7 Seeds Parte 1
Análisis

Crítica de 7 Seeds (Parte 1) - Así es el nuevo manganime de Netflix

Por Jesús Delgado

7 Seeds es una serie manga de Surival que ahora salta al manganime como serie de producción propia de Netflix. Analizamos la Parte 1 de esta serie animada, basada en manga homónimo de la autora Yumi Tamura para la revista Shogakukan.

7 Seeds Parte 1 ya está en Netflix. El viernes 28 de junio, la plataforma de streaming VOD publicó en su catálogo los 12 primeros episodios de esta serie basada en el manga de la autora japonesa  Yumi Tamura. 7 Seeds originalmente era un manga del género survival, pensado como Shojo y Josei (para muchachas jóvenes y señoras), que, sin embargo, alcanzó a más público demográfico, ganándose los galones como un manga reconocido de ciencia ficción distópica.

¿Quieres ver Netflix en tu vieja TV? Aquí tienes los Android TV mejor valorados en Amazon

7 Seeds cuenta la historia de varios jóvenes, que despiertan de un día para otro en cámaras de animación suspendida en bases militares o en barcos. Aparentemente, el mundo ha sido devastado y ellos pertenecen a una iniciativa experimental del gobierno nipón, llevada a cabo en paralelo a otros países, con el fin de proteger a una serie de individuos con los que repoblar la Tierra en caso de cataclismo.

Ahora, miles de años después de que un meteorito impactase contra la Tierra, haciéndola inhabitable, el mundo de la superficie permite el regreso de la especie humana. Sin embargo, todo está cambiado: nuevas bestias han evolucionado, los insectos han aumentado de tamaño, como los peces, e, incluso, muchos mamíferos han desarrollado capacidades venenosas como parte de su sistema inmunológico.

Los jóvenes, a su vez, estarán divididos en cinco grupos (Primavera, Verano A y B, Otoño e Invierno), cada uno con unas características, valores y especializaciones distintas. Pronto descubrirán que juntos tienen opciones de sobrevivir, pero que desunidos están condenados a extinguirse. 

No os contamos más, vamos con el análisis y crítica de la Parte 1 (primera temporada) de 7 Seeds. En él analizamos sus puntos flacos y sus virtudes. 

No es nada nuevo bajo el sol, aunque lo aparente muy bien

7 Seeds no es precisamente novedosa, al menos no a día de hoy. Ahora bien, en 2001, momento en el que se publicó originalmente el manga, su trama fue bastante adelantada a su época. A saber, aún faltaban dos o tres años para que Perdidos (Lost) se emitiera y para que se desatara la fiebre por las series de supervivientes. Una fiebre que ha dado lugar a que cada año, aproximadamente, una cadena o estudio lance su propia versión de "un grupo de personas tratando de sobrevivir en un escenario hostil".

Teniendo en cuenta esto, hemos de decir que, en sí, 7 Seeds fue una propuesta original para su momento pero que en el contexto que llega el mercado está un poco saturado de premisas similares. Pongamos por ejemplo Los 100 de SyFy o The Society, también de Netflix. ¡Por no mencionar el culebrón zombie de The Walking Dead y su spin-off! Esto, claro, lastra bastante el impacto que pudiera tener en el público contemporáneo que ya está de vuelta de todo con el género del survival postapocalíptico.

En este contexto, espectadores que estén habituados recursos habituales del género no encontrará novedades frescas sino una reiteración de propuestas ya desarrolladas en series similares. Los búnkeres secretos, otros grupos de supervivientes que se van descubriendo paulatinamente y a ciertos arquetipos de personajes recurrentes en este tipo de historias son elementos casi obligados para que la historia funcione.

Ahora bien, en contraprestación, el anime de Netflix desarrolla muy bien los susodichos elementos y los hace brillar. A diferencia de otras historias similares (como la citada The Society, por ejemplo), 7 Seeds no va a lo fácil y plantea de forma inteligente el desarrollo de personajes. El uso del tiempo y de un protagonismo coral de todos los protagonistas, centrándose en cada uno por separado (en medida de lo posible), hace viable la exhibición de la evolución de sus respectivas personalidades y un crecimiento individual de cada uno de ellos. 

