Crítica de The Last Of Us, magnífico ejemplo de cómo convertir a serie un videojuego

The Last of Us HBO

Una de las series más importantes de 2023 ha llegado nada más arrancar el año. The Last Of Us adapta y reinventa en HBO Max los videojuegos en que se basa, sin perder su verdadera esencia.

¿Estamos ante al arranque de una nueva forma de adaptar los videojuegos a nuestros televisores? Después de éxitos como Arcane en Netflix, HBO Max se sube al carro de las "transformaciones" de videojuegos a series de televisión con The Last Of Us, uno de los proyectos más esperados de los últimos tiempos.

Y no es para menos: no solo está capitaneada por Craig Mazin (cocreador de la bestial Chernóbil), sino también por Neil Druckmann, responsable tanto del videojuego (lanzado originalmente en 2013) en el que se basa la serie como de su secuela, The Last of Us Parte II.

La mano de ambos se nota en una serie que sí, es muy fiel en la mayoría de lo que muestra respecto a esa primera gran aventura de Joel y Ellie, aunque también se permite algunos cambios y añadidos. Varios de ellos son acertados, otros no tanto, pero el conjunto es sólido como una roca y doloroso... como una roca que te tiren a la cabeza.

Tenemos 9 episodios de una hora de duración aproximadamente, cada uno, así que hay mucho que contar. Al igual que en ese ya icónico TLOU de PlayStation 3, la acción arranca cuando un hongo conocido como cordyceps se expande por todo el planeta en cuestión de horas y convierte a los humanos en sus "marionetas" para que ataquen a sus congéneres y expandan la plaga.

VIDEO

The Last of Us _ Tráiler _ HBO Max

La humanidad queda diezmada en 2003 (10 años antes que en el videojuego, por cierto) y Joel, uno de los supervivientes de la hecatombe, ha de aprender a sobrevivir en un mundo hostil que le ha arrebatado lo que más quería.

La acción tiene lugar 20 años después, en 2023, cuando Joel es contrabandista en una fortificación de la organización militar y gubernamental FEDRA y, mientras intenta encontrar a su hermano desaparecido, recibe el "marrón" de los rebeldes Luciérnagas de escoltar a un lugar seguro a Ellie, una adolescente deslenguada e irreverente que parece ser más importante de lo que le cuentan.

A partir de ahí, arranca una historia plagada de viajes, acción, nuevas personas que conocer, muerte, algo de humor y, sobre todo, drama. A grandes rasgos, lo que vamos a ver en esta serie de HBO es lo mismo que sucede en el videojuego (sí, incluido el DLC Left Behind), pero condensado, sin tanta presencia de los momentos de acción y con algunos añadidos que buscan contextualizar.

Buen ejemplo de ello son los demoledores prólogos de los episodios 1 y 2 (en especial, el primero nos hace reflexionar sobre cómo podríamos estarnos cargando el planeta de formas que no esperábamos), pero también un episodio 3 que... seguramente dará que hablar.

Nick Offerman es Bill en The Last of Us

Ese episodio es el que más diverge respecto a acontecimientos y personajes que sí estaban en el videojuego, pero que no tenían tanto protagonismo. De hecho, los acontecimientos que ahí tienen lugar parecen un poco impostados en comparación al resto de la serie. 

Es una historia muy bonita y bien narrada, pero da la sensación de alargarse sin venir a cuento. ¿Quién sabe? Quizá por ser lo más "diferente" de la serie sorprenda para bien a parte del público.

Los protagonistas que no sabías que querías

En cualquier caso, tened claro que los protagonistas son Joel y Ellie, por lo que era fundamental que el casting acertara. Os reconocemos que nosotros también tuvimos dudas cuando se anunció que Bella Ramsey (Lyanna en Juego de Tronos) sería Ellie, incluso cuando se optó por Pedro Pascal (The Mandalorian) como Joel.

Pero podéis estar tranquilos: ambos hacen un trabajo espectacular con sus respectivos papeles, que no son sencillos de acometer, precisamente.

VIDEO

THE LAST OF US es una nueva joya para HBO MAX. ¡Impresiones de la serie sin spoilers!

Por un lado, Pedro Pascal nos trae a un Joel cerrado al mundo, duro, hostil, que necesita encontrar alguna forma de redención respecto a su pasado. Ese Joel, más que en sus palabras, se basa en sus acciones, sus gestos y sus miradas, un lenguaje que Pascal traslada de maravilla.

Por otro, tenemos a una Ellie que arranca la historia siendo desafiante, "listilla" y tan infantil como corresponde a su edad (ella protagoniza los momentos de humor que salpican la serie), pero que poco a poco se va contagiando del drama que le toca vivir, hasta enfrentarse a momentos muy, muy extremos, en los que Ramsey pone los pelos de punta con su actuación.

