Análisis de Forspoken, el juego de rol en mundo abierto que llega envuelto en la polémica, ¿pero es para tanto?

Análisis Forspoken

Tras jugar más de 40 horas, os traemos nuestro análisis de Forspoken, el juego de rol en mundo abierto que llega en exclusiva a PS5 y PC precedido de cierta polémica, empezando por una demo que no convenció a algunos y unos prohibitivos requisitos técnicos. ¿Es para tanto? ¿Ha mejorado algo en el juego final? Vamos a verlo...

Presentado en sociedad como Project Athia en junio de 2020, Forspoken llega esta semana a PS5 y PC, precedido de cierta polémica. Por un lado, la demo lanzada a finales de 2022 ha dejado fríos a un sector de los jugadores. Por otro, los requisitos de la versión de PC son realmente altos.

Nosotros hemos podido jugar más de 40 horas para este análisis de Forspoken para PS5 (aunque sobre el papel ambas versiones son idénticas en contenido, no podemos hablar del desempeño en PC), tiempo en el que hemos podido sacar nuestras propias conclusiones sobre el juego completo, gracias a un código de Square Enix nos ha facilitado por adelantando.

Mucho se ha hablado de la demo, de su mundo, del downgrade, del flaco favor que le ha hecho al juego final, que si el juego se mueve a 720p en PS5 y otras muchas cosas, que intentaremos dejar claras con esta review de Forspoken.

VIDEO

Análisis de Forspoken para PS5, ¡el veredicto final!

Aunque iremos entrando en detalle, vaya por delante que Forspoken tiene muchos ingredientes para ser uno de esos juegos divisivos. Si conectas con él, vas a ver muchas cosas buenas. Pero también es un juego del que resulta fácil hacer leña si quieres cargar las tintas contra él. Yo he procurado verlo desde las dos perspectivas.

¿Es un mal juego? No. ¿Es un gran juego? Tampoco. ¿Entonces, merece la pena? Pues depende mucho de lo que esperes de él, o lo que aspires a encontrar en el mundo abierto de Athia.

Es un "ni sí, ni no, ni blanco, ni negro" de libro, porque ni es el juego que va a definir la generación, ni es tan malo como lo pintan sus detractores. ¿Listos para descubrirlo?

Historia y personajes: así es el universo de Athia en Forspoken

Forspoken nos cuenta la historia de Frey, una joven conflictiva que sin comerlo ni beberlo se ve transportada de su New York en la actualidad a un mundo de fantasía de apariencia medieval, conocido como Athia.

Nuestro pasaporte para llegar allí es un brazalete que, una vez descubierto, se aferra a nuestro brazo como una lapa y nos habla. Frey lo bautiza como "Cepo", y poco a poco iremos ahondando en su relación, conociendo más de cada uno de los personajes, y por qué han acabado en Athia.

Así, desde los primeros compases descubriremos que la historia gira en torno al llamado "desgarro", una suerte de maldición con aspecto de neblina que está cubriendo Athia y que transforma a sus habitantes y animales en criaturas hostiles, con ciertas similitudes a los zombis, aunque también hay dragones y criaturas de todo tipo.

Opinión Forspoken

Sólo los muros de Cipal, la ciudad más grande de Athia, resiste a su avance. A Frey tampoco parece afectarla, algo que de primeras provoca desconfianza entre el consejo de gobierno de Cipal, aunque finalmente acabará siendo la única opción contra las Thantas, las cuatro antiguas semidiosas de Athia, ahora presas de la locura.

No vamos a entrar en muchos más detalles sobre la historia, porque como todo en el juego, tiene sus momentos álgidos, y otros que para ciertos paladares pueden no resultarlo tanto.

Para mí, el problema no está tanto en la historia en sí, que sin ser nada del otro mundo y con algunos giros previsibles, no es horrenda. No tiene la profundidad de los clásicos de la compañía, como Final Fantasy VII, pero una vez que empieces, querrás conocer el porqué de las penurias en Athia. 

