Optimus Prime (Cómic IDW)
Análisis

Review de Transformers: Robots in Disguise volumen 4

Por Jesús Delgado Manzano

Transformers: Robots in Disguise volumen 4 supone el regreso de Optimus Prime a los Autobots, pero también un regreso al Planeta Tierra, donde la guerra se desata de nuevo entre las facciones de robots.

Transformers: Robots in Disguise regresa con su volumen 4 a las estanterías de las librerías españolas. La serie hermana de Transformers: More than meets the eye (la otra serie de cómic que discurre paralela a esta, tras los eventos del tomo Transformers: Renacimiento) llega con una nueva etapa para el cómic de los robots gigantes transformables de Hasbro. 

La acción del tomo 4 de Transformers: Robots in Disguise corre paralela a la del volumen de El Amanecer de los Autobots, en donde Megatron se unía a las filas de los Autobots y partía en busca de los Caballeros de Cybertron. Esto es, tras los eventos narrados en el crossover de Cybertron Oscuro. Esta nueva entrega muestra cómo Optimus Prime retoma el liderazgo de los antiguos combatientes Autobots y vuelve a dejar Cybertron, ahora de un Starscream elegido democráticamente como señor del planeta (sic). 

Prime y los suyos despegan para regresar a la Tierra, siguiendo el rastro del viejo mentor del líder Autobot, Alpha Trion. Sin embargo, su llegada al Planeta Azul será cuanto menos aciaga. Y es que los nuevos Decepticons, liderados por la bicefalía formada por Galvatron y Soundwave se han aliado con los gobiernos de la Tierra. El conflicto no se hará esperar, cuando las tensiones entre terráqueos y las dos facciones de cybertronianos vuelvan a estallar.

Y ahora, ya que os hemos puesto en antecedentes, podemos entrar a hablar de este nuevo cómic, que no tiene desperdicio, precisamente. 

Regreso a los clásicos

Una de las cosas que llaman más poderosamente la atención del cómic de Transformers: Robots in Disguise volumen 4 es precisamente el cambio radical de registro. Si hasta ahora, Transformers: Robots in Disguise se había consagrado como una serie que se podía considerar como la versión con Transformers de Juego de Tronos, el presente arco argumental regresa una vez más a la primicia clásica de las historias de la franquicia, con Autobots y Decepticons utlizando nuestro planeta como escenario de su contienda. 

Aquí puedes leer las reviews de los tomos anteriores de Robots in Disguise

Esto implica un reclamo claro a los lectores y fans de la saga de toda la vida, que echaban de menos los conflictos clásicos de la franquicia de Transformers en sus cómics. Desgraciadamente, este decisión argumental tiene que realizar un sacrificio: el de la profundidad argumental y el de la complejidad. En este sentido, John Barber, el guionista del cómic, deja de un lado las intrigas políticas para realizar un relato bélico y a la vez político, desarrollando la mitología y la historia antigua de los Transformers, revelando detalles anteriores a la llamada Edad de Oro, y mostrando el origen de los combinadores (robots que se combinan entre sí, formando entidades más grandes y poderosas). 

Con esta excusa, el guionista comienza a narrar los últimos estertores de la serie, que desembocará en la llamada Guerra de los Combinadores (Combiner Wars), que tuvo su adaptación a serie animada de manos de Machimina no hace mucho tiempo. Sin embargo, su discurso se ve enfangado por un problema editorial. Y es que su trama hace referencia a cómics anteriores al tomo de Transformers Renacimiento, rememorando hechos y personajes que se mostraron en esta etapa anterior, no publicada en España hasta la fecha. Si bien muchos de los detalles ya se comentaron y el lector del cómic, más o menos, está al día de estas referencias, los detalles se pierden debido a que es material que no ha llegado a nuestras costas. 

Más allá de esta consideración, la historia es más que entretenida y nace de una vertebración excelente, así como de una narrativa bastante más ligerita y digestible que la de tomos anteriores. Cabe, además, destacar, que Barber no deja nada al azar e, incluso, personajes secundarios y de poco peso en los dibujos y otras obras similares, tienen un buenísima y profundo desarrollo en este cómic, mostrando matices y alejándose del maniqueismo de buenos contra malos. Además, la propia crítica implícita hacia el posicionamiento de los terrestres resulta muy inteligente y muy bien llevada, al mostrar la escalada bélica y el sentimiento de paranoia resultante tras el primer contacto con los Transformers. 

Por otro lado, hemos de alabar (como de costumbre) el detalle del dibujo de los principales ilustradores de la colección. Andrew Griffith, Sarah Stone, Livio Ramondelli y Brendan Cahill. La mezcla de estilos de cada uno de ellos, desde el amerimanga, el cartoon o el estilo onírico (cercano al cómic europeo) resulta un cóctel maravilloso que transmite sensaciones, atmósferas y tonos, ajustándose a la historia como un guante. Y es que, lo podemos decir abiertamente, el aspecto visual de Transformers: Robots in Disguise sigue siendo uno de los puntos fuertes del cómic. 

Review de Transformers: Robots in Disguise volumen 4

Transformers: Robots in Disguise volumen 4 ya está disponible en librerías especializadas, tiendas on-line y grandes superficies. El cuarto tomo de la colección recopila los números americanos de la edición original de la serie del 28 al 38, sirviendo de antesala al próximo evento-crossover: Las Guerras de los Combinadores (Combiners Wars), que esperamos leer dentro de poco en España. 

Valoración

Nuevo capítulo de la guerra entre Autobots y Decepticons, que vuelve a la Tierra, con un sabor al relato clásico, pero con un giro de tuerca interesante.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

El cambio de posicionamiento, haciendo autocrítica de las propias administraciones terrestres. El uso de la mitología y del background clásico.

Lo peor

La dependencia argumental de los cómics anteriores. Algunas referencias se nos escapan al no haberlos leído.

Lecturas recomendadas