Análisis

Star Wars Episodio VII: el despertar de la Fuerza, ¡doble crítica!

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Star Wars Episodio VII: el despertar de la Fuerza (Star Wars Episode VII: The Force Awakens) - DIRIGIDA POR: J. J. Abrams - PROTAGONIZADA POR: John Boyega, Daisy Ridley, Harrison Ford, Carrie Fisher, Mark Hamill, Oscar Isaac, Adam Driver, Gwendoline Christie, Lupita Nyong'o, Andy Serkis, Domhnall Gleeson y Max von Sydow. En cines a partir del 18 de diciembre.ARGUMENTO: Star Wars 7 continúa 30 años después de El retorno del Jedi, con la general Organa al frente de la Resistencia que trata de resistir el empuje de la Primera Orden, liderada por Snoke y sus secuaces cuyo cometido es el de reinstaurar el Imperio.

TEXTO ACTUALIZADO: Hoy sale a la venta la edición metálica (limitada) que incluye Star Wars VII: el despertar de la fuerza en DVD y Blu-Ray y que puede adquirirse en Amazon. Y queremos recordaros los extras que contendrá:

 

  • Los secretos de El Despertar de la Fuerza: Un Viaje Cinematográfico – Los fans descubrirán por primera vez la historia completa de cómo se hizo Star Wars: el despertar de la Fuerza gracias a material exhaustivo y entrevistas exclusivas con actores y realizadores.
  • El Despertar de la Historia: La Lectura del Guión - Los miembros del reparto, tanto los conocidos como los nuevos, recuerdan aquel inolvidable día en el que se reunieron por primera vez para leer el guión de la película.
  • Construyendo a BB-8 - Los realizadores llevaron a la pantalla el nuevo droide, que se convirtió inmediatamente en un nuevo ídolo de los fans del Universo Star Wars.


star wars calendario por hobbyconsolas

  • Nuevas Criaturas - Los realizadores dan vida a un nuevo elenco de criaturas.
  • Proyecto de una Batalla: La Batalla en la Nieve – Los fans podrán sumergirse en la batalla de sables en la nieve entre Rey y Kylo Ren.
  • John Williams: La Séptima Sinfonía - El legendario compositor comparte sus puntos de vista sobre su trabajo en Star Wars y El despertar de la fuerza.
  • ILM: La Magia Visual de la Fuerza - Una visión privilegiada de la asombrosa creatividad digital que se esconde tras los efectos visuales de la película. 
  • Fuerza para el Cambio - Los héroes tienen todas las formas y tamaños. La iniciativaStar Wars: Force for Change ha unido a los fans deStar Wars de todo el globo que han utilizado la Fuerza para ayudar a los demás.
  • Escenas Eliminadas
Que la fuerza os acompañe en este recorrido por los nuevos materiales de la cinta, sobre los que os hablamos tras acudir a un pase en exclusiva.

TEXTO ORIGINAL: En esta crítica de Star Wars VII: el despertar de la Fuerza tenemos que tener claro que esta entrega es un episodio y, como los buenos bestsellers, nos deja con la miel en los labios de cara al futuro de la saga, después de sus dos horas y diez minutos de metraje. Habiendo disfrutado mucho, sí, pero con ganas de más. Por cierto, solo si habéis visto la película, disfrutad de nuestra tertulia especial sobre los hechos clave del Episodio VII. ¡Cuidado, está llena de spoilers de ese film!

Quien vaya al cine esperando despejar todas sus dudas con Star Wars 7 puede sentirse un tanto decepcionado, porque tendrá que esperar un poco más para ver si todo encaja como un gran puzle sideral. Lo que sí nos cuentan es coherente, sensato y está narrado con maestría, así que, tranquilos amigos, como decía el propio Harrison Ford: "J. J. Abrams no la ha cagado para nada, ni él ni nosotros. [...] Es fundamentalmente un cine exquisito, valiente, muy fiel a la esencia de las tres primeras, a su espíritu, una gran contribución al legado de Star Wars". Y vista la película, hay que decir que suscribo cada una de sus palabras.

Como decíamos, aunque muchas dudas se despejan otras tantas surgen para dejarnos a la expectativa, así que la primera palmada en la espalda, va para J. J. Abrams, que ya venía con una estupenda carta de presentación al frente de Star Trek y en esta ocasión tampoco ha bajado la guardia ni un milímetro.

La epopeya de Finn y Rey no solo ha conseguido mantener en secreto algunos acontecimientos que, por más supuestos spoilers que creas haber leído, no te esperas, sino que además ha sabido manejar con guantes de seda lo que podría haber sido una auténtica bomba en manos de otro director menos centrado en su cometido. Y no hay que irse muy lejos si habéis hecho los deberes y revisado los Episodios I, II y III antes de acudir a la sala de cine...

