Ir al contenido principal

Sekiro: cómo aumentar la dificultad del juego (aún más)

Sekiro campana del demonio

Si te gustan los desafíos y quieres saber cómo subir aún más la dificultad de Sekiro: Shadows Die Twice, aquí te vamos a contar cómo hacerlo. Pero ten en cuenta que Sekiro: Shadows Die Twice es de por sí difícil, y estos pasos que te vamos a contar son sólo para aquellos que quieran el reto más extremo. Si es el juego más difícil o no de From Software, ya es debatible, pero lo que ni se puede negar es que es un juego complicado. Dominar sus sistema de combate puede llevar un tiempo, y acabar con los jefes, e incluso sub-jefes, puede llevarnos horas. Un reto que pone a prueba nuestra habilidad a los mandos y nuestra paciencia.

Pero, por si alguno no tenía suficiente con la dificultad estándar del juego, os vamos a enseñar un modo para hacer que Sekiro que sea más difícil. Sí, habéis leído bien, hay una forma de que el juego sea más complicado de lo que ya es. Aunque seguro que muchos seguiréis leyendo sólo por curiosidad y ni se os ocurrirá activar dicha la dificultad más elevada, sabemos que también hay algunos que estáis dispuestos a sufrir. Por ello, vamos a ver esa forma de aumentar la dificultad de Sekiro.

Amplía la capacidad de tu consola con los mejores discos duros externos

Cómo subir la dificultad de Sekiro: Shadows Die Twice

Ruta convencional para subir la dificultad de Sekiro

Para aumentar la dificultad hay que utilizar la Campana del Demonio que se encuentra en el templo Senpou del monte Kongo. Para llegar a ella tenemos que ir hacia el puente secreto situado bajo el puente en el que nos enfrentamos al Guerrero con Armadura, a la izquierda. Dicho puente se encuentra bajo la zona donde encontramos el molinillo rojo y blanco. Ojo, habrá que hacer un salto arriesgado para llegar a él.

Cómo conseguir semilla despertadora en Sekiro Shadows Die Twice

Ruta rápida para subir la dificultad de Sekiro

Si estáis impacientes por subir la dificultad del juego y quieres llegar cuanto antes, os ofrecemos una forma más rápida. Desde las Afueras de Ashina, en el muro exterior, debéis acceder al edificio con los dos boquetes, al que accedes tras al derrotar al Ogro Encadenado. Salid por el otro lado, a la zona donde nos enfrentamos al mini-boss del lugar y vamos a la derecha, hacia la pagoda donde hay una nota que habla del hombre decapitado.

Sekiro campana del demonio

Bordead la pagoda para poneros por la parte trasera y usad el garfio para llegar a un tronco para luego saltar a un saliente inferior y agarraros a él. Seguid moviéndoos por el saliente hasta llegar a una zona donde podemos dejar de estar colgados. Desde ahí saltamos a una zona inferior y accedéis a una cueva. Una vez en la cueva, descended, pasad de un enemigo peligroso que hay en ella y llegaréis a una gruta. Al fondo encontraréis una pared de madera con una nota. Pegad la espalda a la pared, cruzar el pasadizo y tras pasar un par de salas y subir por una cuesta, ya estaréis en el monte Kong, donde se encuentra la campana. Enhorabuena, tu partida de Sekiro se va a convertir en un infierno. 

Si tenéis problemas con algún jefe final de Sekiro os dejamos nuestra guía sobre cómo derrotar a todos los jefes finales de Sekiro Shadows Die Twice, cómo obtener todos los finales, todas las habilidades que deberías desbloquear cuanto antes y nuestro análisis de Sekiro Shadows Die Twice para PS4, Xbox One y PC.

Guía y trucos de Sekiro Shadows Die Twice