Ir al contenido principal

Películas que hicieron que el público abandonara la sala

10 películas que hicieron que el público abandonara la sala
Algunas por su extrema de violencia, otras por pánico y las menos por aburrimiento, sea por el motivo que sea estas películas hicieron al público abandonar el cine. Desde el comienzo del cine hasta la década actual, en esta lista repasamos las películas más controvertidas que de una u otra forma no gustaron a los espectadores.

No siempre una película tiene la buena acogida entre el público que se desearía. De hecho, muchas veces, películas que a día de hoy se consideran grandes obras del Séptimo Arte tuvieron una mala acogida entre el público. Incluso, en muchas ocasiones, estas películas hicieron que los espectadores abandonaran la sala durante la proyección.

Como muestra de este fenómeno, hemos reunido los títulos de 10 películas que hicieron que el público abandonara la sala en a tropel, por diversos motivos. En algunos casos, porque los temas que el cineasta había expuesto en pantalla no eran precisamente cómodos para los espectadores, que tildaron de mal gusto la producción de la obra que estaban viendo.

En otros casos, aunque no os lo creáis, el motivo por el que abandonaron la sala fue puro aburrimiento. En otros, el más habitual el miedo que les dio la película o la pura repugnancia por las cuestiones que se trataban en la película, además de las escenas explícitas que se veían.

Mejores series de Netflix en 2019 que no deberías dejar de ver

Sea cual fuera el caso, estamos seguros de que os sorprenderéis con estas 10 películas malditas en las salas de cine, que con el tiempo se han hecho un hueco en las colecciones cinéfilas y en las salas de proyección de todo el globo. 

La parada de los monstruos (1932)

Las 20 mejores películas de cine de culto de la historia

Aunque Freaks (La parada de los monstruos) se considera una de las mejores películas de culto de la historia, en su momento se llevó unos cuantos palos y casi supone la defunción profesional de su director Tod Browning. Este drama ambientado en un circo itinerante de Estados Unidos, que revela la enorme separación entre artistas y rarezas de circo, fue demasiado para el gusto del norteamericano medio de la Gran Depresión.

Con el tiempo, se convertiría en una película de culto, reconocida entre cineastas y público, sobre todo por su exposición en el Festival de Cine de Venecia durante los años 50. A día de hoy, el cine ve con ojos muy distintos esta película, que ponía en manifiesto una incómoda realidad para el "americano de bien" de los años 30 del pasado siglo

2001: Una odisea el Espacio (1968)

Las películas más famosas e influyentes de la historia del cine

Aunque resulte increíble, siendo una de las más importantes películas de Stanley Kubrick, y también una de las mayores cintas de ciencia-ficción de los últimos 100 años, lo cierto es que 2001: Una odisea del Espacio fue recibida de manera un tanto fría por muchos espectadores. Si bien hubo gente que la alabó como una propuesta revolucionaria

Cuentan que buena parte del público no llegó a terminar la hora de metraje, abandonando la sala antes incluso de que el viaje espacial comenzara. Al parecer, el ritmo de la película, los temas que trataban y la total ausencia de diálogo en el principio del relato hicieron que quienes habían ido a ver "otra cosa" se largaran del cine furibundos y con la sensación de que les habían timado. 

10 estrellas del porno que saltaron al cine convencional

Fando y Lis (1969)

Fando y Lis (1969)

La adaptación de la obra teatral de Fernando Arrabal, Fando y Lis, casi se convierte en la primera y última película de Alejandro Jodorowsky. La película se estrenó en 1969, en la XI Reseña Internacional de Acapulco. La reacción del público fue diverso. Había quien quería salir corriendo de la sala y quien quería asesinar allí mismo al director. Tal cual os lo contamos.

Curiosamente, Roman Polanski, que estaba en el festival junto Sharon Tate para promocionar La semilla del diablo, trató de calmar los ánimos y de llamar a la sensatez. El cineasta trató de explicar que, aunque no nos guste una película, un artista tiene derecho a expresarse y a realizar su obra. Un concepto que todavía a muchos foreros de Internet parece costarles entender. 