Star Wars VII: el despertar de la Fuerza es una magnífica entrega que entronca con enorme respeto en la trilogía original obviando muchos de los problemas de la segunda (momentos valle, personajes tediosos, efectos especiales sobredimensionados, diálogos sin sentido...) y aportando también nuevos personajes, tramas frescas y consiguiendo algo tan difícil como que todo encaje visual y argumentalmente. El miedo de muchos a que la película se hubiera "disneificado" se puede ver aliviado. Hay humor, pero es el propio de la serie.

No falta ni la introducción clásica, ni las cortinillas de transición entre escenas ni, por supuesto, algunas de las señas de identidad más características de la saga ya sean personajes, naves espaciales o chascarrillos de los androides, así que es difícil echar en falta algo. Pero no solo se respira pasado sino que Abrams da un paso más allá consiguiendo generar interés por esos nuevos rostros, su pasado, sus historias y lo que está por llegar en el futuro.

El balance de acción/emoción, nostalgia/novedad y trascendencia/humor es correctísimo y es donde más se la ha jugado el guión de Lawrence Kasdan, Michael Arndt y el propio Abrams porque tenían muchos cabos que atar en Star Wars 7 antes de dar por concluido el sólido guión sobre el que se asienta el metraje.

En este sentido al fan más acérrimo de La guerra de las galaxias le encantará recuperar algunos guiños a sus películas favoritas: desde la peculiar personalidad verborreica de C-3PO hasta el dejarik holográfico del Halcón Milenario o esa suerte de reinvención de la cantina de Mos Eisley plagada de seres de toda clase y condición. Por no hablar del hilo conductor sonoro que entreteje John Williams para que fluya la historia.

En esta reseña de Star Wars Episodio VII El despertar de la Fuerza me canso de subrayar la dificultad de manejar un reparto tan coral con los personajes originales y otros tantos nuevos tanto en el bando de la Resistencia como en el de la Primera Orden porque hay encaje de bolillos para que todos tengan su función en los engranajes de la trama y funcionen además a nivel individual como un primer esbozo (qué duda cabe de que esto no ha sido más que una presentación).

En el apartado visual de Star Wars 7 es reconfortante que tanto el uso de los efectos especiales digitales como el de los más artesanales (maquillaje, prótesis y máscaras) esté al servicio de la historia y no viceversa y que se haya buscado fortalecer los vínculos estilísticos con la fuente de la que dimana la cinta: el director de fotografía Dan Mindel saca un increíble partido al neón pero también a los espacios naturales que han servido de localizaciones de rodaje y que resultan vibrantes gracias al 3D. Muy disfrutables los desiertos de Jakku con sus lamidas dunas desérticas, los paisajes nevados en los que las espadas láser funden el hielo o los verdes paisajes en los que se abren caminos que llevan a las respuestas que tanto anhela el espectador. Y hasta aquí puedo leer.

Solo un apunte más respecto al trabajo de dirección de actores en Star Wars VII: el despertar de la Fuerza: es verdad que Daisy Ridley comentó en su día que Abrams le había dado caña para sacar de ella una buena interpretación, pero hay que decir que ha merecido la pena. Y como con ella, con el resto del reparto, mención especial para Adam Driver, Oscar Isaac y John Boyega que destacan a veces incluso superando la intensidad dramática de la vieja guardia ya sea en la expresión de la camaradería o de la confrontación. Aquí tenéis una guía de todos los personajes.

Laureles para BB-8 que te roba el corazón desde el primer minuto y tiene una increíble variedad de registros a pesar de tener un diseño relativamente sencillo: es fácil comprenderlo y empatizar con él a pesar de que su lenguaje sea ininteligible. Chapeau.


La opinión de Daniel Quesada

Normalmente, la gracia de las críticas dobles que os ofrecemos consiste en poner dos puntos de vista diferentes o, al menos, con matices diferenciadores sobre la mesa. Ahora bien, con esta crítica de Star Wars Episodio VII El Despertar de la Fuerza no puedo dejar de coincidir con Raquel: Abrams ha dado en el clavo. Como decía mi compi, no es algo sencillo, porque la patata caliente de contentar a los fans de la vieja guardia respecto a los personajes originales y a la vez presentar nuevos héroes que sepan ganarse el protagonismo me parece complicadísimo. Y, a pesar de todo, ahí lo tenemos: una trama compleja sin resultar confusa, unos personajes bien definidos pero con cabos sueltos que generan intriga (¿se nos había olvidado que Abrams es el papá de Perdidos?) y, en definitiva, un ritmo sólido como una roca.

En ese sentido, la película se parece mucho más a la trilogía original que a la segunda, en el sentido de que es más solemne que explosiva, si bien no faltan los momentos frenéticos, sobre todo en los duelos aéreos. Hay batallas, hay duelos a espada y hay humor. En este último aspecto, hay algún momento en el que podemos llegar a pensar "cuidado, que te estás pasando con los chascarrillos", pero justo en esas circunstancias la narración toma un giro y vuelve a meterse en ruta. Desde luego, se dista mucho del humor bobalicón de los Episodios I y II.

