Super Crooks (Netflix)

Super Crooks, adaptación anime de la obra de Mark Millar, es el nuevo intento fallido de Netflix de aportar su granito de arena al mundo de los superhéroes con un producto del Millarworld

¿Cómo sobresalir en un mundo donde la competencia es tan feroz y tan frecuente, donde ni siquiera los más capacitados pueden ser competentes? No es que realmente estemos hablando del universo que representa Super Crooks —aunque podríamos—, sino que estamos refiriéndonos al género de los superhéroes en el espectro audiovisual de 2021.

Si antes el despliegue más gigantesco y heroico estaba reservado al cine, con el establecimiento y la consolidación de las series de Marvel en Disney Plus, The Boys en Prime Video y el Universo DC en HBO Max las reglas del juego han cambiado considerablemente.

La televisión se ha convertido en apenas unos meses en la ubicación idónea para todas estas historias de superhéroes que tanto nos gustan. Y, aunque ya logró hacerse un hueco en el pasado con Daredevil, Jessica Jones y demás, Netflix sigue buscando su filón de capas y superpoderes para ponerse al día con la competencia.

Lo intentó recientemente con adaptaciones tan sonadas como The Umbrella Academy e incluso con películas que venían a emular los mundos heroicos. Pero, sin lugar a dudas, el gran paso que dieron fue la afiliación con Mark Millar y la posibilidad de adaptar todo lo que había salido dentro del sello Millarworld.

La serie de Jupiter’s Legacy fue su primer gran movimiento, poniéndose a la cola de series como la mencionada The Boys e incluso tratando de venderla así de cara al público de masas. Sin embargo, no obtuvo el reconocimiento ni la repercusión que esperaba. Y, de hecho, pasó sin pena ni gloria, aportando poco o nada al género y a la “guerra”.

Ahora, también de la mano de Mark Millar y el sello Millarworld, ha llegado Super Crooks, una nueva serie de superhéroes en Netflix que viene a apuntalar la parcela animada de finales de año después de habernos dejado sin palabras con Arcane hace unas semanas.

¡Os dejamos el tráiler oficial de Super Crooks para ver qué os parece!

VIDEO

Tráiler oficial de Super Crooks (Netflix)

Basada en el cómic de Mark Millar y Leinil Francis Yu, Super Crooks es un anime de Netflix creado por Motonobu Hori (BECK: Mongolian Chop Squad, Carole & Tuesday) y escrito por Dai Sato. Se trata de una coproducción estadounidense y japonesa, un mano a mano entre la línea animada de Netflix y uno de los estudios secundarios de Bones.

Para los más expertos en el “mundillo” del anime, Bones es una de las mayores leyendas animadas del país nipón. Estamos hablando de la empresa que está detrás de series de la factura de My Hero Academia, Mob Psycho 100, Fullmetal Alchemist, Soul Eater y Noragami, entre muchísimos otros animes, películas, OVAs, ONAs e incluso videojuegos.

Super Crooks está protagonizada por un tipo llamado Johnny Boy que, después de poner al límite sus superpoderes (control de la electricidad) y tomar la senda incorrecta, acaba en la cárcel. Tras salir de ella, se reunirá con sus viejos compañeros de armas para dar un “último golpe”, el misterioso robo de unas joyas.

Es curioso cómo, en los primeros instantes del visionado de este anime de Netflix, uno piensa irremediablemente en Invencible, One Punch Man y My Hero Academia, aunque le sorprende considerablemente la animación empleada por el estudio Bones, una suerte de mezcolanza entre el diseño tradicional y el moderno.

Sin embargo, esa sensación se dinamita pronto por el “efecto Millar”, esa suerte de plot twist irreverente y transgresor tan característico en sus obras, donde los poderosos no se limitan a hacer el bien por el bien, sino que tienden a usarlos como vehículos materialistas y, en muchos casos, como objetos del mal.

