Crítica de Esta mierda me supera, la serie adolescente con superpoderes de Netflix

Esta mierda me supera

Está claro que Netflix tiene en el público adolescente un objetivo bien marcado y, si por el camino atrapa a usuarios de edades más elevadas, estupendo. Tenemos ejemplos en series como Élite o Las escalofriantes aventuras de Sabrina y, quizá con un mayor parecido a esta última, nos llega una serie llamada Esta mierda me supera, de los creadores de The End of the F***ing World.

Consigue el cómic en el que se basa esta serie

Personalmente, y aunque sabemos que tiene su buena legión de seguidores, nosotros no quedamos muy satisfechos con aquella serie, así que arrancamos el visionado de Esta mierda me supera con expectativas moderadas. Y es cierto que las cosas arrancan de forma parecida: una chica poco popular y que usa la estrategia pasivo-agresiva para hablar con todo el mundo, un chico bonachón que quiere conocerla mejor... Pero desde el principio hay una semilla plantada que nos deja claro que la cosa va a ir más allá. Lo primero que vemos de Sydney, la protagonista, es que está corriendo, bañada en sangre. También, que tiene algún tipo de superpoder, pero ella no sabe definirlo ni comprenderlo.

VIDEO

Tráiler subtitulado de Esta mierda me supera

La primera temporada de Esta mierda me supera solo consta de 7 episodios de unos 20 minutos de duración cada uno, así que se ve casi sin que nos demos cuenta. Ese es uno de los factores que hace que, aunque al principio los personajes puedan parecernos resabiados y cargantes de más, sigamos atentos porque se nos ha anunciado desde un principio que algo gordo va a pasar.

Al principio, los extraños poderes psíquicos de Sydney se manifiestan poco y la historia gira más en torno a sus problemas personales: su depresión por el inexplicable suicidio de su padre y la mala relación con su madre, su amistad inestable con Dina y su nuevo novio pelmazo, la insistencia del rarito Stanley para que sean amigos... Todo esto forma parte de un todo y, poco a poco, lo personal y lo "superpoderoso" se van interconectando, pero hemos de tener algo de paciencia hasta que eso suceda.

Esta mierda me supera

La narrativa recuerda mucho a la de The End of the F***ing World (mucha introspección sazonada con música indie o temas pop clásicos y enfrentada a los secundarios que no son "losers"), pero los acontecimientos, como decimos, van ganando peso con cada nueva idea de olla de Sydney. En ese sentido, podríamos decir que es un 60% de drama, un 35% de comedia... Y un 5% de otra cosa que mejor no comentamos.

Hay que decir que los superpoderes no están aquí solo para generar misterio, sino que, claramente, suponen una hipérbole de los sentimientos, dudas e iras que experimenta todo adolescente en algún momento de su vida. I'm Not Okey With This (así se llama la serie en su versión original) tiene mucho de catárquico para esa parte del público que sienta que el mundo no los comprende y que les gustaría poder dejarlos sordos de vez en cuando con un grito ultrasónico... O algo así.

Esta mierda me supera

Pero no, esta serie de Netflix no es una metáfora y ya está. Pasan cosas relacionadas con superpoderes, pero no en la línea de un Vengadores Endgame, sino más bien al estilo de El Hijo o Chronicle: la protagonista ve sus poderes más como una amenaza (para sí misma y para los demás) que una bendición. Hay quien ha dicho que esto huele a "reinvención de Carrie" y algo de eso hay... Pero no son las cosas que esperáis. Desde luego, hay que ver la temporada hasta el final para juzgarla. Su episodio final no tiene desperdicio.

Únete a Disney y disfruta de su nuevo canal STAR

Únete a Disney y disfruta de su nuevo canal STAR

Disney+ estrena nuevo canal, STAR, incluido de forma gratuita en su plataforma y con contenidos como Deadpool, Anatomia de Grey y otras series para adultos.

Darse de alta

Uno de los mayores pilares de Esta mierda me supera es la actriz protagonista, una estupendísima Sophia Lillis que ya nos encantó en las dos películas de It. Ahora, se enfrenta a un papel más complejo, lleno de cambios de emoción y de situaciones extremas, del que sale perfectamente parada. También hay que mencionar Wyatt Oleff, que interpreta a su amiguete Stanley... ¡Y que también aparecía en las películas de It, así que se conocen bien!

Esta mierda me supera

Jonathan Entwhistle, creador de esta serie y de The End of the F***ing World, consigue dejar aquí su impronta con aroma a cine indie (sus protagonistas adoran las películas en VHS y comparan un partido de fútbol americano con una tragedia de Shakespeare, cómo no), pero a la vez sabe articularlo todo para crear una mezcla muy interesante de misterio, drama y comedia aventurera adolescente. Necesita revisar mejor sus tiempos al principio (¿cómo puede hacerse largo un episodio de 20 minutos?) y su final abierto de temporada denota que quieren crear su propio Stranger Things, pero aún así nos ha parecido un viaje interesante. Estaremos atentos al desarrollo (adolescente y superheroico) de Sydney.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Un viaje algo lento al principio, pero que se va volviendo más y más interesante a medida que avanzan los episodios. Hay que ver la temporada entera para juzgarla.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Las interpretaciones de Sophia Lillis y Wyatt Oleff dan mucha vida a la historia. El misterio que rodea a los poderes nos mantiene atentos.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El comienzo es un poco cargante. Los personajes son resabiados de más. Se acaba cuando de verdad se pone interesante del todo.
Hobby

80

Muy bueno

Y además

Esta mierda me supera (serie de TV)

Argumento:

Los creadores de The End of the F***ing World han creado para Netflix una nueva serie adolescente llamada Esta mierda me supera y que presenta un giro muy especial: su protagonista, Sydney, tiene algún tipo de superpoder psíquico, pero no es capaz de controlarlo ni de entenderlo del todo. En su diario, anota los problemas que esto le causa, a la ve...