Análisis de Shin chan Mi verano con el profesor en Switch, PS4 y PC, un juego que te hará sentir como un niño

Shin chan Mi verano con el profesor

Análisis de Shin chan: Mi verano con el profesor, el juego de Shin chan en Nintendo Switch, PS4 y PC que muchos esperaban con ansias, pero pocos sabían realmente lo que les esperaba. Es una idílica añoranza de la infancia... que quizás te deje con ganas de más.

Aunque parezca mentira, por fin tenemos la review del juego de Shin chan por el que suspirábamos. desde el Nintendo Direct de febrero de 2021. Bastó una imagen de Shinnosuke correteando junto a Nevado y su caña de pescar en un verde pueblo y con un dinosaurio detrás para enamorarnos, a pesar de que no teníamos ni idea de la clase de juego que era.

La insoportable incertidumbre sobre si el juego de Shin-chan saldría o no en occidente lo sentimos como algo muy personal porque en España Shin-chan es un anime extremadamente popular.

A raíz de su emisión en los canales autonómicos y luego en Antena 3 durante los años 2000, Shin chan rivalizó con Los Simpson, Dragon Ball o Pokémon como los dibujos animados más populares para una generación. Tanto es así que muchos juegos de Shin-chan en Game Boy Advance, Wii o Nintendo DS, ¡solo salieron en Japón y en España! (y ocasionalmente, Italia y Corea).

VIDEO

Crayon Shin-chan: Ora to Hakase no Natsuyasumi - Segundo tráiler en japonés

Los niños y niñas que devoraban los capítulos del deslenguado Shinnosuke ante la preocupada mirada de los padres son ahora veinteañeros y treintañeros con Twitter y dinero propio que gastar, y cuando vieron el juego en el Nintendo Direct japonés pidieron desesperadamente que lanzaran el juego en Europa.

Dicho y hecho: Shin chan: Mi verano con el profesor -La semana infinita- se ha puesto a la venta el pasado 11 de agosto en Nintendo Switch, PS4 y Steam, a un precio de 39,99 euros. Solo en formato digital, aunque en el futuro habrá ediciones físicas y coleccionista en Switch y PS4, gracias a la distribuidora Neos que ha hecho posible el sueño.

Los fans de Shin chan festejan la llegada de un juego con un aspecto preciosista y en el que podemos hacer el baile del culito... ¿pero realmente saben a lo que vienen?

Mis vacaciones de verano con Shin chan 

Que Shin chan: Mi verano con el profesor -La semana infinita- haya tardado tanto tiempo en salir en occidente no tiene que ver solo con lo arriesgado que es sacar juegos basados en anime, sino con el tipo de juego que es.

Se trata en realidad de un "spin-off" de la serie Boku no Natsuyasumi, algo así como "Mis vacaciones de verano", y cuyas cuatro entregas han salido en PS1, PS2, PS3 y PSP bajo la dirección de Kazu Ayabe en el estudio Millenium Kitchen, exclusivamente en Japón. Y son juegos... raros.

Shin chan Mi verano con el profesor

Si tu primera impresión del "juego de Shin chan" son las capturas que llevan año y medio viralizándose por Twitter, de Shin chan y su familia veraneando en un pueblo verde y bucólico, cazando bichos y pescando, seguramente te imagines un juego tranquilito, rollo Animal Crossing, sin muchos objetivos ni conflicto más allá del relajarse.

Y en efecto, Shin chan es un juego relajante y relajado. Si te apetece un título al que jugar a ratos cortos al final del día, para desconectar, no pensar, no sufrir y simplemente dejarte embelesar por los bellísimos gráficos del juego (y eres fan de Shin chan, claro, si no no te dirá nada) este es tu juego, y querrás saborear cada minuto.

Shin cha Mi verano con el profesor

Pero también es muy probable que, a veces te resulte frustrantemente lento y vacío. Como en Animal Crossing, puedes hacer lo que te plazca e ir a cualquier sitio. Y aunque siempre tienes cosas que hacer y hay una (o varias) historias, no hay una checklist que cumplir pero tampoco recompensas evidentes por hacer cualquier cosa. 

Si los juegos del tipo "easy living" a los que estamos acostumbrados en occidente, como Animal Crossing, Stardew Valley o Los Sims son como sandbox infinitos llenos de cosas para interactuar, la serie Boku no Natsuyasumi es mucho más... contemplativa

Quizás deberías pensar en él no como un simulador de vida, sino como una aventura gráfica con mucho simbolismo, pero no particularmente emocionante.

