X-Men Fénix Oscura
Análisis

Crítica de X-Men Fénix Oscura, la película final de X-Men

Por Daniel Quesada

El poder de los X-Men llega al máximo con el estallido de Fénix Oscura, la película final de un universo mutantes que arrancó en los cines hace ya 19 años. Veamos hasta dónde alcanza el poder de Jean Grey.

La trayectoria de las películas de X-Men ha seguido un curso accidentado a lo largo de los años. Las primeras películas de los mutantes, esas que "descubrieron" a Hugh Jackman, conquistaron al público, pero la cosa se volvió inconsistente con los spin-off de Lobezno, la nueva trilogía o esa X-Men: La decisión final que decepcionó a varios. Precisamente, la X-Men Fénix Oscura que ahora nos ocupa viene a ser una suerte de segundo intento a la hora de contar esa historia, la de la versión más poderosa de la telépata Jean Grey.

Prueba Amazon Prime Video gratis durante un mes

La historia continúa un tiempo después de los acontecimientos vistos en X-Men Apocalipsis, la anterior película de la saga, con una serie de acontecimientos que desencadenan que la Fuerza Fénix, una especie de poderosa energía cósmica, sea absorbida por Jean Grey, la cual poco a poco comenzará a verse corrompida y desbocada por este inmenso poder. Para colmo de males, una raza alienígena llamada D'Bari (no, no son skrulls) viene en busca de ese poder... Así las cosas, la Patrulla-X deberá frenar el poder de Fénix Oscura sin dañar (demasiado) a su amiga Jean Grey.

¿Qué pintará Magneto en todo esto? ¿Hasta qué punto desatará Fénix Oscura su poder? Tendréis que ver la película para descubrirlo, pero ya os adelantamos que el devenir de los acontecimientos tiene poco que ver con los cómics de La saga de Fénix Oscura en la que se inspira. Os da más detalles mi compi Jesus Delgado en su crítica comiquera de X-Men Fénix Oscura.

En cualquier caso, podéis tener claro que esta película dirigida por Simon Kinberg (el cual había sido hasta ahora productor de la franquicia) sigue la estética, el tono y el camino marcado por X-Men Primera Generación. Esto incluye un profesor Xavier más joven e impulsivo (quizá se ha forzado demasiado aquí su faceta egoísta para hacer avanzar la trama, lo cual queda un tanto inverosímil), un Magneto menos extremista... Y sí, una Mística a la que le meten el papel de líder con calzador, porque de alguna forma hay que justificar que en su momento dieran ese papel a Jennifer Lawrence. En cualquier caso, si hay alguien que lleva aquí el peso de toda la película es esa Jean grey interpretada por Sophie Turner. ¡Y lo hace de maravilla! Durante todo el metraje la vemos retorcerse de dolor, enfurecerse, sufrir, luchar contra sus instintos... Es, sin duda, la mejor representación de Jean Grey que se ha puesto nunca en pantalla y demuestra el talento de la actriz que dio vida a Sansa Stark en Juego de Tronos.

A pesar de ello, se echa en falta que a nivel de dirección si intente profundizar más en el conflicto del personaje, lo que siente de verdad. Ese desgarro que se veía en los monólogos interiores (tanto de ella, como de Cíclope) de los cómics es lo que hace verdaderamente trágica la historia y aquí apenas se dan unas pinceladas a nivel de guión. De no ser por la estupenda actuación de Turner, la cosa podría haberse venido abajo.

Es tanto el peso que tiene su personaje en X-Men Fénix Oscura que da la sensación de que los guionistas no saben muy bien qué hacer con algunos de los personajes restantes del grupo. Posiblemente, el más perjudicado sea Quicksilver, el cual había brindado algunos de los momentos más memorables de las dos películas previas y aquí apenas aparece un par de minutos.

X-Men Fenix Oscura

Con él, se echan a un lado también los momentos de humor en la que sin duda es la película más seria (realmente dramática, por momentos) de la nueva hornada de X-Men. Sí se infiere, por otro lado, que los responsables de esta Dark Phoenix han querido cerrar un poco el círculo y dar protagonismo a los que siempre han sido los X-Men más reconocibles por el gran público. De esta forma, ganan mucho protagonismo Rondador Nocturno, Bestia, Tormenta y Cíclope, los cuales por fin demuestran su verdadero potencial para dar espectáculo.

El caso de Jessica Chastain es algo más plano. Su personaje tiene mucho protagonismo y el look de "alienígena serena y chunga" es muy interesante, pero tanto sus motivaciones como las del resto de su especie son bastante simplonas y poco atractivas. Hombre, no pedimos que todas las películas de superhéroes tengan el Thanos de Vengadores: Infinity War, pero una actriz de este calibre daba para mucho más. Tanto el Xavier de James McAvoy como el Magneto de Michael Fassbender sí están a la altura dramática de lo esperado, aunque el desarrollo de sus personajes pueda chirriar a algunos fans. En cualquier caso, con ellos también se cierra un cierto círculo, con homenaje final a las películas originales de Brian Singer en los últimos minutos del metraje. Fijaos en el nombre de la cafetería... También vemos algunos mutantes nuevos, como Quire, Selene... ¡Y ojo al cameo de Dazzler!

X-Men Fenix Oscura

En conjunto, X-Men Fénix Oscura es una película de superhéroes que no tiene ningún aspecto especialmente memorable y que quizá hubiera necesitado ser más explosiva para cumplir con su papel de "episodio final", pero que cumple con lo que promete, especialmente en unos combates que van de menos a más (el acto final es frenético y divertido) y en una estética que resulta realmente hermosa cuando Fénix Oscura desata sus poderes. Es por tanto, un cierre de lo más digno a una franquicia que, muy posiblemente, tenga un nuevo comienzo tras el chasquido de dedos del ratón Mickey. Nosotros estaremos atentos a todo lo que nos quieran ofrecer los mutis.

Hay más mutantes (y superhéroes, en general) ahí fuera

Recuerda que puedes consultar nuestra valoración de todas las películas anteriores de X-Men, así como de cualquier otra película de supertipos en nuestro especial de críticas de cine de superhéroes. ¡Está actualizada para que no falte ninguna película basada en cómics de Marvel, DC y demás!

Valoración

Un muy correcto cierre para una saga de superhéroes que marcó época. Mejora lo visto en Apocalipsis y encuentra su propio rumbo, a pesar de no ser particularmente original.

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

La actuación de Sophie Turner, que aguanta el peso de casi toda la película. Su llamativa estética.

Lo peor

Los villanos son bastante genéricos y simplones, incluido el de Jessica Chastain. Le falta profundizar en el conflicto de Jean.