero sus desarrolladores trabajan en una suerte de Nuevo Juego + en el que mantenemos las mejoras de las armas y nos enfrentamos a enemigos y niveles en versiones más exigentes.

Análisis Valfaris

Aún con la escasez de contenido, y sin tener modo para dos jugadores, Valfaris es uno de los mejores run & gun que ha pasado este año por consola alguna, y una más que entretenida propuesta. A poco que te vaya el género, tienes muchas papeletas para que conquiste. Y te lo dice alguien que no terminó de pillarle el punto a Slain en su lanzamiento original...

Valoración

Si tienes más sed de run & gun al estilo clásico de Contra, lo nuevo de los creadores de Slain! es justo eso: una orgía pixelada y metalera de disparos, mandobles y sangre por doquier. Un desarrollo clásico, y difícil, aderezado con gran variedad de armas, entornos y abundantes jefes finales. A lo más expertos puede resultarles corto, pero intenso.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

El tremendo Pixel Art y animaciones. Fluido, a 60 fps constantes. La cantidad de jefes que hay. Mecánicas "riesgo vs recompensa". Música cañera.

Lo peor

Picos de dificultad. No es especialmente largo. Algunas secciones las repetirás bastantes veces. Que no tenga trofeos en Switch. Sin cooperativo.

Y además