Crítica de Élite 6 - La serie reincide en avanzar en círculos y no se rinde a la evidencia de que no tiene nada que contar

Élite 6

La sexta temporada de Élite se estrena hoy mismo en la plataforma Netflix con un reparto renovado pero viejas tramas repetidas en bucle que ya aburren. 

Habrá quien se sorprenda de que se estrene en Netflix una sexta temporada de Élite... ¡Con la cantidad de grandes y prometedoras series que la plataforma no ha renovado! Pues sí, regresamos a Las Encinas con una tanda de ocho episodios de 50 minutos de media de duración y nosotros hemos podido ver los tres primeros para ofreceros unas primeras impresiones.

"Ansiedad", "Selfis" y "Desnudos" son sus títulos y nos sitúan temporalmente en el inicio de un nuevo curso en el que no están la mayoría de los personajes titulares de la serie, ya sumidos en nuevos proyectos. Es el caso de Miguel Bernardeau a quien hemos podido ver en 1899 o Ester Expósito, que protagoniza Venus.

Pero el caso es que la ficción no ceja en su empeño de seguir alimentando el morbo, así que volvemos a la casilla de salida con un nuevo cadáver y una panda mixta de pijos ya conocidos y nuevos bajo la sombra de la sospecha de haber sido los culpables de un fatal atropello de Iván.

VIDEO

Tráiler oficial de Élite temporada 6, que llega a Netflix el 18 de noviembre

Ari, Mencía y Patrick (que toman el relevo de la vieja guardia) regresan al instituto con la idea de no dejarse llevar por los problemas de su padre, desesperado por demostrar su falta de mala intención.

En el centro escolar una nueva directora se presenta para tratar de calmar las aguas y desarrollar un nuevo estilo educativo, aunque los alumnos se muestran recelosos ante los cambios. En cualquier caso, no es que su futuro académico sea lo que más les importa: sirve de marco para las relaciones que hay entre ellos y poco más.

 

Entre tanto, Isa inaugura una nueva discoteca por todo lo alto, pero pronto da muestras de estar pasando por un proceso de depresión en la medida en la que nadie la cree cuando denuncia la violación grupal a la que fue sometida bajo los efectos de las drogas y el alcohol y se siente muy sola.

Por otra parte, una influencer y su pareja, un tipo agresivo y muy controlador, y un joven transgénero se unen al alumnado de Las Encinas provocando un tsunami en las dinámicas de grupo. Patrick además sigue siendo el tercer vértice en el triángulo amoroso del futbolista Cruz Carvalho y su hijo Iván, que aparece atropellado una noche.

Élite 6

¡Al rincón de pensar!

Elite 6 no se anda con remilgos: pasan exactamente cinco minutos hasta que vemos la primera secuencia de "duchas" con desnudos fabulosos, de modo que los guionistas no se molestan en esconder lo que quieren ofrecer: carne, morbo y ruido.

Peor parados salen cuando pretenden armar un discurso más serio: es casi una osadía que en un producto tan consciente de su frivolidad se insinúe siquiera una denuncia hacia el tratamiento que reciben las víctimas de violaciones, se intente mostrar la violencia de género, la homofobia en el fútbol o la crisis que puede llegar a padecer una persona que está transitando de un género a otro. 

Porque, no nos engañemos, esto es un mal encubierto culebrón con adolescentes interpretados por adultos en el que lo único que interesa es cómo lanzar una secuencia más escandalosa que la anterior. El cómo da lo mismo... es una picadora de carne.

Élite 6

El caos argumental de esta temporada es tal que los guionistas parecen haber olvidado lo que ya hicieron en las precedentes: repiten tramas, hacen que los personajes den unos bandazos injustificados y no asumen que en un envoltorio tan banal es hasta ridículo plantear determinados temas como la superación de la ansiedad o la adicción al alcohol y las drogas.

Tampoco es que las interpretaciones sean demasiado brillantes, pero teniendo en cuenta las líneas de diálogo que a veces tienen que defender los pobres actores, demasiado hacen.

Élite 6

En pocas palabras: Élite es el cadáver. Una serie que tuvo su momento, fue bien acogida a nivel global y supo alimentar la maquinaria con personajes algo estrambóticos pero originales y ahora ya no tiene ni idea de hacia dónde quiere ir. Y lo peor es que la amenaza de una séptima temporada ya se atisba en el horizonte: si nada lo remedia a mediados de 2023 tendremos Élite 7.

Si la serie para entonces le sigue interesando a alguien es el misterio a resolver, porque visto el arranque, las expectativas son más bien nulas.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Élite evoluciona de placer culpable a serie petarda, insoportable y repetitiva de escaso argumento y pretendida profundidad. Un tormento a todas luces.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Verla con unos chupitos: cada desnudo que veas, trago que tomas. Las risas están servidas.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Que no va a ninguna parte: o cambia totalmente de rumbo o va directa a la cancelación.
Hobby

35

Malo

Y además

Élite (Serie TV)

Argumento:

Élite es una serie española original de Netflix creada por Carlos Montero (Fisica o Química, El desorden que dejas) y Darío Madrona (Los protegidos, Vive cantando), cuyos episodios dirigen junto aRamón Salazar (La enfermedad del domingo, 20 centímetros), Dani de la Orden (Mamá o papá,Hasta que la boda nos separe), Silvia Quer (El desorden que dejas...