El Exorcista (1973)

'El Exorcista'
'El Exorcista'

Esta no debería extrañarnos. Incluso a día de hoy, las proyecciones de El Exorcista siguen siendo bastante fuertecitas para cierto tipo de público, lo que hace que más de uno se desmalle, salga 'pitando' de la sala de cine o incluso sienta náuseas. Sea como sea, esta película de William Friedkin ha pasado a la historia por ser el epítome del tipo de cintas que hacen que el público salga en espantada de la sala y, sin embargo, se acabe convirtiendo en un título mundialmente reconocido como una de las grandes del cine de terror.

15 películas con escenas de sexo real (y no son películas porno)

Cabe decir que muchos de los espectadores no solo salieron por las barbaridades que el demonio hacía con el cuerpo de la pequeña Reagan, lo cual es comprensible. Otro de los motivos por los que muchos dejaron la sala fue el de la sensibilidad religiosa. Numerosos cristianos devotos se tomaron esta película como una suerte de apología del Maligno, de ahí que salieran del cine ofendidísimos. Además, se conocen casos de gente que acabó con algún que otro trauma debido a su visionado. 

Reservoir Dogs  (1992)

Las 20 mejores películas de cine de culto de la historia

Cuando Quentin Tarantino solo era un novicio y el público aún no estaba ni preparado ni acostumbrado a sus excentricidades, nos llegó su Reservoir Dogs. Su estilo de diálogos, entre lo casual y lo aberrante, con numerosas referencias a la cultura popular  y con un lenguaje más sucio que el palo de un churrero, hacían que el público le amase o le odiase, sin término medio. Sin embargo, no fueron precisamente sus exabruptos lo que hicieron que los espectadores salieran fuera de la sala de proyección en 1992.

De hecho, el motivo por el que mucha gente salió de la sala de cine no fue ni más ni menos que la cruenta secuencia protagonizada por Michael Madsen, en la que su personaje torturaba a un policía, al ritmo del tema Stuck in the Middle with You. Cuentan que, para sorpresa de Tarantino, el director Wes Craven y el maquillador Rick Baker salieron asqueados cuando se proyectaba esta secuencia. 

El Rey León (1994)

Las 29 mejores películas de animación

El Rey León ha pasado a los anales de la historia por ser una de las grandes producciones de Disney en materia de animación, aunque las apuestas del estudio estuvieran puestas en Pocahontas, que se estrenó poco después. Sin embargo, la alerta sonó en la Casa del Ratón en 1994, cuando comenzó a llegar feedback de los cines.

Códigos esenciales y los mejores trucos de Netflix para ver series y películas

Al parecer, la famosa escena de la estampida y el subsiguiente resultado, la orfandad de Simba, dejaba a muchos niños con tal mal cuerpo, que sus padres tenían que sacarlos corriendo de la sala. De hecho, hubo bastantes quejas en su momento por el nivel de violencia y depravación (sic) que el villano Scar ejercía para hacerse con el poder. 

Irreversible (2002)

Irreversible (2002)

El director Gaspar Noé nos horrorizó de mil maneras posibles en 2002 con su drama criminal Irreversible, una cinta que se contaba al revés. Empezaba por el final e iba retrocediendo hasta el principio del relato. Hubo quien incluso señaló que esta película era casi imposible de ver completa del tirón, debido al horror que despertaba en el espectador. Y algo de razón no le faltaba.

Ya no solo por los diálogos que sus personajes mantienen, en algunos casos perversos, sino también por escenas muy truculentas como lo son la violación en pantalla de Mónica Bellucci o la secuencia en la que el actor Vincent Cassel revienta la cabeza al perpetrador del acto con un extintor. Irreversible fue un trago muy duro para muchos espectadores, que experimentaron ansiedad durante el visionado. Claro que esto también se debió no solo a la trama, sino al ruido de baja frecuencia que el cineasta implementó en el sonido de la cinta, en aras de crear este efecto. Retorcido, muy retorcido. 

