monster hunter,
Análisis

Análisis de Monster Hunter Generations Ultimate para Switch

Por Elisabeth López

Versión comentada: Nintendo Switch

Nintendo Switch recibe su primera ración de la exitosa franquicia de Capcom con Monster Hunter Generations Ultimate, una edición más completa del juego que vio la luz allá por 2015 en Nintendo 3DS. Para tal acontecimiento, la compañía le ha añadido una serie novedades con las que los fanáticos de la saga exprimirán al máximo la consola de la Gran N.

Casi una treintena de juegos en dieciocho años es lo que abarca el legado de Monster Hunter. La serie de juegos de Capcom comenzó su andadura en 2004 con una entrega homónima que, a pesar de hacer un gran uso de la capacidad online de la consola, no arrasó fuera de las tierras niponas. Por suerte, la compañía lanzó una expansión e incluso una secuela, consiguiendo, sin saberlo, comenzar un camino hacia el éxito mundial. 

Este mismo año, ha llegado a nuestras consolas y PC Monster Hunter World, consagrando la saga en todo el mundo gracias a un mejorado sistema de caza, la posibilidad de jugar online con jugadores de todo el mundo y un imponente apartado visual que ofrece el mundo más vivo e impresionante que hayamos visto nunca. Ahora, llega Monster Hunter Generations Ultimate, que se aleja de las facilidades del anterior título para volver a las raíces de la saga. 

Ultimate en 3DS

Al igual que en la entrega de Nintendo 3DS, estamos ante un juego de acción y aventura, en el que nos metemos en la piel de un cazador que llega al pueblo de Bherna para ayudar a la Wycademia con el estudio de los monstruos. En realidad, este es tan solo el primero, pues tal misión nos lleva a ayudar tres más que, si habéis jugado otras entregas de la saga, reconoceréis al instante: Kokoto, del primer Monster Hunter; Pokke, de Monster Hunter Freedom 2; y Yukumo; de Monster Hunter Portable 3rd (exclusivo de Japón). Como siempre, para todos ellos, tenemos que realizar misiones de todo tipo, tanto de caza como de recolección y exploración. 

monster hunter,

Metidos en harina, nos adentramos en escenarios divididos en zonas, perdiendo así la sensación de libertad que otorgaba Monster Hunter World, con pantallas de carga incluidas. Además, vuelven todas las armas y armaduras del juego de 3DS, así como las acciones típicas de la saga en lo que a cazar se refiere como afilar las armas o marcar a las bestias para seguirlas. Sin embargo, a diferencia de la entrega original, se han añadido nuevos estilos de caza. 

Análisis de Monster Hunter World para PS4 y Xbox One

Con Monster Hunter Generations se introdujeron los estilos y técnicas de caza, que determinan el tipo de ataques y movimientos especiales que podemos usar. En cuanto a los primeros, originalmente, se añadieron cuatro: Gremio, Ariete. Aéreo y Sombra. Ahora, podemos disfrutar de dos más, Valeroso y Alquimista, que añaden todavía más complejidad y combinaciones posibles con las armas durante la caza como explicaremos más adelante.

monster hunter,

Volviendo a las novedades de la entrega de 3DS y que se mantienen aquí, encontramos el modo Gatador, con el que podemos meternos en la piel de un felyne por primera vez en la saga para conocer de una manera más accesible las mecánicas del juego e incluso ayudar a otros jugadores que no tengan tanto nivel. Pero como todo esto (y mucho más, claro) se mantiene prácticamente intacto de la entrega para la consola híbrida, os dejamos nuestro análisis de Monster Hunter Generations, y vamos con las novedades de esta versión Ultimate para Nintendo Switch.

