Ir al contenido principal
Turtle Beach Elite Pro 2
Reportaje

Análisis: Elite Pro 2 + Superamp, auriculares para PS4, Xbox One y PC

Por Alberto Lloret

Turtle Beach no necesita presentación a la hora de hablar de headsets. No hay segmento de precio en el que no tenga presencia, desde los auriculares mono baratos a los inalámbricos o la gama alta. A esta última pertenece el headset Elite Pro 2 + Superamp, con el que vienen a renovar su tope de gama lanzado en 2016.

Un auricular que sigue, en líneas generales, el diseño de los Elite Pro originales, en cuyo diseño participaron equipos gaming profesionales, y que introdujo algunas novedades interesantes, como el estándar ProSpecs (las almohadillas no resultan molestas para los usuarios con gafas).

Descubre cuáles son los accesorios de PS4 más vendidos en Amazon

De hecho, el auricular Elite Pro 2 trae de serie todo aquello que cabe esperar del tope de gama del fabricante: grandes altavoces Nanospeak de 50 mm, micrófono de alta sensibilidad con tecnología TruSpeak, espuma viscoelástica con gel gel AeroFit (para impedir que las almohadillas resulten super calurosas), tecnología Superhuman Hearing para escuchar mejor los pasos de los enemigos...

Elite Pro 2: el diseño, a examen

Efectivamente, todo eso estaba ya en el primer Elite Pro, lo que le convirtió en uno de los mejores auriculares de gama alta. Su sucesor añade a la fórmula una serie de cambios y novedades que, en muchos casos, son evidentes nada más abrir la caja.

El primero y más evidente es que en la caja viene una pequeña unidad con aspecto de dial. Es el llamado Superamp, un control de volumen del que hablaremos más adelante, pero que introduce cambios en la hora de gestionar las opciones de sonido.

Turtle Beach Elite Pro 2 + Superamp

El headset propiamente dicho también presenta cambios, por ejemplo, en la diadema, que ahora es completamente metálica y cuenta con el sistema de tensión que autoajusta la banda a nuestra cabeza. Sigue siendo cableado, con conector de 3,5 mm, por lo que podrás usarlo en cualquier otro dispositivo.

Si hablamos de los auriculares, siguen siendo enormes (cubren por completo la oreja), con unas almohadillas de grosor considerable, y presentan dos cambios. Por un lado, cuentan con tapas con sistema magnético que podemos retirar para personalizar los cascos (para lucir los colores de nuestro equipo, por ejemplo).

Por otro, el headset ha cambiado radicalmente el diseño, y ya no hay rastro del color naranja del modelo original. Ahora, dependiendo de la versión que compremos (hay dos ediciones de Elite Pro 2, una para Xbox One y otra para PS4), encontramos un headset en color blanco con detalles negros para la consola de Microsoft o un casco negro con detalles cromados para la de PlayStation.

Elite Pro 2

Hay otros cambios menores, pero sigue siendo un auricular pensado y diseñado para durar y que tiene en cuenta hasta el más mínimo detalle, como la inclusión de bisagras que permiten girar 180º cada auricular, para que ocupen menos al transportarlos y sean más cómodos cuando los dejamos resposar sobre el cuello.

En líneas generales, siendo muy un auricular muy cómodo, incluso en los casos extremos como sesiones de juego muy largas, lleves gafas, haga calor o no. Y pese al grosor de la almohadilla, no presiona nada, ni resulta molesta, ni agobiante.

De hecho, aisla bastante bien el sonido tanto el que genera el propio headset como el sonido ambiente de fuera. No llega a la cancelación activa o ANC de algunos auriculares bluetooth premium, pero si que asila bastante

Elite Pro 2: manejo y controles

El manejo es, quizá uno de los aspectos que más ha cambiado en los Elite Pro 2. El cable del auricular sólo cuenta con un interruptor para silenciar el micro. El volumen lo controlamos directamente con el Superamp, el dial del que hablábamos al principio. Es pesado (vamos, que no se caerá fácilmente de la mesa) y transmite la sensación de ser muy resistente y estarmuy bien construido.

A esta dupla se une otro aspecto más: la aplicación para móvil Turtle Beach Audio Hub. Podemos conectar nuestro smartphone por bluetooth al Superamp (cuenta con un botón para emparejar dispositivos), y gracias al app Audio Hub, modificar a nuestro gusto todos los parámetros del sonido.

Cuando decimos "todos los parámetros del sonido", nos referimos a que podemos activar perfiles específicos para distintos tipos de juego, crear y guardar nuestros propios perfiles (ajustando los graves, medios y agudos), activar potenciadores de graves...

Turtle Beach Audio Hub App

Incluso cambiar el efecto de la iluminación LED del Superamp. En general es una aplicación bastante escueta en opciones y muy sencilla de manejar, que nos permite incluso elegir el máster de sonido  (si suena más el chat de voz o el sonido del juego), activar el Superhuman Hearing. monitorizar el micro...

Por ponerle alguna pega, el app está en inglés y todo está tan simplificado que, a poco que seas un friki del audio, echarás de menos una mayor variedad de opciones para ecualizar el sonido a tu gusto: sólo tres parámetros se antojan un poco limitados, aunque los resultados no son malos.

La configuración de todo el equipamiento es también bastante sencilla: en la caja vienen todos los cables necesarios (el de 3,5 mm para conectar el auricular al Superamp, cable USB de alimentación, cable óptico para conectarlo a la consola y micro extraíble).

El cableado es bastante largo, por lo que puedes utilizarlo para jugar sin problemas no solo en tu cuarto, sino en el salón (salvo que tengas una mansión y haya varios metros de distancia entre la pantalla y el asiento).

