Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Razer Blade 14, análisis y experiencia de uso del potente portátil gaming con AMD Ryzen 5900HX y RTX 3080

Análisis Razer Blade 14

Tras probar unas semanas este nuevo portátil gaming, os traemos nuestro análisis de Razer Blade 14, un modelo ultrafino con procesador AMD Ryzen y RTX 3080 que es un sueño hecho realidad para quienes buscan un equipo compacto capaz de mover los juegos más punteros

Tras haber dado cuenta del Razer Blade 15, no teníamos ninguna duda de que este nuevo modelo de 14 pulgadas nos iba a volver a sorprender. El cambio de procesador es sólo una de las mejoras que ofrece Razer 14, y de nuevo, el rendimiento con los juegos más punteros del momento no podía ser mejor.

Estamos hablando de un ordenador capaz de mover los juegos más exigentes con nivel Ultra en la mayoría de sus apartados, además de efectos como el Ray Tracing activado o una tasa superior a los 60 fps.

Como vamos a ver en este análisis de Razer Blade 14, no estamos hablando de un portátil gaming más, sino uno que cuida prácticamente todo, desde el diseño al sistema de refrigeración o la autonomía...

Eso sí, prepara la cartera porque no es un ordenador que no está al alcance de todos los bolsillos. La versión con una RTX 3070 para portátiles se va a 2399 euros, mientras que el modelo que hemos probado en este análisis, con una RTX 3080, se va hasta los 2,999 euros.

Respecto al Blade 15, los principales cambios residen no sólo en el mejor tamaño de la pantalla (14"), que además tiene resolución QHD+ y una tasa de refresco de 165Hz, sino en el procesador AMD Ryzen 5900HX, una de las CPUs para portátiles más eficientes y con mayor rendimiento (45% más que el i9-10980K).  

Otras características donde también mejora es en la autonomía de su batería, de hasta 12 horas... pero no nos precipitemos, y antes de conocer nuestra experiencia de uso con Razer Blade 14, veamos las especificaciones técnicas del modelo que hemos probado.

Consigue el portátil gaming Razer Blade 14 con RTX 3080 al mejor precio

Como hemos adelantado, no se trata de un portátil barato, ni siquiera en su configuración más baja con una RTX 3070. El Razer Blade 14 que hemos probado nosotros monta una CPU AMD Ryzen 5900HX, GPU Nvidia RTX 3080, 16 GB de RAM, SSD de 1 TB y pantalla QHD de 14" con refresco de 165 Hz, que cuesta 2999 euros. 

Como siempre, vamos primero con un vistazo a las especificaciones técnicas y características generales de esta nueva bestia de Razer...

Características generales Razer Blade 14 (con. RTX 3080)

  • Procesador: Procesador AMD Ryzen 5900HX de 10.ª generación, 8 núcleos/16 hilos, hasta 4,6 GHz, 20 MB de caché
  • Sistema operativo: Windows 10 Home
  • 14,6", 165 Hz con resolución QHD, 2560 x 1440
  • Tarjeta gráfica: GPU NVIDIA GeForce RTX 3080 para portátiles (8 GB de VRAM GDDR6)
  • Almacenamiento: SSD de 1 TB (M.2 NVMe PCIe 3.0 x4) 
  • Memoria: 16 GB de canal dual DDR4
  • Chasis: aluminio anodizado de color negro, con logotipo de Razer (no iluminado)
  • Comunicaciones: Intel® Wi-Fi 6E AX210, 2X2, Bluetooth® 5.2, IEEE 802.11a/b/g/n/ac/ax
  • Batería: batería integrada recargable de polímero de iones de litio,  12 horas de autonomía, 230 W
  • Adaptador de corriente: alimentación de 230 W
  • Cámara web: Cámara web Windows® Hello HD con sensores IR integrada (1 Mpx./720 P)
  • Touchpad: Panel táctil de vidrio de precisión
  • Teclado: con retroiluminación programable, anti-ghosting, RGB de zona única de Razer Chroma
  • Puertos: un puerto USB-C 3.2 generación 2 (carga y DisplayPort), 2 puertos USB-A 3.2 gen 2
  • Salida HDMI 2.1 (hasta 4K a 120 Hz)
  • Sonido: altavoces estéreo integrados, puerto combinado de 3,5 mm para auriculares/micrófono
  • Micrófono de matriz integrado
  • Conector de seguridad Kensington
  • Dimensiones: 319,7 x 220 x 16,8mm
  • Peso: 1,78 kg (sin adaptador de corriente, que pesa 800 gr.)