El problema está más en otros aspectos. En primer lugar, los diálogos. Sí, si te quedaste con la impresión de que los diálogos eran malos en la demo, confirmamos que no mejoran en el juego final

Frey es un personaje irregular, con tendencia a la palabrota fácil y expresiones que, en un reino medieval no tienen mucho sentido. Junto a su tiranteces con Cepo, termina por dejar la sensación de ser todo muy forzado, y más bien tirando a poco gracioso, espontáneo o simpático, incluso en los momentos que pretenden serlo.

Por suerte, en cualquier momento, Forspoken nos permite "limitar" los diálogos con Cepo y reducirlos a una mínima expresión, algo que cada vez parece más frecuente en los juegos, como hemos visto también en las verborreicas armas de High on Life. También puedes dejar el doblaje sin sonido y saltar los diálogos pulsando círculo. Vamos, que te lo puedes ahorrar.

En el fondo, quizá la culpa la tenga el propio ritmo del juego y que muchas cosas parecen precipitadas, como las relaciones entre personajes. Resultan atropelladas y no se les da margen ni tiempo para que las relaciones entre Frey, Cepo y otros "athienses", vayan forjándose. 

¿Merece la pena Forspoken?

Sin entrar en detalle, y por poner un ejemplo, muy al principio tenemos dos o tres interacciones con un personaje en otras tantas escenas de vídeo, a la cuarta muere...convirtiéndose en la persona que más ha tocado el corazón de Frey en su vida, y cuyo recuerdo sigue presente el resto de la aventura. Y, de verdad, no es para tanto.

Es sólo un ejemplo, pero hay varios más de este tipo a lo largo de la aventura con los que es difícil conectar. Como digo, la historia no es mala, es simplemente que la forma en que nos la cuentan y se desarrolla podía haber sido resuelta de una manera mucho más satisfactoria y con un guión mejor.

Jugabilidad y gameplay de Forspoken en PS5

Forspoken es un juego de rol en mundo abierto, de nuevo, con lo que todo ello conlleva. Se habla muchas veces del agotamiento de este subgénero, de la repetición de ciertos patrones, de la excesiva cantidad de cosas para hacer, coleccionables, misiones de recadero... 

Lo nuevo de Square Enix incurre en algunos de estos tropos de los mundos abiertos, y otros los logra esquivar con la ayuda de sus mecánicas de juego, como el llamado "parkour mágico" y el viaje rápido, que nos permite regresar a determinados puntos del mapa, desbloqueados previamente, en apenas un segundo (y no, no es una hipérbole).

Forspoken parkour mágico

El mapa tiene una extensión considerable, repartida por cuatro reinos, y siempre nos marcará una misión para hacer avanzar la historia principal, así como los llamados "desvíos" (o misiones secundarias disponibles) y tareas totalmente opcionales, de esas que podemos terminar el juego sin tan siquiera haber tocado.

Podemos usar a Cepo para que nos recuerde el camino a seguir o escanear la zona y localizar consumibles, cofres, lugares de interés que podemos inspeccionar e incluso enemigos por la zona.

Porque, efectivamente, el mundo está repleto de enemigos y mientras lo exploramos, podemos librar combates... o salir por patas y dejarlos atrás para evitar la confrontación. 

Forspoken PS5

En todo momento tenemos libertad para movernos el mundo, aunque de primeras no podremos visitar todos y cada uno de los rincones, bien porque no carecemos de algún poder necesario, bien porque la historia no lo permite (si nos alejamos, nos devuelve a un punto cercano). Una vez terminada la trama, podemos recorrerlo como nos de la gana.

