Dragon Quest XI Ecos de un Pasado Perdido
Análisis

Análisis de Dragon Quest XI S: Ecos de un Pasado Perdido para Nintendo Switch

Por Roberto Ruiz Anderson

Versión comentada: Nintendo Switch

Dragon Quest XI S: Ecos de un Pasado Perdido - Edición Definitiva es la versión para Nintendo Switch de este gran juego de rol de Square Enix, uno de los mejores que se han visto en el género en esta generación. Esta edición incorpora multitud de novedades que redondean aún más una aventura que ya era extraordinaria.

Hace ya un año, Dragon Quest XI nos dejó un sabor de boca sensacional en sus versiones de PS4 y PC, con su fascinante mundo, su épica aventura y su cautivadora experiencia de rol clásico. Ahora es el turno de Nintendo Switch, con una "edición definitiva" que añade numerosos contenidos y novedades.

La saga creada por Yuji Horii siempre ha sido la gran referencia del rol japonés por turnos más tradicional, y como vamos a ver en este análisis de Dragon Quest XI S para Nintendo Switch, esta undécima entrega principal supo mantener ese espíritu clásico, pero llevado a una escala colosal... ahora con más opciones y contenido gracias a esta edición definitiva. 

Esta microSD de 128 GB es la más barata de Amazon y es perfecta para Nintendo Switch

Para quien no lo recuerde, diremos que la trama del juego nos pone en la piel de un joven que descubre que es la reencarnación del héroe legendario conocido como Luminario, iniciando una mastodóntica aventura que le lleva a una gran variedad de regiones y ciudades en el mundo de Erdrea, cada una con sus propias características y subtramas

Por el camino conocemos a un variopinto elenco de personajes inolvidables, algunos de los cuales se le unen para luchar junto a él en las clásicas batallas por turnos contra todo tipo de monstruos.

Dragon Quest XI S: Ecos de un pasado perdido - Edición definitiva

Sin duda alguna, se trata de un juego muy tradicional y con tramas sencillas, pero repleto de magia y encanto. Si quieres conocer más a fondo algunas de sus características, puedes leer el análisis de la versión de PS4 y PC, porque en este análisis de Dragon Quest XI S para Switch, nos vamos a centrar en las novedades que redondean un título aún más completo.

Pasión por el estilo retro

Para empezar, esta edición incorpora contenidos de la versión de Nintendo 3DS, la cual salió sólo en Japón en su día, así que para nosotros son nuevos. Al igual que en la portátil de doble pantalla, ahora no sólo podemos jugar con el estilo gráfico moderno en 3D, sino que también tenemos la posibilidad de disfrutar toda la aventura en un 2D de lo más retro, que recuerda a los juegos de rol de la era 16 bits.

Dragon Quest XI S: Ecos de un pasado perdido - Edición definitiva

En este sentido, es como tener dos juegos en uno, pues la experiencia es muy diferente dependiendo de si elegimos 3D o 2D. Por ejemplo, en 2D los combates son aleatorios, mientras que en 3D los enemigos son visibles en pantalla y sólo luchamos si los tocamos. Además, podéis alternar tramos de la aventura en cada estilo, porque es posible cambiarlo siempre que queráis al visitar una iglesia.

La otra opción original de 3DS, y que aún no habíamos catado en Occidente, es la posibilidad de viajar al mundo de Horense, habitado por unos diminutos seres conocidos como cronolinos. A través de este lugar podemos acceder a mundos de las anteriores entregas de Dragon Quest para resolver diversos desaguisados en cada uno de ellos, lo cual es todo un puntazo para los fans de la saga. Algunas de las misiones se resuelven dialogando y encontrando los objetos necesarios, mientras que en otras hay que abrirse paso a través de mazmorras clásicas.

Dragon Quest XI S: Ecos de un pasado perdido - Edición definitiva

Estas misiones son opcionales, y se diferencian del Horense de 3DS en dos aspectos. Mientras que en la veterana portátil cada mundo trataba de representar el estilo gráfico de su juego original (desde la estética de NES hasta los gráficos 3D de las entregas más modernas), en Switch visualizaréis todos estos niveles en 2D tipo SNES, aunque estéis jugando la aventura principal en 3D.

La otra diferencia es que, al no contar con las funcionalidades StreetPass que tenía la consola 3DS, en Switch desbloqueamos los viejos mundos encontrando directamente a los cronolinos correspondientes en las localizaciones principales del juego, por donde se encuentran desperdigados, lo cual además añade otro incentivo más para la exploración.

Dragon Quest XI S: Ecos de un pasado perdido - Edición definitiva

El apartado sonoro también incluye dos importantes novedades en Dragon Quest XI S para Nintendo Switch, en este caso del todo inéditas. Por una parte, la estupenda banda sonora de Koichi Sugiyama suena ahora en versión sinfónica orquestal, de la misma manera que en el mítico Dragon Quest VIII de PS2, lo cual hace ganar muchos puntos a la maravillosa música, que tanto aporta a la magia de la aventura (aunque también es posible seleccionar la versión sintetizada de las otras versiones). Eso sí, hay que decir que, al igual que en las otras versiones del juego, muchas de las melodías están recicladas de anteriores entregas de Dragon Quest (quizás el octogenario Sugiyama está ya un poco mayor para componer a destajo).

Los 20 mejores juegos de Nintendo Switch

Y por otra parte, tenemos un nuevo doblaje japonés; y es que, pese a la procedencia del juego, las versiones originales sólo contaban con voces en inglés. Según el creador Yuji Horii, que es quien escribe el guión de las entregas principales, la versión japonesa de PS4 no tuvo voces en su día porque quería revisar y retocar los diálogos hasta el último momento, y hubiera sido imposible hacer tal cosa en un juego de esta envergadura si hubiese habido que grabar un doblaje. Por eso, sólo se añadieron voces tiempo después y sólo en inglés, cuando Square Enix lanzó la versión occidental en PS4 y PC.

