Análisis

Hobby Consolas, hace 20 años: Ristar para Mega Drive

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Retro

En el colorido mundo de los juegos de plataformas, los animales eran los protagonistas, pero Ristar propuso en Mega Drive algo diferente: ¡una estrella fugaz! Una nueva muestra de la maestría del género en su época dorada: la de los 16 bits.

La creación del icónico Sonic fue un proceso largo, en el que Yuji Naka barajó muchas posibilidades. Antes de que se optara por un erizo corredor, una de las ideas principales fue la de crear un conejo cuyas orejas se extendieran para atacar a los enemigos.

Tras el lanzamiento y arrollador éxito de Sonic, el Sonic Team volvió a jugar con la idea del "ataque extensible", pero en vez de orejas, se pensó en brazos. Tras varios replanteamientos, surgió la idea de crear algo atípico: una estrella fugaz. Poco a poco, tomó forma Ristar, the Shooting Star, una nueva aventura plataformera para Mega Drive (también salió en Game Gear, pero con diferente desarrollo) que seguía teniendo el sello de Yuji Naka.

El Sonic Team se veía fuerte con este juego y, de hecho, se contemplaba la idea de que Ristar tomara el relevo de Sonic como mascota de Sega si el juego era un éxito... Cosa que no sucedió. No fue tanto por la calidad del juego sino porque Sega Saturn salió apenas un par de meses después, lo que precipitó la "jubilación" de Mega Drive.

En cuanto al propio juego, tenía un desarrollo más pausado y orientado a los puzzles que los Sonic, pero las comparaciones con el erizo azul y otros títulos recientes (como Dynamite Headdy) fueron inevitables. En realidad, Ristar era un estupendo juego de plataformas, si bien cometió el pecado de llegar demasiado tarde. De hecho, nunca más volvió a protagonizar un juego. Haciendo honor a su nombre, fue una estrella muy fugaz.

Ahora bien, si no lo llegasteis a conocer en su momento, os invitamos a rescatar del olvido a un personaje que, como decía nuestra redactora Esther Barral en su momento, brilla con luz propia.

Pincha aquí para leer el anális de Hobby Consolas en 1995

Hoy hemos estado muy líricos, ¿no? Bueno, es que el cambio de generación estaba a tiro de piedra en 1995 y, con el inminente flaqueo de las 16 bits, agradecemos más que nunca sus juegos. La semana que viene seguiremos buceando en febrero de ese año, pero recordad que tenéis muchos otros repasos a los análisis de la antigua Hobby Consolas:

Valoración

Sega tomó prestados elementos de sus más famosos personajes, pero por una buena causa. Una estrella para Mega Drive.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Dentro de una aventura continua, los 6 planetas ofrecen retos muy diferentes.

Lo peor

A veces recuerda demasiado a Sonic y Dynamite Headdy

Lecturas recomendadas