Estos son los mejores animes que ya han terminado

Otro valor importante, al menos en esta Parte 1 de 7 Seeds es la de que no parece que vaya a haber ningún giro absurdo ni ningún truco de salón. Tampoco da la impresión de que vayan a solucionar papelones con ningún recurso tipo deus ex machina, ni un giro imprevisible que destroce toda la historia para desdecir todo el relato hasta ahora. Si acaso, creemos que el argumento y el elenco de personajes va a ir ampliándose, para apostar por un relato aún más grande. Al menos, esta es nuestra percepción sin haber leído el manga, ojo. En cualquier caso, que la historia se ciña a lo importante y a desarrollar a los protagonistas de acuerdo a unas reglas y limitaciones favorece la narración, pero también la proyección de la historia en un futuro. 

7 Seeds - Manga
Arte original del manga 7 Seeds

En paralelo, que la serie pretenda circunscribirse al público Shojo/Josei, la aleja del vicio recurrente de muchos Shonen y Sheine (mangas para chicos adolescentes y señores), que es el de caer en las luchas de niveles de poder y en los combates maratonianos, que tan bien vende. Por supuesto, imaginamos que en el futuro caerá en algún vicio propio de los Shojo, pero imaginamos que, en tanto, el beneficio que obtendremos será el de un desarrollo de personalidades más acentuado. Un precio muy pequeño a pagar, en aras de una narración adictiva e interesante.

Además, y esto es importante, hay que reconocerle a la autora Yumi Tamura una buena labor de construcción de mundo. Al margen de las concesiones que haya que hacer a algunos agujeros de guión, el planteamiento de realismo de presentación está muy bien traído. Es consecuente y coherente y, en principio, hila de maravilla en casi todos los aspectos. 

Descubre los momentos más emotivos de ciertos animes y OVA's

A nivel visual también tenemos que alabar el trabajo de GONZO, estudio responsable de su producción. Sin desmerecer el trabajo de ilustración de la autora, la versión animada de 7 Seeds resulta más amable a la vista y también abre el abanico de espectadores que puedan sentirse atraídos por la obra. Algo que, por cierto, ocurre con otras obras adaptadas del manga al anime. Sirva como ejemplo de un fenómeno similar el anime de Ataque a los Titanes.

Si acaso, a GONZO se le puede echar en cara el uso de técnicas algo pasadas de moda para agilizar el trabajo de animación, como es la utilización de un mismo frame para un plano, en el que uno o dos personajes apenas se mueven, más allá del movimiento de labios o una ligera inclinación de cabeza, algo que no se aprecia demasiado salvo que el ojo del espectador esté entrenado. Por ello hemos de darle nuestro beneplácito a los animadores. 

En conjunto, creemos que los serie adictos al género de series de supervivencia estarán satisfechos. Los que busquen algo más de acción y de emociones fuertes y grandilocuencia, no encontrarán lo que buscan en 7 Seeds de Netflix. Por lo menos en esta primera tanda de doce episodios. Si la cosa se pone más intensa, el tiempo lo dirá. 

Por el momento, solo nos queda alabarle el gusto a Netflix, que está ampliando su catálogo cada vez más con una nutrida selección de animes. No solo de producción propia como el próximo remake de Saint Seiya o Ultraman, sino también clásicos como Neongénesis Evagelion o Slayers (Reena y Gaudy). Tan solo queda preguntarnos con qué nos sorprenderá antes de que acabe el año.

Valoración

Adaptación del manga de Yumi Tamura del género Survival. Sin ser nada novedoso, juega y aplica muy bien las bases del género, presentando un escenario y unos personajes atractivos.

Hobby

73

Bueno

Lo mejor

El desarrollo de personajes, el planteamiento de la historia. La ausencia de giros absurdos de guión o de recursos del tipo deus ex machina.

Lo peor

Su premisa está muy sobada desde el principio y carece de novedades. Lo precario del doblaje castellano.

Y además