Imagen de perfil de Gaspatxo
Análisis de LEGO Marvel Vengadores
Gaspatxo

¡Vengadores, ensamblaos!

El Universo Cinematográfico de MARVEL une todas sus piezas en una entrega que va mucho más allá de las películas recientes y constituye toda una carta de amor a una de las factorías de superhéroes más grandes de la historia.

Tiene pinta de que 2016 va a ser el año de LEGO. Si bien en otoño LEGO Dimensions llegará por fin a nuestras tierras y pronto podremos disfrutar también del esperado LEGO Star Wars El Despertar de la Fuerza, desde enero ya está en circulación la que de momento es la entrega más colosal de la serie con la que TT Games y Warner Bros. llevan deleitándonos desde 2005. LEGO Vengadores adapta a su particular prisma miniaturizado y humorístico las últimas superproducciones del UCM, incluyendo la mayoría de películas de la Iniciativa Vengadores y sus series de televisión asociadas, pero no se queda sólo ahí, sino que recapitula a lo largo de toda su historia creativa (que no es precisamente corta) presentándonos una de las experiencias MARVEL más completas que podamos encontrar en el mundo de los videojuegos.


Vengadores, uníos

Y es que la cantidad de contenido que ofrece LEGO Vengadores es sencillamente abrumadora: más de 150 personajes controlables incluidos en el disco; 15 misiones de historia lo suficientemente largas como para vernos obligados a guardar en puntos de control; y 7 mundos abiertos repletos de coleccionables y pequeñas side quests por cumplir. Si añadimos, además, el contenido adicional, se rompe fácilmente la barrera de los 200 personajes controlables (contando variantes) y llegamos a tener 21 misiones de historia; dicho contenido adicional se nos proporciona parte de forma gratuita y otra parte mediante 4 paquetes de pago aglutinados en un pase de temporada de 9,99 euros. ¡Eso sí es un pase de temporada, y no el de Battlefront! Las misiones de historia toman momentos clave de las dos películas de Vengadores (5 y 6 respectivamente), Capitán América: Primer Vengador, Capitán América: El Soldado de Invierno, Iron Man 3 y Thor: El Mundo Oscuro (1 cada una) y, con las expansiones, de la película de Ant-Man, la serie Agentes de S.H.I.E.L.D. y los cómics de Doctor Extraño, Pantera Negra, Capitana Marvel y los Señores del Mal. Respecto a los mundos explorables, bien es verdad que tenemos 7 y el número suena pistonudo, pero unos son mucho más grandes que otros; mientras la ciudad de Manhattan se nos presenta gigántica y repleta de cosas por hacer, el resto de mundos son pequeñas plazoletas en comparación (el supuesto reino de los dioses que debería ser Asgard se ha quedado en poco más que una pedanía de Totana). Eso sí, todos los mundos están plagados de detalles y sus localizaciones emblemáticas están perfectamente recreadas (aunque sea a pequeña escala en ciertos casos), haciendo de la exploración toda una delicia. ¿Quién no ha querido saber lo que se siente al sentarse en el trono de Odín, o admirar las vistas de la ciudad desde lo alto de la Torre Stark? Pues ahora es posible, compañer@s.


Asgard es chiquitico aunque no lo parezca

Pero sin duda donde más reluce LEGO Vengadores es en su elenco de personajes, que supone un viaje por toda la historia de la factoría MARVEL, desde finales de los años 30 hasta la época más actual, incluyendo minifiguras basadas en Capitán América: Civil War. El desfile de car...de piezas de cabeza conocidas (y no tan conocidas) es tal que convierte el menú de selección de personaje en un museo en miniatura, y nos concede el lujo de jugar con iconos con los que no hubiéramos podido ni siquiera soñar. Evidentemente, no se puede pedir que cada personaje tenga habilidades únicas: estamos hablando de la friolera de casi 200 héroes, heroínas, personas de a pie, alienígenas varios y hasta dinosaurios. Pero lo que sí se ha conseguido, y que a mi parecer tiene muchísimo mérito, es reproducir los movimientos y gestos característicos de cada personaje en sus animaciones, evitando que se limiten a ser meros clónicos de sus semejantes y conservando su identidad. Por ejemplo, podemos reconocer unas acrobacias casi circenses en Daredevil, el característico “baile” del martillo de la poderosa Thor o incluso los movimientos de artes marciales de Hope Van Dyne en Ant-Man. En este sentido, se nota que se ha puesto un montón de empeño en la recreación de personajes a un nivel de detalle casi enfermizo, y ese esfuerzo se traduce en que no veamos copia-pegas ni comportamientos fuera de tono.