Por resumirlo rápido, en Forspoken hay bastantes más cosas para hacer que lo visto en la demo, que fue uno de los aspectos más criticados. Así, aparte de las misiones de la historia, están las siguientes tareas opcionales:

  • Albergues de peregrinos, zonas seguras que permiten el viaje rápido
  • Campaniles que nos permiten escanear la zona para descubrir puntos de interés
  • Aldeas o fortalezas, donde nos aguarda un enemigo o datos para añadir a nuestra enciclopedia sobre Athia
  • Cuevas y ruinas, con distintas combinaciones de enemigos, para acceder a un tesoro especial
  • Puntos fotográficos en los que sacar nuestro móvil e inmortalizar el lugar
  • Monumentos, que contienen mejoras (vitalidad, defensa...) o algún desafío
  • Mutantes o versiones más fuertes y letales de los enemigos
  • Flashbacks o recuerdos del pasado que amplían la historia del juego
  • Laberintos sellados, que son pequeñas mazmorras con salas repletas de enemigos y un jefe final
  • Monumentos a animales de las Thantas

El número de cada una de estas tareas extra varía según el reino en el que nos encontremos (hay un total de cuatro), pero en total, entre todas, cada reino puede albergar un total de 100 de estas tareas, sin contar otras como visitar unas fuentes especiales, que nos confieren una nueva habilidad, y que son algo único. Vamos, que te esperan ¿400 tareas opcionales?

Lo normal es que cada tarea tenga su propia recompensa, desde capas a collares o pinturas de uñas (que son el equipo de Frey para mejorar sus stats y habilidades), amen de mejoras de sus estadísticas y objetos como suministros o las cantimploras que nos permiten recuperar vida en combate.

Cabe destacar que algunas de estas tareas introducen mecánicas propias. Así, por ejemplo, al adentrarnos en una aldea o biblioteca, pueden emboscarnos oleadas de enemigos que complicarán las cosas, y como recompensa poder abrir un cofre de otra manera inaccesible (en ocasiones con una cerradura que es un puzle).

Otras, como los monumentos a animales de las Thantas son un pequeño minijuego en el que tenemos que acercarnos con sigilo a distintos gatos especiales y acariciarlos, para que luego aparezcan en los albergues de pereguinos. 

No llegan al nivel de Stray, pero los felinos tienen bastante presencia en el juego, incluso un puesto donde comprarles algunos juguetitos, por si eres un "michi lover"... 

Tampoco faltan gremios o torres que desvelan nuevas entradas de conocimiento en nuestro archivo (o enciclopedia) sobre el mundo de Athia, aunque suelen estar atestadas de enemigos;, o los campaniles, que vienen a ser los puntos altos de Assassin's Creed para escanear la zona (por suerte no hay que subir a lo más alto).

Forspoken fortalezas y enemigos especiales

O las fortalezas, que son enclaves en los que nos espera un enemigo de mayor dureza; visitar los monumentos nos proporciona mejoras automáticas de las estadísticas, aunque en ocasiones también incluyen desafíos como vencer a un enemigo en un tiempo limitado o alcanzar, al más puro estilo carrera de checkpoints, un punto del mapa. La recompensa varía según lo hagamos.

Tampoco faltan  los mutantes, o versiones modificadas más fuertes de algunos enemigos, que encarnan los duelos más intensos del juego, y que pondrán a prueba tu pericia con el sistema de combate. O las fotos, que nos invitan a tomar un encuadre concreto, y que nos permiten ir desbloqueando filtros, como aspecto de periódico.

Forspoken tareas extra

Los desvíos, por su parte, suelen ser misiones que pueden ser desde dar un tour por Cipal para conocer más a los habitantes a buscar un objeto perdido para un personaje. No son obligatorias, pero si no las haces cuando están disponibles, más adelante ya no tendrás acceso a ellas. Algunas son bastante chorras, como echar un bailecito con un paisano de Cipal.

Forspoken también cuenta con una especie de "climatología variable", por la cuál los efectos del desgarro se pueden hacer más fuertes en una zona con una tormenta que reduce la visibilidad y fuerza la aparición de enemigos más fuertes. Es algo aleatorio.

 

En estos casos, toca salir pitando a la carrera hasta alcanzar un refugio seguro. Son momentos que añaden algo de intensidad y variedad a la exploración, aunque a veces se activan en momentos poco oportunos, impidiendo realizar una acción (por ejemplo, activar los campaniles).

En general, las tareas extra de Forspoken no son un dechado de novedad, y tienden en muchos casos a girar alrededor del combate, pero como decimos, puedes pasar completamente de ellas y avanzar en la trama sin detenerte.