Dragon Quest XI S: Ecos de un pasado perdido - Edición definitiva

Pero ahora que había tiempo de sobra para preparar este aspecto, con el guión escrito hace años, la compañía ha querido que los jugadores nipones también puedan disfrutar de esta parte de la experiencia en su propio idioma. De esta manera, podemos escoger entre ambos doblajes para acompañar los textos en castellano, y los dos están muy logrados con estupendos actores que saben acentuar el carisma de los personajes con sus voces. Además, es posible alternar entre ambos doblajes en cualquier momento de la aventura a través del menú, así que os recomendamos probar cómo suenan los dos para que decidáis cuál os gusta más.

Una historia expandida

Dragon Quest XI S también añade nuevas subtramas que desarrollan mejor el trasfondo de los distintos personajes principales, que ya de por sí estaban muy bien definidos en el juego original. A mitad de aventura empezaréis a descubrir estas nuevas historias, cada una de ellas protagonizada por uno de los personajes jugables que acompaña al héroe. Estas subtramas completamente nuevas son por lo general muy divertidas; incluyen narrativa, exploración y combates; y refuerzan en buena medida la solidez de estos personajes y de otros más secundarios, presentándonos nuevas facetas de ellos.

A diferencia de los otros contenidos adicionales anteriormente comentados, estas nuevas mini-aventuras no son opcionales, sino que están integradas en la aventura principal. Expanden notablemente un juego que ya era muy largo, y lo hacen de manera muy natural y aportando contrapuntos valiosos y una dosis de variedad a la aventura, sin llegar a hastiar al jugador en ningún momento, sino más bien todo lo contrario.

Dragon Quest XI S: Ecos de un pasado perdido - Edición definitiva

Sumemos a todo ello los ingentes contenidos que ya teníamos en PS4 y PC, y nos sale un juego monumental: un gran mundo en el que es un placer explorar, creación de armas y armaduras mediante la Forja Fantástica, combates por turnos muy tradicionales que incluyen espectaculares movimientos especiales a través del poder de la inspiración, minijuegos como las carreras de caballos, posibilidad de montar monstruos derrotados para alcanzar nuevas zonas, etc.

El único aspecto en el que esta versión juega con cierta desventaja es el apartado técnico. Y es que, por muy bien que los desarrolladores hayan adaptado el juego a Switch, es evidente que técnicamente Dragon Quest XI S no puede ofrecer lo mismo que una PS4 o un PC. Y si lo comparamos con esas versiones (con el modo 3D en mente, claro), hay que decir que las texturas, los colores y la iluminación están ligeramente menos definidos en este Dragon Quest XI S para Nintendo Switch.

Dragon Quest XI S: Ecos de un pasado perdido - Edición definitiva

También se nota la diferencia en la distancia de dibujado, con elementos que constantemente aparecen y desaparecen según nos acercamos y alejamos (defecto conocido como "popping"). Pero esto es normal, teniendo en cuenta la diferencia de potencia entre las distintas plataformas, y pese a ello Square Enix ha hecho un excelente trabajo al optimizar el juego de manera que lo veamos casi tan bien como en las otras plataformas. Además, la estética de dibujos animados se presta bien a una adaptación de este tipo, y Switch es capaz de representar de manera muy digna los personajes y monstruos diseñados por el gran Akira Toriyama.

También tenemos que decir que, tal como ocurría en la demo, hemos experimentado algunos "crasheos" al jugar que provocaban el cierre forzoso del juego. Pero Square Enix ya solucionó esto en la demo mediante un parche, y se espera que también sea arreglado en el juego completo con su correspondiente parche el día de lanzamiento (que en el momento de publicar estas palabras es mañana), así que no tendremos muy en cuenta esta problema (pero aseguraos de realizar la actualización por WiFi nada más os hagáis con el juego).

Al final, esta versión sale ganando gracias a sus contenidos adicionales y a la posibilidad de disfrutarlo en cualquier parte. Es uno de los mejores juegos de rol japonés de los últimos años, género que encaja especialmente bien en el formato portátil, y ahora es aún más completo con todas las novedades que os hemos contado.

Por cierto, recordad también que Dragon Quest XI S no llega en solitario a Switch. El mismo día de su lanzamiento, la consola de Nintendo también recibe en formato digital sus versiones de Dragon Quest I, II y III. Aquellos juegos marcaron no sólo el comienzo de esta ilustre saga, sino que también forjaron lo que entendemos como rol japonés, y una de las claves del juego que nos ocupa en este análisis es la intención de los desarrolladores de conectar con esos orígenes, y llevarlos a la tecnología actual y con la experiencia acumulada todos estos años. Y si los turnos no son lo vuestro, recordad que además tenéis el también soberbio Dragon Quest Builders 2.

Valoración

Es en esencia el mismo juego que nos llegó hace un año para otras plataformas, pero sigue brillando y se mantiene fresco gracias a las novedades que presenta. Y aunque gráficamente no alcanza el nivel de PS4 (lo cual es lógico), se queda cerca y exprime bien el hardware de Switch.

Hobby

95

Excelente

Lo mejor

Aún más maravilloso con sus nuevas historias y mundos, modo 2D, banda sonora sinfónica y posibilidad de disfrutarlo en formato portátil.

Lo peor

Gráficamente no llega a ser tan vistoso como las versiones de PS4 y PC, pero es una adaptación con mucho mérito para una consola como Switch.

Y además