Ir al contenido principal
Loco por ella Netflix
Análisis

Crítica de Loco por ella: la comedia romántica de Netflix y su cariñoso respeto a la enfermedad mental

Crítica de Loco por ella, dirigida por Dani de la Orden y escrita por Natalia Durán y Eric Navarro. La nueva comedia romántica de Netflix España está protagonizada por Álvaro Cervantes, Susana Abaitua, Luis Zahera, Paula Malia, Clara Segura, Alberto San Juan y Aixa Villagrán, entre otros. El estreno de Loco por ella en Netflix España es el 26 de febrero de 2021.

¿No os ha pasado alguna vez que una película llega en el momento y con el mensaje exactos? Pues éste es uno de esos casos para quien escribe estas líneas. No por su enternecedor mensaje a favor de un grupo social injustamente condenado al ostracismo, sino por su gratificante respeto a una condición que nos une a todos: la tortuosa búsqueda de la felicidad. Con matices algo naifs, pero, por qué no, vamos a darnos el gusto. Hoy hablamos de Loco por ella, la nueva película de Netflix España que protagonizan Álvaro Cervantes (Ofrenda a la tormenta) y Susana Abaitua (Patria), con quienes tuvimos el gustazo de hablar hace unos días, junto a Clara Segura, Paula Malia, Aixa Villagrán y un soberbio Luis Zahera (La Unidad, Celda 211).

Dirigida por Dani de la Orden (Hasta que la boda nos separe, Mamá o papá) con el guion de Natalia Durán y Eric Navarro, la plataforma de streaming nos cuenta el fortuito encontronazo entre Adri (Álvaro Cervantes), un joven con más seguridad en sí mismo que las tazas de Mr. Wonderful, y Carla (Susana Abaitua), la chica a la que todos querríamos acompañar de fiesta para tener una noche memorable.

Ella sólo quiere explotar la pasión de la locura, disfrutar sin corsé de la vida en una relación de solo unas horas. Él cumple con la experiencia y la actitud para ese objetivo, pero lo que ambos rechazan terminará siendo el motivo de su unión: el amor, sea cual fuere su forma, como antídoto para la vida.

Disney+

Suscríbete a Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

No temáis por la cursilada; la comedia romántica de Netflix no va a contarnos la historia de dos ancianitos que se besan bajo la lluvia antes de perderse en la memoria. Ese es el fondo, pero la forma se dibuja como un cariñoso y explícito mensaje de normalización y visibilización de las enfermedades mentales. Porque Carla, cómo no, tiene su trasfondo: está internada en un centro psiquiátrico y se ha escapado para vivir una noche sin control. ¿Qué hará Adri para perseguir la felicidad? Internarse voluntariamente con ella fingiendo una condición para recuperar aquello que no había encontrado en la superficie de su estilo de vida.

No es una comedia romántica más

Loco por ella sigue los patrones habituales del género, pero intenta desmarcarse mediante los diálogos de la pastelada empalagosa. No deja de llevar la etiqueta de ficción, pero ¿por qué íbamos a necesitar más realidad? La estructura de nudos de la película mantiene el equilibrio entre romanticismo, comedia y, para un fin mayor, sí; también realidad. Una realidad incómoda y tabú que camina por una ruta similar a Campeones y su demostración de nuestra discapacidad social, con un punto menos de riesgo, pero con un espíritu que aspira a transmitir emociones que nos pongan en contacto con aquello que ignoramos. Y en eso, Luis Zahera y su personaje son una absoluta delicia.

Loco por ella Netflix

El guion de Durán y Navarro construye con ternura un personaje muy difícil de equilibrar para no caer en el mal gusto o el absurdo, pero la interpretación de Luis Zahera no solo exprime lo escrito, sino que nos lleva a las escenas más emotivas de la película. Se convierte en el vehículo subrepticio que pone en comunión al espectador con la complejidad de una enfermedad mental que desconoce mediante los sentimientos, dando lugar a una subtrama de la que, por desgracia, todavía tenemos mucho que aprender.

De la Orden da forma al plan con su dirección, imbuyéndose de esas ideas que pretenden hacer de Loco por ella una comedia romántica que aporte algo más que una tarrina de helado en el estómago. Utiliza recursos sencillos, pero efectivos, y, sinceramente, con la película de nuestras vidas durante las últimas fechas, qué daño puede hacernos la simplicidad de una historia entrañable contada con gusto.

Loco por ella Netflix

La película se desarrolla con un ritmo imparable gracias al montaje, otorgando valor a cada secuencia sin dejar de lado el humor. Porque aunque no persigue la comedia ácida, consigue con delicadeza colarnos momentos, diálogos y reacciones verdaderamente divertidas con las que soltar alguna que otra carcajada. Y, para ser justos, acertar con el humor y la sensibilidad en una historia basada en vida dentro de un centro psiquiátrico merece un piropo.

Loco por ella Netflix

Por su parte, Álvaro Cervantes y Susana Abaitua, como también el resto del reparto principal, firman un gran trabajo. Cervantes en un perfil con mayor evolución, reflejando con seguridad y firmeza el primer tramo de la película para su personaje, y Abaitua con un magnetismo imprescindible para que la historia principal dé sentido al conjunto de la película. Ambos consiguen distanciarse de la exaltación insoportable en una historia que trata también sobre los excesos y el peligro de nuestro propio atrevimiento.

Podríamos hablar de los riesgos de cierta romantización efectista de una realidad mucho más compleja, de un rascado en la superficie que permitiría una reflexión más profunda o de un final que deja cierto sabor amargo por el tono que marca el resto de la película. pero también podemos hacerlo con un equilibrio envidiable que escapa de los prejuicios, una visibilización tan respetuosa como instructiva y un conjunto en el que todos podemos encajar. Porque no está más loco el que persigue al loco. Es el primero el que todavía no es consciente de su locura.

Valoración

Loco por ella es una reflexión cariñosa de la enfermedad mental bajo los cánones de la comedia romántica, pero que ofrece una idea renovadora y absolutamente disfrutable con un Luis Zahera que lleva consigo la emoción y el mensaje de una película perfectamente equilibrada.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Luis Zahera y el calado de su personaje en una subtrama que resume el espíritu de la película.

Lo peor

La precaución en el desarrollo puede dejarnos esperando más, y es una lástima no poder comprobar su efecto en salas.

Y además