Razer Blade 14: cuestión de diseño

Como os contamos en nuestro análisis de Razer Blade 15, esa gama de portátiles nació en 2016 como respuesta a la necesidad de tener un portátil potente para gaming como para streaming y creación de contenido en un diseño ultrafino y muy compacto.

Así pues, estamos hablando de un portátil muy compacto que tiene su reflejo en los MacBook Pro de Apple, con un diseño unibody de una pieza fabricado en aluminio

En el caso del modelo de 14", hablamos de un diseño muy delgado y "llevable", con un grosor de apenas 16 milímetros que poco o nada tiene que ver con los portátiles gaming de hace unos años.

Visto desde fuera, casi parece más un equipo de trabajo para oficina que un portátil gaming, dado que aquí no hay ni formas extravagantes, ni rejillas de ventilación anodizadas ni detalles de color (toda la superficie es de color negro mate) más allá del logo verde de Razer, que también se ilumina.

Análisis Razer Blade 14 2021

Como en el cuerpo del Razer Blade 15, repite la superficie tratada para reducir las huellas. No es que no se queden marcas, que las retiene, sino que son menos evidentes y mucho más sutiles, y se limpian fácilmente. 

Tampoco cambia el sistema de bisagras para abrir la tapa, que apenas requiere esfuerzo por nuestra parte y al estilo Apple podemos abrirlo con una sola mano. En el equipo que hemos probado,  encontramos un teclado compacto con el "layout" o disposición americana (es decir, no está la "Ñ").

No cuenta con teclado numérico y reubica algunas teclas, como Ins o Supr, para que ocupe poco. Es un teclado muy "Apple", con teclas bastante bajas y con poco recorrido (1,1 mm), pero con muy buen tacto.

Todas las teclas tienen retroiluminación y su color es personalizable a través de Synapse, el software de Razer. Además es un teclado Antighosting, por lo que no perderás pulsaciones al presionar varias teclas a la vez. 

Análisis Razer Blade 14 2021

Flanqueando el teclado a ambos lados encontramos el mismo sistema de altavoces que en el Blade 15,  altavoces, que expulsan el sonido hacia arriba y que suenan bastante bien. No como tener un equipo de sonido dedicado, pero más que suficiente para un portátil gaming.

Eso sí, aquí no hay ni rastro del lector de huellas (para desbloquear el portátil) y el botón de encendido se ha reubicado también al estilo Apple (es la tecla más arriba a la derecha del teclado). 

Debajo del teclado descansa un touchpad con superficie de cristal muy grande y cómodo, que destaca por ofrecer una respuesta y tacto impecables. Es de los más cómodos y agradables que hemos probado. 

Como es de recibo, por los laterales del chasis se reparten los puertos y conexiónes (HDMI 2.1, USB-C DisplayPort y carga, dos USB A 3.2 y la salida de auriculares con conector 3,5mm) Pierde conexiones respecto al Blade 15, pero nada realmente grave. 

Valoración Razer Blade 14 (2021)

La webcam sigue estando escondida en el marco superior la pantalla y su resolución 720p se queda algo escasa para los tiempos que corren. Es, quizá el aspecto más flojo del equipo y, aunque servirá para un uso puntual, si eres creador de contenido seguramente preferirás usar una cámara externa.  

Por la parte de abajo del chasis repite el sistema de ventilación con dos ventiladores y cámara de vapor, que sumados a las rejillas traseras y las patas longitudinales inferiores, que elevan el cuerpo para que pueda circular el calor, logran que el conjunto mantenga unas buenas temperaturas.

Razer Blade 14: pantalla QHD de 165 Hz

La pantalla del Razer Blade 14 vuelve a ser otro de sus puntos fuertes. Se trata de un panel IPS de 14" con unos reducidos marcos y resolución QHD (2560x1440), que deja un buen ajuste de color de fábrica y que cuenta con una tasa de refresco de hasta 165 Hz.

Frente al Blade 15, que ofrecía paneles 4K y FullHD según el modelo, ofrece una resolución intermedia que deja en pantalla unos gráficos impresionantes, aunque a cambio mengua la tasa de refresco hasta los 165 Hz. 

Una cifra que, todo sea dicho, no es desdeñable y que realmente es la que aprovechará la gran mayoría, dejando una suavidad de imagen impresionante. Lo hemos probado con Forza Horizon 5, donde hemos alcanzado los 110 fps con la gran mayoría de opciones en nivel Ultra o alto de detalle (en modo rendimiento).

Análisis Razer Blade 14 (2021)

Por decirlo mal y pronto, poder jugar con un equipo así, y en cualquier parte es sencillamente espectacular. Lo mismo es aplicable a otros juegos recientes, que también maneja con extrema fluidez y gran nivel de detalle, como Age of Empires IV, con animaciones, sombras y demás detalles al máximo.

