Rage 2 análisis PS4 Xbox One PC
Análisis

Análisis de Rage 2 para PS4, Xbox One y PC

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: PC

Análisis de Rage 2 para PS4, Xbox One y PC. Avalanche Studios, responsables de Just Cause y Mad Max, recuperan el juego de acción en un mundo abierto post-apocalíptico de id Software y le dan una nueva capa de color y gamberrismo. ¿Pero es eso suficiente para revivir la IP de Bethesda? Descubrámoslo.

Si hace un año hubiésemos hecho una encuesta sobre las secuelas que más nos gustaría ver, Rage 2 difícilmente habría entrado en la lista. Porque pese a las buenas críticas que recibió la entrega original, desarrollada por id Software y lanzada para PS3, Xbox 360 y PC en 2011, cayó rápidamente en el olvido. Pero Bethesda ha vuelto a apostar por sus IPs (algo que les honra) como ya hicieron con el fantástico Prey, dejando esta vez el desarrollo en manos de Avalanche Studios, conocidos principalmente por la saga Just Cause. Una elección que a priori puede parecer sorprendente, pero que tiene todo el sentido del mundo: ¿quién mejor para hacer un videojuego estilo Mad Max... que los creadores de Mad Max?

Hazte con el libro de arte de Prey

Con Rage 2, los suecos han logrado ser fieles a lo que construyó id (aunque no es requisito imprescindible haber jugado al primero), dándole un estilo más gamberro y una nueva capa de pintura. Y en muchos aspectos mantiene el nivel de las anteriores producciones de Avalanche... Algo que no es necesariamente bueno. Vamos a descubrir qué hace bien y qué hace mal en nuestro análisis de Rage 2.

Disparos de pintura

Los tiroteos son el pilar sobre el que se sostiene Rage 2. Son frenéticos y tremendamente satisfactorios; cuesta cansarse de entrar en combate y ver cómo las cosas saltan por los aires. El manejo de las armas, la sensación al apretar el gatillo y la respuesta de los enemigos al recibir impactos, es sencillamente excelente. Este gunplay contiene trazas de DOOM (2016): se nos invita a estar constantemente en movimiento (nada de esconderse tras coberturas) y a llevar siempre la voz cantante, pues los enemigos dejan caer objetos curativos que absorbemos automáticamente al acercarnos.

El gameplay de Rage 2 tiene también un sabor muy arcade: un medidor nos indica el número de enemigos derrotado, y no faltan mensajes como "¡COMBO!" para avisarnos de lo bien que estamos machacando enemigos

Lo curioso es que los tiroteos son obra de Avalanche, quienes acostumbran a hacer juegos de acción en tercera persona, pero su nivel de calidad es tal que podrían pasar perfectamente como obra de id Software. Y teniendo en cuenta que hablamos de los padres del género FPS, es el mayor halago que les podemos hacer. Pero Avalanche no se ha limitado a imitar; Rage 2 no es DOOM en mundo abierto. 

Rage 2 PS4 XBox One PC

A la fórmula de acción frenética y contundente le han añadido un arsenal tremendamente original. Olvidaos de la ametralladora genérica nº37, aquí todas las armas tienen algún aspecto que las hace únicas, no sólo frente al resto del arsenal de Rage 2, sino también frente a cualquier otra que hayamos visto en videojuegos. Al usarlas desde la cadera las armas suelen exhibir su comportamiento habitual, pero es al apuntar cuando cambia la cosa. La escopeta, por ejemplo, ofrece potencia con mucha dispersión, pero al apuntar realiza un disparo concentrando que sacrifica el daño para favorecer la potencia del empujón, mandado a los enemigos a tomar viento (literalmente).

Las armas clásicas son las las que suelen tener efectos más "tradicionales", pero también hay algunas verdaderamente locas, como trastos que juegan con la gravedad o incluso el BFG 9000, que traspasa universos para desatar el caos en este yermo. Nuestra favorita es un revólver cuyas balas se pueden hacer estallar en llamas con un chasquido de los dedos. Imaginaos las posibilidades.

