Crítica de Blockbuster, la nueva y funcional serie de Netflix, cargada de ironía, sobre el último videoclub de la compañía

Blockbuster (Serie de Netflix)

Netflix ha estrenado Blockbuster, una nueva serie de comedia que nos devolverá a la era en la que bajar al videoclub a alquilar pelis para el finde era la felicidad absoluta.

Los años corren que se las pelan: parece que no hace tanto cuando algo tan simple como ir el viernes al videoclub a «pillar una peli» para el finde era lo más normal del mundo. Internet y las plataformas de streaming como Netflix cambiaron las normas del juego, condenando a los viejos videoclubes a su práctica extinción.

Muy probablemente, el ejemplo que mejor ilustra el fin de esa era fue la desaparición de la otrora imponente cadena Blockbuster. A mediados de la década de 2000, la cadena contaba con más de 9.000 establecimientos en todo el mundo. En 2010, la empresa declaró la quiebra y completó su disolución en 2014.

VIDEO

Tráiler de Blockbuster, la comedia de Netflix sobre la icónica compañía de videoclubes

Ha querido el destino, y los acuerdos, que sea Netflix, uno de los motivos por los que quebró la compañía, quien retrate en clave de comedia la desaparición de Blockbuster a través de una de sus series originales.

Se trata, claro, de Blockbuster, la serie creada por Vanessa Ramos que hoy mismo ha visto debutar en la plataforma su primera temporada.

Hoy, en Hobby Consolas, os traemos nuestra crítica de Blockbuster, temporada 1, que consta de 10 episodios de entre 25 y 28 minutos.

EL FIN DE UNA ERA

A pesar de que la disolución de Blockbuster se produjo en 2014, la serie original de Netflix ha retrasado el suceso hasta nuestros días.

Blockbuster se centra en la historia del último videoclub de la cadena, una tienda que, con sus dificultades, mantiene la marca después de la disolución definitiva de las oficinas centrales. Ojo, no debe confundirse con el verdadero «último Blockbuster», que está en Oregón, aunque se basa vagamente en él.

Si os interesa la historia de ese establecimiento en concreto, tenéis un documental titulado El último Blockbuster que explora la estoica resistencia de ese negocio ubicado en Bend.

Timmy se queda al frente de un negocio al que ha dedicado toda su vida, con una serie de empleados que son como su familia. Decidido a salir adelante cueste lo que cueste, el gerente hará lo imposible por mantener el videoclub a flote en la era del streaming, aunque ya no cuente con el respaldo de la compañía antaño internacional.

Netflix aprovecha la nostalgia para este contenido original, aunque eso no es ninguna novedad viniendo de la plataforma que tiene series como Stranger Things como buque insignia.

UNA COMEDIA DE TRABAJO FUNCIONAL, PERO POCO NOVEDOSA

Si os gustan este tipo de series, es muy probable que hayáis visto más de una producción del mismo corte que Blockbuster. Series como Superstore, The Office o Parks & Recreation, explotan el tropo del lugar de trabajo como fuente de conflictos y relaciones.

En ese aspecto, Blockbuster no innova en absoluto: Vanessa Ramos se vale del poder que la icónica compañía de videoclubes todavía tiene en varias generaciones para usarlo de reclamo.

Blockbuster

La serie no está carente de una ironía aplastante: que Netflix sea quien impulsa la producción, cuando es en gran parte responsable del declive de Blockbuster, podría considerarse un golpe bajo. De hecho, vamos a encontrar numerosas alusiones a ese hecho.

La gente dejó de bajar a alquilar la película del fin de semana cuando tuvo a su alcance el poder de internet y de los servicios de streaming para hacer lo mismo desde casa, sin moverse.

LAS PERSONAS, COMO SIEMPRE, SON LO IMPORTANTE

Como suele ser frecuente en este tipo de series, Blockbuster deposita su energía en sus personajes. Cada miembro de la plantilla de la tienda, así como algunos personajes auxiliares, tienen un encanto especial.

A Timmy lo interpreta Randall Park, a quien hemos visto en series como Bruja Escarlata y Visión. Lo acompaña, en un papel igualmente más protagónico, Melissa Fumero, que da vida a Eliza. A Fumero la hemos visto también en otra popular sitcom: Brooklyn Nine Nine.

Blockbuster

Completan el elenco principal talentos como Madeleine Arthur, Tyler Alvarez, Olga Merediz, Kamaia Fairburn y un hilarante J.B. Smoove.

Como cabe imaginar, una serie sobre un templo de la cultura cinematográfica como era Blockbuster, está repleta de referencias al séptimo Arte que nos obligarán a estar atentos para cazarlas al vuelo.

 

También tenemos cierto mensaje reivindicativo del pequeño comercio, algo en lo que se convierte el videoclub, aunque antaño fuese una franquicia de una multinacional. Al mismo tiempo, se reclama algo que ciertamente nos ha arrebatado, en cierto modo, la tecnología: el contacto entre personas cara a cara.

La serie original promete una segunda temporada, si en Netflix tienen a bien dejarla crecer. Blockbuster no inventa la rueda, aunque tampoco creemos que sea lo que pretende, pero cumple. El mero hecho de evocar la sensación de cuando alquilábamos esa película que veíamos mil veces, es un pequeño regalo.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Una serie que golpea de lleno con su capacidad para evocar la nostalgia, pero que se limita a cumplir como sitcom de lugar de trabajo. Imposible no destacar la ironía de que Netflix sea quien la estrene.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Sus múltiples referencias a la cultura cinematográfica, su capacidad para evocar momentos más sencillos y su corazón.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Más allá del reclamo de la marca que presta título a la serie, Blockbuster es un producto muy convencional.
Hobby

70

Bueno

Y además