The Last of Us

Lo mismo pasa con otros personajes que recordaréis, si vivisteis el videojuego: Tess, Tommy, Henry o Marlene (a la que interpreta la misma actriz que en los juegos, por cierto) también están ahí para convivir, enseñar y sufrir al lado de los protagonistas y para conformar un universo castigado por un mantra común: aquí no hay héroes, cada uno hace lo que puede para sobrevivir y buscar un futuro.

En ese sentido, se nota la mano en el guion de un Neil Druckmann post - The Last Of Us parte II. No solo porque está plantando mejor las semillas de lo que pasa en ese juego (y que presumiblemente veremos en la temporada 2 de la serie), sino porque sabe reflejar mejor la naturaleza de Joel como un modelo roto de conducta para Ellie. Hay cierta nobleza en él, pero ni mucho menos perfección.

Todos estos conflictos morales y estos dramas no se transmitirían igual sin la magistral banda sonora de Gustavo Santaolalla, que ya se encargara de las BSO de ambos videojuegos y que aquí consigue refinar la fórmula para transmitir decepción, tensión, conflicto o belleza con una sutileza al alcance de muy pocos. La guitarra extradiegética es casi un personaje más en la serie.

El resto de departamentos están igual de cuidados, desde un vestuario que reproduce casi al milímetro la ropa que llevaban los héroes en el videojuego hasta una fotografía que homenajea esos tonos ocres y esos tamizados de luz de la aventura original.

The Last of Us (Serie TV)

Para la reseña de la serie, hemos tenido acceso a unos screeners que aún no tenían acabados todos los efectos especiales, por lo que no podemos valorar al 100% ese apartado. Aún así, es evidente la representación fiel de las ciudades derruidas y comidas por la vegetación, los interiores infestados por las deformaciones de los hongos y, cómo no, los enemigos infectados.

La recreación de estos últimos es calcada a la de los juegos, incluidos los temibles chasqueadores, que consiguen dar miedo de verdad.

El miedo y la acción no son los ejes centrales del desarrollo (aquí importan más las personas, sus decisiones y sus conflictos, que los tiroteos), pero también están ahí y forman una parte indisoluble del conjunto.

Lo que sí vamos a tener son muchos momentos duros, momentos que cambian la forma de ver la vida de los protagonistas y que, quizá, os harán soltar algún respingo, incluso aunque conocierais el destino de los personajes por haber probado el videojuego.

No importa tu pasado para ver la serie

Llegados a este punto, la pregunta que os haréis es: entonces, ¿hace falta haber jugado a The Last Of Us para poder disfrutar la serie? Ni mucho menos. Todo se explica con detalle (de hecho, quizá a veces con demasiado detalle) y la historia se construye a su ritmo, dedicando el tiempo necesario a cada personaje y cada faceta de una especie humana que necesita reconstruirse.

Ahora bien, si en su momento lo jugasteis en PS3, PS4, PS5 o PC, probablemente lo disfrutaréis aún más al reconocer los entornos familiares, los encuentros, los tiroteos o los grandes giros.

¿Qué hay de los cambios, cómo sentarán a los veteranos? Como decíamos, la mayoría son para bien y para contextualizar. Otros quizá no acaben de convencer (por ejemplo, la forma en que se "comporta" el cordyceps frente a como lo hacía en los juegos) y otros seguramente generarán algo de debate estéril (sí, lo decimos por Sarah), pero en realidad ninguno de ellos altera lo fundamental.

Lo verdaderamente importante de The Last Of Us en HBO (al igual que en los juegos) es cómo relata a unas personas condenadas a entenderse en un mundo que ha perdido la brújula moral y en el que hay que tomar decisiones de vida o muerte en décimas de segundo. A veces, saldrán con vida de ellas, pero puede que ese sea el peor de los castigos.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Sabe coger los ingredientes justos de los juegos para adaptarlos a la fórmula de una serie de HBO sin sacrificar la verdadera esencia. Quizá algunos pequeños cambios no encanten a todos, pero el conjunto es una historia intensa, dura y humana en un mundo donde ya casi no queda humanidad.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Todas las interpretaciones, pero quizá, sobre todo, la de Bella Ramsey. La música de Santaolalla. Ese mundo sin héroes, solo superviventes.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

En ocasiones, quizá se explican de más los sentimientos, cuando bastaba con insinuar. El episodio 3, aunque bonito, parece algo forzado.
Hobby

90

Excelente

Y además

The Last of Us (Serie de TV)

Argumento:

The Last of Us es una futura serie de televisión que se estrenará en HBO y HBO Max que se centrará en adaptar la franquicia de videojuegos homónima producida por Naughty Dog. La serie fue anunciada a finales de 2019 y contará con la colaboración del creador de la franquicia, Neil Druckmann. La serie de The Last of Us contará con el creador de la...