Logo Hobbyconsolas.com

Crítica de La chica invisible: el éxito de ventas salta a formato de serie en Disney+ con mayor turbiedad

La chica invisible

Crítica de La chica invisible, la adaptación del popular bestseller de Blue Jeans a formato de serie cuyos ocho episodios lanza al completo Disney+.

La plataforma Disney Plus amplía su catálogo de producciones propias con La chica invisible, la adaptación de la novela de misterio juvenil de Francisco de Paula, conocido como Blue Jeans. Para quien quede deleitado con el resultado, un simple recordatorio: es el arranque de una trilogía así que es muy factible que los siguientes dos volúmenes también tengan su traslación en imágenes.

Ejercen de directores Norberto López Amado (3 caminos) y Aritz Moreno (Ventajas de viajar en tren) mientras que el equipo de guión es extenso, contando con Carmen López-Areal (La voz dormida), Marina Efron (Cuestión de sexo), Antonio Hernández Centeno (Caronte), Ramón Tarrés (La cocinera de Castamar) e Ian de la Rosa (Veneno).

Aunque el corazón de la historia se mantiene intacto, son numerosos los cambios respecto a la letra impresa empezando por la propia ambientación de la historia.

Mientras que las novelas se dirigen claramente a un público adolescente, aquí nos encontramos una atmósfera más oscura y turbia que busca ampliar el espectro del público objetivo, empezando por el propio hogar de la protagonista, cuya madre está ausente desde el comienzo y siguiendo por la fotografía que juega con el foco, los primerísimos primeros planos y las bajas luces.

 

Nos desplazamos a un pueblo andaluz en el que se produce un crimen que convulsiona la paz de las calles: en el instituto Rubén Darío aparece brutalmente asesinada a golpes Aurora, a la que se conoce por el mote de "la chica invisible". Junto a su cuerpo aparece un objeto que hace que los medios hablen del "asesino de la brújula".

Mientras la sombra de la sospecha alcanza a su propio padre, a sus profesores e incluso a algunas personas con las que tuvo encontronazos en el pasado, las cosas se siguen complicando.

La responsabilidad de esclarecer lo ocurrido recae sobre el teniente de la policía judicial Miguel Ángel, que a su vez es el padre de Julia, una brillante alumna del centro educativo que conocía a la víctima y a su entorno. Ella aplicará su habilidad para resolver acertijos y su memoria fotográfica para investigar por su cuenta, algo que la pondrá en una posición delicada.

Por una parte desea ayudar a su padre, pero por otra cualquier filtración prematura puede complicar la resolución del caso.

Eficiente, aunque no demasiado original

Que el thriller policiaco patrio está de moda, es incontestable y que funciona, también. Ahí tenemos los estrenos de series como La chica de nieve en Netflix, La novia gitana en ATRESPlayer PREMIUM o la adaptación de Reina roja en la que ya trabaja Prime Video. 

El principal problema de este pequeño boom en la producción es que se corre el riesgo de agotar a los espectadores. Es sensacional que se tire de talento patrio y se busque el éxito editorial como gancho para atrapar a la audiencia, pero tampoco sería de recibo que el mercado se saturara de productos demasiado parecidos entre ellos. 

La chica invisible

Disney Plus

En el caso de La chica invisible, la serie, que consta de ocho episodios de unos 30-40 minutos de duración, tiene su propia identidad audiovisual, valiéndose de recursos más identitarios desde la dirección en comparación con otras obras, pero también clona los problemas de la novela entre los que está dar demasiadas vueltas haciendo casi inevitable adelantarse al desenlace.

La serie intenta esconder mejor sus cartas y despejar de la ecuación algo naif del libro, pero solo lo consigue en algunas partes de la narración, que difieren para bien, buscando una mayor verosimilutad,

Por otra parte la banda sonora carece de la fuerza necesaria para amplificar el calado de las tragedias personales que se exponen en pantalla y a menudo se queda corta para terminar de redondear la fabulosa labor de ambientación.

Entre los pros, el acertado casting en el que destacan Daniel Grao y Zoe Stein, que ha estado nominada a Goya como mejor actriz revelación por su papel en Mantícora. También el hecho de ser una adaptación con cierta ambición: los guiones no solo buscan plantear el misterio del "quién lo hizo" sino abordar conflictos de otro tipo como las relaciones paternofiliales, el acoso o el amor prohibido.

En resumidas cuentas, merece la pena dedicarle el tiempo, aunque siendo honestos haya algunos episodios que apetezca saltárselos para llegar a la resolución. Con todo, cimenta un arranque lo suficientemente sólido como para que veamos la trilogía completa. Con la venia de la audiencia, eso sí.

VALORACIÓN:

La chica invisible invita a una maratón gracias a que se ha estrenado del tirón y deja cada episodio pendiendo de un hilo con nueva información. Acusa también dar demasiadas vueltas y peca de meter algunos episodios de relleno que hacen que sea inevitable adelantarse a la trama.

LO MEJOR:

El cambio de tono de la novela a la serie: es más oscura, adulta y turbia. Acertado el casting principal y la atmósfera de la narración.

LO PEOR:

Muchos giros de guión son predecibles y algo ingenuos. Funcionaría mejor como película sin necesidad de estirar tanto la historia.
Hobby

70

Bueno

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Hobbyconsolas.