Imagen promocional del anime Super Crooks (Netflix).

En ese ejercicio clásico (podríamos decir milleriano), Super Crooks no tarda en convertirse en el manido “si no uso mis superpoderes para ser un superhéroe, entonces seré un villano”. Porque, claro, el camino más recomendable siempre suele ser el más difícil y la vida ya es bastante complicada como para ser un héroe, ¿verdad? ¡Que se apañen los demás!

Del Electro Boy naif e ignorante del principio nos topamos con un Johnny Boy antiheroico, pero tan arquetípico como el niño que sueña con ser como los grandes superhéroes que sobrevuelan por encima de sus cabezas. El típico “tirado” sin fortuna que está a un solo golpe de montárselo rematadamente bien, pero que nunca termina de cuajar.

Lo divertido de Super Crooks es su consistente guion, con un desarrollo de personajes correcto y una animación poderosa, especialmente en las secuencias de acción. Si conoces el material original, quedarás encantado; si no lo haces y te dejas atrapar por ella, tres cuartos de lo mismo.

Sin embargo, le falta ser algo más efectista. Quizá por lo malacostumbrados que estamos con el resto de productos superheroicos, quizá porque esto no deja de ser una adaptación de Mark Millar y no hay nadie más efectista y superficial que él. Pero le falta fuerza, alma, ese “no-se-qué” o “qué-sé-yo” que termine de auparla al sobresaliente.

Y es que la consistencia de su historia no llega a ser del todo estimulante, y lo que parece ser un sugerente brebaje con ingredientes de las mencionadas Invencible, My Hero Academia y One Punch Man se convierte en algo plano y hasta ridículo, perdiendo toda la audacia que sus personajes insinúan en primera instancia.

No obstante, Super Crooks es un anime de superhéroes rápido y veloz, cortito y al pie, con apenas trece episodios de veinte a treinta minutos de duración. Ese tipo de serie animada de Netflix que te comes en una tarde, con una de esas maratones de proyección tan características de la plataforma streaming por antonomasia.

Fotograma del anime Super Crooks (Netflix).

En la cuasi eterna búsqueda de los huevos de oro que es la gallina de los superhéroes, Netflix tendrá que seguir buscando. Intentó obtener The Boys con Jupiter’s Legacy y ha intentando crear su Invencible —o algo similar— con Super Crooks. En ambos casos, desde nuestro punto de vista, han sido adaptaciones insuficientes.

La parte positiva para la empresa estadounidense es que sigue teniendo un montonazo de obras de Mark Millar y su Millarworld esperando en la retaguardia. Quizá, al final, de tanto intentarlo acabe obteniendo su ansiada franquicia de superhéroes, esa que le “robó” Disney Plus cuando nos dejaron huérfanos de un abogado ciego con obsesiones religiosas.

Películas de netflix con giros de guion

Películas de netflix con giros de guion

Si eres todo un amante de los finales sorpresa e inesperados, aquí te dejamos algunas películas de Netflix con giros de guion que no te ves venir.

Descúbrelas

Sea como sea, ¡os recomendamos ver Super Crooks porque se hace realmente amena! ¿Le daréis una oportunidad? ¡Déjanos un comentario con tu opinión al respecto!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Super Crooks no alcanza a ser el anime que promete ser, una suerte de brebaje entre 'Invencible', 'My Hero Academia' y 'One Punch Man'. Es divertida y eficaz, rápida y práctica, pero la consistencia de su guion y sus personajes no es suficiente para evitar la pérdida de audacia y de magia. Necesita más identidad para brillar y no la tiene.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Es un anime rápido y veloz, con un divertido y rico universo de fondo y el típico protagonista cliché con el que es fácil sumergirse en la historia.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Pierde toda la audacia y la magia de su premisa por culpa de un guion consistente, pero poco efectista. Le falta alma y corazón, identidad.
Hobby

65

Aceptable

Y además