Crítica de El club de la medianoche, la nueva serie de terror de Mike Flanagan para Netflix

El club de la medianoche Mike Flanagan

Mike Flanagan regresa a Netflix tras La maldición de Hill House, La maldición de Bly Manor y Misa de medianoche con una serie de terror juvenil basada en las novelas de Christopher Pike.

Mike Flanagan es uno de los directores especializados en el género del terror más reconocidos de nuestros días y este Halloween regresa a Netflix con una nueva serie llamada El club de la medianoche.

En sus orígenes, Flanagan ya demostraba inclinación hacia este género en sus largometrajes, pero con el lanzamiento de La maldición de Hill House (2018) su carrera empezó a asentarse, y su trabajo a ser más visto por el público. Al éxito de aquella serie le siguieron otras dos: La maldición de Bly Manor (2020) y Misa de medianoche (2021). 

VIDEO

Tráiler oficial de El club de la medianoche, la nueva serie de terror de Mike Flanagan que llega a Netflix en octubre

A diferencia de sus otros proyectos para Netflix, en esta ocasión Mike Flanagan elige adaptar la obra de Christopher Pike en lugar de contar una historia propia y, tomando como punto de partida una serie de novelas juveniles, también se ve en la necesidad de cambiar el tono de su historia.

The Midnight Club genera una sucesión de expectativas que finalmente no se cumplen, y estas expectativas van desde su misma premisa hasta el desarrollo de la serie que vemos a lo largo de sus diez episodios.

Series de terror para pasar un Halloween de miedo

Series terror

Para empezar hay que aclarar que no estamos ante una historia del todo coral, pues aunque tenemos a muchos personajes importantes en la trama, su auténtica protagonista es Ilonka, una joven interpretada Iman Benson que acaba de ser diagnosticada con cáncer de tiroides y metástasis pulmonar.

En ella veremos retratados algunos de los temas que se exploran en El club de la medianoche, conflictos a los que podemos enfrentarnos en cualquier etapa de nuestra vida pero que es más habitual empezar a desarrollarlos durante la adolescencia, como las aspiraciones académicas y profesionales o los primeros amores.

Mike Flanagan El club de la medianoche

La vida de Ilonka está a punto de cambiar por completo, pero ella se resiste a darse por vencida y decide explorar el rudimentario internet que había a finales de los noventa para dar con una solución a su fatal diagnóstico.

Tras visitar unas cuantas páginas, encuentra un centro de paliativos aparentemente milagroso, en el que otra joven de su edad y con sus mismas dolencias acabó curada. En lugar de luchar para combatir contra el cáncer, Ilonka decide internarse en el centro y convivir con otras personas que están experimentando una situación parecida.

Las mejores series de misterio de Netflix que ponen a prueba tu capacidad de deducción

Cómo defender a un asesino

Mike Flanagan regresa a una gran mansión como en sus mejores trabajos, en Hill House y Bly Manor, y se cuida de aportar ese componente de aislamiento que también adora y que vimos reflejado en Misa de medianoche.

Gracias a la época en la que tiene lugar la acción, internet no está lo suficientemente desarrollado como para que sus personajes puedan interaccionar con el mundo exterior o de tener al alcance de la mano todas las respuestas a los misterios del lugar.

Mike Flanagan El club de la medianoche

De este modo, les obliga a centrarse en las relaciones interpersonales con el resto de jóvenes del edificio y a buscar las explicaciones entre sus muros, que parecen ocultar más de un secreto y que están salpicados con diferentes tipos de simbologías.

El cristianismo se convierte una vez más en un pilar fundamental para esta serie, aunque también comparte espacio con la mitología grecolatina y convive con creencias de otras culturas impulsadas por la gran diversidad de sus personajes, quienes a su vez presentan nuevos dilemas morales.

¿En qué orden hay que ver The Midnight Club?

La premisa de El club de la medianoche puede llevar a error otra vez, al estar planteada como una reunión de pacientes terminales que se juntan por las noches al calor del fuego para contar historias de miedo, podría hacer pensar que estamos ante una antología con historias independientes.

En casi todos los episodios, que cuentan con una duración aproximada de 60 minutos, se sigue una estructura similar: la mitad del capítulo está centrado en hacer progresar la trama y la otra mitad está dedicada a las historias de terror.

Mike Flanagan El club de la medianoche

Sin embargo, estas historias no se pueden disfrutar de manera individual, ya que están protagonizadas por quienes las cuentan, convirtiéndose en una suerte de relato de sus vidas, mezclando lo vivido con lo que se querría vivir, explorando aquello que más les gusta o que más odian.

En definitiva, las historias de cada noche nos sirven para conocer más a fondo a sus personajes, y para que Mike Flanagan se divierta un poco en su apuesta formal cambiando los tipos de encuadre o la corrección de color para darle a cada narración un toque distintivo, convirtiéndolas casi en parodias de otras películas.

El club de la medianoche falla como serie de terror

El terror, en cambio, brilla por su ausencia. Desde luego, The Midnight Club tiene en cuenta todos esos elementos habituales del género: las muertes, la oscuridad, un mal que acecha, sombras, visiones, jump-scares… Pero al final todo ello se queda más en pura ambientación.

Es curioso cómo, dentro de la propia serie, sus personajes discuten sobre estas mismas cuestiones, sobre la construcción de una historia, sobre cómo asustar y sobre cómo dar con un buen final, al ser quienes narran dentro de una narración. 

Mike Flanagan El club de la medianoche

El director plantea estos argumentos abiertamente en un intento por hacer reflexionar al público mientras que nos está ofreciendo un producto convencional, que no sorprende, que no te va a impedir dormir por las noches y que, por encima de todo, ignora lo que pone sobre la mesa.

Realmente Flanagan nunca ha destacado por ser especialmente creativo ni por revolucionar el género, pero sí que ha conseguir dar con un nicho al que le gusta su visión y que disfruta de series muy correctas, permitiéndole seguir explorando unas temáticas que tanto le apasionan.

Mike Flanagan El club de la medianoche

Los misterios que envuelven al centro de paliativos y a la milagrosa curación seguramente te empujen hasta el final de la trama, convenciéndote de que se esconde algo gordo en su desenlace, pero antes de que te hayas dado cuenta ya te habrán revelado todo y no quedará nada más por exprimir, ¿quizá una segunda temporada? 

Los diez episodios de la primera temporada de El club de la medianoche están disponibles en Netflix desde el 7 de octubre de 2022, y no perdáis de vista la plataforma porque Mike Flanagan también estrenará en los próximos meses la miniserie The Fall of the House of Usher, esta vez tomando como punto de partida los relatos de Edgar Allan Poe.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

El club de la medianoche es una serie bastante genérica y que, a pesar de plantear temas interesantes, no logra superar a los anteriores trabajos de Mike Flanagan por falta de ambición.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Flanagan logra crear su obra más juvenil reflejando diversas realidades.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

No provoca pesadillas y sus misterios saben a poco.
Hobby

58

Regular

Y además

El club de la medianoche (Serie TV)

Argumento:

El club de la medianoche es una nueva serie original de Netflix creada porMike Flanagan(La maldición de Hill House,Misa de medianoche, The Fall of the House of Usher). Basada en las novelas de Christopher Pike, estaserie de terrorsigue la historia de siete pacientes terminales que residen en el hospicio Rotterdam Home y se reúnen regularmente al...