Análisis Ghostrunner para PS4, Xbox One, PC y Nintendo Switch: parkour cyberpunk altamente adictivo

Análisis Ghostrunner
En nuestro análisis de Ghostrunner para PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch os contamos qué nos ha parecido este curioso juego de parkour y acción, en el que manejamos a un cyborg en un violento mundo cyberpunk, donde tendremos que demostrar grandes reflejos, habilidad y una exigente precisión para salir airosos de los peligros que nos aguardan.

No hay duda de que el Cyberpunk siempre ha sido un tema candente, al menos en lo que a juegos se refiere, y más en los últimos meses. Sólo hace falta echar un vistazo atrás para comprobar que muchos juegos, como The Surge 2, Neo Cab, Conglomerate 451 o el reciente Cloudpunk han abrazado esta ambientación, y eso sin mencionar al que promete ser la culminación, Cyberpunk 2077.

Pero desde mañana 27 de octubre, podéis daros otro chapuzón de luces de neón, implantes cibernéticos y mundos distópicos con Ghostrunner, el fruto de dos años de trabajo del estudio One More Level, un pequeño equipo de 32 personas, que ahora llega a PS4, Xbox One, PC y Nintendo Switch de la mano de 505 Games (y que en 2021 hará lo propio para PS5 y Xbox Series X vía actualización gratuita).

VIDEO

Ghostrunner - Tráiler gameplay

Como vamos a ver en este análisis de Ghostrunner, aquí nos espera a una atractiva mezcla de géneros y juegos que nos ha recordado a algunos clásicos, como Mirror's Edge por el papel del parkour en su desarrollo, Dark Souls por la cantidad de veces que vas a morir o el mencionado Cyberpunk 2077 por su marcada ambientación y protagonista con implantes. Pero, aunque tiene cosas de todos ellos, Ghostrunner es mucho más, y es un juego con identidad propia.

Ghostrunner nos transporta a un futurista y tecnológico mundo en el que la humanidad está al borde de la extinción. A duras penas, los supervivientes resisten en una gigantesca torre, donde una tiránica estructura de poder los mantiene bajo un férreo yugo. Es ahí donde entramos nosotros, en la piel de un cyborg que despierta sin recordar muy bien quien es, y con una voz hablándole directamente a su cabeza, dándole instrucciones sobre sus siguientes pasos... porque las fuerzas de seguridad de la torre nos persiguen con la intención de eliminarnos.

Análisis Ghostrunner PC

No contaremos mucho más sobre la historia, que sin ser lo más interesante de Ghostrunner, ya desde los primeros compases deja claro quien es el villano (¿o no?), y retuerce su desarrollo con giros inesperados, misteriosos personajes como El Arquitecto, y nos va enfrentando a enemigos de creciente complejidad... Lo mejor es llegar al juego sabiendo lo menos posible, aunque como decimos, la historia, sin estar mal, tampoco es la característica por la que recordaréis el juego, y de hecho, por momentos parece que discurre en paralelo a la acción, como si quisiera interferir sólo lo justo y necesario y en momentos puntuales.

Sólo diremos que nuestro cometido es ir ascendiendo por la torre Dharma, el último reducto de la humanidad, descubriendo por el camino quienes somos realmente y mejorando las habilidades del cyborg por el camino, y confirmando quienes son nuestros aliados y enemigos a lo largo de este viaje.

Asus ROG Strix GeForce RTX 3080

Asus ROG Strix GeForce RTX 3080

La bestia de las tarjetas gráficas ya ha llegado de la mano de Asus. Basada en la nueva NVIDIA GeForce RTX 3080 es capaz de ejecutar juegos en 4K a 60 FPS y con Ray Tracing en tiempo real.

Consíguela al mejor precio

A la hora de jugar, la mejor forma de definirlo que se nos ocurre es que Ghostrunner es un plataformas de acción que exige al jugador una precisión de cirujano. El parkour es una parte central de su jugabilidad, e imprescindible para superar los 17 niveles que componen la aventura. Así. gracias a un sencillo control, desde el minuto uno nos veremos corriendo y saltando entre paredes, deslizándonos por el suelo bajo tuberías o usando un "impulso" para darnos un pequeño empujón en cualquier dirección, sin olvidar un gancho para alcanzar puntos de agarre. Todo, en niveles con un desarrollo lineal.