Análisis de Monster Hunter Generations para Nintendo 3DS

monster hunter,

Ultimate en Switch

Como acabamos de mencionar, Valeroso y Alquimista son los dos nuevos estilos que añade esta entrega. Por un lado, el Valeroso se basa en la habilidad de vaina veloz para llenar nuestro indicador y activar un estado valeroso más poderoso. Para llenarlo, tan solo hay que realizar bloqueos de vaina veloz y esquivar ataques con el arma envainada. Por otro lado, el Alquimista es un estilo que resulta ideal para apoyar a otros cazadores. Con él, se pueden equipar hasta tres técnicas de caza o caza SP (que pueden afectar a otros jugadores). Además, si se agita un barril alquímico, podemos crear objetos más especializados, entre otras cosas. 

monster hunter,

Siguiendo con las novedades que afectan a la caza, encontramos una nueva técnica de caza añadida a cada arma, lo que nos lleva a experimentar con cada una para conocerlas todas y encontrar la que mejor se adapta a nuestro estilo de juego. También ha recibido nuevas posibilidades el modo Gatador, pues ahora podemos utilizar más movimientos y los cuatro estilos de caza originales, aumentando así las posibilidades de este modo de juego. Mención especial merece el crossover del juego con The Legend of Zelda: Breath of the Wild, que nos permite obtener trajes tanto para nuestro cazador como para nuestro compañero felyne como la Túnica del Elegido o uno en forma de Kolog. Pero qué es una nueva entrega de Monster Hunter sin su ración inédita de monstruos...

Capcom, no solo ha convertido a Monster Hunter Generations Ultimate en la entrega con el mayor número de criaturas que hayamos visto nunca, casi 130 nada menos, sino que ha creado originales e incluso recuperado otros para la ocasión. Una cantidad considerable de ellos vuelven de otras entregas, pero 8 son totalmente nuevos entre los que se incluyen Valstrax, un nuevo y temible Dragón Anciano que se convierte en el monstruo insignia del juego junto al Diablos Mutado. 

Y si os parecen pocas las novedades, puede que os alegre saber que vuelve el rango G, ausencia destacada en el Monster Hunter Generations original. Ahora, podemos subir a la Wynave Vigía y realizar misiones de este rango, que nos llevan a enfrentarnos a monstruos todavía más peligrosos y fuertes, pues cuentan con nuevos movimientos y mayor capacidad de vida. Desde esta nueva zona, también podemos fusionar armaduras ahora, lo que nos permite prepararnos mejor todavía para este tipo de misiones. Con todo lo anterior, y teniendo en cuenta que el juego original, pasando solo la historia, llevaba alrededor de 40 horas con casi 400 misiones, podemos añadir otra decena fácilmente al total de entretenimiento que proporciona esta entrega (sin contar la faceta online, claro, en la que nos esperan cerca de 600 misiones).

monster hunter,

Nostalgia en HD

En cuanto a la parcela gráfica, es fácil darse cuenta de que el juego original proviene de una consola portátil. Aunque se han mejorado detalles como las texturas y las sombras, y en el modo sobremesa alcanza los 1080p, los escenarios se sienten vacíos, lo que hace que el juego palidezca con la que era hasta ahora la última entrega de la saga: Monster Hunter World. Sin embargo, la banda sonora sigue siendo bastante notable, con melodías épicas y que casan perfectamente con la acción. 

monster hunter,

Con todo, los fans de Monster Hunter deben tener en cuenta que esta, al igual que la entrega de 3DS, está hecha a la vieja usanza, por lo que puede resultar algo difícil para neófitos o jugadores que vengan de Monster Hunter World. En cambio, al mantener la esencia, la diversión de que cada caza sea diferente y el gusto por coleccionar las diferentes armas y armaduras, lo convierten en un juego idóneo para todo aquel que quiera aprovechar que la caza llega a Nintendo Switch, pudiendo, por supuesto, disfrutar de la misma con otros jugadores tanto de manera local como en líea. Y si tenéis el juego en la portátil, cabe destacar que podéis continuar vuestras partidas, gracias a un traspaso de datos único y accesible que ha creado Capcom para la ocasión.

Valoración

Monster Hunter aterriza en Nintendo Switch con una entrega prácticamente insuperable. Puede que echemos en falta más novedades o que nos hubiese gustado un lavado de cara gráfico más notable, pero es innegable que la caza, a la vieja usanza, es mejor que nunca.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Que vuelva el rango G. Los nuevos monstruos. El crossover con The Legend of Zelda Breath of the Wild.

Lo peor

Que no incluya más novedades, y no se haya mejorado y pulido el apartado gráfico más.

Y además