Rage 2 PS4 XBox One PC

Así que tenemos un gunplay finísimo y unas armas loquísimas. Pero a Rage 2 no le basta con eso, así que añade también los poderes: un empujón que manda a los enemigos por los aires (perfecto para aquellos que visten armadura), una barrera que nos protege de de los disparos, un golpe contra el suelo con efecto de área... Las habilidades son bastante destructivas, así que cuentan con un pequeño tiempo de recarga antes de poder volver a utilizarlas. Por si eso no fuera suficiente, cuando causamos o recibimos mucho daño podemos entrar en sobrecarga, un modo que nos permite movernos más deprisa y causar más daño. Es una representación virtual de la ira ("rage"), bañando la pantalla con colores rojizos durante los breves segundos que dura.

Como las armas, todas las habilidades son únicas. Y también como las armas, se pueden mejorar y modificar de distintas formas para adaptarlas a nuestras necesidades. Prácticamente todo en Rage 2 se puede modificar y mejorar de alguna forma. No faltan tampoco árboles de habilidades (bautizados aquí como proyectos) que nos permiten mejorar distintos aspectos del personaje, desde nuestra habilidad con el wingstick (una suerte de shuriken gigante) hasta la velocidad a la que nos movemos al apuntar. Nuestra favorita es la posibilidad de devolver las granadas a los enemigos usando los golpes cuerpo a cuerpo.

Rage 2 PS4 XBox One PC

Dentro de las habilidades también encontramos algunas orientadas al movimiento, como el doble salto (y levitación) o un útil "dash". Y dada la velocidad a la que sucede todo y lo importante que es el movimiento dentro de los combates, han logrado que las sensaciones al desplazarnos sean también muy buenas. Rage 2 cuenta además con varias ideas muy interesantes de cara a mantener ese ritmo veloz de juego, como hacer que subir y bajar por escaleras sea un proceso que se realiza a la velocidad del rayo, o que los elementos del escenario que podemos recoger se resalten en color morado (es decir, que si ya tenemos el cargador de la pistola al máximo, sus balas no aparecerán resaltadas).

El cóctel de gameplay (y gunplay) de calidad, armas originales y poderes imposibles hace de Rage 2 un juego genuinamente divertido. Cuantas más armas y poderes desbloqueamos más explosivas se ponen las cosas, pero los tiroteos siempre, siempre dejan un grandísimo sabor de boca. 

Rage 2 PS4 XBox One PC

Post-apocalipsis descafeinado

Los tiroteos son el pilar sobre el que se sostiene Rage 2. Si le quitas ese pilar... el juego se derrumba. El mundo abierto, las misiones y el desarrollo presentan la misma estructura que hemos visto hasta la saciedad en otros juegos, y en algunos casos con un nivel que deja bastante que desear. El escenario no se presta a ser explorado, sólo a ir de ubicación en ubicación para completar sus objetivos. Quizás donde más se evidencia la desgana a la hora de crear el mundo abierto lo encontramos en la forma en que están llevadas las "misiones secundarias". En cualquiera de los tres asentamientos que podemos visitar, encontraremos NPCs con un icono de diálogo sobre su cabeza; al interactuar con ellos, nos hablarán sobre una ubicación y la marcarán en el mapa. 

Pero se trata de ubicaciones que podríamos haber encontrado (y completado) antes de que el NPC nos hablase de ellas. Se podría decir que, realmente, no existen las misiones secundarias; simplemente NPCs que nos dan contexto para los objetivos de las ubicaciones. Y, en la mayoría de casos, tras volver a hablar con ellos después de completarlas ni siquiera obtendremos una recompensa.

