Reportaje

Los más "cool" del manganime

Por Thais Valdivia
-

Durante todo este tiempo, en el mundo del manganime siempre ha existido ese personaje que, aunque borde y duro, siempre ha tenido su corazoncito.

¿Qué sería del manganime sin esos personajes que no nos dejan indiferentes? Rudos hombres de pelo en pecho a los que no se les pone nada por delante y que no temen a nada y ni a nadie porque no tienen nada que perder. Además, algunos de ellos pecan de bravucones sin corazón pero en el fondo (muy fondo) son un cacho de pan. Esta fría máscara que pasean por la vida siempre se viene abajo en el momento en que algún ser querido está en peligro. Ahí, sin dejar de lado su forma de ser, demuestran ser unos personajes de los pies a la cabeza.

Vamos algunos ejemplos de 'tíos guays':

Vegeta (Dragon Ball)

Empezamos con un alto cargo de la realeza. Nada más y nada menos que con todo un príncipe que en algunos momentos consiguió quitarle todo el protagonismo al mismísimo Goku. Vegeta, con su personalidad fría y dura consiguió, aparte del corazón de la pizpireta Bulma, que más de uno le colocara en su "top 5" de personajes preferidos de la serie Dragon Ball.

Orgulloso como pocos, Vegeta demuestra en más de una ocasión ser un guerrero temible y un cabeza de familia respetable. Y es que este personaje sufre un cambio de personalidad a tener en cuenta a lo largo de toda la obra creada por Akira Toriyama. A tanto ha llegado dicho cambio que incluso se marca unos buenos bailes en Dragon Ball Z: Battle of Gods.

Hatake Kakashi (Naruto)

Con una tranquilidad pasmosa, este ninja de la Villa Oculta de la Hoja puede presumir de haber tenido un maestro de altura y ser el entrenador de otro ninja igual o mejor. El sensei del alocado Naruto es un hombre al que le encanta la literatura, en especial aquellos escritos por Jiraiya, alias "ero-sennin". Cualquier momento es perfecto para leer una o dos páginas de estas historias.

Perdido en el camino de la vida, Kakashi-sensei es capaz de dejar su calmada forma de ser a un lado en el momento en que las personas que más le importan necesitan su ayuda. Eso sí, no se os ocurra quedar con él, porque pondrá a prueba vuestra paciencia llegando muy tarde a la cita.

Ikki del Fénix (Saint Seiya)

Nunca dos hermanos fueron tan diferentes. Mientras que Shun es un joven tranquilo, pacifista y sensible, Ikki ha desarrollado una personalidad dura, fría y solitaria debido al entrenamiento que tuvo que soportar toda su vida para poder convertirse en un Caballero de Atenea. Vestido con la elegante armadura del Fénix, Ikki prefiere vivir la vida apartado de la multitud y lejos del resto de Caballeros de Bronce. Aunque esta forma de ser parezca algo malo en cuanto a socializar se refiere, Ikki siempre sabe lo que hacer y lo que es importante para él.

Experto en hacer entradas en escena que salvan el día y suben el 'hype' tanto de los lectores como de sus propios compañeros, este Caballero no duda en hacerle frente a los mandamases del mismísimo Infierno con tal de conseguir su objetivo.

Lupin (Lupin III)

A la hora de hablar de un delincuente lo lógico es usar calificativos no muy agradables. Pero si ese delincuente es el mismísimo Lupin la cosa cambia y mucho. Este ladrón de guante blanco es todo un Casanova al que las mujeres le pierden, aunque a la hora de hacer su "trabajo" es el más profesional de todos.

Chulo, pero divertido, Lupin juega constantemente al perro y al gato para no ser atrapado por las autoridades. Parece que esa versión tan peligrosa del 'pilla-pilla' consigue sacar lo mejor de él y la mejor de nuestras sonrisas. Tened cuidado y guardad bien vuestras pertenencias no vaya a ser que Lupin consiga robaros algo.