Mejores accesorios para PS5 que puedes comprar

Mejores accesorios para PS5 que puedes comprar

Estos son los mejores accesorios que puedes comprar si ya tienes una PlayStation 5 y quieres sacarle el máximo partido.

Ver listado

La inocencia de un niño

La premisa de estos juegos siempre es la misma: seguir la pista a un niño urbanita durante sus vacaciones en el campo en el mes de agosto. 

Son juegos pensados intencionadamente para un público adulto, de treintañeros japoneses que añoraban su infancia y sus veraneos en el campo, algo que reconoció su creador Kazu Ayabe en la revista Scroll (con el debido crédito al texto de Anait que arrojó luz en España sobre esta desconocida saga).

Shin chan

Como tal, son juegos muy naturalistas, que prescinden de los mecanismos tradicionales de los videojuegos de ofrecer satisfacción a través de ciclos de desafíos y recompensas, cosas que pueden estorbar como artificiales para lo que se quiere lograr aquí: mostrarnos de nuevo el mundo con los ojos de un niño, con la quietud que eso conlleva.

Y al hacer eso, al querer ser más auténticos, corren el riesgo de resultar aburridos. ¿Cuántos de los que estamos aquí aguantaríamos hoy día una película de cinéma vérité

Los juegos de Millenium Kitchen son, a grandes rasgos, el equivalente a esa corriente del cine documental de grabar la realidad sin intervenir en ella. De hecho, ni siquiera hay música de fondo salgo en casos muy puntuales, solo el sonido del arroyo y las cigarras.

Incluso los "planos" del juego, pantallas estáticas pre-renderizadas de grandísima belleza, son como encuadres "fly on the wall" en el que los personajes corren de un lado a otro y nosotros les observamos desde la distancia. Aquí tenemos otros ejemplos creados por el estudio Kusanagi para los juegos de Ayabe.

Casi una aventura gráfica

Shin-chan: Mi verano con el profesor es más fiel a ese estilo tan particular de Millenium Kitchen que al tipo de aventurillas infantiles que recordamos del anime original, y eso puede pillaros de sorpresa por el ritmo pausado y sin incidentes de la historia, a pesar de que vaya sobre dinosuarios y viajes en el tiempo.

El humor típico de la serie y sus bromas recurrentes se deja notar muchos diálogos (además estupendamente traducidos al español, con voces en japonés), pero la mayor parte del tiempo impera el silencio y nuestra capacidad de interactuar con el mundo es muy, muy reducida.

Son, como describieron acertadamente en Polygon, "novelas interactivas de mundo abierto", donde puedes ir a donde quieres, hablar con quien quieras y hacer lo que quieras... 

Pero tampoco tienes nada interesante que hacer salvo ir de diálogo en diálogo, avanzando muy lentamente su trama, con un principio, nudo y (sorprendente) desenlace, en el que las cosas suceden porque sí en el momento en el que el juego lo decide y sin que nunca haya consecuencias.

shin chan Mi verano con el profesor

Pero entonces, ¿de qué va el juego? ¿Qué podemos hacer en Shin chan: Mi semana con el profesor? 

La herramienta que usa para marcar el progreso es un álbum de dibujos en el que vamos plasmando automáticamente todo lo que hacemos: una conversación interesante, un nuevo bicho o pez, algún acontecimiento de relevancia en el pueblo...

Podemos cazar bichos y pescar, y completar todas las especies es lo que quizás te lleve más tiempo (algunas solo salen en sitios y horas concretas, y debes averiguarlo leyendo los libros de la casa). También hay combates de dinosaurios mediante piedra, papel o tijera (son simpáticos la primera vez y luego muy tediosos).

Nuestros dibujos se pueden convertir en artículos que entregamos al periódico local que va ganando suscriptores y estrellas, y es esta la mejor forma de intuir cómo vamos en la historia (que sí, tiene un final cerrado, aunque luego puedes seguir jugando todo lo que quieras para completar todos los logros).

Shin chan

Dicho así, el juego está muy bien estructurado y tiene muchas formas de registrar tus avances. Y a la vez, parece que no ocurre nada, y en muchas ocasiones te pararás en medio de la calle y te preguntarás, ¿y ahora a dónde voy? ¡Si no tengo nada que hacer!