Sin embargo, desde la perspectiva de un "consumidor habitual" de material marvelita resulta sencillamente imperdonable que dentro de toda la marabunta de personajes falten muchos de los iconos clave de la marca y de la historia de los superhéroes en general; ausencias como las de Deadpool, los 4 Fantásticos o los X-Men manchan gravemente este “paseo por la historia” de MARVEL. Estas ausencias son todavía más inexcusables teniendo en cuenta que sí estuvieron en el anterior LEGO MARVEL y que otros personajes tienen superpoderes y presentan comportamientos muy similares a los de los aludidos, como la Antorcha Humana original de 1939 o Chico Luna, casi representado como un trasunto de Lobezno. Esto nos deja con cientos de héroes controlables que sólo reconocerán los seguidores más acérrimos de los cómics pero sin algunos de los más carismáticos y apreciados.


Cientos de personajes y armaduras

En cuanto al apartado gráfico, podemos considerarlo bastante bueno si tenemos en cuenta que este tipo de videojuegos no exigen un nivel de detalle muy alto al tratarse de entornos desenfadados y caricaturescos. Bien es cierto que PS3 puede dar más de sí: la resolución se ha quedado limitada a 720p y la fluidez claramente es menor a 60 fps (puede que 30), aunque no se perciben caídas de framerate notorias y la animación se mantiene más o menos estable. Aun así, se aprovechan muy bien los chipsets gráficos de PS3, presentándonos unas distancias de dibujado amplísimas (algo que se aprecia muy bien desde el cielo de Manhattan) y unas texturas de excelente calidad pese a no llegar a ser alta definición, sobre todo en interiores. No hay popping pero de vez en cuando sí se nos aparece algún diente de sierra como caso aislado, particularmente en los reflejos de la iluminación.

Es quizás en el sonido donde empieza a flaquear un poco el apartado técnico de LEGO Vengadores. La ambientación musical es en general buena: el menú de inicio utiliza el tema principal de las películas de Vengadores y en situaciones clave podemos oír composiciones originales que encajan a la perfección por sus tonos épicos y la similitud con la banda sonora de las películas. Sin embargo, la épica se pierde rápido, puesto que la música de fondo en los mundos abiertos es tan sencilla, calmada y lenta que enseguida nos abstraemos de ella y nos da la sensación de estar jugando en silencio, lo cual chirría un poco (aunque se ve compensado por la actividad y el ajetreo de algunas zonas, muy bien reflejado a través de los efectos de sonido). El juego viene traducido y doblado al castellano, pese a que las voces, con la excepción de Ultrón, son todas diferentes de las de las películas. E incluso en el caso mencionado, pierde fuelle por el hecho de que todas las líneas de diálogo se han regrabado específicamente para el juego, aun siendo idénticas a las de los filmes. Eso sí, en la mayoría de casos las voces escogidas son relativamente similares y no desentonan demasiado (hay todo un espectro de grises en este sentido). En las interpretaciones también encontramos variabilidad: en general resultan creíbles y consiguen integrarte en la historia, pero no son precisamente la alegría de la huerta y hay personajes con más sangre de horchata que otros. En concreto, el “ímpetu” de Stan Lee cada vez que nos pide ayuda o lo rescatamos es reseñable. Excelsior…


Stan Lee y sus frases filosóficas

A nivel de jugabilidad, nos encontramos con una fórmula LEGO que conserva intacta su esencia original pero se nos muestra muy evolucionada respecto de aquel remoto LEGO Star Wars de 2005. La resolución de puzles que requieren combinar habilidades de varios personajes, aderezada con una pizca de plataformeo y combates contra enemigos "minion" y jefes, sigue siendo el pilar fundamental sobre el que se sustentan los videojuegos de la franquicia; sin embargo, de estar encerrados en el restaurante de Dexter y acceder a niveles de aproximadamente 20 minutos de duración a través de puertas à la Ministerio del Tiempo, hemos pasado a jugar niveles de historia 3 veces más largos que los primigenios y movernos libremente por 7 mundos abiertos. Para explorar estos mundos se nos ofrece un abanico de posibilidades que enriquecen la experiencia de juego: a pie, volando con las habilidades propias de nuestros personajes, escalando edificios y saltando por los tejados o incluso utilizando vehículos, algo que ya introdujo LEGO Batman 2 en 2012. Dichos vehículos son muy variopintos e identificables, al igual que ocurre con los personajes, y también se consiguen como premio por superar (en este caso) minijuegos. Aunque también podemos sacar a relucir nuestro lado más gamberrete y birlárselos a la gente que los conduce por la ciudad al más puro estilo GTA. Ahora bien, el control de los coches es bastante pobre y la sensación de velocidad es nula, por lo que es bastante probable que acabemos estrellándolo en alguna zanja y transformándonos en un personaje que vuele para llegar a nuestro destino sin desesperarnos.