Spike Spiegel (Cowboy Bebop)

Bajo las directrices de los antiguos samuráis, Spike vive cargando con las pesadas ataduras de su pasado. Por ello mantiene una actitud despreocupada  y afronta las cosas tal y como le vienen. Esto es algo que sus compañeros no entienden y que a veces critican, pero a pesar de eso tienen en muy alta estima al protagonista de Cowboy Bebop.

A pesar de que parece una persona indiferente que vive en un constante carpe diem, lo cierto es que Spike tiene una espinita clavada en su interior que intentará arrancarse de todas las maneras posibles sea cual sea el precio a pagar. Ése es su verdadero objetivo.

Bobobo (Bobobo)

El maestro del "combate del cabello nasal" no podía faltar en una lista de tíos guays del manganime. Con un estilo que puede recordar al famoso Johnny Bravo, Bobobo combate con mucho estilo contra los malvados Cazadores de Pelo, siervos del poderoso Emperador Bola de Billar IV.

Si la serie es un sinsentido en general que busca la carcajada, el personaje principal debe ser acorde a estas características tan especiales. No por ello es menos que otro protagonista, porque alguno de los que van de guays en su serie ya quisieran tener el pelazo de este rubio que tan bien sabe usar el vello de su nariz.

Kamina (Tengen Toppa Gurren Lagann)

Este arrogante personaje que posee unas gafas de sol que ya quisiéramos muchos es uno de los integrantes de la Brigada Gurren. A pesar de que tiene el ego por las nubes, Kamina aún sigue queriendo más, ya que es un chico con una insaciable sed de grandeza. Le encanta que le elogien. Además, tiene un buen ojo para las mujeres, ya que sólo se dedica a mirar a las que él considera más hermosas.

Aparte de todo esto, y de sus aires de 'chulo', Kamina tiene una determinación que hay admirar a la hora de pelear por aquello que le importa. Asimismo, es capaz de animar a sus compañeros para que continúen luchando con todas sus fuerzas, tal y como hace con el pequeño Simon. Sin duda es un gran líder con un carisma apabullante.

Sagara Sanosuke (Kenshin)

Temerario pero sencillo (no como su arma), Sanosuke siempre tiene tiempo para tomarse un buen vaso de sake mientras deja salir su lado más jovial, aunque a veces aburrido. Adicto a las apuestas, este personaje condena la mentira como si fuera el peor acto que una persona puede cometer.

En más de una ocasión, la sinceridad de Sanosuke lleva a más de un malentendido, porque suelta las cosas sin pensar en las consecuencias. Si pensáis que todo esto puede ser visto como algo malo por sus compañeros, al contrario, Sanosuke demuestra ser un gran aliado de Kenshin y compañía. Si os pide dinero decidle que no, porque igual no volvéis a verlo en mucho tiempo.

Mugen (Samurai Champloo)

El antihéroe por excelencia. Chulo, grosero, mujeriego... Mugen cumple con todas las características que un personaje principal de una serie no debe tener.  Aún así, este samurái con aires de rapero de los barrios más bajos es uno de los pilares fundamentales de la serie Samurai Champloo.

Y es que este rebelde sin causa con ganas de bronca es ese tipo de personaje que cala hondo en el espectador/lector y consigue que se le tenga un cariño especial. Desde el diseño hasta su forma de ser, todo ello es guay en Mugen. Por supuesto, no nos olvidamos de sus habilidades con la espada.

Dandy (Space Dandy)

Aquí tenemos a otro antihéroe, un recién llegado al mundillo del manganime. Con un tupé que hace temblar a todas las mujeres del espacio, Dandy es un insensible que es capaz de dejar a su tripulación a su suerte con tal de salvarse él. Es que sería una lástima que el género femenino se perdiera a un hombre como él, por supuesto.

Aunque sea un poco despiadado, Dandy saca su lado solidario cuando es necesario... o alguna chica guapa necesite algo. No es listo ni nada. Veremos cómo se las arregla este 'romeo espacial' en la segunda temporada de la serie que se estrenará próximamente.


Tenemos muchas otras recopilaciones de mangas y animes. Aquí las tenéis todas:

Lecturas recomendadas