El visitante
Análisis

Crítica de El visitante, la serie basada en la novela de Stephen King

Por Raquel Hernández Luján

¡Misterio y un elenco en estado de gracia! Crítica de El visitante, la serie de suspense basada en la novela homónima de Stephen King que HBO desarrollará en diez episodios desde el 13 de enero de 2020.

HBO ha lanzado ya los dos primeros episodios de El visitante, de cuyo arranque os hablamos hoy en esta crítica.  Basada en la novela del mismo título del maestro del terror, la serie, que constará de diez en total, comienza exactamente igual que el libro, relatando el proceso mediante el cual un profesor de inglés y entrenador infantil, es arrestado públicamente como sospechoso de un brutal crimen.

Hazte con el periodo de prueba de HBO España y disfruta de series como ésta... ¡Totalmente gratis!

Él es Terry Maitland, un respetado miembro de la comunidad casado y con dos hijas al que se acusa de haber violado y asesinado brutalmente a un niño de once años. Mientras su familia hace frente al acoso mediático y policial, Terry lucha por defenderse mostrando una sólida coartada: en el momento del delito él estaba muy lejos de allí y puede demostrarlo.

Esto pone al responsable del caso, Ralph Anderson, contra las cuerdas. Pensaba que lo tenía todo bien atado al haber hallado huellas digitales y pruebas de ADN indiscutibles tanto en la escena del crimen como en la furgoneta en la que se desplazó al niño antes de su brutal agresión. Además, testigos oculares situaban a Maitland en el lugar de los hechos.

Temiendo haberse adelantado a los acontecimientos, Anderson tratará de comprender la situación y de buscar ayuda para esclarecer los hechos.

Vaya por delante que El visitante se toma sus licencias respecto a la novela. En primer lugar, rebaja el tono de la afrenta contra el acusado. En el caso del libro, el arresto era particularmente traumático para su esposa y sus hijas, al realizarse en medio de un partido atestado de gente. Además los testimonios que se iban intercalando en la narración daban cuenta de hasta qué punto el sospechoso era conocido por la práctica totalidad de su comunidad, gozando además no solo de respeto sino de cierto grado de admiración por parte de sus vecinos. Doble finalidad: abaratar costes y crear un universo más íntimo y cerrado (también más asfixiante, aunque se reduzca el escarnio).

Por otra parte, si bien la serie no es ni mucho menos trepidante, sí que hace que los acontecimientos fluyan de una forma más rápida e incluso ya desde el primer episodio empieza a mostrar una presencia que en el libro no aparece transcurrido el primer cuarto de lectura. Así, coge comba más rápido, atrapando la atención del espectador con pequeños detalles y pistas con las que va sembrando misterio.

En muchos aspectos podría decirse que estamos ante un thriller de la vieja escuela: Jason Bateman, en este arranque de la temporada, no adopta grandes riesgos a la hora de rodar. En ese sentido, la realización es bastante clásica y la fotografía también: las luces bajas, las imágenes emergiendo de una gran oscuridad o la cámara asomándose desde un rincón, son señas habituales y herramientas utilizadas con profusión.

Las interpretaciones son uno de los fuertes de la serie El visitante: el casting es de lo más acertado con Jason Bateman (Ozark) en el rol del acusado (le va perfecto su aspecto de no haber roto un plato), Bill Camp (Aguas oscuras) como su abogado defensor y Ben Mendelsohn (Capitana Marvel) como el atribulado policía encestado en descubrir lo sucedido.

Por lo demás, poco a poco vamos viendo cómo la atmósfera se va volviendo más y más densa a medida que descubrimos el callejón sin salida de la investigación y nos enfrentamos a lo imposible. También va adquiriendo paulatinamente más peso específico la historia personal de cada uno de los personajes en los que el crimen impacta de muy distintas maneras.

La serie lo tiene todo para enganchar a la audiencia, a la que es fácil enganchar con su premisa inicial... Si remata la faena, es harina de otro costal. Como inicio desde luego deja con ganas de más, aun a sabiendas de que King nos hará pasarlo mal (y hay que ver lo que nos gusta que lo haga). HBO irá estrenando un nuevo episodio de El visitante cada lunes. Os ofreceremos la crítica de la serie completa tan pronto como llegue a su final el próximo 8 de marzo. Entre tanto, os recordamos que podéis ir leyendo la novela, en el caso de que estéis ya picados por la curiosidad de forma irresistible.

Valoración

La serie adapta con maestría el arranque de la novela de King poniendo nuestra lógica contra las cuerdas desde el principio: ¿puede un hombre estar simultáneamente en dos lugares? ¿Existe el mal absoluto?

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

El acertadísimo casting y la hipnótica y misteriosa puesta en escena. La oscuridad y el mal rollo que se van fraguando a fuego lento.

Lo peor

Se rebaja la escala del mediático arresto de Terry Maitland. Al contrario que el libro, la serie da pistas pronto sobre lo que ocurre.

Y además