Elite Pro 2: la calidad de sonido

Vamos con lo que, al final, es lo verdaderamente importante del análisis del auricular Elite Pro 2: el sonido. Los altavoces de 50 mm Nanoclear siguen ofreciendo unos resultados sobresalientes. Tienen buenos graves, pero sin sobrecargarlos artificialmente. El sonido, por defecto, se siente muy natural, con equilibradas frecuencias medias y agudas.

El sonido que obtenemos, al conectarlo por cable óptico, es envolvente. En el caso de Xbox One, el estándar es Windows Sonic, mientras que en PS4 hablamos de DTS Headphone:X. Los resultados son muy buenos, con un sonido posicional nítido, limpio, cristalino y lleno de matices.

Turtle Beach Superamp Elite Pro 2

Y por si alguien lo está pensando: no podemos usar el Superamp de versión de PS4 en Xbox One o viceversa dado que la forma de sacar el sonido y el estandar es distinto, por lo que si vas a decantarte por una versión u otra, hazlo teniendo presente que sólo lo podrás usar en aquella consola para la que lo has comprado. 

Por defecto, sin tocar nada en la configuración del Superamp, es posible que a algunos usuarios el auricular les parezca que suena un pelín bajo, algo que se corrige levemente si potenciamos los graves y agudos. Es de suponer que Turtle Beach lo revisará en futuras actualizaciones de firmware, como ya ha hecho con otros modelos tras el lanzamiento... aunque con el volumen al máximo en el Superamp es más que suficiente para disfrutar de los juegos y no enterarse de nada de lo que nos rodea.

Turtle Beach Elite Pro 2 para PS4, al mejor precio en Amazon

l tema del volumen se agrava ligeramente si lo conectamos a un PC. Este análisis lo hemos realizado con la edición de PS4, y lo hemos probado tanto en la consola de Sony como en el PC, y lo cierto es que en el ordenador personal se escuchaba algo más bajo que en PS4, pero puede deberse a la tarjeta de sonido y configuración de nuestro equipo. 

En cualquier caso, conectando los cascos Elite Pro 2 directamente al mando, son Superamp de por medio, el volumen sube sensiblemente y alcanza unos niveles altos, algo a lo que nos tienen acostumbrados muchos modelos de este fabricante.

Turtle Beach Elite Pro 2

El microfono, por su parte, no sólo es altamente flexible (puede adoptar prácticamente cualquier forma), y además, gracias a la espuma, elimina casi por completo el ruido ambiente, capturando nuestra voz con un volumen adecuado (ajustable a través del app) y además, de forma muy nítida. 

No contentos con eso, son unos cascos que podemos usar para el resto de opciones de entretenimiento que tengamos en casa, y se comportan igual de bien para ver películas con sonido envolvente, escuchar música... Es lo que tiene no pontencia en exceso unas frecuencias u otras. Suenan de fábula.

Cabe destacar también que la conexión blutooth también nos permite escuchar la música del móvil en el auricular mientras jugamos, algo que los jugadores más solitarios, o quienes no suelen hablar mientras juegan, agradecerán.

Conclusiones finales

No nos cabe la menor duda de que los Elite Pro 2 están entre los mejores auriculares cableados que puedes encontrar ahora mismo para PS4, Xbox One y PC, sobre todo si buscas unos cascos polivalentes, que sirvan para mucho más que jugar, (y con calidad de sonido tanto para películas como música).

Como ya hemos dicho, construcción, comodidad. calidad de sonido... todo está a un nivel realmente elevado. No distorsionan al máximo volumen, mantienen un soberbio equilibrio entre frecuencias. Nada que reprocharles en el apartado sonoro, en especial sin estar conectados al Superamp, donde se presentan con un sonido superfuerte y nítido.

Turtle Beach Elite Pro 2 para Xbox One, al mejor precio en Amazon

Conectados al Superamp, algunos usuarios pueden notarán un leve descenso en el volumen: nada grave, ni que sea subsanable vía actualización de firmware, aunque como decimos en el texto, ni si quiera ese leve descenso impedirá que, al máximo, escuches ruido de fuera.

Comparado con la unidad de control táctico o Pro TAC del primer Elite (que se vendía aparte, por 150 euros y posteriormente en un pack con los auriculares), la principal diferencia del Superamp está en la inmediatez: hay que desbloquear el teléfono, abrir el app... aunque, una vez en harina, las opciones de control son prácticamente las mismas (control del micro, del máster...etc.).

Elite Pro 2

Por el contrario, la integración del app en el  conjunto, sorprendentemente, es más cómoda de lo que cabría esperar. No tienes que irte a un ordenador para crear las configuraciones, guardar los perfiles y volver a la tele para seguir jugando frente a la consola (por ejemplo). Es sencilla, y aunque tiene recorrido para mejorar (por ejemplo, no está traducida), por ahora ofrece lo necesario para ajustar el auricular a tu gusto.

Quizá, lo que pueda echar para atrás a algunos es que, en plena fiebre inalámbrica, los Elite Pro 2 sean cableados. Por suerte, los cables que vienen en la caja tienen la longitud necesaria para poder jugar cómodamente a distancia del televisor, y sobra decir que el sonido, es bastante superior a muchos modelos inalámbricos, como los Gold Wireless o los Corsair HS70, si bien son gamas de precio inferiores.

El punto que echará para atrás a muchos es el precio: los Elite Pro 2 cuestan 249,99 euros, un precio elevado, pero en sintonía con los del tope de gama de muchas otras marcas. Son caros, sí, pero la calidad, tanto en materiales, como sonido y opciones, hay que pagarlas... Sin duda, estamos ante uno de los mejores headsets para PS4 y Xbox One, eso sí, cableados. Estarán disponibles a partir del 12 de octubre de 2018.

Y además