The Legend of Zelda Skyward Sword - 06. Capítulo 4

Dirígete hacia la Tierra del Presidio en la Región del Bosque de Farone. Habla con la anciana para que te enseñe a tocar la Lira de la Diosa, y cuando lo hayas hecho correctamente pasarás a una nueva lección en la que te encontrarás dentro de un círculo de luz que se acercará y alejará de ti a un ritmo determinado. Toca la lira de la misma manera que antes siguiendo el ritmo que marca el círculo. Así aprenderás el Cántico de la Diosa.

Sal del templo por la puerta que hay al sur y ve al fondo del valle circular que hay enfrente. Al acercarte al pilar que hay clavado en el suelo al fondo surgirá un monstruo, El Durmiente. Impide su ascenso golpeando con la espada sus dedos blancos (en las dos patas sobre las que se desplaza).

Destruye todos los dedos y El Durmiente quedará tumbado en el suelo durante un corto periodo de tiempo: aprovecha para acercarte a su cabeza y golpea tres veces el pilar que tiene clavado en la frente lanzando tajos verticales que de abajo a arriba.

Utiliza los chorros de vapor para que no se escape y repite el proceso un par de veces para finalizar el combate. Usa el poder del Rayo Celestial de la espada para golpear el pilar que actúa como sello y mueve el mando en las direcciones de los tres trazos.

La anciana te informará de que ahora debes volver a las regiones del bosque, del volcán y del desierto para conseguir tres llamas con las que mejorar tu espada, algo imprescindible para abrir el Portal del Tiempo. Tras hablar con la anciana, vuelve a Celéstea.

Guía y trucos de The Legend of Zelda Skyward Sword