También hay un mayor parecido en que los efectos especiales son más "invisibles" que en la segunda trilogía. Sí, claro que hay personajes CG y alguna que otra demostración de músculo digital, pero están llevadas con mucha más clase. Se nota el esfuerzo de, a pesar de la modernización, mantener la estética de las 3 primeras pelis. Por cierto, hemos podido verla en 3-D y, aunque algunos efectos son intrascendentes, merece la pena disfrutarla así, especialmente por los paisajes: da vértigo ver cómo Rey se desliza por una empinada duna e impone encontrarnos con un gigantesco destructor que parece metérsenos por un ojo. Eso sí, no esperéis diseños rompedores en las naves o los uniformes. En Star Wars Episodio VII se respira amor por los X-Wing y los Tie Fighters. Hay un sentimiento de decadencia y renacer que da mucha elegancia al conjunto.

Precisamente, ese amor y conocimiento que tienen Lawrence Kasdan y J.J. Abrams por el material original hace que dosifiquen muy bien la información y la aparición de los personajes. Saben de sobra el peso de cada uno y lo que esperan los fans de ellos. Ese tempo en la intervención de Solo, Leia y compañía es muy responsable del excelente ritmo de la película: siempre estás pensando "qué guay, ya ha pasado esto", a la vez que esperas que el siguiente momento memorable empiece su turno. Mientras tanto y sin darte cuenta, has comulgado poco a poco con los que son los verdaderos protagonistas: Finn y Rey. Para cuando ha terminado la película, quieres saber más sobre de dónde vienen y a donde irán.

John Boyega lo hace perfecto desde el principio como Finn, mientras que la Daisy Ridley de Rey puede parece algo fuera de lugar al principio... Pero va ganando fuerza con cada nuevo plano, hasta que acabamos totalmente convencidos de su papel como heroína.

Por supuesto, el villano Kylo Ren tiene un desarrollo a la altura de las expectativas. No es un "Darth Vader 2.0", como más de uno podría pensar, pero a la vez no sería lo mismo sin él. Es un personaje más humano e interesante de lo que podríamos sospechar. ¡Ah! Y su sable láser "de forma imposible" no desentona en absoluto con la estética. Al contrario, queda de lujo. Es más, el concepto de los sables láser vuelve a tomar peso como icono mitológico. Obi Wan estaría orgulloso.

Y hay otros personajes de los que ni siquiera hablaremos aquí, para que vosotros mismos descubráis la película. Eso sí, tened claro que aunque os hayáis tragado todos los tráilers, spots y demás con los que nos han ametrallado últimamente... Solo habéis visto lo que querían que vierais. El conjunto de la película es muy, muy distinto a la suma de esos retales. La prueba de que todo esto (además de la monstruosa campaña de márketing) funciona, está en las cifras de recaudación: 450.000 personas han visto la película en el día del estreno... ¡Solo en España! La cosa no acaba aquí. Ya ha alcanzado la cifra de 1000 millones de dólares en 10 días. Todo un record.

No todo es perfecto: hay cierta precipitación en el desarrollo de algunos personajes y ciertos conflictos morales (gente que se niega a aceptar su destino cuando se ve a la legua que acabará haciéndolo) secuestran 5 minutos de película que tampoco eran necesarios. Pero, con todo, el desarrollo es redondo como la carcasa de BB-8 (¡qué descubrimiento de droide, es genial!). Es una película palomitera, pero una a varios pársecs de distancia de sus competidoras. ¿Es la mejor película de Star Wars? Desde mi perspectiva (no soy ultrafan de la saga, pero la disfruto como todo aficionado a la ciencia ficción), es la más sólida de todas. Quizá le falte algo más de carga filosófica para superar a El Imperio Contraataca, pero no tiene nada que envidiar al resto en cuanto al carrusel de emociones que supone. Star Wars 7 empieza bien, sigue bien... Pero acaba mejor. Veremos cómo evolucionan los acontecimientos en el Episodio VIII.


Os dejamos con el tráiler de Star Wars VII: el despertar de la fuerza recordándoos que tenéis aquí todos los tráilers, spots, carteles e imágenes promocionales de la película disponibles y con algunos de los reportajes, críticas y análisis de juegos que más os pueden interesar para contextualizar el Episodio VII:

 

 

 


    Star Wars_ El Despertar de la Fuerza Teaser 2... por hobbyconsolas

    Valoración

    Magnífico punto de partida para una nueva trilogía que respeta el fondo y la forma de la original. Por supuesto, nos sigue dejando in albis de cara al Episodio VIII.

    Hobby

    91

    Excelente

    Lo mejor

    El respeto a la tradición no impide que haya muchas novedades bien insertadas.

    Lo peor

    Algunos conflictos morales un tanto forzados.

    Lecturas recomendadas