Combinar todas estas acciones en una vertiginosa y letal carrera, es el núcleo sobre el que se sustenta Ghostrunner, y es quizá el aspecto que más nos ha recordado a las aventuras de Faith en Mirror's Edge (el control es similar, con un botón para las acciones como saltar y agarrarnos, y otro para deslizarnos), al tiempo que evitamos lásers, paredes electrificadas, nos agarramos y dejamos llevar por raíles, evitamos caídas a abismos o chorros de fuego y otros obstáculos, mientras usamos recursos como drones para alcanzar hasta ciertos puntos del nivel. Pero no sólo eso.

La otra pata de este acrobático baile de la muerte que propone Ghostrunner es la acción: con nuestra katana debemos cercenar a los enemigos... pero no se trata de un juego de acción al uso, en el que debamos aporrear un botón. Se trata de realizar el ataque, junto con el resto de acciones, en el momento justo, con una precisión milimétrica para evitar disparos y ataques, o de lo contrario acabaremos muertos y reiniciando desde el último checkpoint.

Porque la muerte, al igual que en los Soulslike de FromSoftware, es un elemento más de Ghostrunner. En todo momento rige la regla "un impacto, una muerte", tanto para los enemigos como para nosotros, por lo que hay que ser extremadamente cautelosos, hábiles y rápidos, para evitar los disparos y atacar a los enemigos antes de que ellos hagan lo propio.

Análisis Ghostrunner PC

El problema es que los enemigos tienden a ser muy certeros y precisos con sus disparos, incluso cuando no están en nuestro campo de visión, y eso por no mencionar a los jefes finales, de los que no tenemos ninguna pista o indicio sobre cómo vencerles al comenzar el combate, y lo descubriremos a base de morir una y otra vez, una y otra vez. Vamos, que no esperes un paseo por mucho implante y katana que lleves encima.

Hay cerca de una docena de enemigos distintos, cada uno con armas, rutinas y cualidades únicas, que van desde los soldados básicos que realizan disparos sueltos, a otros con armamento pesado que lanzan ráfagas, ninjas, enemigos que nos atacan sólo con ataques cuerpo a cuerpo, o variantes de algunos de ellos que estarán protegidos por un escudo cuyo nodo de energía habrá que destruir antes... Descubrir como encararlos, y en qué momento meternos en la dinámica de movimientos a la hora de movernos por los niveles es también parte de la gracia del juego, y de la vertiginosa danza mortal que nos propone. El desarrollo es lineal, pero hay momentos en los que podemos elegir el orden, o cómo encarar una zona.

Análisis Ghostrunner PC

Como hemos avisado, prepárate, porque en Ghostrunner vas a morir mucho. La primera vez que te enfrentes a algunos niveles es fácil caer en más de 200 ocasiones aunque como hemos comprobado mientras realizábamos este análisis, no hay que esperar ni un segundo para volver a la acción. Reaparecer en el último checkpoint es prácticamente instantánea, lo que no rompe el ritmo de juego, y además, casi siempre hay punto de guardado antes de una zona conflictiva.

Por suerte contamos con algunas ayudas y habilidades que nos permitirán tener más probabilidades de salir airosos en cada lance, como la mencionada habilidad del impulso (que ralentiza unos instantes el tiempo para movernos hacia los lados o hacia delante para evitar una bala o alcanzar un saliente al que no llegamos), además de otras cuatro habilidades que iremos desbloqueando a medida que avanzamos.

Análisis Ghostrunner PC

Estas habilidades extra nos permiten acabar con varios enemigos a la vez, lanzar un ataque de energía con el filo de nuestra espada o liberar una onda de energía contra enemigos cercanos con nuestra mano cibernética, por mencionar algunas y sus posibles usos. Y no es lo único que podemos desbloquear a lo largo de la aventura, como hemos podido comprobar mientras preparábamos este análisis de Ghostrunner para PC.

Ghostrunner también cuenta con un curioso sistema para personalizar las habilidades del cyborg, que al igual que las habilidades, iremos desbloqueando a medida que avanzamos por la torre. Este sistema se llama panel de calibración, y se trata de una rejilla en la que podemos colocar piezas al estilo Tetris. De primeras tres cuartas partes de la rejilla están bloqueadas, además de contar con cuatro nodos o huecos sobre los que no podemos poner nada.

Los mejores juegos de PC con pocos requisitos para jugar en 2021

Los mejores juegos de PC con pocos requisitos para jugar en 2021

Si no cuentas con un gran PC Gaming, no te preocupes, estos grandes juegos no son nada exigentes en cuanto a requisitos mínimos. 

Descúbrelos

Cada una de estas piezas tiene una forma distinta y ocupa un número distinto de huecos en la rejilla, pero todas representan una habilidad, desde ver el contorno de los enemigos de manera más clara (localizarnos mientras nos movemos a gran velocidad puede ser complicado) a disponer de un segundo impulso. Encajar estas piezas, al más puro estilo puzle, nos permitirá disponer de más habilidades, y de paso, facilitar que el juego se adapte más a nuestra forma de jugar.

