Ir al contenido principal
Dune
Reportaje

Las claves del universo Dune antes del estreno de la película

El próximo 17 de septiembre se estrena la adaptación de Dune de Denis Villeneuve en España. Aquí te dejamos las claves que necesitas saber sobre la película.

La pandemia se cargó los planes de estreno de muchas grandes películas que tenían que llegar durante el año pasado. 

Con los estudios haciendo auténticas piruetas para reajustar sus calendarios hasta que la situación mejorase y el público pudiera volver a las salas de cine

Uno de estas superproducciones afectadas ha sido la adaptación de Dune de Denis Villeneuve, cuyo estreno estaba previsto para invierno del año pasado. Aunque en su momento se tanteó un estreno HBO Max, finalmente llegará a los cines de nuestro país el próximo 17 de septiembre.

Dune es una adaptación de la obra de ciencia ficción del mismo nombre de Frank Herbert. La historia arranca cuando el Duque Leto Atreides asume la tarea de administrar el planeta desértico Arrakis, también conocido como "Dune". 

Disney+

Suscríbete a Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

Esta nueva responsabilidad supone que la familia debe dejar su mundo natal para mudarse a un lugar muy diferente y peligroso, donde el joven Paul Atreides se ve envuelto en todo tipo de intrigas políticas y religiosas por el dominio del planeta.

La película de Villeneuve lleva levantando expectación entre los fans de la novela desde mucho antes de su estreno, pero si no estáis familiarizados con el material original y os va a pillar todo de nuevas, aquí os contamos algunas claves sobre el universo de Dune antes de su estreno. 

La importancia de Arrakis

Dune de Frank Herbert

¿Pero por qué tanto rollo con el planetita de marras? Pues bien, Dune, o Arrakis, o cómo queráis llamarlo, tiene una importancia clave en este universo, ya que es el único lugar de la galaxia donde viven los gusanos de arena que producen la melange

Esta sustancia también conocida como "especia", es importantísima para el viaje espacial, ya que los pilotos la consumen para poder navegar por el hiperespacio. 

En el universo de Dune no hay ciertas máquinas como ordenadores ni artefactos con inteligencia artificial, por lo que la especia es necesaria para agudizar los cálculos y la inteligencia en general, ya que no se puede confiar en calculadoras.

Además, la especia también alarga la vida, por lo que los más ricos del universo también la utilizan para vivir más... así que ya podéis imaginar el desastre si de repente desaparece la especia de todo el universo o una sola persona se hace con el monopolio de la melange.

¿La Casa qué? 

Aunque Dune se desarrolla en un universo futurista de ciencia ficción, la organización de la sociedad en parte sigue teniendo unos toques feudales, con casas nobiliarias con ejército y recursos propios que administran sus propios territorios. 

Pero todas ellas están por debajo en la jerarquía de un Emperador que gobierna el universo, en este caso el Emperador Shaddam IV.

Oscar Isaac como el Duque Leto Atreides en Dune

Al comienzo de la historia, sabemos que existe la Casa Atreides, la de nuestros protagonistas, y la Casa Harkonnen, sus enemigos casi ancestrales. 

Hasta ahora los Harkonnen eran los responsables de la administración de Arrakis y cosechar especia, pero en los últimos años han ido perdiendo el favor del Emperador, y por lo tanto el planeta.

Aquí es donde entran los Atreides, quienes se han ganado una reputación de honorables y solidarios, por lo que parecen la opción correcta para mantener el comercio de especia fluyendo de manera correcta. 

Es una casa cuya popularidad se ha ido den los últimos años... lo que también ha levantado ampollas y les ha hecho ganarse muchos enemigos.

Dune no es Star Wars

Aunque sea muy obvio decirlo, no toda la ciencia ficción es igual y cada obra de este género tiene sus propios elementos. 

Lo que queremos decir es que aunque Dune sea una película de ciencia ficción, no vayáis al cine esperando ver la nueva Star Wars, porque tanto su tono como la forma de entender el género en el que se mueve son muy diferentes.

Dune

De entrada, cómo os comentábamos más arriba, en el universo de Dune no existen los robots, ni computadoras avanzadas ni otras maquinarias con inteligencia artificial. 

Además, más allá de volver a contar fábulas con arquetipos concretos, la obra de Frank Herbert se centra más en temas religiosos, políticos, con la genética y la ecología cultural siendo clave este aspecto del género.

Entre otras cosas, Dune analiza las consecuencias de dejar el control del mundo en poder de mesías y líderes aparentemente perfectos, así como la importancia de la relación entre una sociedad y sus ecosistemas. 

Herbert también utiliza tropos, como el del "salvador blanco", pero en muchas ocasiones consigue subvertirlos o utilizarlos de maneras diferentes a como estamos acostumbrados.

Mientras que Star Wars es una franquicia ideal para ver desde pequeños, Dune puede ser un hueso un poco más duro de roer. 

No es que una y otra sea mejor o peor, simplemente estamos ante un tipo de ci-fi más dura que puede no ser para todo el mundo.

Esto es solo el principio

Dune

Cuando Denis Villeneuve se puso al frente de la película, dejó claro que quería realizar su adaptación del libro en dos películas. 

Todavía no se ha confirmado una segunda parte de manera oficial, pero el director ya está hablando de cómo plantearía la secuela e incluso de que querría adaptar otro de los libros, El mesías de Dune, para tener una trilogía al completo.

Porque Dune es una saga de libros, y bien surtida. Antes de morir, Frank Herbert escribió cinco secuelas para su libro original que continúa las correrías de los Atreides en el planeta Arrakis, y después su hijo continuó desarrollando más el universo en nuevas novelas. 

Como ya os planteamos hace tiempo, Dune tiene potencial para convertirse en una gran saga cinematográfica a lo largo de varias películas que adapten las novelas. 

Si la primera entrega funciona bien en taquilla, es posible que el estudio diera luz verde al desarrollo de una trilogía como mínimo e incluso más películas adaptando el resto de los libros originales.

Y no solo nos quedaríamos en la gran pantalla, ya que la serie spin-off protagonizada por las Bene Gesserit continúa en desarrollo y también existe la posibilidad de más series derivada, con lo que desde luego tendríamos Dune para rato. Mientras tanto, ya podéis leer nuestra crítica de Dune.

Y además