Eso sí, aunque es posible, no es lo óptimo, porque explorar el mundo y descubrir sus secretos tiene recompensa. Por un lado, porque conseguiremos maná (del que hablaremos más adelante) y experiencia combatiendo contra enemigos y subiremos de nivel a Frey.

Por otro, porque los objetos que obtenemos en estas tareas, como las capas y collares, suponen un plus de ayuda en los combates más difíciles. Estos objetos nos aportan distintos incrementos en nuestras estadísticas (vida, magia, defensa...) y además podemos mejorarlas.

¿Y cómo lo hacemos? Pues en las mesas de fabricación, donde podemos combinar los recursos obtenidos para subir sus stats o añadir hasta tres atributos extra que podemos asignar libremente,  entre los que hayamos desbloqueado (al conseguir nuevas capas o comprándolos en las tiendas con coleccionables como monedas).

Pueden ser mejoras de vida, de magia, de causar más críticos en ciertas condiciones, resistir el envenenamiento... etc. Lo mismo es aplicable a las uñas, que también las podemos personalizar encontrando nuevos diseños.

Cada mano puede llevar un motivo distinto, desde letras a caracteres especiales que añaden dos estados adicionales más, como estos que veis debajo de estas líneas.

El único requisito para poder cambiar la pintura de cada mano es que tengamos los materiales necesarios para elaborar el esmalte. Si lo tenemos, podemos cambiar todas las veces que queramos, aunque durante en la aventura, en el modo de dificultad predeterminado, no es algo que sea decisivo.

Forspoken - uñas

Yo he jugado alternando: los primeros días he ido a completar las zonas y obtener todas las recompensas que aparecían en el mapa, mientras que en los últimos he ido más a saco para ver el final de la aventura antes de que finalizara el embargo. 

En ambos casos, he avanzado sin excesivo problema. Pero, lo que es innegable, es que la exploración es una parte central de la experiencia de Forspoken, y avanzar a toda pastilla con el parkour mágico hace que sea bastante agradable.

Es un sistema "automático": basta con pulsar círculo y pulsar una dirección en el stick para que Frey corra que se las pele y sorteé obstáculos o trepe por paredes. Una barra de esfuerzo impide que lo podamos usar de manera "infinita", incluso a la hora de esquivar los ataques enemigos, que es su otra gran utilidad.

Lo mejor de Forspoken

Para aliviar esa sensación de que todo sea automático, hay habilidades adicionales que nos permiten lanzar una suerte de látigo a puntos concretos y propulsarnos, o incluso pulsar el botón de salto en el momento justo para ganar un pequeño impulso de velocidad. Todo ayuda a que moverse por Athia sea divertido. 

Eso sí, como cualquier otro mundo abierto, hemos tenido problemas de colisiones, como quedarnos atascados entre dos piedras, o fallos puntuales al intentar trepar montañas y colinas. Nada grave, ni ha colgado el juego, ni nada parecido. 

Pero, aunque el parkour mágico es divertido y la da un plus de agilidad al juego, sin ningún tipo de duda, la verdadera estrella del juego es su sistema de combate, y todo lo que rodea al mismo.

Magia y combate, donde reside la diversión de Forspoken

Se puede decir que el combate de Forspoken es lo más original de todo el juego, y quizá me quede hasta corto. En la demo ya se presentaron los mimbres de este sistema, si bien en el juego final, todas las opciones se van introduciendo poco a poco y hace que sea más fácil entenderlo y dominarlo.

Empezamos con la llamada magia "morada" y contamos con dos grupos de hechizos. Presionando R1 accedemos a la rueda de ataques para elegir nuestro hechizo principal, entre los que hayamos desbloqueado gracias al maná acumulado, mientras que con R2 lo lanzamos.

Casi todos los hechizos principales pueden "acumularse" presionando R2 para soltar una versión más  poderosa, aunque como en otros RPGs, aquí hay afinidades y debilidades elementales, por lo que un hechizo cargado contra un enemigo afin al elemento no provocará apenas daño.