También podemos conseguir otros coleccionables en Ghostrunner, desde apariencias para nuestra katana a grabaciones de audio, que invitan a revisitar los niveles en busca de estos extras. Además, aparte de las zonas de parkour y combate, el juego también incluye algunos segmentos más de plataformeo y algún que otro puzle en momentos puntuales, que añaden variedad al desarrollo, así como el cibervacío, zonas "cibernéticas" en las que se desarrolla algo más la historia.

El problema, como hemos dicho, es que Ghostrunner apela a un tipo de jugador muy específico: el que busca un desafío, difícil pero asumible, aunque sea a costa de repetir una y otra vez una zona concreta hasta descubrir la forma óptima de superarlo. A veces, aunque repitas prácticamente los mismos movimientos morirás donde antes no lo habías hecho. Si esta fórmula no te incomoda, disfrutarás enormemente de Ghostrunner.

Además, si eres de los que disfrutas superando los juegos en modo "speedrunner" o en el menor tiempo posible, eso es algo que también está en el ADN de Ghostrunner, que incluso cuenta con rankings independientes por cada uno de los niveles en base a dos variables, el número de muertes y el tiempo que tardamos.

Por eso, valorar cuánto dura Ghostrunner es más complicado de lo que parece, porque no tiene niveles de dificultad y depende tanto de lo manco que sea el jugador como de lo que se le pueda atragantar alguna zona concreta, que puede oscilar sensiblemente entre unos jugadores y otros... aunque fácilmente puede dejar entre unas 10 en una primera vuelta (ir a por todos los coleccionables puede dar bastante más de sí).

Por su parte, la parcela técnica y visual de Ghostrunner tampoco se queda atrás: es un juego que, sin grandes alardes, entra por los ojos, en parte por esa limpieza de diseño que, como decíamos al principio nos ha recordado tanto a Mirror's Edge, como por los códigos de color y elementos recurrentes como cables para diferenciar las zonas por las que podemos avanzar, aunque no es un juego especialmente exigente en cuanto a gráfica.

Análisis Ghostrunner PC

Para este análisis de Ghostrunner en PC hemos jugado con un equipo "modesto", con un i5, 8 GB de RAM y una GTX 1050, y hemos jugado a 1080p 60fps constantes y con la mayoría de efectos al máximo, aunque eso sí, algunas virguerías como el Ray Tracing o el uso del DSLL se quedan para las gráficas de gama alta, como la reciente RTX 3080 de Nvdia. Aún así, el juego luce muy bien, se mueve muy fluido incluso en los momentos de mayor confluencia de enemigos y efectos, y mostrando siempre unos buenos efectos de luz, sin presentar problemas petardeos, ni de carga de texturas, ni nada. Es un juego que está bien optimizado incluso para máquinas "modestas".

Con estos mimbres, la ambientación cyberpunk de Ghostrunner explota, sobre todo, en la segunda mitad del juego, con entornos más amplíos y con muchas de las imágenes características que hemos visto en películas como Blade Runner, pero en general funciona bien en el juego, respaldada además por la banda sonora electrónica a cargo de David Deluxe.

Dicho todo esto, nuestra opinión de Ghostrunner es clara: es un juego exigente, con el clásico esquema de juego "muere-repite" que puede frustrar a muchos, pero que cuando hace click y conecta con el jugador, puede llegar a ser una experiencia altamente satisfactoria. Si te van este tipo de desafíos, competir para ver quien es el más rápido al estilo "speedrun" o simplemente eres un enamorado de la estética cyberpunk, tienes muchas papeletas de caer rendido a sus pies... si sabes que vienes a morir, una y otra vez.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Como otros juegos que exigen habilidad al jugador, Ghostrunner no es una experiencia para todos los paladares. Morir, repetir, morir y volver a repetir es algo que no gusta a todos por igual, pero si es una fórmula que hace "clic" en tus gustos, prepárate para una experiencia desafiante, con segmentos muy inspirados y una gratificante sensación.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Cuidada ambientación. Banda sonora. Jugabilidad que exige precisión de cirujano. Es un reto satisfactorio para ciertos paladares, aunque...
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

... no es un juego fácil: si no te gusta repetir y repetir una sección de un juego, se te atragantará. La historia queda siempre en un segundo plano.

Plataformas:

PC,

PS4,

Xbox One

Versión comentada: PC

Hobby

80

Muy bueno

Y además

Ghostrunner

Plataformas:

PC, PS4, Xbox One

Lanzamiento: