La película de Arnold Schwarzenegger que el actor odia porque solo le provocó problemas

Arnold Schwarzenegger

Esperando que fuera un éxito, Arnold Schwarzenegger perdió 25 millones de dólares por una película que tan solo le causó problemas.

No cabe la menor duda que una de las estrellas del cine de acción más destacadas es Arnold Schwarzenegger, cuyo imponente físico le llevó a encarnar a Terminator, uno de los personajes más icónicos de la gran pantalla.

No solo destacó por Terminator, pues el actor ha protagonizado diversas películas que han sido todo un éxito en su carrera, como Conan, el bárbaro, Depredador, Desafío total, Mentiras arriesgadas o El último gran héroe, entre muchas otras.

Por supuesto, no toda la filmografía de Schwarzenegger fue un éxito rotundo en las salas, pero aun con ello el actor se siente satisfecho con todas sus películas.

¿Todas? No exactamente, pues hay una película en concreto de su extensa filmografía que Arnold Schwarzenegger odia con toda su alma debido a que solo le ocasionó problemas.

Arnold Schwarzenegger odia haber protagonizado Poli de guardería, una de sus películas más polémicas

Estrenada en 1990, Poli de guardería es una comedia de acción cuya trama gira en torno a John Kimble, un rudo y veterano detective que lleva años tras la pista de un narcotraficante y la única persona que puede testificar contra él es su exmujer.

El problema es que la exmujer ha desaparecido y la única pista que tiene es el nombre del colegio de Oregón en el que estudia su hijo. Para poder localizar a la testigo, John tendrá que hacerse pasar por profesor de guardería.

Esta mezcla de niños con acción y violencia adulta no sentó bien a todo el mundo, y tanto Schwarzenegger como Ivan Reitman, director de la cinta, fueron seriamente criticados por el público.

Las peores películas de Arnold Schwarzenegger: sus patinazos más memorables

Arnold Schwarzenegger

Pero eso no es todo, ya que Arnold Schwarzenegger esperaba que Poli de guardería superase los 100 millones de dólares en taquilla para acabar recaudando 85 millones y generando una pérdida de unos 25 millones, todo ello a causa de la polémica que rodeaba a la película (y eso que por aquel entonces todavía no existía Twitter).

Aunque muchos podemos recordar con cierto cariño Poli de guardería, fue uno de los mayores fracasos de Arnold Schwarzenegger en su carrera cinematográfica, por lo que es normal que sea la película que más odie el actor de toda su filmografía.

Y además