Forspoken sistema de combate

Lo mismo es aplicable a los hechizos de apoyo, pero con L1 y L2. Estos hechizos secundarios tienen un tiempo de recarga, aunque algunas habilidades permiten reducir estos tiempos. Por último tenemos un hechizo más poderoso y espectacular, presionando los dos gatillos, que también tiene  tiempo de recarga más largo. 

Así, a medida que vamos avanzando en la aventura desbloquearemos otros tipos de magia, entre los que podemos cambiar en tiempo real, durante el combate, con la cruceta. De este modo, si un enemigo es resistente a un elemento, podemos probar con los restantes. O incluso encadenar los ataques especiales de cada magia, si estamos en un apuro.

A veces, nos tocará cambiar de magia si en un grupo de enemigos los hay de distinta naturaleza, los que nos obligará a atacar directamente a la debilidad de cada enemigo.

Cada una de estas magias cuenta con su propio árbol de hechizos desbloqueable, en el que usamos el maná (las fuentes de energía que brotan del suelo) que hayamos reunido. De este modo, es el jugador el que va eligiendo los hechizos que va desbloqueando, y con ello definiendo su estilo de juego.

Maná en Forspoken

Puedes, además optar por desbloquear distintos niveles de los principales hechizos de ataque (para causar más daño) o conseguir nuevas habilidades de apoyo, ya sea para recuperar vida, inmovilizar a los enemigos o mejorar tus posibilidades de críticos. O defensivas, o para movernos por el mundo (deslizándonos por encima del agua, saltando más alto...).

¿Que necesitas maná para desbloquear una habilidad que te viene mejor? Siempre puedes "recuperarlo" desactivando los hechizos que no uses, lo que hace que el sistema sea versátil para todo tipo de jugadores.

Además, en los refugios y otros puntos del mapa con los gremios, podemos acceder a libros que nos permiten activar hasta tres desafíos adicionales para mejorar nuestra magia, que podemos cumplir simultáneamente, .

Forspoken sistema de combate y mejora de magia

Muchos de estos desafíos son sencillos, como acumular X cantidad de daño con cierto hechizo o dar 15 veces a tres enemigos o más con una magia concreta. Otros pueden tener más miga, como inmovilizar a un enemigo y golpearle por la espalda. 

Cumplir estos desafíos supone siempre algún tipo de beneficio, como un incremento de la fuerza del hechizo o reducciones en el consumo de esfuerzo, en el caso de las magias relacionadas con el desplazamiento.

Es general es un sistema sencillo, pero muy divertido y que funciona realmente bien, que no cansa después de 20 horas o más de juego y que, además, tiene numerosos subsistemas conectados. 

Forspoken sistema de combate

Así, podemos usar el parkour mágico para evitar ataques (aunque tendrás que estar atento a la barra de resistencia), hay remates a los enemigos caídos en el suelo o incluso posibles "contras" si actuamos rápido al recibir determinados golpes. 

La guinda la ponen los numerosos ajustes que quedan a decisión del jugador. ¿Que no quieres estar cambiando de hechizo de apoyo manualmente cada vez que lo lanzas y tienes que esperar a que se recargue? En ajustes puedes activar que salte al siguiente disponible. 

Forspoken ajustes de dificultad

¿Que no quieres estar pendiente de la barra de vida? También puedes optar por autoconsumir los objetos para recuperarla... y una preocupación menos. O autoesquivar. Todo esto es totalmente opcional, y permite ajustar el nivel de habilidad/exigencia para que la experiencia sea de tu agrado.

Eso sí: a medida que avanzas en la historia de Forspoken, también crece la sensación de que el juego va repitiendo ciertas situaciones, pero con mayor número de enemigos, distintas combinaciones de los mismos, oleadas, lámparas de las que emanan infinitos enemigos y que debemos romper o incluso aglutinando midbosses juntos. 

Bestiario Forspoken

Hay un buen bestiario de criaturas, algunas con un diseño sobresaliente, pero ni tan siquiera eso mitiga este aspecto cuando llegas a la recta final del juego. También es cierto que nosotros no lo hemos jugado en condiciones normales, y hemos tenido que meterle bastantes horas en poco tiempo. 

