Crítica de La protegida, el insustancial y olvidable thriller de acción que solo salva Maggie Q.

La protegida

Ensalada de tiros y patadas: crítica de La protegida (The Protégé), la cinta de acción de Martin Campbell protagonizada por Maggie Q., Samuel L. Jackson y Michael Keaton.

Tras el triste retraso de John Wick 4 para 2023, los fans del cine de acción estábamos de luto, esperando como agua de mayo una nueva película del género y, ciertamente, La protegida pintaba bastante bien para pasar un rato desconectando la neurona y dejándose llevar por una propuesta desenfadada.

Mayores expectativas aún sabiendo que dirigía Martin Campbell, director de películas como Casino Royale o La leyenda del zorro (aunque también de sonoros batacazos como Linterna verde).

Pero es que al frente del libreto tenemos a Martin Wenk, con trabajos anteriores como The Equalizer, Los mercenarios 2 o Jack Reacher: nunca vuelvas atrás. Se suponía que había bastante talento y experiencia detrás de esta propuesta como para elevarla al menos por encima del aprobado, pero... no.

VIDEO

Tráiler de La protegida en castellano HD

La película La protegida nos presenta a la pequeña Anna, una niña vietnamita que es encontrada por Moody, un legendario asesino que termina transformándose en su mentor y, también, de alguna forma, en una figura paterna para ella.

Con el paso de los años, Anna sigue sus pasos y se transforma en una de las asesinas a sueldo más hábiles de su generación. Pero sigue estando lejos de tener una vida tranquila.

Un buen día, la guarida de Moody es asaltada y él es brutalmente asesinado, lo que lleva a Anna a jurar venganza contra su atacante. Con esta intención se alía con Rembrandt, un afamado pero enigmático asesino que la atrae tanto como la desafía.

A Samuel L. Jackson se le escapa que estará en otra de las películas de la fase 4 del UCM

Secret Invasion Nick Furia Samuel L Jackson

Enumerar los problemas de La protegida puede derivar en retahíla: el guión es enclenque, la acción escasa y cutrecilla, la química entre los personajes nula, los acercamientos amorosos inconsistentes y sonrojantes y tiene una tendencia preocupante a desaprovechar al plantel en el que quedan especialmente mal parados Michael Keaton y Robert Patrick.

En general, la película da sensación de dejà vu: todo esto nos lo han contado ya en producciones más memorables que ésta con un mejor ritmo, un libreto menos tramposo y zafio y más imaginación, erigiendo incluso auténticos universos ficcionales con sus propias reglas.

Los dos aspectos más reseñables de La protegida son la interpretación de Maggie Q., que encaja a la perfección con su personaje y viene ya bastante curtida tras haber dado vida a Nikita o haber participado en otras producciones exigentes a nivel físico, y la fotografía de David Tattersall, que le saca un partido increíble al contraste y las composiciones ricas en color.

Por lo demás, no estamos solo ante una película formularia, que sería más "salvable", sino ante una cinta que parece un telefilm de los 90. Su mayor pecado es el de infravalorar al espectador y tratarlo como si fuera tonto, pretendiendo que comulgue con ruedas de molino. A mitad de la película (si no antes), es fácil adelantarse a las trampas de la historia, y por tanto al final.

La protegida

En suma, La protegida se hace larga y es una de las películas menos interesantes de cuantas llegan a la taquilla esta semana, con el permiso de El mundo es vuestro, la comedia de los compadres que sirve de secuela a El mundo es suyo que no tiene redención alguna.

Queda por tanto como una película menor de su director y como una propuesta perfectamente olvidable que difícil lo tiene para sobrevivir al primer fin de semana en taquilla, a pesar de su plantel interpretativo.

No va a ser la cinta que nos quite el hambre de cine de acción, de modo que nos tocará revisitar Atómica, Gunpowder Milkshake o Lucy, si me apuráis. ¡Qué pena que a Maggie Q. no le hayan dado un papel acorde a su talento!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Si hubiera que rescatar algo de esta película, más allá del fichaje de Maggie Q. como protagonista, sería el color de la fotografía de David Tattersall. Por lo demás, poco se salva de la quema.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La mera presencia de Maggie Q. como heroína de acción: se desenvuelve como pez en el agua aunque la producción no esté a su altura.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El guión es infame, hay fallos de raccord clamorosos y, en general, dista de colmar las expectativas del espectador, a pesar de ser fan del género.
Hobby

40

Malo

Y además