El cocherito Leré

Donde ya no encontramos tanta variedad es en los puzles y, sobre todo, en las side quests, construidas por repetición de patrones y modelos predefinidos hasta la saciedad. Casi todas se pueden reducir a escoltar a alguien del punto A al punto B, recoger a un grupo de personas o conseguir un determinado número de objetos repartidos por la zona, con algún pequeño toque de originalidad como sorpresa. Pero el problema de jugabilidad más grave, con diferencia, son los bugs más allá de toparnos con un señor calvo atravesado en una pared (lo típico que queda muy gracioso en la sección de WTFs de El Sensor de Hobby pero poco más). Hablamos de situaciones en las que no podemos cambiar de personaje o directamente se nos impide superar una misión secundaria o incluso nivel de historia bajo determinadas circunstancias. Esto obliga al jugador a idear alguna triquiñuela o a probar una y otra vez a repetir lo mismo para poder avanzar, lo cual resulta totalmente inadmisible. Afortunadamente, hay pocos de estos bugs y no se presentan con mucha frecuencia, a lo que se suma que se van solucionando poco a poco mediante parches (actualmente ya podemos cambiar de personaje si llevamos a Hulk, por ejemplo, o a cualquier personaje transformable en general), pero resultan lo suficientemente molestos como para dañar severamente la experiencia de juego.

En definitiva, LEGO Vengadores constituye todo un regalo para los fans de la factoría MARVEL, independientemente de que hayan entrado en su vasto universo a través de los cómics, películas, series o cosplays en las convenciones. También es idóneo para los amantes de la estética y la fórmula LEGO, que alcanza con esta entrega su mayor esplendor hasta la fecha en el mundo de los videojuegos. Sin embargo, para el resto de jugadores puede resultar facilón y algo descafeinado, e incluso hacérsele un poco pesado por la repetición de mecánicas. Además, los usuarios de PS3 (desconozco si en alguna plataforma más) tendrán que enfrentarse a un séquito de bugs que pueden aparecer de forma inesperada, más aún que Stan Lee, y que les provocarán más de un quebradero de cabeza. Por lo demás, estamos ante un gran título que reproduce de forma simpática e hilarante los momentos clave que ya hemos vivido en el cine (aunque a menudo se abuse de las bromas visuales con pollos, gorrinos a reacción y batidos de fresa) y nos brinda la posibilidad de explorar las localizaciones donde dichos acontecimientos tuvieron lugar con nuestros héroes, heroínas y villanos favoritos de toda la vida. Y por si todo eso no fuera suficiente para convencernos, está Lou Ferrigno. ¿Qué más podemos pedir?


LEGO Lou Ferrigno

 

92

Excelente

Lo mejor

Una cantidad de contenido ingente que se va expandiendo aún más con descargables. Poder manejar a personajes que jamás hubiéramos imaginado.

Lo peor

Hay más bugs graves de serie de lo que cabría esperar y lastran la experiencia de juego. El control de los vehículos es paupérrimo.

Análisis de HobbyConsolas

    LEGO Marvel Vengadores - Análisis

    Los héroes más poderosos de la Tierra vuelven a la carga en LEGO Marvel Vengadores. TT Games nos brinda una nueva aventura de LEGO protagonizada por los héroes y villanos del universo de Marvel tras LEGO Marvel Superheroes, aunque en los últimos años el estudio ha adaptado una enorme variedad de licencias en juegos como LEGO Jurassic World, LEGO El Hobbit o LEGO El Señor de los Anillos. En esta ocasión, Warner Bros y TT Games nos proponen revivir algunos de los mejores momentos de seis de las películas del universo cinematográfico de Marvel: Vengadores, Vengadores: La era de Ultrón, Capitán América: El primer vengador, Capitán América: Soldado de invierno, Iron Man 3 y

    Hobby

    82

    Muy bueno

    Lo mejor

    150 personajes, historia con 15 niveles y seis mundos llenos de tareas y coleccionables.

    Lo peor

    Desarrollo repetitivo. La fórmula LEGO muestra síntomas de agotamiento.

Más análisis de usuarios

LEGO Marvel Vengadores

Caratula - Lego Marvel Vengadores

82

Hobby

92

Comunidad

Plataformas: 3DS , PC , PS VITA , PS3 , PS4 , Wii U , Xbox 360 , Xbox One

Fecha de lanzamiento: