Crítica de Trol, el blockbuster noruego de Netflix con un monstruo duro como una roca - Disfrutón, pero convencional

Trol

Noruega abraza el cine de monstruos con Trol, un blockbuster que sorprendió con su tráiler, pero ¿logrará hacerlo la película completa?

Diciembre arranca en Netflix con la promesa de traernos algunas series interesantes como Sonic Prime, con la que la plataforma despedirá el año. Pero en lo cinematográfico también tendremos alguna película que destacará, y el mismo 1 de diciembre llegará la primera.

Se trata de Trol, un filme noruego que hace algunos meses sorprendió a propios y extraños con su interesante tráiler y que ahora llega a la plataforma como película original con el objetivo de demostrar su potencial.

VIDEO

Tráiler de Trol, la nueva película original de Netflix del director de Tomb Raider

Al frente del proyecto tenemos a Roar Uthaug, a quien muchos conoceréis por haber dirigido la película de Tomb Raider de 2018 con Alicia Vikander, o el thriller catastrofista La ola (Bølgen).

El tráiler de Trol ya apuntaba maneras a que nos íbamos a encontrar con un blockbuster con tintes del folclore nórdico y ese aroma a Godzilla que no puede evitar emanar.

Hoy, en Hobby Consolas, os traemos nuestra crítica de Trol. ¿Será digna de entrar en el panteón de las películas de monstruos gigantes?

El folclore nórdico al servicio de la acción

La película original de Netflix parte de la premisa de la existencia de los troles, criatura del folclore de países como Noruega. Estas criaturas, gigantes como una montaña y de cuerpos pétreos, desaparecieron hace cientos de años, y se han convertido en mitos.

Sin embargo, la construcción de un túnel en una región montañosa de Noruega despierta algo que nadie habría imaginado y que tiene desconcertados a políticos, militares y científicos.

Solo una paleontóloga, educada por su padre en el mundo del folclore, termina por descubrir que la criatura que ha despertado de su letargo es un trol.

El problema, claro, es que el amigo de piedra de 40 metros de altura se dirige hacia Oslo, y tiene la misma afición que colosos como King Kong o Godzilla por redecorar ciudades.

Disfrutón, pero no arriesga en el género

Vista la premisa, Trol no es una película que redefina en modo alguno el género del cine con criaturas gigantes. De hecho, los fans de este tipo de filmes vais a encontrar un montón de referencias y paralelismos con películas como El mundo perdido (Jurassic Park II) o las ya citadas películas de Godzilla.

Roar Uthaug tira de clichés para construir la historia y que funcione, con un elenco de personajes algo trillados, aunque siempre funcionales.

La película original de Netflix tiene algunos momentos de alivio cómico que salpican la marcha a zancadas de sus secuencias de acción. Se nota que Roar Uthaug tiene mano con el cine catastrofista, especialmente en el primer cuarto de la película.

No podemos obviar, claro, el claro y nada sutil mensaje ecologista que abraza este blockbuster noruego. Sus 103 minutos nos van a dejar fantásticos paisajes y diálogos deliberadamente enfocados en la concienciación medioambiental, todo ello cubierto con un fino velo de folclore. No es algo malo, y desde luego es práctico.

Un elenco entregado que no termina de transmitir

El reparto de Trol está encabezado por Ine Marie Wilmann, Kim Falck, Mads Sjøgård Pettersen y Gard B. Eidsvold. Cada uno de sus personajes tiene un rol del que no se mueve, con un desarrollo bastante limitado y conflictos que, aunque los condicionan, no contribuyen demasiado (o nada) a su desarrollo.

De hecho, el trasfondo de algunos personajes únicamente rinde pleitesía al alivio cómico, sin más. El guion de Espen Aukan pudo dar algo más de profundidad a sus protagonistas, pero se limita a chapotear en la superficie.

El elenco lo completan intérpretes como Anneke von der Lippe, Fridtjov Såheim, Dennis Storhøi o Karoline Viktoria Sletteng Garvang. Como sucede con el reparto principal, son personajes estereotipados, aunque en este caso es más comprensible que no se arriesgue con cambios más bizarros.

 

Podemos destacar, eso sí, la fotografía de Trol: los paisajes noruegos siempre son un regalo para la vista. Es algo que hemos visto en otras series nórdicas como Ragnarok (de Suecia), y que el blockbuster noruego de Netflix se asegura de explotar.

Sin ser malo, el CGI de Trol tampoco es la bomba. Es posible que los fans de los efectos visuales no tarden en decidir que la película ha quedado obsoleta en ese apartado. Quizá, Trol debió apostar por jugar más con las pistas del monstruo titular que por mostrarlo tanto tiempo a plena luz.

Trol no es una mala película: es entretenida, trepidante, y sus personajes, aunque los hemos visto hasta en la sopa, funcionan. Pero se trata de una película que no innova ni arriesga más allá de aprovechar el "boom" por el folclore nórdico que se vive en los últimos años en el resto del mundo.

Como adición al catálogo de Netflix, es interesante. Trol es una película perfecta para ver cuando no tienes ni idea de qué ver, pero no quieres romperte la cabeza buscando. Si lo que andas buscando es una película que te emocione y te haga redefinir tu existencia, sigue tu camino.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

A pesar de su bizarra mezcla de la fanfarria del blockbuster con la mitología nórdica, Trol ofrece un CGI que se limita a cumplir, y personajes funcionales, pero tremendamente planos.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La combinación del folclore noruego con la dinámica catastrofista y la pirotécnica del blockbuster puro de Hollywood.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Si buscas una película innovadora, Trol no es una opción.
Hobby

65

Aceptable

Y además

Trol (2022)

Troll

Lanzamiento:

Argumento:

Trol es una película original de Netflixque dirigeRoar Uthaug, cineasta detrás de otros títulos comoTomb Raider, La ola (Bølgen) o Flukt: En los tiempos de la peste. Esta película de acciónse ubica en las localizaciones de Noruega, donde enlo profundo de la montaña Dovre, algo gigantesco se despierta después de mil años de cautiverio debido a un...