El sistema de combate nos lleva a otro de los puntos clave del juego, el Luminous Engine, el motor gráfico de Square Enix que sustenta esta producción y que, de nuevo, tiene detalles de calidad y otros que no tanto.

El Luminous Engine a examen: así son los gráficos en la versión final

El motor gráfico Luminous Engine, presentado en 2011, sólo se ha utilizado en Final Fantasy XV, y ahora en Forspoken, que es un juego única y exclusivamente de PS5 y PC.

Y lo cierto, es que como todo en el juego, da una de cal y una de arena. Si tuviéramos que resumirlo en una palabra, Forspoken es un juego bonito, con algunas estampas y paisajes que son simplemente alucinantes, pero que contrastan con otras zonas y pasajes que pecan de simplones.

Cada reino apuesta por una estética distinta, que puede ser desde un paraje rocoso y gris con la flora seca a agrestes y frondosos bosques con rocas flotantes, que además hacen hincapié de un modo u otro con los colores característicos de cada magia y de la Thanta ligada al reino.  

El problema está, muchas veces, en que lo que tenemos en nuestras proximidades exhibe un nivel de detalle soberbio (texturas de rocas, plantas...), pero a medida que nos vamos al horizonte, todo parece mucho más sencillo, desde la geometría de la montaña que hay al fondo, a las sombras que genera.

Esto provoca en algunos paisajes una sensación extraña, aunque no es ni mucho menos la tónica general. Cuanto más estático estés, sin hacer nada, más evidente se vuelve.

Análisis Forspoken PS5

Pero lo habitual es que estés corriendo o combatiendo, algo que disimula ese defecto, aunque a cambio aparece el popping de manera muy puntual. 

También hay algunos problemas de iluminación, con escenas que bajan mucho el contraste y resulta imposible ver la cara de Frey, o por el contrario resultan excesivamente luminosas, así como cambios bruscos al entrar una zona del mapa, donde cambia la ambientación por completo.

También hay situaciones absurdas para un juego de mundo abierto, como impedir el uso del parkour en el interior de ciudades como Cipal (ralentiza que nos movamos por la ciudad) o la existencia de muros invisibles. Un "aquí no valen las mismas reglas", que sacan un poco del juego. No es algo extendido, pero cuando se da, se siente extraño.

Sí, todo esto se pueden considerar defectos o aspectos a pulir, pero tampoco estropean la experiencia general del juego ni lo convierten en un desastre, aunque sí afean el resultado final mientras que estamos explorando Athia. 

Forspoken - luminous engine a examen

También es cierto que las capturas no le hacen justicia y si son en movimiento, menos todavía por culpa del efecto estela y los desenfoques. Como en otros muchos juegos, no es algo que se aprecie cuando lo estás viendo en pantalla.

Otra película muy distinta se da cuando estás combatiendo. No exageramos, es casi como si estuvieras viendo una escena CG de un juego de Square Enix: efectos de partículas, efectos de luz y los propios de los hechizos, animaciones contextuales, numerosos enemigos en pantalla... es un verdadero espectáculo.

De hecho, en algunos jefes finales confluyen tantos efectos y partículas que puedes llegar a perder de vista al enemigo e incluso desorientarte, quedando algo desubicado... aunque nunca hemos llegado a morir en un combate por esta razón, ni pasa muy a menudo (fijar la cámara en un enemigo funciona mejor que en la demo).

Y si la magia y los combates son dos de los aspectos más originales y divertidos de Forspoken, los jefes finales concentran los momentos más espectaculares de todo el juego. Incluso algunos midbosses dejan duelos memorables. 

Forspoken análisis y opinión

Algunos simplemente por lo espectaculares que son, tanto por la puesta en escena como por los ataques y ritmo. En el video que abre este análisis de Forspoken podéis ver algunos fragmentos, aunque hemos optado por no destripar demasiado en este sentido, dado que es de lo mejorcito del juego.

Como en la demo, Forspoken ofrece tres modos de visualización, tanto a 60 Hz como a 120 Hz para quienes tengan un monitor con esa tasa de refresco. Los tres modos son calidad, ray tracing y rendimiento.

