Machos alfa y Velma son las dos caras de una misma moneda: una sociedad en evolución (que no tiene ni idea de qué rumbo tomar)

Machos Alfa

Machos alfa, la nueva comedia de los hermanos Caballero, ha triunfado en Netflix y Velma ha hecho lo propio en HBO Max evidenciando que la sociedad está cambiando.

Deconstrucción de la masculinidad, reconstrucción de la virilidad, heteropatriarcado, ghosting, techo de cristal, micromachismos, lenguaje inclusivo, body shaming, diversidad sexual, homofobia, sororidad, relaciones abiertas, conciliación laboral y familiar... ¡Cuántos melones abren Machos alfa y Velma! ¡Y de qué manera más tóxica!

Aparentemente son dos series que se sitúan en las antípodas, pero todas estas palabrejas designan, ni más ni menos, algunos de nuestras mayores preocupaciones en la sociedad de hoy y, de una forma u otra, forman parte del ADN de ambas.

VIDEO

Velma _ Teaser oficial _ Español subtitulado _ HBO Max

Por más que ideológicamente en materia de género estén tan alejadas, se parecen mucho más de lo que podríamos pensar en principio. La razón es que se basan en retorcer los estereotipos y llevarlos al límite utilizando un humor de trazo bien grueso para evidenciar que las cosas están cambiando y que no tenemos ni idea de por dónde tirar.

En pocas palabras: los viejos paradigmas ya no funcionan y, aunque se percibe un evidente agotamiento en la conversación a nivel social, queda patente que no sabemos qué los reemplazará y eso produce dos fuerzas contrarias: están quienes se apegan a lo ya conocido y quienes abrazan lo contrario... aunque revierta en convertirse en lo mismo a la inversa. Y tampoco sea bueno, por tanto.

Masculinidad y feminidad tóxicas: en busca del equilibrio perdido

En otra cosa se parecen además: en el éxito que le han reportado a sus respectivas plataformas de emisión gracias a su supuesta transgresión y descaro. Netflix ha rentabilizado rápido su inversión y la tasa de completación de Machos alfa (el porcentaje de la audiencia que la ha visto hasta el final) ha debido ser bien alta para que haya renovado por una segunda temporada.

Son todo ventajas: es una serie barata, los episodios son cortos e invita a un consumo en forma de maratón, que es el formato favorito de la plataforma. La campaña publicitaria, claro, también le ha venido muy bien...

VIDEO

Tráiler de Machos Alfa, la nueva serie de Netflix de los creadores de La que se avecina

En el caso de Velma, la polémica previa al estreno y el odio generalizado y visceral vertido por el público (1,5 sobre 10 tiene de media en IMDB) ha servido para que se convierta en el mayor éxito de una serie de animación original de HBO Max. Renovación al canto también.

Y, ya que habéis llegado hasta aquí y esto es un artículo de opinión, me vais a permitir que exponga la tercera similitud entre ambas: son malas con avaricia porque, no lo olvidemos, se supone que son comedias y de gracia van más bien justitas.

Tienden al exabrupto, a reciclar chistes más viejos que la tos y a demonizar al supuesto enemigo: las mujeres, en el caso de Machos alfa; los hombres en el caso de Velma. Desde luego si a lo que aspiramos es a crear una sociedad igualitaria y a introducir cambios en la mentalidad de las personas haciéndolas más respetuosas y tolerantes, no podemos estar más lejos del buen camino.

Lo mismo le estamos pidiendo demasiado a un par de comedias con (se supone) pocas pretensiones, pero como mínimo podrían hacernos reír y permitir que nos evadiéramos de la realidad durante un rato... con un poco de ingenio, por supuesto que podrían abordar todos los temas que decíamos al principio y muchos más, ¿no es acaso el humor una de las formas más elevadas de inteligencia? 

VIDEO

Series de humor para troncharse de risa

Saber bromear, encajar las críticas, exponer los puntos débiles, buscarle el lado jocoso y risible a las situaciones cotidianas es hasta necesario y deseable, pero pretender encontrar la empatía de la audiencia dándole patadas y demostrando tamaña ignorancia y zafiedad es contraproducente.

El secreto está en la saturación: Amador Rivas y Antonio Recio representan dos estereotipos bien precisos pero funcionan en un ecosistema en el que hay un amplio abanico de personajes

Los lances de "putón" / "gañán", el capitán salami y las barbaridades hipermachitas del "Rancio", son solo una parte de lo que muestra una serie como La que se avecina que tiende al absurdo más que a pretender reflejar la realidad.

 

Por su parte, la animación para adultos ha tendido siempre a las bromas sexuales, el lenguaje malsonante y la violencia sin sentido pero con un poco de cabeza para no perder el norte de la esencia de los personajes ni volverlos antipáticos y aleccionadores, hablando desde una atalaya de superioridad moral cansina y vergonzosa.

Series como Intimidad, desde el drama, o próximos estrenos de animación para adultos como Pobre diablo, desde la comedia, tienen los conceptos de los que tratan mucho más claros y merecen más nuestro tiempo. Ya que vivimos tiempos de saturación de oferta, mejor orientarnos a aquello que nos puede enriquecer.

¡Qué ganas de ver algo saludable para la mente y para la comunidad en su conjunto! ¡Qué hartura de gracietas de medio pelo! ¡Y que luego se cancelen series maravillosas!

Y además

Machos alfa (Serie TV)

Machos alfa cartel

Argumento:

Machos alfa es una nueva serie española original de Netflixrealizada por Alberto y Laura Caballero, los creadores de las divertidasLa que se avecina,Aquí no hay quien vivayEl pueblo. Esta serie de comediaexplora las nuevas masculinidades y cómo cuatro amigos cuarentones se enfrentan a la pérdida de los privilegios que su condición de hombres sol...