La pantalla dicho de otra manera, la pantalla de Razer Blade 14 ofrece una gran fluidez, un gran espectro de color y buenos ángulos de visión, para que puedas disfrutar en cualquier parte, y con un cuerpo muy compacto y sin apenas marcos.

Remata la pantalla la superfie mate del panel, lo que significa que aquí pocos reflejos te molestarán a la hora de jugar, lo que también es un plus.

Razer Blade 14: rendimiento en juegos

Razer Blade 14 cuenta con dos gráficas, una AMD Radeon integrada en placa, que es la que se puede usar por defecto para tareas que no requieran la RTX 3080 (ofimática, por ejemplo) y así prolongar la autonomía. Podemos desactivarla si sólo queremos usar la RTX.

Por otro, no está de más recordar que las tarjetas gráficas de los portátiles, aunque mantengan la nomenclatura "oficial" (como es el caso de RTX 3080 en este modelo), se trata de las versiones mobile, con unas características inferiores o recortadas, primero, porque deben "caber" en un cuerpo más fino y compacto.

En el caso de la RTX 3080 del Razer Blade 14 monta la misma gráfica con 8 GB de VRAM, la mitad de lo que ofrecen las tarjetas para equipos de sobremesa, y con un consumo que varía según en uso que hagamos del portátil. Porque, de nuevo, desde Razer Synapse podemos configurar el comportamiento del Blade 14.

Los 10 juegos de PC con mayores requisitos y sólo para equipos potentes

Así, si usamos el portátil conectado a la corriente, podemos configurar el modo rendimiento para exprimir la potencia del Blade 14. Así, podemos elegir entre cuatro niveles de actividad para la GPU (bajo, medio, alto y potencia) y tres para la gráfica (baja, media y alta).

No es lo único que podemos modificar: también podemos elegir la tasa de refresco de la pantalla y la la velocidad de los ventiladores, ya que poner todo al máximo, lógicamente genera un mayor calor en el equipo, y podemos ayudar a aliviarlo si revolucionamos más los ventiladores (algo que también genera más ruido, lógicamente).

Podéis ver un ejemplo del nivel visual capturado con GeForce Experience (que limita la tasa de fps a 60): ya os decimos que verlo en la pantalla del portátil es aún más espectacular y fluido, pero como muestra de los gráficos, puede serviros para haceros una idea...

Aparte, cuenta con un modo "equilibrado" cuando jugamos sin estar conectados a la electricidad, donde el perfil se mantiene en un nivel intermedio para no agotar la batería. Se nota que los juegos no van igual de "sueltos" y por ejemplo, en Forza Horizon 5, los reflejos son menos detallados o la tasa de fps es evidentemente inferior. 

El consumo en cada modo también varía, y puede ir desde los 80W si jugamos con la batería a los 95-100W si jugamos conectados a la corriente.

Hemos probado con otros juegos con gran carga gráfica, como Control (60 fps con prácticamente todo en Ultra), Cyberpunk 2077, donde enchufado a la corriente, Razer Blade 14 lo mueve por encima de los 60 fps, con DSLL activado y los efectos de Ray Tracing al máximo.

Control

 ¿Otro ejemplo? Pues Doom Eternal, que se mueve a 165 fps... Vamos, que todo lo que hay actualmente, lo mueve más que de sobra en calidad Ultra y por encima de los 60 fps constantes.

Razer Blade 14: niveles de ruido y calor

Aquí, lógicamente hay que distinguir también entre el modo equilibrado y rendimiento, ya que el desempeño del equipo está directamente relacionado con el calor que genera y el trabajo de los ventiladores.

Así, en el modo equilibrado, es decir, usando sólo la batería del portátil, Razer Blade 14 se autonivela para no poner ni CPU ni GPU al máximo, logrando que los ventiladores y el nivel general del calor del equipo se mantengan en niveles más que aceptables.

Es decir, si realizas tareas de ofimática, ves vídeos o navegas,  muy a menudo los ventiladores suelen estar parados, sobre todo con tareas más ligeras, ofimática, reproducción de vídeo o navegación web. Con juegos exigentes los ventiladores empiezan a funcionar, pero dentro de unos niveles normales.

Pero, si queremos exprimir el poderío del procesador y la tarjeta gráfica llevándolos al máximo con el portátil enchufado a la corriente, la cosa cambia.

Análisis Razer Blade 14

La temperatura sube sensiblemente, y es especialmente evidente en la zona de las teclas F, la parte más cercana al monitor. Lógicamente si no tocas por ahí, no notarás nada, por ejemplo, si sueles jugar con mando o un ratón y teclado conectados.