Top mejores juegos de PlayStation 5 de la historia

Mejores PS5 hasta noviembre 2022

En mi caso concreto, prefiero la fluidez y los 60 fps sobre cualquier otra cosa, y así he jugado la mayoría de la aventura, en modo rendimiento y durante la mayor parte del tiempo. 

Los 60 fps son constantes y apenas he notado notado alguna caída en momentos muy, muy puntuales, aunque sea a costa de jugar con la resolución variable. De hecho, con la demo se dijo que bajaba hasta los 720p: con el juego final yo no he llegado a apreciar tal bajonazo visual en pantalla, mientras jugaba. 

Sí que es cierto que capturando vídeo desde la propia PS5, en mp4 a 1080p, el vídeo tiene bastante más artefacto y un resultado final bastante más feote (por eso he capturado con una capturadora ElGato 4K externa).

Jugando en modo rendimiento, se puede apreciar un leve bajón en el nivel de detalle de los objetos, mientras que en calidad sube ese nivel de detalle (pero al girar se nota que no va tan suelto), mientras que el ray tracing sería un punto intermedio en el que mejora la iluminación. Quitando los 60 fps, no hay una diferencia abismal entre los modos. 

Un poco más arriba de estas líneas podéis ver la misma escena en los tres modos (en orden, calidad, ray tracing y rendimiento),, para comprobar que las diferencias son sutiles.

Por su parte, los personajes también tienen cosas buenas y malas: los modelos y nivel de detalle es bastante bueno (las capas tienen un nivel de detalle enfermizo, sin ir más lejos), por ejemplo.

Pero luego pinchan a menudo en la expresividad, que resulta un poco artificial y con algunas muecas raras. No hablamos ya de transmitir emociones o del acabado de los personajes de segunda fila, como los tenderos, que se nota que están menos elaborados.

Y entre los enemigos, de nuevo, lo mismo, algunos, como los ejecutores o soldados son bastante convincentes, algunos animales mutados no tanto... aunque tampoco hay notas discordantes ni que hagan llevarnos las manos a la cabeza.

Así pues, aunque los resultados con Luminous Engine dan una de cal y una arena, es un motor que deja algunos detalles interesantes y momentos espectaculares, aunque también algunas incógnitas, como si Square Enix seguirá utilizándolo en Final Fantasy XVI, algo que no está confirmado aún, a 5 meses del lanzamiento.

¿Cuántas horas dura la historia de Forspoken?

Como todos los juegos de mundo abierto, es complicado acotar la duración. Si vas a "piñón", a completar la historia sin hacer ni una secundaria, puede completarse entre 15-20 horas, aunque probablemente encuentres algún pico de dificultad. O menos, si te saltas las escenas y diálogos.

Si mientras avanzas en la historia te detienes a realizar algunas tareas secundarias como completar algunos laberintos o fortalezas, desvíos o simplemente visitar los monumentos y desbloquear algunos felinos, lo normal es que completar la historia te lleve unas 25-30 horas. Depende eso, de cuánto dediques a lo opcional, pero una partida "normal" estará como mínimo por ahí.

Terminar la historia y completar el postjuego puede alargarse bastante más. Entre todos los monstruos mutantes, visitar todos los albergues, sacar todas las fotos, recoger los coleccionales, etc. raro sería que no alcanzara las 50-60 horas como poco, y es probable que sean bastantes más...

¿Es difícil Forspoken?

Completar la historia de Forspoken no es algo especialmente difícil. Si mueres, será más porque no te has preparado de manera adecuada para el combate (podemos incluso encender fogatas en lugares tranquilos para recuperar vida o crear objetos y mejorar nuestro equipo) o no has mejorado los hechizos adecuados.

Como los MMO, en el mundo encontrarás enemigos de mayor dificultad y dureza, que deberías dejar para el postjuego o para cuando hayas subido de nivel y mejorado tu equipo. Si lo intentas antes, puede que te lleve mucho más tiempo, o directamente fracases.