En cierta forma, también me sentí como un niño en muchas ocasiones, cuando pensaba que tenía una misión que cumplir o algún acontecimiento excepcional que iba a hacer avanzar la historia, y mi entusiasmo se chocaba de bruces con la indiferencia de los adultos: un breve comentario y luego todo seguía igual.

No sé si eso formaba parte de la receta de Kazu Ayabe de este chute nostálgico para treintañeros. Quizás sí: el juego me hizo sentir como de niño en mi pueblo en verano: los días son interminables, todos son iguales y aunque en mi imaginación pasaba de todo, la capacidad de influir en el entorno para un renacuajo como yo era nula. 

 

Attack of the summer dinosaurs

El mood del juegode Shin chan me recordó a uno pequeño título de culto que jugué en 3DS y que publicó Level 5 en occidente, llamado Attack of the Friday Monsters, uno que habitualmente suele salir en la lista de juegos de la eShop que descargar antes de su cierre definitivo.

Después, descubrí que de hecho ambos son de los mismos creadores. Aunque ningún Boku no Natsuyasumi ha salido en occidente, Attack of the Friday Monsters es la excepción

Shin chan Mi verano con el profesor

De hecho, es una buena comparativa porque ambos juegan con el mismo tipo de realismo mágico, con elementos fantásticos que surgen en el mundo pero a los que nadie les presta demasiada atención. 

En el caso de Shin chan, dinosaurios que deambulan por las calles como si nada, contribuyendo a esa extraña sensación de estar viviendo en un sueño que es tan extremadamente idealizado... que resulta raro, irreal y un poco incómodo.

Shin chan Mi verano con el profesor

Shin chan: Mi verano con el profesor te hará sentir como un niño... por lo bueno y lo malo

¿Es esto algo malo? No, si sabes a lo que vas. La propuesta de ver el mundo con los ojos de un niño seguro que es atractiva para su público objetivo (recordamos: adultos con morriña de cuando eran críos). 

Que de tan relajante resultara irritante lo sentí como una lección vital. Es como un sensei que me enseña a bajarme de la velocidad a la que se mueve mundo de los adultos (y de la mayoría de juegos modernos) y ver el mundo con los ojos despreocupados de un niño.

Igual que Animal Crossing New Horizons fue para muchos una vía de escape en los tiempos de pandemia, Shin chan: Mi verano con el profesor puede tener el mismo efecto terapéutico, y aunque sea una experiencia mucho más breve, sabes que nunca sentirás el agobio y quemazón que muchos jugadores de Animal Crossing sintieron meses después por la acumulación de rutinas.

Shin chan Mi verano con el profesor

Eso no quita que el juego de Shin chan resulte aburrido en muchas ocasiones. A veces, más que relajado parece aletargado. Vas de un lado para otro haciendo "recados" que no provocan ningún efecto, los personajes son estáticos siempre y por mucho que lo intentes no varían sus rutinas ni sus líneas de diálogo.

Es visualmente precioso, y al principio te quedarás embelesado admirando sus detalladísimas pantallas. Pero a la larga, parece que solo se reduce a eso: ver postales mientras la historia se desenvuelve sola a lo largo de 6 o 7 horas.

La trama, a su manera, también habla sobre el tema central del juego: la nostalgia por la infancia. Como tal, el juego de Shin chan conectará muy bien con el público que anhelaba su lanzamiento, y lo disfrutarán mucho... siempre que se amolden a un ritmo de juego, mitad simulación mitad novela visual, con pocos equivalentes.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Shin chan: Mi verano con el profesor cumple con su objetivo de hacernos sentir como niños a través de los despreocupados ojos de Shinnosuke, con el sentido del humor de la serie, algo que encantará a los fans. Pero su ritmo muy lento y jugabilidad muy limitada (parece una aventura gráfica que casi no evoluciona) no será del gusto de todos.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Nos hace sentir como niños correteando y hablando con todo el mundo. Sus preciosos gráficos y sonido ambiente. La traducción de los textos al español.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La interactividad es mínima, se parece más a una aventura gráfica en la que nada evoluciona, y eso hace que a veces resulte... aburrido.

Plataformas:

Nintendo Switch,

PS4,

PS5

Versión comentada: Nintendo Switch

Hobby

70

Bueno

Y además