La Materia Oscura (HBO, 2019)
HBO presentará el próximo 4 de noviembre su nueva gran apuesta televisiva: La Materia Oscura, basada en la saga literaria de Philip Pullman. En Hobby Consolas ya la hemos podido disfrutar y esto es lo que os podemos contar sin spoilers sobre la serie.

Las dos mentalidades más extendidas en nuestro planeta para explicar o justificar de una manera teológica nuestra propia vida siempre han sido la oriental y la occidental. Mientras en los países asiáticos se han decantado por dividir la esencia de la existencia, en las sociedades occidentales clásicas la explicación viene dada a partir del cuerpo y el alma. Es una forma breve de explicarlo, pero es necesario hacerlo antes de hablar de La Materia Oscura, la nueva serie de televisión que HBO España estrena el próximo 4 de noviembre. Y es que, tanto la serie como la obra original de Philip Pullman están fuertemente influenciadas por el debate teológico y la tensión religiosa.

Consigue el primer libro de La brújula dorada

La obra de Philip Pullman en el audiovisual no es algo que haya pasado desapercibido. Muchos de vosotros habréis visto la película de La Brújula Dorada, que adaptaba el primer libro de su reputada trilogía. La pobre recepción del filme en los cines, a pesar del éxito de la saga literaria, y la polémica desatada entre grupos religiosos estadounidenses por el debate que plantea su compleja narrativa hicieron que La Brújula Dorada no tuviera secuelas, pero que el propio Philip Pullman se fijara en la televisión y en la fuerte demanda imperante que se ha desencadenado en la última década para desarrollar su adaptación audiovisual en la pequeña pantalla.

VIDEO

La materia oscura - Tráiler subtitulado

Y es ahí donde entraron New Line Cinema y Bad Wolf, estudios que compraron los derechos de explotación audiovisual de la obra de Pullman tras el regreso de los mismos a manos del autor una vez se consumó el fracaso cinematográfico. BBC One en Reino Unido (país de origen de la serie) y HBO en el resto del mundo se encargan de distribuir la serie de televisión de La Materia Oscura, la cual cuenta con un equipazo de escándalo que vais a ir descubriendo a lo largo de la crítica. No obstante, debemos avisar de que NO vamos a hacer ningún spoiler en esta reseña, especialmente porque es una serie que avanza a partir de las sorpresas narrativas, los giros de guion y los cliffhangers (cierres de episodio). Así pues, ¡vamos a contaros qué podéis esperar de La Materia Oscura antes del estreno!

El punto de partida de la trama y la complejidad narrativa

Esta es, literalmente, la premisa que nos da la propia serie antes de empezar a verla: "Esta historia comienza en otro mundo. Uno que es, al mismo tiempo, igual pero diferente del vuestro. Aquí, el alma humana toma la forma física de un animal y se la conoce con el nombre de 'Daemon'. La relación entre el humano y el 'Daemon' es sagrada. Este mundo ha sido controlado durante siglos por el todopoderoso Magisterium, excepto en las tierras salvajes del norte, donde las brujas susurran una profecía. La profecía de un niño con un gran destino. Durante la Gran Inundación, este niño fue llevado a Oxford". Como podéis comprobar vosotros mismos, a excepción de la carga simbólica y teológica del cuerpo y el alma, el punto de partida no es otro que el de todas estas distopías literarias para adolescentes: un mundo extraño, pero parecido al nuestro; un gran enemigo u organización malévola a derrotar; una profecía, y un niño o una niña que será el héroe o la heroína que lo cambiará todo. Nada nuevo bajo el sol.

La materia oscura

Sin embargo, es precisamente en lo simbólico y lo religioso donde reside la potencia narrativa de esta serie, al mismo tiempo que la complejidad de la misma. La historia no necesita estar recordándonos constantemente que debe ser profunda o conducirnos incesantemente a la reflexión, porque ese no es, en última instancia, el propósito de La Materia Oscura. La obra de Philip Pullman que se adapta en formato televisivo es una aventura para adolescentes con una carga detrás bastante importante, manejada con inteligencia en la narración para no caer en la tentación de superar la barrera del target al que aspira y acabar derribando la parte más aventurera y activa de la trama. En ese sentido, el equilibrio al que llega la serie de televisión es perfecto, no se le puede reprochar absolutamente nada.

Un gran equipo detrás de la adaptación

Hay que señalar que, detrás de esta adaptación, se encuentra la figura del escritor Jack Thorne, conocido por haber escrito el guion de la prestigiosa obra de teatro de Harry Potter y el legado maldito. "Estamos probando cosas nuevas e intentando averiguar qué funciona y qué no", dijo sobre la serie de La Materia Oscura en una entrevista concedida en 2017. Jack Thorne es el responsable del guion y, evidentemente, de ese equilibrio mencionado en el bloque anterior. Un trabajo que ha desarrollado, como era de esperar, junto al propio Philip Pullman, supervisor de la adaptación y productor ejecutivo al lado de Toby Emmerich, Julie Gardner y Deborah Forte. Un equipo de escándalo que sólo es la punta del iceberg de la adaptación que han desarrollado para la televisión. 