El resto del cuerpo reparte bien el calor, como la zona de las teclas WASD, que se mantiene fresca siempre, o podemos descansar nuestras manos sin problema a ambos lados del touchpad: notaremos el calor, pero en ningún caso "quema" y podemos seguir jugando con normalidad.

La forma de combatir este aumento de la temperatura en el chasis es incrementando la velocidad de rotación de los ventiladores, lo que a su vez redunda en un mayor nivel de ruido. Pero en esta ocasión no hemos tenido que llegar a ponerlo las revoluciones al máximo.

Razer Blade 15 Advanced

Razer Blade 15 Advanced

Sigue siendo la mejor computadora portátil para juegos. Las primeras pantallas de 15,6 "FHD de 360 Hz y QHD de 240 Hz del mundo, ahora disponible con las GPU NVIDIA® GeForce RTX ™ 30 Series para los gráficos de computadora portátil para juegos más potentes de la historia. El modelo avanzado ahora cuenta con las primeras y más rápidas pantallas de portátiles de 15,6 "del mundo con frecuencias de actualización de hasta 360 Hz FHD o 240 Hz QHD, todo ello en el chasis de portátil para juegos RTX de 15" más pequeño.

Consíguelo al mejor precio

Esto implica que no hemos llegado a los niveles de ruido del Razer Blade 15 que probamos en verano, y quizá por eso mismo, porque la temperatura ambiente no tiene nada que ver (y porque el Ryzen es más eficiente), los niveles de calor y ruido han sido inferiores. Y es todo un logro para un equipo ultracompacto.

Si, además, juegas con el volumen de los altavoces a niveles bastante altos, el sonido de los ventiladores se disimulará aún más. Con cascos, como si no existiera.

Razer Blade 14: autonomía, Razer Synapse y otras características

La autonomía de Razer Blade 14 es otro de los aspectos que ha mejorado respecto a su hermano mayor, alcanzando las 12 horas con una carga completa en labores rutinarias y de ofimática (navegación con el Wi-Fi activado) y de reproducción de medios, con un nivel de brillo intermedio. 

En cuanto a juegos, varía sensiblemente dependiendo del juego, de si tenemos o no activado la tarjeta gráfica secundaria, el refresco de pantalla a 60 o 165 Hz, el nivel de brillo o volumen de los altavoces etc. Pero dentro de unos parámetros "razonables" (nada al máximo), puedes sacarle bastante jugo.

 Razer Blade 14 synapse

Por su parte, Razer Synapse ofrece las habituales opciones de personalización, desde el nivel de brillo de la luz del logo, a la iluminación de las tecla, la creación de efectos de iluminación con Chroma o definir macros. 

Quizá su mayor logro es que todo esto lo consigue con un factor forma ultracompacto y ultraligero, que apenas rebasa el kilo y medio de peso, y con unas muy buenas sensaciones en los acabados.

Razer Blade 14: conclusiones finales

Dicho mal y pronto, Razer Blade 14 es un pepino de portátil gaming... pero no es para todos los bolsillos, como sucede con algunos de los productos del fabricante. 

Su elevado precio les parecerá exagerado a algunos, pero aquí estás pagando el "lote completo", desde el diseño de una pieza del chasis (con un tacto exquisito) al no menos sobresaliente touchpad (está entre los mejores, si no es el mejor), a la batería con carga rápida con autonomía mejorada. Y la gráfica, claro está...

Es el precio que hay que pagar por disfrutar de un portátil ultrafino con un rendimiento que se asemeja bastante a lo que puede ofrece un equipo de sobremesa (sobre todo cuando lo conectas a la corriente) y que cuenta con una pantalla capaz de dejar unas imágenes vibrantes y muy, muy fluidas.

Análisis Razer Blade 14

La elección de AMD Ryzen deja además un rendimiento superior, que te permitirá hacer prácticamente cualquier cosa que te propongas en el campo de la multitarea, por descabellada que parezca (grabar, transmitir y jugar al mismo tiempo).  

Como en otros portátiles el tema del calor y el ruido de su sistema de disipación está ahí, aunque hemos notado una mejoría respecto al Blade 15 que probamos hace unos meses, subiendo algunos enteros en una experiencia que ya de por sí es soberbia.

Su diseño tan compacto y manejable nos ha conquistado, así como su sobrio diseño, pero aún más su rendimiento con juegos exigentes, que mueve con la gran mayoría de parámetros gráficos en Ultra.

Por eso, si buscas un portátil con un diseño espectacular y capaz de mover la gran mayoría de juegos que hay en la actualidad a máxima calidad, Razer Blade 14 debería estar en tu lista... siempre y cuando tengas los 2999 euros que cuesta. Los demás, tendremos que seguir soñando con él.

Y además

Más artículos