Mutantes en Forspoken

Del mismo modo, el juego invita a experimentar probar distintas magias con distintos enemigos, hasta dar con las combinaciones más efectivas (podemos escanearlos y ver si hemos descubierto alguna debilidad), al tiempo que usamos el resto de recursos, como el parkour.

Por eso, como decíamos antes, si avanzas en el juego de manera atropellada, para ver el final de la historia rápido, es posible que puedas encontrarte con dificultades adicionales, pero no, Forspoken no es un juego difícil, salvo el contenido postjuego, como los mencionados mutantes.

Del mismo modo, al empezar a jugar podemos afinar la dificultad entre cuatro perfiles distintos, diseñados para quienes quieren centrarse en la historia (con combates más fáciles), en el mundo abierto, prefieren combates desafiantes (conmbates más difíciles) o la experiencia predeterminada, que vendría a ser la dificultad normal, que es en la que hemos jugado nosotros.

Precio y plataformas disponibles

Forspoken sólo está disponible en PS5 y PC, tanto en versión digital como en formato físico (esta última sólo en el caso de la versión para la consola de Sony).

La edición física puede encontrarse ahora mismo algo más barata, por 69,99 euros, mientras que la edición física cuesta 79,99 euros, tanto en PS Store como en Steam

Ediciones digitales Forspoken

Además, existe una edición digital deluxe de Forspoken, que añade diverso contenido extra, como mini libro de arte y banda sonora o acceso anticipado al DLC precuela. Cuesta 104,99 euros. 

No hay versión para PS4, porque según sus desarrolladores, no es posible crear un juego así en el anterior hardware de Sony, y es algo cierto en aspectos como los minúsculos tiempos de carga.

La opinión de Hobbyconsolas de Forspoken

Tal y como decíamos al principio, Forspoken es un juego divisivo en casi todas sus facetas, desde la historia y los personajes al apartado técnico. Tiene elementos que algunos amarán, y aspectos que otros detestarán. Y lo cierto es que ambos pueden tener razón.

Forspoken no es un juego perfecto. Los gráficos no alcanzan la calidad del trailer conceptual de Project Athia, pero tampoco tiene los gráficos de un juego de PS4. Es un juego correcto, con escenarios y momentos bellos, pero del que se esperaba más. 

La historia es previsible, los personajes no terminan de convencer y los diálogos, en ocasiones, son lamentables, en parte también por el doblaje. Pero no hay nada como coger el mando y empezar a explorar y combatir.

Nota Forspoken

Ahí es donde Forspoken puede hacer clic, y conectar con los jugadores que disfruten de las aventuras en mundo abierto con decenas de cosas para hacer. Ninguna de ellas pasará a la historia por ser especialmente original, pero gracias a aspectos como el parkour mágico y el combate, logra enganchar.

Yo me he terminado la aventura, y me he quedado con ganas de más "parte jugable"; de la historia y sus personajes no quiero saber nada. Es que me dan igual. Quiero acabar con los mutantes, conseguir la mejor capa y mejorarla al máximo y, de paso, dar uso a las decenas de objetos que he ido recogiendo y que no he necesitado para mejorar mi equipo.

Pero entiendo que habrá jugadores a los que les pueda más la parte negativa, la de los gráficos que no han alcanzado el nivel mostrado o que la historia les sea una decepción. Como decía, Forspoken va a ser un juego claramente divisivo: esto es sólo una opinión más, la de alguien que se ha quedado con lo bueno, sin dejar de ver todo lo mejorable.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Forspoken no es el juego next gen que muchos esperábamos, pero tampoco la hecatombe que algunos han visto en la demo. Sí, es un juego con aspectos mejorables, empezando por el guión, pero logra que la exploración y el combate se sientan frescos y divertidos, en un mundo con bastante por hacer, que invita a seguir jugando una vez vista la historia.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El combate y el parkour mágico. Visualmente tiene entornos y momentos muy potentes. Al acabar la historia, deja con ganas de seguir.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Los diálogos y el doblaje en inglés (no tiene en castellano). No ofrece el espectáculo visual de Project Athia.

Plataformas:

PC,

PS5

Versión comentada: PS5

Hobby

80

Muy bueno

Y además