Rage 2 PS4 XBox One PC

Y las misiones principales tampoco son para tirar cohetes, la verdad. Son bastante repetitivas (ir a un localización y avanzar disparando a todo lo que se ponga por delante) y no presentan nada llamativo más allá de algún combate contra enemigos gigantes. Incluso el diseño de niveles resulta bastante simplón, tanto a nivel del escenario como en lo visual. Para que os hagáis una idea, hay tres misiones importantes que se desarrollan en lugares distintos, pero que resulta difícil distinguir.

Además, han recurrido a uno de los trucos más burdos que hay en juegos de mundo abierto para alargar la duración: en cierto punto, para poder desbloquear nuevas misiones principales, se nos obliga a realizar actividades opcionales. Es absurdo, porque sin esto Rage 2 ya tendría una duración considerable (aproximadamente unas 10 horas).

Rage 2 PS4 XBox One PC

Y con la historia pasa tres cuartos de lo mismo. El argumento no se esfuerza por captar nuestra atención, y el elenco de personajes es completamente plano y sin apenas carisma. Si jugasteis al primer Rage encontraréis alguna referencia y caras conocidas, pero eso es lo único que llama mínimamente la atención. Rage 2 tiene también el dudoso honor de contar con uno de los peores finales que hemos visto en un videojuego en los últimos años. Simplemente... se acaba. 

Lo que no terminamos de entender es que después de lo bien resuelta que estaba la conducción y el combate de vehículos en Mad Max, aquí hayan dado un paso atrás. El control de los vehículos, excepto en el caso del Fénix (nuestro medio de transporte principal, con voz propia a lo "el coche fantástico" y predilección por las referencias sexuales), es un auténtico dolor de cabeza. Uno de los principales problemas es la agresividad con la que la cámara se autoajusta tras moverla lo más mínimo. Esto se puede desactivar... Por completo; no existe una opción a medio camino, como lo que teníamos en Mad Max. Aunque, siendo justos, los combates de vehículos no tienen tanta importancia como en el título del Guerrero de la Carretera.

Rage 2 PS4 XBox One PC

Del apartado técnico tampoco hay mucho que destacar. Hemos jugado a la versión de PC, y gráficamente nos ha parecido decente. Presenta bastantes problemas de popping y texturas poco trabajadas, pero por otro lado los efectos de todas las armas, poderes y explosiones lucen de maravilla, y siempre a 60fps. La estética, a medio camino entre Mad Max y Blade Runner, y caracterizada por colores hiper-saturados, es lo que logra darle bastante personalidad. La banda sonora, pese a ser bastante cañera, nunca logra destacar ni resultar memorable.

[ACTUALIZADO] Hemos tenido la oportunidad de trastear con la versión de consola (PS4) y es o que esperábamos: un port a la altura, obviamente con un nivel gráfico algo inferior (texturas, distancia de dibujado, etc.), pero que luce muy bien y aguanta los 60fps sin despeinarse. El único "pero" que le podemos sacar a esta versión es que las distintas pestañas de los menús, a las que accedemos para comprobar el mapa, registro de misiones, mejorar armas y poderes... Tardan varios segundos en cargar, lo cual resulta un poco molesto. Por lo demás, la versión de Rage 2 para PS4 y Xbox One está a al altura. [FIN ACTUALIZACIÓN]

Es una pena, porque creemos de verdad que en Avalanche Studios hay verdadero potencial para hacer grandes juegos de acción. Pero Rage 2 peca exactamente de los mismos problemas que tenían las anteriores obras del estudio. Y a pesar de todo lo malo que se puede decir, es indudable que Rage 2 es un juego entretenidísimo... Pero no busquéis nada más allá de diversión sin pretensiones, porque no lo vais a encontrar.

Valoración

Si buscáis un juego en el que hacer volar cosas por los aires usando súper poderes y armas locas, entonces Rage 2 os va a encantar. Pero no busquéis más allá de eso, porque no hay nada más que ver.

Hobby

77

Bueno

Lo mejor

Todo lo relacionado con la jugabilidad y el "gunplay": frenético y divertidísimo. Las armas y su originalidad. Los poderes.

Lo peor

Todo lo demás: misiones, historia, estructura, conducción...