La materia oscura

Y es que el hombre detrás de la dirección de La Materia Oscura es el mismísimo Tom Hooper, ganador del Oscar a Mejor Director por la imprescindible El discurso del rey (2010). Después del éxito consecutivo de Los Miserables (2012) y La Chica Danesa (2015), a la espera de estrenar la muy mencionada en redes sociales Cats, Tom Hooper ha sacado un poco de tiempo para hacer que la nueva adaptación audiovisual de la obra de Philip Pullman coja forma y tenga una serie de elementos cinematográficos que la hacen un producto mucho más redondo y cualificado. Nada como la mano experimentada de un hombre que no es la primera vez que se acerca a una serie de televisión, ya que Tom Hooper ha firmado otras series como Elizabeth I (2005), Daniel Deronda (2002) o John Adams (2008).

Y, para desarrollar La Materia Oscura, además de un gran equipo de producción y un gran director detrás, la serie de televisión no ha dudado en hacer un casting a la altura de las circunstancias y con aires de blockbuster cinematográfico. Una omnipresente, delicada y naif Dafne Keen (quien dio vida a X-23 en la película de Logan) da vida a Lyra Belacqua, personaje que está estrechamente ligado a los de James McAvoy (Lord Asriel) y Ruth Wilson (Marisa Coulter). Completan el reparto, entre muchos otros, nombres de la talla de Lin Manuel Miranda, Ruta Gedmintas, James Cosmo, Anne-Marie Duff y Ian Gelder. De entre todos ellos, por motivos más que obvios dada su presencia en pantalla, la que más brilla es Dafne Keen, una actriz con un potencial enorme, una gran ambición interpretativa y una sinceridad en la mirada que le va a poner en más de un aprieto, pero que de momento le sirve para ir saliendo del paso.

La estética y los diseños de producción

Sin embargo, a pesar de todos estos componentes que hemos mencionado previamente en la crítica a La Materia Oscura, lo que más brilla en esta producción es, sin lugar a dudas, la estética de la propia serie. Los diseños de producción que se han llevado a cabo no son acertados, sino que son acertadísimos. Una confluencia de estéticas que a más de un amante de la arquitectura le hará soñar con mundos imposibles y quimeras artísticas, ya que en esta nueva serie de HBO se dan cita estilos tan remotamente separados entre sí como la época victoriana, la edad media e incluso la influencia nórdica en algunos retazos de las tierras salvajes norteñas.

Ruth Wilson - La materia oscura

No destacaríamos estos elementos técnicos y artísticos si no tuvieran su importancia en la serie. La Materia Oscura, como le sucede a todo este tipo de adaptaciones audiovisuales de sagas literarias, tienen una asignatura pendiente que es más importante que todas las demás: hacer que el universo ficticio que funciona en los libros también lo haga en la serie o la película en cuestión. En ese sentido, esta segunda adaptación de la obra de Philip Pullman es un éxito rotundo, adecuándose perfectamente a los entornos de un mundo que no existe, pero que es muy parecido al nuestro aunque tenga sus propias reglas. Y el éxito de esa adecuación, a pesar de que también se reafirma en la dirección y el guion, reside principalmente en el trabajo artístico de estética y diseños.

El resto de apartados técnicos

Del resto de apartados técnicos, como pueden ser las piezas musicales y el vestuario y el maquillaje, no podemos decir nada verdaderamente destacado. Sí es cierto que la música, sin ser notable, pone banda sonora a una historia de aventuras y se adapta a la acción o la inacción de los personajes, a conveniencia de la narrativa. Lo mismo sucede con el vestuario y el maquillaje, ajustándose a esa coctelera de estéticas mencionada en el párrafo anterior y haciendo que los actores y actrices que aparecen en pantalla se vean realistas dentro de las reglas de la ficción. Sin embargo, los efectos digitales sí son interesantes de analizar.

La materia oscura
 

No es que sean virtuosos, ni mucho menos; es más, han llegado a preocuparnos el rendimiento de las representaciones físicas en forma de animal de las almas humanas. Especialmente porque, en unas escenas, se ven como animatrónicos tangibles que son animados por ordenador y, en otras, parecen creados única y exclusivamente con CGI. Sea como sea, la importancia de estos seres es más simbólica que presencial y no le das tanta importancia a cómo se ven (aunque algunos son verdaderamente monos y dan ganas de achucharlos) y sí más a cómo funcionan dentro de la historia de los personajes.

En resumen, La Materia Oscura es un producto ambicioso con alma de blockbuster televisivo. No estamos delante de la nueva Juego de Tronos ni de la nueva Los Juegos del Hambre, pero sí es fácil dejarse llevar por una historia de aventuras en la que lo inocente se queda fuera y en la que descubriremos que, como suele ser habitual con estas sagas, debajo de la capa de superficialidad hay más de lo que se aparenta.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

HBO logra con La Materia Oscura construir una especie de saga literaria para adolescentes en televisión con aires de blockbuster cinematográfico. Un producto que se consumirá muy bien entre los espectadores.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La logradísima estética y el aplicado adecuamiento de forma y contenido. Esta serie tiene un equipazo detrás y eso se nota.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

No deja de ser otro producto para adolescentes basado en una saga literaria, a pesar de tener "aspectos especiales".
Hobby

70

Bueno

Y además

La Materia Oscura (Serie TV)

Argumento:

La Materia Oscura es una nueva serie producida por HBO y la BBC creada por Jack Thorne (Glue, The Last Panthers, The Fades) basada en la exitosa saga de libros del mismo nombre de Phillip Pullman. La dirección de los episodios está llevada porTom Hooper (La chica danesa), Otto Bathurst (Robin Hood), Jamie Childs (Doctor Who),Euros Lyn (Daredevil) y...