Anticristo (2009)

'Anticristo'
'Anticristo'

Anticristo tiene el dudoso honor de ser conocida como una de esas películas que tuvieron sexo real en pantalla y no se trataba de una película pornográfica per sé. Algo que, por otro lado, tampoco es nada fuera de lo habitual en la filmografía de Lars Von Trier. Sin embargo, la cinta que nos ocupa logró que más de uno saliera horrorizado de la sala a mitad o casi al final de la película.

Las mejores películas de Netflix que no deberías perderte en 2019

Secuencias como la inicial, la tortura a la que se le somete al personaje de Willem Dafoe, la representación de los espíritus animales y su papel en la trama y, ¿cómo no?, la mutiliación genital que se practica el personaje de Charlotte Gainsbourg hicieron que las alarmas saltaran en la cabeza de más de un espectador de intestinos sensibles. 

127 horas (2010)

Las 20 mejores películas basadas en hechos reales de la historia

Si habéis visto ya Deadpool os estamos estropeando la sorpresa, sobre todo con la referencia implícita y explícita que hay en dicha película a 127 Horas, una película de Danny Boyle, que le valió a James Franco su Óscar a Mejor Actor. Pero si no habéis visto ni una película, ni tampoco la otra, ahí va la explicación de por qué la gente dejó la sala a toda prisa. 

La película de marras adapta el suceso real vivido por Aron Ralston, un escalador que quedó enterrado bajo rocas durante cinco días. En ese tiempo, Ralston hizo todo lo que pudo para salir de la situación. Ante la imposibilidad de ser rescatado, optó por la amputación de una extremidad... con un cuchillo sin filo. Esta escena tan fuertecita hizo que más de uno tuviera que salir rápidamente del cine

Swiss Army Man (2016)

Swiss Army Man

Un náufrago se hace amigo de un cadáver, con el que vive aventuras en una isla y luego lo usa para volver a la civilización, a donde lo lleva consigo... hasta que las cosas se tuercen. Por el momento, todo bien, esta premisa podría ser ideal para una comedia negra surrealista, si no fuera por todo lo que ello conlleva... más allá de la peste a muerto. 

Películas que arruinaron la vida de sus protagonistas

Swiss Army Man fue uno de esos proyectos de Daniel Radcliffe que no hicieron precisamente mucha gracia, por pasarse de escatológico y obsceno. La idea de un hombre utilizando un cadáver humano como si fuera una navaja suiza, incluyendo las ventosidades del muerto, sus erecciones involuntarias y... bueno, no os reventamos más. Vedla y lo entenderéis.

Otras películas que también hicieron que el público huyera

10 películas que hicieron que el público abandonara la sala

Si creéis que estas fueron las únicas películas que espantaron al público de las salas de cine, volved a pensarlo mejor. En realidad, la historia del cine ha dado muchos títulos que tuvieron si no pésima acogida, al menos llegaron a hacer que los espectadores salieran huyendo en bandada de las salas, ya sea por puro aburrimiento o por el impacto de la violencia en pantalla.

Casos de esto último, de que los espectadores abandonaran el cine por una cuestión de sensibilidad frente a una extrema violencia podrían ser la controvertida La Pasión de Cristo (2004), por su sadismo al relatar "las judiadas" (valga la expresión) que le hacían al protagonista de la cinta. Pero también otras cintas de culto como La naranja mecánica (1971), Pulp Fiction (1994), Mother! (2017), El Renacido (2015) o El club de la lucha (1999) tuvieron un efecto similar entre la gente de estómago frágil que estaban en ese momento en la sala. 

10 películas que se merecerían una segunda parte

Otras, como El proyecto de la bruja de Blair (1999), dieron tanto miedito a la gente, que la espantada fue en masa. Y no son pocos los casos de películas tan (supuestamente) aburridas que la gente prefirió irse a dormir a casa. Sirva de ejemplo Puro Vicio (2014). 

Y además